daily menu » rate the banner | guess the city | one on oneforums map | privacy policy | DMCA | news magazine

Go Back   SkyscraperCity > Latin American & Caribbean Forums > SSC México > Metrópolis > Tijuana

Tijuana Incluye Zona Metropolitana.



Reply

 
Thread Tools
Old July 5th, 2005, 09:07 PM   #1
DRAKKO
New City!!!
 
DRAKKO's Avatar
 
Join Date: May 2004
Location: Tijuana,MX
Posts: 3,069
Likes (Received): 6

HISTORIA | 116° Aniversario de Tijuana

Datos Historicos de Tijuana


Trajo la Ley Volstead el “boom” a Tijuana en 1920

Ayuda desde Washington


Al entrar en vigor la "Ley Seca" en Estados Unidos, en 1920, el turismo en lo que ahora es la avenida Revolución creció considerablemente.

Karina Paredes
Tijuana, B.C.((PH))


Cuando la llamada Ley Seca entró en vigor, la economía de Tijuana creció en forma descomunal ante la demanda de servicios turísticos

El primer censo poblacional se realizó en 1895, después hubo otro en 1900, luego en 1910 y aunque el siguiente correspondía en 1920 por la efervescencia de la Revolución se realizó hasta 1921.

En ese año se informó que en Tijuana había mil 228 personas.

Para 1930 la población subió a 11 mil 271, es decir, diez veces más que en la década pasada; por lo tanto se dedujo que ese fue uno de los períodos en los que se multiplicó más el número de habitantes.

Al entrar en vigor la Ley Volstead de Estados Unidos los residentes de la parte Norte de la frontera comenzaron a buscar en Tijuana opciones de entretenimiento.

La llegada de estos turistas, a su vez, provocó que se abrieran fuentes de trabajo en los bares, las casas de juego, los casinos, señaló Gabriel Rivera Delgado, Coordinador del Archivo de Tijuana.

Todo aquello atrajo a mucha gente, en ese tiempo, y la gente llegó de otras partes de la República al conocerse que en Tijuana -entonces llamada Zaragoza- había oportunidades de empleo.

Recordó el coordinador del archivo que en aquel entonces los visitantes estadounidenses eran llamados excursionistas y no turistas.

Había extranjeros desde el siglo XIX
Magdaleno Robles Sánchez, decano de los cronistas de la ciudad, indicó que desde antes de 1889 se empezaron a ver a los primeros extranjeros que transitaban por la Avenida Olvera.

A ellos los traía una compañía de transportes norteamericana en la que operaban negros, quienes eran los encargados de realizar la ruta San Diego-Tijuana.

En el año de 1922, en especial, los problemas entre las comunidades de ambos lados de la frontera, sobre todo cuando intervenían las autoridades incrementaron, al grado de que a los inversionistas americanos se les prohibió traer turismo a Tijuana.

Esa medida por supuesto, afectó a la entidad puesto que el turista era la principal fuente de ingreso de quienes aquí se habían asentado, dijo Robles Sánchez.

Llegan los juegos de azar
El presidente Porfirio Díaz permitió por ley el juego en México el 5 de enero de 1908, por lo que las poblaciones fronterizas no tardaron en buscar la manera de atraer turistas norteamericanos mediante el establecimiento de lugares de apuestas.

En Tijuana el claro ejemplo de esto fue la apertura en 1916 de un hipódromo, ubicado en lo que es ahora la colonia Libertad.

Pero la bonanza económica llegó desde Washington en 1919, apenas a unos meses de terminada la Primera Guerra Mundial.

En octubre de ese año el Congreso de Estados Unidos aprobó una iniciativa propuesta por el senador Andrew J. Volstead, que consistía en prohibir la producción y venta de bebidas embriagantes en todo el país; tal disposición entró en vigor al año entrante.

Mientras que la población estadounidense vivía en medio de una serie de contradicciones morales, la proliferación de bares y cantinas en Tijuana no se hizo esperar.

El auge económico de los llamados “fabulosos veintes”, explicó el promotor cultural José Saldaña Rico, fue ayudado por el hecho de que en California se encontrara uno de los puertos más importantes de su país, San Diego.

Una gran cantidad de barcos llegaban a comerciar y traían a los marinos, quienes de alguna forma, se convirtieron en los principales clientes de las cantinas ubicadas en el pequeño poblado de Tijuana.

Estos negocios, indicó Saldaña Rico, encontraron apertura con Esteban Cantú, quien se encontraba al frente del gobierno de Baja California. Por ello empresarios de San Francisco y Los Ángeles establecieron sin problema sus cantinas y centros nocturnos en Tijuana.

Saldaña Rico platicó que al inicio de los años veinte Tijuana no rebasaba los mil habitantes, así que la mayoría de esos negocios tuvieron gran éxito, sobre todo, entre los estadounidenses.

“Los anuncios en los periódicos de aquella época publicaron que James Cofforth, concesionario que había comprado un permiso, apareció en el San Francisco Bulletin, donde se publicó que habían venido a Tijuana 8 mil 888 personas”, refirió.

Ese tipo de situaciones representaban un “boom”, dijo, ya que por todas partes la noticia se esparcía de que la venta de bebidas alcohólicas era la principal actividad en la Tijuana de aquellos “gloriosos años”.

La llegada de Miguel González
Pero también los mexicanos supieron aprovechar la Ley Seca para establecer sus negocios, y tal vez nadie lo hizo mejor que Miguel González, a quien Saldaña considera la ciudad le debe mucho más de lo que se piensa.

“Un hombre al que no se le ha reconocido en Tijuana por su trabajo es don Miguel González, dueño del Hotel Comercial, de la Cervecería Mexicali, del edificio donde hoy se encontraba el Banco HSBC, así como tiendas de curiosidades”, indicó.

“Ese personaje tuvo una visión muy especial de comercio; en algún momento le llamaron “El burro de oro” puesto que fue el hombre que alcanzó la visión de hacerse rico en Tijuana.

“Yo estoy seguro que ese señor que es más rico, dice que se quedó corto si hubiera visualizado lo que González hizo en Tijuana a base del esfuerzo...

Otro hombre de gran visión fue Ángel Fernández, señaló Saldaña.

“Todavía don Ángel Fernández, panadero, llegó de España en 1920 aquí con diez centavos, y más tarde sus hijos se convirtieron en concesionarios, entre otras cosas, de la Ford”, recordó, “tenían rentas de locales por todos lados, aunque la familia ha terminado de una manera trágica con todo su dinero”.

“A Fernández en su momento la ciudad como a muchos otros, lo rebasó; a los Fimbres, a los Limón, ya que por su propio dinamismo, no tuvieron la visión que alcanzó a tener don Ángel González”.

Por su parte, Madgdaleno Robles indicó que el comercio y espacios de recreación para el desarrollo de una Tijuana como la de hoy, tienen mucho que agradecer al turista que a principios del siglo XX jugó un papel crucial en formar la ciudad que hoy tenemos.
__________________
Tijuana: Mother of Invention

Last edited by DRAKKO; July 5th, 2005 at 09:36 PM.
DRAKKO no está en línea   Reply With Quote

Sponsored Links
 
Old July 5th, 2005, 09:10 PM   #2
DRAKKO
New City!!!
 
DRAKKO's Avatar
 
Join Date: May 2004
Location: Tijuana,MX
Posts: 3,069
Likes (Received): 6

Las apuestas trajeron el puente inicial


Puente internacional fue bautizado como “La marimba”.

La intencón de la vialidad sobre el Río Tijuana, conocida como “La marimba”, fue facilitar la llegada de turistas al hipódromo

La estratégica ubicación fronteriza que con respecto a otras entidades de la República tenía el poblado que sería Tijuana no podía ser desaprovechada por los extranjeros, particularmente los estadounidenses.

Existía un rico territorio por crecer y por ello, cuando en abril de 1909 el estadounidense John E. Russell, solicitó permiso para establecer un galgódromo en un terreno ubicado a mil metros de la línea divisoria con Estados Unidos, la idea no resultó descabellada.

El propósito era construir una pista circular de un cuarto de milla para carreras de galgos con liebres inanimadas movidas por electricidad; dichas instalaciones también incluirían cantina y restaurante.

De galgos a caballos
El permiso fue concedido y ese mismo año se formó la sociedad denominada “Jockey Club de Tijuana S.A.”, autorizada para establecer además un hipódromo, hotel y casino.

Se realizó una inversión de $250 mil pesos, misma cantidad que se invirtió para la compra de caballos de pura sangre.
Entre sus principales accionistas se encontraban Henry Brolaski y Alexander Reynolds, éstos buscaban atraer al público, sobre todo el estadounidense, ya que la magnitud con la que crecían las actividades turísticas dejaban claro que aquí había futuro.

Lo que esos hombres buscaban era ofrecer a la sociedad actividades que por lo regular se encontraban prohibidas en su país.

La necesidad de contar con un puente que se comunicara con la línea fronteriza hasta el primer cuadro de la ciudad empezaba a ser ya una urgencia, pues dicha vialidad sería un medio que atraería al turista al territorio mexicano.

Nace el puente
No sólo los accionistas del hipódromo querían tener un puente que facilitara el acceso al fronterizo poblado.
Magdaleno Robles Sánchez, decano de los cronistas de Tijuana, refirió que de 1900 a 1915 hubo varios intentos de hacer un puente de madera, chiquito, pero que funcionara para el propósito de entonces.

Fue hasta que el hipódromo se construyó cuando poco a poco comenzó a levantarse el puente bautizado como “La marimba”, que precisamente seguía una ruta que conectaba a la la línea divisoria hasta los comercios de la avenida Olvera (hoy avenida Revolución).

“Al pasar cualquier carro, por muy pequeño que éste fuera, se movía todo de un lado a otro puesto que fue levantado con pura madera, por eso es que decidieron llamarle ‘La marimba”, recordó Robles Sánchez.

Un buen año
La sociedad que se conformó para levantar la obra del hipódromo se fundó en 1916, comentó el decano de los cronistas de Tijuana, y un año después comenzó a operar.

Fue 1922 un año muy bueno para ese centro hípico puesto que se reunió la bolsa más grande de dinero en las carreras de caballos: 22 mil dólares, una gran cantidad para esa época, que incluso fue considerada la más grande a nivel internacional.

En 1926 se cerraron las puertas de aquel negocio pero se abrieron otras, como las de la Compañía Mexicana Agua Caliente, conocido simplemente como el Casino Agua Caliente.

Trabajadores extranjeros
La mayoría de los trabajadores que formaron parte de la construcción del Puente Internacional fueron obreros de origen extranjero, ya que hasta 1924 se empezó a incluir mexicanos en este tipo de obras.

Una de las razones por las que estos trabajos no los hacían los nacionales era que los dueños de prácticamente todos los negocios en Tijuana eran extranjeros, y se acostumbraba que sus trabajadores también lo fueran.

Magdaleno Robles Sánchez comentó que el gobierno del presidente Abelardo L. Rodríguez, obligó en 1925 a los dueños de negocios a contratar 50% extranjeros y 50% mexicanos; fue en ese año, por cierto, cuando se aplicó en Baja California la Ley de los salarios mínimos bien pagados.
__________________
Tijuana: Mother of Invention
DRAKKO no está en línea   Reply With Quote
Old July 5th, 2005, 09:13 PM   #3
DRAKKO
New City!!!
 
DRAKKO's Avatar
 
Join Date: May 2004
Location: Tijuana,MX
Posts: 3,069
Likes (Received): 6

La Mesa: Primera gran delegación de Tijuana


A principios de los sesenta se amplió el bulevar Agua Caliente a la altura de la entrada a La Mesa. A la izquierda se aprecia la gasolinería Hipódromo, que sigue en funcionamiento.

En la administración de Márquez Arce se dio el cambio y se designó a Alberto Limón Padilla como delegado

Hace ya más de 30 años el área de La Mesa fue nombrada oficialmente Delegación Municipal, y este cambio administrativo facilitó el crecimiento de la zona, que hasta entonces era una de las áreas que más prometía en cuestión de desarrollo urbano.

“Se había desarrollado tanto la ciudad para aquel rumbo, que era necesario que estuviera administrado por un delegado”, expresó en reciente entrevista Fernando Márquez Arce, alcalde durante el XVII Ayuntamiento de Tijuana (1974-1977).

Hasta entonces la zona seguía dependiendo de la delegación de La Presa, que junto con San Antonio de los Buenos y Rosarito, fue una de las tres que surgieron desde el nombramiento de Tijuana como municipio, en 1954.

Una zona de contrastes
El presidente municipal del anterior Ayuntamiento, Marco Antonio Bolaños Cacho, ya había expresado durante su informe de 1973 que la zona urbana de La Mesa constituía uno de los núcleos de población más pujantes en el desarrollo de la ciudad.

La creciente Tijuana desde entonces ya contaba con un bulevar Díaz Ordaz, que dividía la región de Norte y Sur, así como se proyectaba de Este a Oeste en más de trece kilómetros, de los cuales sólo cinco contaban con alumbrado público.

“El resto de La Mesa de Tijuana, sus diferentes fraccionamientos, permanecen en la oscuridad y aisladamente los vecinos de algunos sectores han instalado focos en algunos postes”, señala un fragmento del libro “Historia de la Mesa de Tijuana”, editado a principios de los años setenta.

El hipódromo y galgódromo habían sido recientemente reinaugurados, en 1974, y constantemente eran visitados por miles de turistas.

A pesar de ello, había escasez de centros deportivos, por ejemplo, y los atletas que querían practicar lo hacían en los patios de algunas escuelas, como la Revolución de 1910 y la Manuel Ávila Camacho.

Punto de despegue para el desarrollo
Con el nombramiento de la zona de La Mesa como Delegación de Tijuana, Alberto Limón Padilla, miembro de la familia propietaria de los supermercados Limón, ocupó el cargo de delegado.

“La mesa era una región todavía con zonas de riego, pero estaba creciendo mucho, entonces había la necesidad de que alguien se hiciera cargo de ella en específico y directamente”, señaló Márquez Arce.

Así, el aspecto y realidad de la delegación tuvieron la posibilidad de desarrollarse más fluidamente, de contar con instalaciones propias de la delegación, así como un cuerpo de policía asignado.

“Limón Padilla era un hombre muy positivo, muy trabajador, que llegó a ser Presidente de la Cámara de Comercio y comandante de la policía; fue un excelente delegado, de los mejores que ha tenido Tijuana”, expresó el ex Alcalde.

Márquez Arce mencionó que posteriormente, con el crecimiento de la ciudad, se desarrollaron muchos comercios, y las grandes parcelas se hicieron centros de maquiladoras.

“La Mesa fue la primera gran delegación de Tijuana, y sigue siendo una muy importante zona comercial e industrial”, aseguró.
__________________
Tijuana: Mother of Invention
DRAKKO no está en línea   Reply With Quote
Old July 5th, 2005, 09:15 PM   #4
DRAKKO
New City!!!
 
DRAKKO's Avatar
 
Join Date: May 2004
Location: Tijuana,MX
Posts: 3,069
Likes (Received): 6

El temblor lo trajo al Norte

Siguió su empleó hasta Tijuana

Parte de una de las últimas grandes explosiones poblacionales de la ciudad, René Zenteno fue uno de miles de residentes de la Ciudad de México que se mudaron al Norte después del terremoto de 1985.

El sismo de 8.1 grados en la escala de Richter que azotó al Distrito Federal el 19 de septiembre de 1985, acabó con la vida de cientos de personas y también con el futuro en esa ciudad de muchos de los que sobrevivieron.

De acuerdo a datos estadísticos, muchos de ellos quedaron 3 mil kilómetros alejados del centro del país, para iniciar una vida en una ciudad en la que eran conocidos como “chilangos”.

René M. Zenteno Quintero presenta en el cuaderno “Migración hacia la frontera norte de México: Tijuana, Baja California”, en 1980 la población de Tijuana era de 461 mil 257 habitantes, y para 1986 ya había subido a 682 mil 280. Cuatro años después, el censo de 1990 situaba a Tijuana con 742 mil 686.

Muchos de estos nuevos residentes de Tijuana llegaron del Distrito Federal y sus alrededores.

Casi se derrumba su edificio
“La vida tiene tropiezos y no todo es dulzura”, apuntó don Carlos Guzmán, de 68 años de edad, al recordar que salió de su hogar en Ciudad de México para radicar en Tijuana, después de que el sismo de 1985 casi derrumba el edificio donde laboraba.

De profesión Técnico en afilado de herramientas industriales, don Carlos tenía un empleo bien remunerado en el Distrito Federal, ya que en los años ochenta había pocos especialistas en su ramo.

El afilado de sierras y brocas, entre otros, es considerado una especialidad industrial en la que no existen escuelas sino experiencia, comentó don Carlos, un veterano en la fabricación de herramientas para moldear muebles de madera.

“Yo me desempeñaba como Jefe de Producción de la compañía estadounidense Sierras y Servicios, en ese entonces (1985) ubicada sobre la céntrica avenida de Insurgentes en la Ciudad de México”, indicó el señor Guzmán.

Cuando comenzó el sismo, a las 07:17 horas, muchos empleados ya se disponían a laborar en la industria.
“Acabábamos de entrar y comenzó el zarandeado”, dijo, mientras sonríe un poco, aunque luego exclama: “era un gritadero de gente, un pánico colectivo.

“Yo tenía muy buen empleo, una estabilidad, pero como dice el Himno (Nacional) ‘y retiemble en su centro la Tierra’ y ahí se acabó todo”, comenta mientras mira pensativo hacia el pequeño jardín de su casa en la colonia Villa Fontana, de la Delegación La Presa.

Cuando pasó el temblor, sostuvo, hizo las revisiones necesarias al inmueble y se dio cuenta de que había serias afectaciones a la estructura, a pesar de que se trataba de un edificio resistente.

“El propietario de la fábrica era ‘gringo’ y después de que sufrimos esa experiencia no le quedaron ganas de saber nada de la Ciudad de México. Deseó estar cerca de su familia en Estados Unidos”, aseguró don Carlos.

El propietario estadounidense radicó su empresa en Tijuana por su cercanía con el estado de California, Estados Unidos; 50% del personal fue liquidado en el Distrito Federal y la otra mitad se vino al Norte de México.

Entre las 25 familias que siguieron a su jefe para emprender la aventura en la norteña ciudad estuvo la de don Carlos.

“Polvorienta, pero hermosa”
En 1986, Don Carlos Guzmán vivió nueve meses en Tijuana sin su familia y, debido a que extrañaba a su gente, regresó al Distrito Federal para buscar trabajo. Después de dos años, notó que en la capital era difícil encontrar un buen empleo a la edad de 50 años.

“Por eso me regresé a la polvorienta, pero hermosa Tijuana”, comentó sonriente, “a esta bendita ciudad que abre las manitas para recibirnos, mientras los migrantes sólo traemos unas maletitas en mano”.

A pesar de querer tanto a Tijuana, para don Carlos, como para muchos capitalinos, la adaptación no fue sencilla ni amable.

“Adaptarnos fue difícil”, explicó, “cuando llegamos mi señora y yo veíamos en todas las ‘burras’, como le dicen aquí a los camiones, un letrerote que decía ‘Chilangos go home’ y hasta lo pintaban grande con gis o marcadores para que se notara”.

Refiere don Carlos que se trataba de una severa “euforia antichilanga” a finales de los ochentas, que poco a poco fue desapareciendo.

“Antes, hasta por nuestra manera de hablar éramos blanco de miradas en los camiones”, platica ya sin el clásico acento del centro del país.

“Nosotros somos quienes enaltecemos el lugar de donde provenimos, por nuestros conocimientos o costumbres, por nuestro trato.

“Hoy sigo haciendo técnicos, sigo formando gente profesionista, y estoy orgulloso de lo que hago, de haber venido a esta bendita tierra que me abrió las puertas”, aseguró.

“Un día me preguntaron ‘¿Es usted don Carlos Guzmán?’ y respondí ‘Sí’, entonces me comentaron ‘Ah, ¿es usted el culpable de que en Tijuana haya muy buenos técnicos afiladores?’ y me sentí verdaderamente realizado”, puntualizó don Carlos, con 55 años de laborar en la industria, 15 de ellos en Tijuana.
__________________
Tijuana: Mother of Invention
DRAKKO no está en línea   Reply With Quote
Old July 5th, 2005, 09:16 PM   #5
DRAKKO
New City!!!
 
DRAKKO's Avatar
 
Join Date: May 2004
Location: Tijuana,MX
Posts: 3,069
Likes (Received): 6

Tragedia en El Coliseo

Un testigo platica la historia

La noche del 22 de diciembre de 1951 ha sido una de las más trágicas en la historia de Tijuana.

En El Coliseo, un enorme salón de usos múltiples propiedad de Ángel B. Fernández ubicado sobre la Avenida E entre Segunda y Tercera, se ofrecía una posada navideña para niños de escasos recursos. Una gran cantidad de asistente, entre ellos varias personalidades locales, se encontraban ahí reunidos.

Fernando Murrieta Llaguno era operador del Cine Maya, situado en la primera planta del edificio de tres pisos en cuyo último nivel se encontraba El Coliseo.

Él recordó que a eso de las 22:00 horas alcanzó a ver humo en la sala del cine, por lo que pidió al guarda casas asomarse al salón para ver si todo estaba normal.

La esposa de Murrieta Llaguno, en estado avanzado de embarazo, se encontraba en el baile del Coliseo, por lo que tenía especial mayor interés en saber qué había encontrado el guarda casas.

“Cuando regresó, me dijo en tono despreocupado, ‘pues se está quemando arriba’. ‘¡Ay desgraciado!’, le dije, ‘¿pero cómo?... ¡para la función!’”, recordó Murrieta Llaguno.

“Al saber lo que sucedía, que corro... prendí las luces de la sala y le dije a la gente que saliera por favor porque había un incendio arriba.

“Me salí a buscar a mi esposa... ¡pero nombre...!, ¿cuál esposa?, si la gente salía por las escaleras atropellándose”, recordó, “afortunadamente un compañero del trabajo me gritó: ‘Cepillo –así me decía- acá esta Pina con su hermana’”.

Murrieta Llaguno, junto con otros trabajadores y ciudadanos, comenzó a sacar heridos, asfixiados, atropellados, hasta las primeras horas de la madrugada.

Nada pudo detener la furia del fuego. Hubo más de un centenar de muertos y la misma cantidad de heridos.

En una de las paredes del edificio había una salida escape que daba al callejón, refirió, y por ahí bomberos y voluntarios abrieron para comenzar a sacar cadáveres de niños y adultos asfixiados.

Murrieta Llaguno señaló que en medio de la desgracia quedó demostrado entre la sociedad civil de aquellos años la unión en esos momentos de crisis.

“Los taxistas se portaron a la altura del deber: Llegaban como ambulancias a recoger quemados, asfixiados, heridos y los llevaban al hospital que estaba frente al Campestre”, indicó.

“Yo alcancé a ver que sacaron a unos 40 cuerpos calcinados (pausa) entre ellos iban mis mejores amigos”.

Andy Camarena, destacado deportista de la liga de béisbol; “El chamaco” Camacho, una promesa en el boxeo; Tamayo González, ciclista; Calderón, luchador, entre muchos otros que murieron en aquel trágico incendio.

Fue una riña entre dos briagos la que comenzó con la quemazón. Un manager de box a quien decían “El muletas”, junto a uno de sus pugiles tuvo una discusión en la que, al llegar los golpes, tumbaron el árbol de Navidad que adornaba la fiesta. Hizo corto circuito y ahí se inició la tragedia.

El pavor de la gente era que las cuatro puertas de salida de emergencia se encontraban cerradas, así que envueltos en aquel pánico, tuvieron que bajar por donde entraron.

Bomberas de San Diego, National City, San Ysidro, Chula Vista, así como un cuerpo de marinos de la base naval del puerto de San Diego brindaron su apoyo.

“Todos ellos se portaron heroicamente”, recordó Murrieta Llaguno, “hicieron una pirámide humana y empezaron a sacar chamacos, a hombres y mujeres, a quienes les salvaron la vida... algo muy emotivo.

“El pueblo entero de Tijuana y del Sur de California, colaboró en esa noche aunque la tragedia no pudo evitarse”.
Seis meses después de aquel incendio, reabrió sus puertas el Cine Maya. Ya nada fue igual.
__________________
Tijuana: Mother of Invention
DRAKKO no está en línea   Reply With Quote
Old July 5th, 2005, 09:17 PM   #6
DRAKKO
New City!!!
 
DRAKKO's Avatar
 
Join Date: May 2004
Location: Tijuana,MX
Posts: 3,069
Likes (Received): 6

Vientos de guerra

La frontera en 1942

Durante la Segunda Guerra Mundial Tijuana estuvo a punto de ser utilizada como entrada para tropas de EU, quienes temían un ataque japonés en la costa del Océano Pacífico

Tijuana vivió tiempos de guerra en 1942, año en el que, ante el temor de un posible ataque de los japoneses, Estados Unidos buscó “cuidar” las costas bajacalifornianas, indicó Gabriel Rivera Delgado.

Quisieron entrar militares de EU
El coordinador del Archivo Histórico de Tijuana señaló que Estados Unidos intentó llevar tropas al otro lado de la frontera, pero un grupo de tijuanenses se manifestó frente a la garita internacional para montar una guardia y defender la soberanía nacional.

El bloqueo duró un par de horas hasta que las autoridades de ambos países llegaron a un acuerdo para resolver el conflicto.

Pero México recibió ese mismo año la desagradable sorpresa de un par de hundimientos por parte de los japoneses a los petroleros “Potrero del Llano” y “Faja de Oro”, por lo que el presidente Manuel Ávila Camacho declaró la guerra a los países del eje.

Buscaron a jóvenes
Se establecieron comités de vigilancia y se instaló una sirena en lo que ahora es la Comandancia de Policía de la calle Ocho, la cual hacía sonar una señal de emergencia que, según demostraron los simulacros, podía escucharlo en toda la parte poblada de Tijuana.

Comenzó a operar también la Defensa Civil, donde se reclutó a estudiantes de las academias comerciales como personal de comunicaciones.

A estos jóvenes se les instruyó en uno de la clave morse, ya que se anticipaba la llegada de vehículos militares, con los que tendrían que comunicarse a través de dicho lenguaje.

Con el programa “dim out” se buscó el oscurecimiento total en la costa desde San Francisco hasta Mazatlán: Las casa debían cubrir sus ventanas con cortinas gruesas para evitar que saliera la luz.

Inclusive a los automovilistas se les pidió cubrir con celofán transparente los faros de los automóviles para hacer más tenue el destello.
__________________
Tijuana: Mother of Invention
DRAKKO no está en línea   Reply With Quote
Old July 5th, 2005, 09:18 PM   #7
DRAKKO
New City!!!
 
DRAKKO's Avatar
 
Join Date: May 2004
Location: Tijuana,MX
Posts: 3,069
Likes (Received): 6

Azota el agua a la ciudad


El agua y lodo arrastraron todo a su paso, inundando viviendas y destrozando calles.

Las lluvias de 1993 tomaron por sorpresa a la población, rescatistas y autoridades


El diluvio se hizo presente en Tijuana en enero de 1993.
A un mes de haber tomado el poder, el XIV Ayuntamiento, al igual que los organismos dedicados a la protección civil, fue sorprendido por la magnitud de las lluvias que azotaron en forma continua y durante varios días la ciudad.

La Zona Río quedó inundada, al igual que partes del Centro. Otros lugares estaban completamente empantanados debido a que el agua que bajó de los cerros llevó a su paso toneladas de lodo, además de vehículos, artículos diversos de los hogares que arrasó, e inclusive víctimas humanas.

Gran parte de la parte Este de la ciudad estaba incomunicada. Los rescatistas no podían llegar hasta donde se encontraban los damnificados, hasta que se adquirió la “Oruga”, un vehículo anfibio capaz de pasar por terrenos pantanosos y ríos.

La “Oruga” hizo varios viajes en los que transportaba a gente que perdió todo con las lluvias.

De boliche a albergue
Cecilia Barone de Castellanos, actual coordinadora Estatal de la Unidad de Desarrollo Humano Integral de la Secretaría de Desarrollo Social, fue pieza clave para sacar adelante a muchas de las familias que perdieron sus viviendas.

En aquel tiempo fungía como coordinadora de Desarrollo Social, de tal forma que fue solicitada para coordinar un albergue sobre el bulevar Agua Caliente, donde encontraba el boliche “Nicte Ha”, de don Alfonso Bustamante. Fue el primero de alrededor de quince albergues que se acondicionaron en la ciudad.

“Saliendo del Municipio vi que llegaron Alfonso Bustamante y Emita, su esposa para entregarme la llave de aquel galerón, porque a las tres de la tarde tenía que abrirlo para recibir a mil damnificados de la colonia Laureles”, recordó Barone de Castellanos.

Luego de buscar el apoyo de la comunidad y de distintas instancias como el DIF Municipal que mandó un camión con provisiones, a las cuatro de la tarde ya se había acondicionado el inmueble, durante varios meses abandonado.

“Se limpió, se consiguieron colchones y se recibió a la gente. Llegaban familias con cuatro o cinco niños; el Municipio, les tomaba la foto, los registraba... total que ahí me quedé yo con ellos durante un mes...
“Imagínate... había que atender infecciones, cuestiones de salubridad, y la angustia que tenían al no saber a dónde se irían, pues habían perdido todo”, refirió
El Auditorio Municipal sirvió como centro de acopio para toda la ayuda que llegaba y prácticamente a diario se vaciaba lo coleccionado en dicho inmueble y había que buscar de nueva cuenta alimentos, medicinas y demás artículos.

Regalo de Reyes
En medio de las múltiples catástrofes provocadas por las torrenciales precipitaciones, el 6 de enero de ese año, Francisco García Valenzuela, técnico en urgencias médicas de la Cruz Roja Tijuana, recibió una segunda oportunidad de vida.

Se recibió un reporte sobre varias familias atrapadas en carros a la altura del edifico de Pinturas Calette, explicó el García Valenzuela: La tremenda corriente de agua había atrapado a los vehículos y amenazaba con arrastrarlos al estacionamiento subterráneo de dicho inmueble, donde seguramente las personas perecerían, pues nadie podía bajar a esa zona.

Para ayudar, los paramédicos dejaron la ambulancia en sitio seguro; no obstante, compañeros de García Valenzuela, y él mismo, debieron cruzar un caudal de agua que se había formado sobre la avenida que llevaba a Calette.

El “nuevo río” medía 15 metros de ancho y tenía una profundidad aproximada de un metro y medio.
“Debimos realizar dos viajes de ida y vuelta para rescatar a unas seis personas entre mujeres, hombres y niños”, relató, “pero el último señor no deseaba salir, pues le invadió el pánico”.

Sabía que debía salvarlo, pero en cuanto pudo sacarlo, la corriente se llevó el carro con el que el paramédico y su rescatado se estaban sosteniendo.

“No llevaba equipo, aún no estábamos tan preparados (los técnicos en urgencias médicas) como ahora, al señor y a mí nos jaló la corriente y fuimos a chocar 40 metros adelante con los carros de las mismas familias que había sacado”, apuntó, “el golpe hizo que nos separáramos y ambos fuimos arrastrados más de 200 metros abajo. Él no sobrevivió”.

Francisco García asegura que mientras lo llevaba el agua podía ver hasta trailers arrastrados por la corriente, pero él debía ir tranquilo y atento a dónde lo llevaba el agua, pues de chocar con cualquier objeto significaría la muerte.

“Muchos metros adelante me aferré contra una caseta de seguridad que tenía barrotes en la ventana y subí, subí, hasta que de esa azotea me pasé a otra y a otra, y llegué a un lugar seguro”, aseveró el Técnico en Urgencias, con 19 años de experiencia en Cruz Roja, “el que me salvara fue un verdadero regalo de Día de Reyes”.

Creación de Valle Verde
Como consecuencia de las lluvias surgió Valle Verde, nombre que se le dio al terreno donde fueron reubicadas 2 mil de las familias que perdieron todo.

El Gobierno Federal donó 75 hectáreas por el rumbo del Mariano Matamoros, luego de firmar un convenio con los ejidatarios de ese terreno, para reubicar ahí a todos los damnificados.

Inmobiliaria marcó los lotes y a Produtsa (Promotora de Desarrollo Urbano de Tijuana, S.A.) le correspondió comercializar, ver el costo del lote, y dar la estructura.

Mientras se estudiaba la reubicación de los damnificados las lluvias continuaban; fue tanta el agua en la repleta Presa Abelardo L. Rodríguez que amenazaba con desbordarse.

Cuando Barone de Castellanos buscó el apoyo de ejidatarios que tenían salones de baile, para que éstos fueran utilizados como albergue temporal de las víctimas que necesitaban un lugar mientras construían sus nuevas viviendas, la lluvia continuaba.

“Todo esto que te estoy platicando era con las tormentas arriba... mientras estábamos planeando el desarrollo de Valle Verde debajo de una lona, que tras la lluvia se nos cayó encima”, agregó, “los carros se atascaban porque aquella tierra era un engrudo”. Apoyo con información Hugo Fernández. ? Crecimiento de población entre 1990 y 2000: 63%

1990-1999
- 1990 Se funda la Orquesta
de Baja California
- 1990 Inicia transmisiones Canal 45
- 1991 Potros va a la Serie
del Caribe y luego se retira
- 1991 Comienza a circular
el periódico Diario 29
- 1992 Desaparece la Zona Libre
- 1992 Santana toca en
la Plaza Monumental
- 1993 Azotan la ciudad fuertes lluvias, Tijuana
es Zona de Desastre
- 1993 Llega el equipo de basquetbol Dragones
- 1994 Asesinan al candidato presidencial del PRI,
Luis Donaldo Colosio
- 1995 Asesinan al Jefe
de Policía Federico Benítez
- 1995 Se desincorpora la delegación de Rosarito
al volverse el quinto municipio de Baja California
- 1995 Inicia transmisiones TV Azteca, Canales 21 y 27
- 1997 El periodista Jesús
Blancornelas es gravemente herido y muere su
guardaespaldas
en un intento de asesinato
- 1999 Nace el periódico Frontera

* Según datos del Censo Nacional Mexicano
__________________
Tijuana: Mother of Invention
DRAKKO no está en línea   Reply With Quote
Old July 5th, 2005, 09:22 PM   #8
DRAKKO
New City!!!
 
DRAKKO's Avatar
 
Join Date: May 2004
Location: Tijuana,MX
Posts: 3,069
Likes (Received): 6

Cerraban la garita internacional


Durante la década de los años veinte, la garita de Tijuana era cerrada por distintas razones.

EU solía bloquear la línea

Desde sus inicios Tijuana estuvo ligada al turismo de California pero por lo mismo dependía mucho del cruce fronterizo y, por ende, de que no ésta se mantuviera abierta

Durante la década de los años veinte, la garita de Tijuana era cerrada por distintas razones que los norteamericanos consideraban perjudiciales para los extranjeros que desearan cruzar la frontera.

Si bien, durante algún tiempo se mantuvo con un horario de las 18:00 horas a 6:00 horas del día siguiente, hubo una ocasión en la que por varios días no se abrió debido a la tragedia de las hermanas Petete, de Chula Vista, California.

La tragedia de los Petete
José Saldaña Rico, profesor y promotor cultural platicó que a las pocas horas de haberse instalado la familia Petete en uno de los hoteles que se encontraban en el pueblo de Tijuana, el papá mató a sus hijas, a su esposa y finalmente se suicidó.

Ese hecho, señaló, se convirtió en una gran tragedia en la que se involucró al policía y al director de la corporación porque al parecer habían estado tomando con las muchachas en el bar.

Dijo Saldaña que según los reportes que se tienen, ellas eran jóvenes de la vida alegre porque les gustaba el trago.

Posteriormente, el crimen fue aclarado pero ello no dejó de lastimar a la ciudad de Tijuana y de convertirse aquel multi homicidio, en un serio problema.

Por ello era que con base en las cuotas que se les pedía para ingresar, así como situaciones anómalas bañadas de sangre, en ciertas etapas la garita fue cerrada del lado de Estados Unidos.

Sin embargo, los propios norteamericanos no permitían que durara mucho tiempo, ya que a muchos de ellos esa situación les afectaba sus intereses debido a que aquí tenían sus negocios.

Cobro por ingreso
Fue hasta el año 1930-31 cuando la garita se abrió por 24 horas, pero de cualquier forma, la situación entre ambos países siempre fue forzada, debido a que prácticamente, los norteamericanos eran los que manejaban la mayor parte de los negocios.

Tijuana estaba aislada del resto del País y como en esos años comenzaba a llegar muchísima gente, las autoridades optaron por comenzar a cobrar la entrada, y vender permisos de 24 horas; el conflicto empezó.

Mientras esos problemas se resolvían, la garita es cerrada ya que si el americano deseaba venir a Tijuana debía pagar la cuota y si quería regresar a su tierra, también.

Algunos antecedentes sobre el costo de los permisos es que éstos oscilaban entre diferentes precios, de dos dólares por 24 horas, y si se quería por diez días o un año, otros eran los precios.

A pesar de que intervinieron directamente los gobiernos, en 1920 fue el año donde se dio el cobro más alto por cruzar la garita.

“Imagínate que un 4 de julio se solicita dicho permiso cuando se han encontrado en documentos que ese día vinieron a Tijuana 65 mil personas, ¿cuántos ingresos se recibían?...”, según la publicación de los periódicos de la época.

De julio a septiembre de 1918 a los años 20 el gobierno estatal de Mexicali se comenzó a cambiar a Tijuana, fue entonces cuando empezó a crecer una zona interesante en Tijuana.

Con todo y la infraestructura del Hipódromo, que era uno de los atractivos más importantes de la época, la gente que estaba en la Zona Centro (que lo conformaban cuatro cuadras) tenía problemas de acceso.

Por ello fue que se construyó un puente de madera para el turismo que arribaba a Tijuana, llamado “La marimba”, que iba de donde se encontraba la línea; 100 metros antes de la calle Primera y Revolución.
__________________
Tijuana: Mother of Invention
DRAKKO no está en línea   Reply With Quote
Old July 5th, 2005, 09:24 PM   #9
DRAKKO
New City!!!
 
DRAKKO's Avatar
 
Join Date: May 2004
Location: Tijuana,MX
Posts: 3,069
Likes (Received): 6

Fue primer alcalde médico destacado


Gustavo Aubanel, fue el primer Presidente Municipal de Tijuana.

Perfil de Gustavo Aubanel

Para cuando asumió el mando del primer Ayuntamiento de Tijuana hace 50 años, ya había luchado por convertir a Baja California en Estado

Uno de los personajes importantes en el desarrollo de Tijuana es el doctor Gustavo Aubanel, quien tuvo una importante carrera política, profesional y social en la región.

Su nombre queda en la historia por haber sido el primer Presidente Municipal de Tijuana, sin embargo, este cargo fue producto de su actividad constante en diferentes ámbitos.

Uno de los primeros médicos en la región, destacado político y funcionario público que sentó las bases para lo que ahora es la organización administrativa de la ciudad.

“Recuerdo que mi padre siempre decía que aquí el gobierno tenía que realizar una titánica tarea ante esta gente recién llegada, siempre pensando en regresar a sus lugares de origen pero ante la hospitalidad y las oportunidades de Tijuana terminaban por quedarse; …de allí su recurrente frase: ‘Que el gobierno se note menos para que la sociedad se note más’”, recordó Carolina Aubanel, hija del doctor y actual directora de Síntesis TV.

Destacado médico
Gustavo Aubanel nació el 23 de julio de 1901 en Guadalajara, Jalisco. Sus padres fueron José Aubanel y Mercedes Vallejo.

Después de realizar sus estudios en esa ciudad, egresó en 1927 de la carrera de médico cirujano y partero en la Facultad de Medicina de la Universidad de Guadalajara.

Ejerció por un tiempo en esa región y después pasó a Acaponeta, Nayarit y la Ciudad de México.

A instancias del general Agustín Olachea, entonces gobernador y comandante militar del Territorio Norte de Baja California, se trasladó a Tijuana en 1931.

La invitación era para que laborara en el campo de la medicina, debido a la notable carencia de servicios médicos públicos en la ciudad fronteriza y por ello fue nombrado director del Hospital Civil y Militar de Tijuana, cargo que tuvo durante varios años.

En 1932 y 1943 fue socio fundador de la Asociación Médica de Tijuana y en 1950 del Colegio de Médicos Cirujanos de Tijuana.

“Yo recuerdo, la sala de espera de la Clínica Aubanel, siempre llena de gente, mis hermanas y yo brincábamos para pasar entre pacientes y gente de todo tipo.

Yo por eso pensaba que mi papá tenía mucho dinero”, expresó su hija, “años después, cuando nos hacían trabajar en el dispensario regalando medicinas a filas de gente necesitada, comprendí que su carrera no era precisamente un negocio”.

Trayectoria política
En el ámbito de política regional, Aubanel Vallejo fue un importante elemento del Partido Revolucionario Institucional.

Durante los años cuarenta y principios de los cincuenta, fue uno de los bajacalifornianos que pugnaron por convertir el Territorio Norte en Estados 29 de la federación, lo cual ocurrió en 1952. En esa época presidió el Comité Pro Estado de Baja California.

Posteriormente, fue el primer presidente municipal de Tijuana, de 1954 a 1956, para luego ocupar el cargo de diputado federal por el II Distrito, de 1961 a 1964, y posteriormente de 1967 a 1970, gobernador sustituto de Baja California del 19 de diciembre de 1964 al 30 de noviembre de 1965, y senador de la República de 1970 a 1976.

“Cuando mi padre fue Presidente Municipal era yo muy pequeña”, explicó Carolina Aubanel, “y tuve que recoger de la familia y de sus viejos amigos para que me ayudaran a recordar con nostalgia parte de las anécdotas, datos y opiniones, así como las referencias de una administración pública que me hacen pensar de mi padre como un hombre con mucha vocación de servicio y con fina sensibilidad para dimensionar la problemática social”.

Fuentes: Archivo Histórico de Tijuana y Carolina Aubanel
__________________
Tijuana: Mother of Invention
DRAKKO no está en línea   Reply With Quote
Old July 5th, 2005, 09:24 PM   #10
brajam
BANNED
 
Join Date: Apr 2004
Location: Silicon Border City
Posts: 356
Likes (Received): 0

Pero cuales son los eventos que habra???
brajam no está en línea   Reply With Quote
Old July 5th, 2005, 09:25 PM   #11
DRAKKO
New City!!!
 
DRAKKO's Avatar
 
Join Date: May 2004
Location: Tijuana,MX
Posts: 3,069
Likes (Received): 6

Tiene mujer recuerdos de Tijuana antigua


Rebeca Herrera, celebró sus quince años.

Llegó en los veintes en el vientre de su madre

Rebeca Herrera de Laveaga nació en esta ciudad en 1926 y platica sobre el pueblo en el que creció, ahora convertido en toda una metrópoli

Un hecho incidental como la enfermedad de un pariente, fue lo que trajo a la madre de Rebeca Herrera de Laveaga a esta ciudad, quien en 1926 venía en el vientre de su madre con ocho meses de gestación.

Su abuelita se encontraba enferma, por lo que la señora Sara Ramos de Herrera, nativa de Zacatecas, decidió viajar rumbo a Tijuana, donde vivía su madre, una casa en ese entonces, ubicada entre la calle Segunda y Mutualismo.

El 27 de junio de ese año nació la niña en ese hogar, del entonces poblado de Zaragoza, Distrito Norte del territorio de Baja California.

“Venía por unos días para saber de la salud de su mamá... pero aquí nos quedamos. Mi papá se tuvo que quedar a trabajar en San Luis Potosí donde vivían, puesto que se encontraba encargado de un negocio de sastrería”, recuerda Rebeca Herrera de Laveaga.

Durante su niñez, vivió mucho tiempo en la calle Segunda, después se cambiaron a la Cuarta, luego a la Quinta, precisamente donde actualmente se encuentra la Delegación de esa Zona.

Hoy la señora Rebeca Herrera de Laveaga, quien esta por cumplir 78 años de vida, mismos que tiene de radicar en esta ciudad, sigue agradeciendo a Tijuana lo que le ha dado.

Sentada en uno de sus sillones favoritos, entre fotografías antiguas de su familia, en la entrada de su domicilio, en la colonia Altamira, mostraba con gran interés el orgullo que le da pertenecer a Tijuana, un territorio que para ella se ha cargado de registrar sus memorias que se manifiestan por cada rincón de su casa.

Una mujer alta, guapa, fuerte, sencilla, cordial, entre muchos otros adjetivos, manifiesta a flor de piel, lo que para ella ha significado vivir en esta ciudad.

Sus primeros estudios los realizó en la vecina ciudad de San Ysidro, California, donde comenzó a aprender como segundo idioma el inglés. De ahí cursó la primaria y secundaria en la escuela Álvaro Obregón, hoy Casa de la Cultura de Tijuana, lugar del que ella no salió hasta que el último de sus hijos concluyó sus estudios en ese mismo lugar, ya que durante esos años formó parte de la mesa directiva de la Sociedad de Padres de Familia.

Para ella lo más bonito de aquella época era el respeto que había entre todos. No había envidias, pleitos, todos se ayudaban, estudiaban juntos; era un ambiente muy sano, comenta, inclusive, si querían ir a los bailes que se organizaban en el que había sido el Casino Agua Caliente, las jovencitas lo hacían acompañadas de su mamá.

“Yo tenía quince años cuando por primera vez me tocó ir a los bailes que se hacían en el Salón de Oro... de éste colgaban unos candiles que ni en la Casa Blanca de Washington tienen”, platicó la señora Herrera de Laveaga.
Al lugar llegaban en carro o en taxi, y desde que arribaban las atenciones no se hacían esperar.

“Había quien nos abriera la puerta, y muy amables nos decían ‘Pase... pase’... entraba uno, lo sentaban y alrededor del salón, se veían a todas las muchachas con sus mamás vestidas de largo, con sus guantes y su buen peinado...

“Mientras esperábamos que la música iniciara, ya sabía uno que el muchacho que nos iba a sacar a bailar iba con los zapatos boleados, cabello cortado, su corbata, su traje, bien presentados... listos para bailar música de orquesta”, expresó.

También se podía ir al cine y nadie les faltaba al respeto... era completamente otra época a la que actualmente se vive, dijo. Era una ciudad tranquila.

A los 18 años se casó con José Laveaga Burgüeño (1921-1967), un estilista que trabajaba en la peluquería del Foreign Club, ubicado en la calle Segunda.

“Yo trabajaba con el licenciado Carlos Ávalos González... en ese tiempo su oficina estaba en la calle Segunda y Revolución; el juzgado de primera instancia al que frecuentemente tenía que ir estaba en el Palacio Municipal (que están remodelando)... yo pasaba por ahí, justo por donde se localizaba la peluquería”, comenta.

Duraron tres meses de novios y se casaron en el registro civil, dentro del Palacio Municipal. De aquel amor nació la primera de sus nueve hijos, Jovita, inmediatamente después llegaron Carlos, Abraham, José -quien falleció- Margarita, Carmen, Rebeca y Vicente.

Al contraer matrimonio con José Laveaga el 4 de febrero de 1946, dejó de trabajar para dedicarse al cuidado y educación de sus hijos.

En ese entonces la familia la componían nueve miembros, pero una complicación en la apéndice ocasionó la muerte de su esposo, el 11 de septiembre de 1967, a la edad de 46 años.

Se quedó viuda con siete hijos que compartiendo sus estudios, apoyaron con su trabajo económicamente a su madre y hermanos.

En tiempos de la guerra, sus hijas laboraban en las curiosidades que se encontraban en la Avenida Revolución, antes llamada Olvera.

Había mucho turismo y de dinero, afirma la señora Rebeca Herrera de Laveaga, al grado que cuando la gente estacionaba los carros en la Revolución, si al americano se le caía de la cartera un billete de diez dólares, lo dejaba ahí, no se agachaba a tomarlo.

“Todos mis hijos estudiaron en Estados Unidos gracias a que hay un Dios muy grande, porque yo con qué los iba a mantener... a mí ellos nunca me dejaron trabajar”, mencionó.

Gracias a que fueron muy buenos estudiantes consiguieron becas... dos de ellos estudiaron en institutos en Hollywood y el resto, en otros lugares de Estados Unidos.

Nunca estuvo sola puesto que mientras unos cursaban el colegio, otros se encontraban en la preparatoria, aquí en Tijuana.

Su hija mayor, Jovita Laveaga Herrera, consiguió en su momento un trabajo en la tesorería del Municipio y gracias a eso, algunos de los eventos que organizaban eran disfrutados por la familia.

Cuando se celebraban las fiestas patrias en el Parque Teniente Guerrero, acudían a festejar junto al resto de los tijuanenses que como ellos, disfrutaban del sano convivio que se daba.

Para la señora Rebeca, Tijuana entera ha sido su casa, y no ha deseado otra puesto que le ha dado todo lo que ha podido, principalmente a su familia.

En su etapa de estudiante, compartió que los jóvenes iban a la escuela Álvaro Obregón, entraban a las 8 de la mañana, salían a las 12 para comer en casa, y se regresaban a las dos de la tarde para salir a las cuatro.

Los profesores eran muy dedicados al magisterio, un ejemplo de rectitud y exigencia, fue Arturo Pompa Ibarra, quien fue su maestro de literatura en 1939 cuando ella se encontraba cursando la secundaria.

Fuera de la escuela, las actividades en las que los jóvenes se involucraban eran las deportivas, y a las mujeres también les daban clases de manualidades y tejido, para después organizar exposiciones donde se presentaba lo que se creaba.

La seguridad pública en aquel tiempo era otra, afirma. Se podía dejar el carro abierto hasta con las llaves puestas y no se lo robaban; las casas no tenían rejas como ahora y también se acostumbraba dejar fuera de la puerta una botella de dos litros de vidrio para la leche, y junto a ella, el dinero que costaba; nunca se perdió nada, incluso, si le tenían que dejar su cambio lo hacían.

Con el crecimiento de Tijuana empezaron a cambiar los problemas de la época. Hubo la necesidad de empezar a cercar las viviendas, a poner rejas en las ventanas... en pocas palabras, a cuidarse del amante de lo ajeno.

La casa donde formaron su familia fue comprada por su esposo en abonos, ya que le costó alrededor de 500 pesos de aquella época.

Ese terreno como los aledaños a la zona, eran propiedad de la señora María López Santiago, de ahí el nombre de la calle donde vive: callejón Santiago, en la Altamira.

“Cuando mi esposo compró aquí siendo estilista, le dijeron: ‘oiga maestro... pero qué tontera hizo usted, cómo fue a comprar esta coyotera, mire nada más... está muy lejos, no hay nada, no llegan ni los camiones’. Lo criticaron cómo no se imagina”, recordó.

La ciudad misma se ha encargado de confirmar lo contrario, Tijuana se pobló muy rápido y donde ella se encuentra, el acceso al resto de las arterias de la ciudad no ha sido un problema.

Actualmente a la señora Rebeca Herrera de Laveaga, le sobreviven sus siete hijos; veinte nietos y 6 bisnietos.
__________________
Tijuana: Mother of Invention
DRAKKO no está en línea   Reply With Quote
Old July 5th, 2005, 09:29 PM   #12
DRAKKO
New City!!!
 
DRAKKO's Avatar
 
Join Date: May 2004
Location: Tijuana,MX
Posts: 3,069
Likes (Received): 6

Lucharon contra la discriminación

Eran mexicanos empleados de segunda

Aunado a las fuentes de trabajo que se abrieron con la proliferación de cantinas y bares, en los inicios de la década de los veinte, otra clase de empleos comenzaba a requerir de los mexicanos: la construcción de nuevos establecimientos.

Una labor que además de requerir de un mayor número de peones, por el tipo de trabajo se les facilitaba más que el encontrarse dentro de los bares, ya que no sólo ignoraban el oficio, sino que no hablaban el idioma de los clientes.

En aquellos años, problemas de discriminación fueron palpables; a los mexicanos se les pagaba menos que a los estadounidenses: Éstos recibían mejores atenciones mientras que a los nacionales, se les trataba como a ciudadanos de tercera categoría.

Ser persona de piel morena condenaba al empleado a realizar los peores trabajos y en su propio país, a ser tratado como extraño, adaptándose y aceptando las imposiciones de los extranjeros, quienes con su poderío económico dominaban la región.

Hijos de la Revolución
Sin embargo, aquellos mexicanos, sobre todo por ser hijos de la Revolución Mexicana, tenían conocimiento del contenido de la Constitución Mexicana, por lo que dejaron de mantenerse indiferentes y se comenzaron a organizar.

Ahí fue cuando empezó el progreso; el primer gremio de trabajadores que se unió fue el de los taxis amarillos en 1922, y luego en 1924 la liga de chóferes Azul y Blanco, explicó Magdaleno Robles Sánchez, decano de los Cronistas de Tijuana.

Para 1925, continuó, el gobierno dotó a la Federación de muy pocos trabajadores; la primera agrupación obrera se formó en 1924 y contaba con 177 trabajadores en todo el Estado y para 1926, 3 mil 300 fueron los trabajadores inscritos.

Empezaron a llegar en camiones; un tiempo se quedaban en Tijuana y luego partían con destino a Mexicali.

Llegaron de Sonora y Sinaloa
Robles Sánchez señaló que los primeros habitantes que llegaron a Tijuana provenían de Sonora y Sinaloa en busca de mejores oportunidades de trabajo, ya que durante el gobierno de Abelardo L. Rodríguez, era común que los braseros de esas regiones vinieran a trabajar.

Ellos fueron quienes empezaron con las obras de pavimentación y drenaje de la calle Sexta a la Avenida F, y a la Madero, que entonces era la Avenida A.

Terminando con aquellas obras, le siguieron con las de la Presa Abelardo L. Rodríguez y luego la construcción de la Escuela Álvaro Obregón.

Los braseros que arribaban a estas tierras, no lo hacían con el fin de cruzarse a Estados Unidos, sus ojos en aquel tiempo estaban puestos en Tijuana, ya que era la época de la Ley Seca, por lo tanto, el trabajo para ellos era prácticamente nulo, indicó el decano.

Luego la población china que se asiló en Mexicali trató de sustituir a los nacionales trabajando en los campos por un peso, cuando a los mexicanos se les pagaba cuatro pesos diarios.

Por ello fue que dicha comunidad asiática dejó de ocuparse de aquellos cultivos y comenzaron a laborar en los restaurantes, a producir drogas como el opio hasta que la mayor parte de esa comunidad, fue expulsada de aquel territorio por el general Rodríguez.

A los trabajadores de campo se les pagaba en peso plata y a los trabajadores de negocio, en peso oro nacional, de modo que todos ganaban y bastante.

Por humilde que fuera el cargo que se tuviera en cualquier empresa, el mínimo era cinco pesos hasta 22 pesos, además, las horas extras se las pagaban doble, equiparable al dólar.

“En cuanto a servidores y servidoras públicas de cantinas, restaurantes y hoteles, éstas sólo podían ser extranjeras, incluyendo a las entretenedoras “famosas”, que en 1920 el gobierno de Ensenada intentó frenar”, refirió Magdaleno Robles Sánchez.

Al expedirse un reglamento que se llamó “Reglamento de entretenedoras de Baja California”, fue impugnada dicha disposición por medio de un amparo y lo ganaron.

Aquellos estatutos eran muy duros porque tenían que pagar 50 pesos mensuales, no salir a la calle después de las 10:00 horas, y tenía fuertes restricciones que después alcanzó a todo el Estado.
__________________
Tijuana: Mother of Invention
DRAKKO no está en línea   Reply With Quote
Old July 5th, 2005, 09:31 PM   #13
DRAKKO
New City!!!
 
DRAKKO's Avatar
 
Join Date: May 2004
Location: Tijuana,MX
Posts: 3,069
Likes (Received): 6

“Tijuana: Una batidora eléctrica”

Vizcaíno veía poca identidad mexicana

El respetado profesor habló poco antes de su muerte sobre como los valores y tradiciones del País estaban en competencia con la influencia de Estados Unidos en la frontera Norte

“Tijuana fue una batidora eléctrica en donde llegaban gentes de cada uno de los estados de la República Mexicana, giraba, giraba y giraba...

“Pero de los 30 mexicanos de los distintos Estados del País no se hacía un mexicano, un tijuanense, un bajacaliforniano”, señalaba el profesor, Rubén Vizcaíno Valencia en la última entrevista que dio, antes de su fallecimiento a principios de este mes.

Como la influencia norteamericana era tan poderosa, no apareció la canción, la música, el teatro, la danza, el baile, el traje, los calzones, los guaraches, los zapatos, dijo, porque eso nunca en la ciudad le interesó a nadie.

Fue hasta que se creó la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), y en específico, el teatro que lleva su nombre, cuando a través de los distintos talleres artísticos y culturales que ahí comenzaron a surgir, que los jóvenes encontraron una forma de valorar y reconocer sus tradiciones, propias de la cultura mexicana.

En otras palabras, dijo Vizcaíno Valencia unas semanas antes de morir, que dadas las condiciones en las que se conformó la ciudad, ser tijuanense era un personaje con una capacidad increíble para adaptarse a las circunstancias.

Mencionó que en la época del general, Lázaro Cárdenas, más que buscar cuál era la identidad del nacido o adoptado por Tijuana, lo que importaba era que se fuera a quitar el hipódromo, el Agua Caliente, la prostitución, los juegos.

A cambio de eso, Cárdenas estableció las bases para que entrara un ferrocarril y se incluyera la Zona Libre, la cual permitía estar en contacto con todos los demás países del mundo, Japón, Corea, Taiwán, por mencionar algunos.

Cuando el entonces Presidente de la República, cierra todo aquello que huela a casino y apuestas, reparte las tierras del Valle del Mexicali, de Ensenada y cuando él cree que ha dejado una Tijuana y una Baja California mexicana, estalla la Segunda Guerra Mundial.

Así, comienza un impresionante arribo de soldados y turistas norteamericanos con la intención de divertirse, de gastar sus dólares en esta ciudad donde con toda seguridad, encontraría centros de entretenimiento, que no precisamente, difundían las raíces mexicanas.
__________________
Tijuana: Mother of Invention
DRAKKO no está en línea   Reply With Quote
Old July 5th, 2005, 09:34 PM   #14
DRAKKO
New City!!!
 
DRAKKO's Avatar
 
Join Date: May 2004
Location: Tijuana,MX
Posts: 3,069
Likes (Received): 6

Leyendas de Tijuana



La última bienvenida

Corría el final de la década de los setenta cuando Guillermo llegó a Tijuana, procedente de Sinaloa, directamente a la casa de los suegros de su hermana.

Sus planes entonces eran establecerse en esta ciudad y para ello días antes había hablado con su hermana para que le diera alojamiento por unos días en la casa de sus suegros.

No hubo problema, ya antes había llegado de visita quedándose en ese mismo caserón de la colonia Libertad, una de las más viejas de la ciudad.

El viaje había sido largo y cansado y de la Central Camionera abordó un taxi que lo llevó directo a la vieja casona que parecía estar vacía.

Le pidió al taxista, con el que por cierto había tenido una amena charla de futbol, que lo esperara un momento porque tenía el presentimiento de que no había nadie en la casa y de ser así tendría que llevarlo a un hotel para pasar la noche que ya se asomaba en el cielo.

Llamó varias veces y estaba a punto de rendirse cuando escuchó pasos que creía provenían del interior de la residencia.

Entonces le hizo una seña al chofer para que se retirara y el taxi arrancó de inmediato desapareciendo entre las calles de la colonia.

De pronto se percató que había pasado mucho tiempo y a pesar de los ruidos que escuchó nadie había abierto la vieja puerta de madera maciza.

Decidió llamar de nuevo y luego de unos segundos la pesada puerta se abrió y apareció el rostro de Rubén, el cuñado de su hermana.

- Por un momento creí que no había nadie en la casa –le dijo y luego le estrechó la mano.

- Disculpa estaba arreglando las últimas cosas –le contestó en un tono seco– pero siempre es un placer saludarte.

En ese instante lo convidó a que pasara, y ahí mismo se despidió de él diciéndole que se quedaba en su casa.

- Ah y salúdame mucho a tu hermana y te encargo mucho a mi hermano.

La última frase de Rubén desconcertó a Guillermo que no pudo establecer mayor comunicación porque su anfitrión salió de la casa cerrando la puerta de madera a su paso.

Abrió la puerta con la esperanza de encontrar a Rubén todavía por ahí cerca y así poder esclarecer la duda que había sembrado en él, pero ya no estaba.

Rubén era un hombre atlético al que le gustaban los deportes y los autos deportivos y ya en otras ocasiones había convivido con él. Sin embargo en esa ocasión lo había notado muy desmejorado, como pálido y ausente.

Entró en la casa y recorrió todos sus cuartos, entonces supo que estaba completamente solo y decidió sentarse en el sofá de la sala a mirar televisión.

No supo en qué momento se quedó dormido y sólo sintió cuando su cuñado y también tocayo lo zangoloteó para despertarlo.

- ¿Tú que haces aquí? –le preguntó Memo, su cuñado.
Cuando abrió los ojos miró a su cuñado y a su hermana que lo miraban sumamente extrañados.

- ¿Quién te abrió la puerta? –inquirió su cuñado.
Guillermo se frotó los ojos tratando de despabilarse y cuando lo hizo respondió que había sido Rubén.

La contestación pareció enfurecer mucho a toda la familia ahí apostada que se veía consternada.

- Ésa me parece una broma de muy mal gusto –aseveró su cuñado.

- En serio, él me abrió la puerta, les dejó saludos y por cierto me encargó mucho que te cuidara cuñado.

Al escuchar esto Memo, su tocayo y cuñado se echó a llorar al igual que el resto de los hermanos y los suegros de su hermana.

Al ver el desconcierto de Guillermo, su hermana se acercó para explicarle que venían precisamente del velorio de Rubén, quien por desgracia había fallecido días antes víctima de un accidente automovilístico.
__________________
Tijuana: Mother of Invention
DRAKKO no está en línea   Reply With Quote
Old July 5th, 2005, 09:38 PM   #15
DRAKKO
New City!!!
 
DRAKKO's Avatar
 
Join Date: May 2004
Location: Tijuana,MX
Posts: 3,069
Likes (Received): 6

El tesoro y los aparecidos de la Zona Norte

Sus ojos cansados apenas atisbaban la espesura que se perdía en el bordo, reclinado siempre en una mecedora el viejo don José todavía recuerda como si fuera ayer a esas personas que llegaron a su propiedad con la intención de escarbar por todas partes.

“No creo que supieran bien la ubicación de lo que buscaban”, dijo don José sobándose la barbilla y riendo con cierto sarcasmo.

Habían pasado cerca de 30 años desde su visita, el viejo reconoció que los dejó que escarbaran en su patio y les cobró un buen dinero, pero después de unos días se aburrieron de sacar paladas de tierra y desperdicios y se fueron.

“Y no han sido los únicos, ahorita ya nadie viene buscando el tesoro de un legendario bandolero”.

Los recuerdos del viejo eran entre cortados pero muy fijos, gente extraña, americanos sobre todo que llegaban con un mapa y le pedían permiso para buscar.

Fueron pocos a los que les permitió el acceso a su propiedad, que antes era mayor, pero debido a la crisis tuvo que vender muchos de sus terrenos.

Pero no fueron los únicos interesados en el tesoro que supuestamente había enterrado el legendario bandolero Joaquín Murrieta, también hubo otros.

El viejo don José recuerda haber disparado contra unos vaqueros a los que sorprendió husmeando por sus terrenos.

“Hace como 40 ó 50 años esto de aquí estaba completamente deshabitado e incluso mi padre me comentó que más antes había un río caudaloso y lo que hoy es el bordo eran unos islotes grandes”.

Nunca se pudo explicar quiénes eran esos vaqueros, pero su padre ya le había dicho que los vería.

Fueron víctimas de Joaquín Murrieta, le contó cuando era niño, los enterró junto con el tesoro que consiste en mucho oro.

Entonces él escuchaba a su padre con atención y nunca pensó ver a los vaqueros penando por ahí, por eso cuando los vio les disparó con un viejo rifle que usaba para cuidar sus tierras, creyó haber herido a uno pero nunca lo encontró.

Otros muchos vecinos, de los más viejos de la zona, también cuentan sobre los vaqueros, vestidos como cuando la fiebre del oro azotó a California, pero pocos hablan de los lingotes de oro enterrados.

La bibliografía señala la existencia de Joaquín Murrieta, vivió de 1829 a 1853 cuando supuestamente fue asesinado por un guardabosques tejano que lo persiguió por una recompensa que el gobierno puso sobre su cabeza.

Murrieta logró fama por ser un Robin Hood de la sierra, debido a que robaba a los ricos para repartir a los pobres, incluso hasta corridos se llegaron a escribir sobre él.

La leyenda ubica a este polémico personaje como un “héroe popular conducido al crimen por las injusticias sociales”.
La fiebre del oro fue su escenario y desde siempre se condujo con sus cuadrillas por los diferentes poblados asaltando a los millonarios.

También la historia lo refiere como un sonorense que viajó a California atraído por la quimera del oro en 1849.

De algún modo los viejos moradores de Tijuana ubican a este personaje en lo que hoy se conoce como la Zona Norte e incluso aseguran que ahí enterró todo el oro que robó en el vecino estado americano y lo enterró junto con varios cuerpos de sus enemigos.

Pero la historia de Murrieta dice que de camino a California fue interceptado por ocho forajidos que lo ataron a un árbol y lo golpearon brutalmente mientras ultrajaban y asesinaban a su esposa y también ahorcaron a su hermano para arrebatarle los títulos de unas minas.

Quizá lo dieron por muerto entonces, pero él juró vengar a su esposa asesinando a los ocho desalmados y desde entonces se dedicó a robar cargamentos de oro para repartirlos entre los pobres.

Eso es parte de la leyenda que se ha extendido hasta Tijuana, donde muchos dicen haber visto a vaqueros rondando por las noches, y otros hace tiempo todavía buscaban el mítico oro de Murrieta.
__________________
Tijuana: Mother of Invention
DRAKKO no está en línea   Reply With Quote
Old July 5th, 2005, 09:40 PM   #16
DRAKKO
New City!!!
 
DRAKKO's Avatar
 
Join Date: May 2004
Location: Tijuana,MX
Posts: 3,069
Likes (Received): 6

Los aparecidos de las fábricas

Lo primero que le pasó por la mente al ver al hombre de color, desaliñado por completo, con la camisa desfajada, lleno de mugre y sin zapatos fue una sensación de coraje por su intromisión.

Transcurría la década de los noventa y Bertha Alicia se desempeñaba como gerente en una maquiladora de renombre que recién abría sus puertas en el fraccionamiento El Florido.

Los guardias entonces tenían muy clara su labor, no dejar pasar personas ajenas al interior del estacionamiento y menos andrajosos como ese negro que cargaba una cubeta, tenía los ojos desorbitados y pedía agua en inglés.

“Water, water’ me decía, estaba al otro lado de mi auto, parado frente a mí como desorientado y me di cuenta de su presencia porque lo escuché”, aseguró.

Parecía que lo habían arrastrado porque la ropa la traía completamente sucia y el cabello también parecía estar lleno de polvo.

Su reacción fue instantánea, volteó hacia atrás buscando a alguno de los guardias para que corrieran a este hombre que de alguna manera había burlado su vigilancia.

Fueron sólo unos instantes los que lo perdió de vista, cuando volvió a buscarlo ya no estaba por ningún lado.
Eso no le impidió buscar a los guardias, que llegaron en cuanto oyeron los gritos de Bertha Alicia requiriéndolos.

“Quiero saber quién dejó pasar al negro que anda pidiendo agua”, les preguntó en tono enérgico.

Primero se desconcertaron, pero conforme lo fue describiendo más de uno de los guardias abrió los ojos y la boca y al unísono se refirieron al “Aparecido”.

“Qué aparecido ni que ocho cuartos, yo lo vi, era de carne y hueso, estaba parado al lado de mi carro con una cubeta y quería agua”, insistió.

Aun así, eso no logró convencerlos y es que más de uno de los guardias había visto al negro rondar las instalaciones de la fábrica siempre con su cubeta en la mano, luego desaparecía.

Y es que un tiempo antes la Policía había hallado el cadáver semicalcinado de un hombre de color justo en el terreno que ahora es el gran estacionamiento de la maquiladora.

Llegó el Servicio Médico Forense y ante el asombro de los mirones se llevó el cuerpo, meses después comenzaron las apariciones del hombre de color que pedía agua, quizás para apagar las llamas que lo hicieron arder, nadie lo sabe a ciencia cierta.

Pero las noches en los alrededores de las fábricas de El Florido, esconden aún más que la aparición de este extraño hombre de color.

Una de esas noches frías y solitarias, uno de los guardias estaba a punto de quedarse dormido cuando creyó haber escuchado la voz de una pequeña.

De inmediato, se levantó de su modorra y se asomó por la caseta descubriendo así a una niña de unos cinco o seis años que caminaba hacia él.

“Auxilio, ayúdeme señor por favor”, gritaba la niña, que tenía la piel pálida por completo y traía puesto un vestido claro.

El guardia se apresuró a buscar su macana y salió de la caseta, pero para su asombro la niña no estaba, había desaparecido.

Más tarde volvió a oír sus gritos a lo lejos y miró su silueta que se perdía en la oscuridad al final de la calle. De nuevo quiso ayudarla pero no la encontró.

Días después le contó a sus compañeros lo que había sucedido y éstos rieron al escuchar el relato.

“Estoy hablando en serio”, les dijo.

“Sí, no eres el único que la has visto, dicen que ella desapareció y sus padres nunca supieron que le pasó, algún loco ha de haber enterrado su cuerpecito por aquí, por eso vaga pidiendo ayuda”, le contestó uno de sus compañeros.
__________________
Tijuana: Mother of Invention
DRAKKO no está en línea   Reply With Quote
Old July 5th, 2005, 09:41 PM   #17
DRAKKO
New City!!!
 
DRAKKO's Avatar
 
Join Date: May 2004
Location: Tijuana,MX
Posts: 3,069
Likes (Received): 6

El pasajero aparecido

Ramiro, el conductor del camión, estaba dando su última vuelta y ya planeaba retirarse a su casa a descansar, pero de pronto el retrovisor lo sorprendió con la imagen de un hombre que estaba sentado hasta atrás.

Hacía cinco minutos pensaba que su camión estaba vacío, no se había dado cuenta de la presencia del misterioso pasajero, que estaba mirando por la ventanilla.

Volvió a mirar el retrovisor, el hombre seguía ahí, parecía tener unos 50 años, vestía un traje oscuro y estaba cruzado de piernas cómodamente con las palmas de sus manos en las rodillas.

Se frotó los ojos y de nueva cuenta revisó el espejo. El pasajero seguía ahí inmóvil con su postura de catrín.
“¿A dónde va a bajar señor?”, preguntó Ramiro, pero no escuchó respuesta. El pasajero ni siquiera se inmuto.

Decidió detener el autobús para obligar al hombre a descender y continuar su camino a casa, pero cual fue su sorpresa que cuando lo hizo, el pasajero ya no estaba.

Incluso los taxistas han visto a este extraño personaje, unos han intentado recogerlo de las paradas que están cerca de lo que en años atrás fuera el Hipódromo Agua Caliente.

“Una vez lo mire, estaba esperando taxi y cuando llegue había desaparecido”, contó un chofer de uno de los ya famosos taxis rojos.

Historias similares se oyen y todas coinciden en señalar que el hombre va bien vestido, de traje, es de piel blanca y tiene entre 50 y 60 años.

Unas veces se sube a los transportes sin decir nada y luego desaparece en el trayecto, casi siempre a la altura de la zona conocida como Agua Caliente.

Sus apariciones se registran en la noche, poco después de las 22:00 horas y hasta la media noche y hay muchas versiones al respecto.

Existe la versión de que se trata de un jugador, un hombre que viajaba sólo al hipódromo para apostar en las carreras de caballos.

“Dicen que ganaba mucho dinero, que tenía un instinto inigualable para encontrar al caballo ganador y siempre regresaba con mucho dinero a su lugar de origen”, contó uno de los taxistas.

Pero como todo buen apostador, este hombre nunca quedaba satisfecho con lo que ganaba y siempre continuaba.

“Estaba enfermo por el juego, dicen, hasta que un día lo perdió todo y enloqueció y en medio de su locura se suicido”, añadió el taxista.

A raíz de eso su alma vaga todas las noches y la razón porque se aparece a los taxistas y camioneros es porque éstos eran su medio de transporte.

Como buen hombre de mundo, el jugador siempre viajaba en taxi, del hipódromo salía a los bares de las cercanías y se embriagaba.

Cuentan que su muerte fue por los años treinta y desde entonces, en distintas fechas, muchos trabajadores del volante lo han visto o se han topado con él.

“Nunca habla, sólo se sienta y observa, aunque cuentan que un compañero habló con él hace muchos años”, agregó.

El chofer que logró hablar con el pasajero misterioso, según la leyenda, contó la historia a un par de sus amigos, después no se supo más de él, igual que su pasajero desapareció sin dejar rastro.
__________________
Tijuana: Mother of Invention
DRAKKO no está en línea   Reply With Quote
Old July 5th, 2005, 09:48 PM   #18
DRAKKO
New City!!!
 
DRAKKO's Avatar
 
Join Date: May 2004
Location: Tijuana,MX
Posts: 3,069
Likes (Received): 6

Los seres de la colonia Alemán

El sueño de Antonia se vio interrumpido por una serie de extraños sonidos que provenían de la puerta de su habitación.

Era como si alguien estuviera rascando con un rastrillo
con toda fuerza, pero en cuanto abrió los ojos los ruidos desaparecieron.

Creyó entonces que todo había sido un mal sueño y cuando se disponía a dormirse de nuevo, volvieron a aparecer.

Ni su pequeña ni su madre que dormían en la misma habitación parecían haber escuchado nada porque seguían completamente sumidas en el sueño.

Tampoco tenía en casa algún animal que pudiera haber ocasionado esos ruidos tan extraños.

A pesar de que estaba completamente estremecida y sumida en un temor que la paralizaba, Antonia decidió armarse de valor y salir de la cama para verificar qué era lo que estaba pasando.

En cuanto comenzó a caminar hacia la puerta pudo escuchar los pasos de alguien o algo que corrían hacia uno de los cuartos traseros de la casa.

Volvió a detenerse un instante y luego agarró un bastón que tenía abajo de la cama para utilizarlo como protección y continuó.

Abrió la puerta de golpe y sólo encontró oscuridad, así que decidió encender la luz para buscar lo que había ocasionado el ruido.

En la habitación contigua dormía un tío que estaba de visita y la puerta de su recámara estaba entreabierta, él parecía estar dormido.

Luego de unos minutos, al no encontrar nada, volvió a pensar que todo había sido producto de su imaginación y volvió a dormir. El resto de la noche transcurrió tranquila.

A la mañana siguiente, Antonia decidió no comentar nada con la familia, atribuyendo los hechos a un mal sueño en el peor de los casos.

Pero fue el tío quien tocó el tema. “¿No oyeron nada anoche?”, preguntó.

Antonia se estremeció y sólo afirmó con la cabeza, su mamá y la niña negaron con indiferencia.

“¿Lo escuchaste tú también?”

“No sólo lo escuché, lo miré”, entonces intentó describir algo que en realidad no conocía y se contradijo con un notable nerviosismo en su tono.

Señaló que en efecto había escuchado los rasguños en la puerta, pero de pronto la criatura o lo que fuera, al sentirse descubierta empujó la puerta de su cuarto y corrió hacia la parte trasera de la casa para escabullirse por la ventana.

También dijo que él estaba acostado y lo único que miró fue lo que podía ser un gato enorme con cuerpo de humano que se arrastraba, pero por el ruido de sus pisadas se podía imaginar que las patas las tenía llenas de garras y su peso y tamaño no eran los de un gato normal.

“Era muy grande, no lo alcancé a ver muy bien, pero escuché cómo rugía mientras se movía casi arrastrándose en el suelo”, añadió.

Quizá podía haber sido un gato lo que esa noche se metió en la casa de Antonia, ubicada sobre Mar del Norte en la colonia Alemán, pero entonces recordó que noches antes tuvo una experiencia inusual.

Igual estaba dormida y despertó para ir a tomar agua a la cocina, pero en cuanto abrió los ojos, miró a un extraño ser que estaba parado en una de las esquinas de su habitación.

Lo describió como de metro y medio de altura, ojos grandes, negros y medio rasgados, piel blanca, brazos y piernas delgadas y las manos cubiertas de una especie de garras, además parecía tener pelambre en la espalda y la parte trasera de la cabeza.

Tampoco dijo nada porque en cuanto cerró y volvió a abrir los ojos el extraño ser había desaparecido y de hecho ya había olvidado si eso lo soñó o de verdad lo había visto.

Esta historia pudiera ser una más de tantas. Sin embargo, otros vecinos de la misma colonia e incluso de colonias vecinas prefieren dormir con las ventanas cerradas, porque dicen que cosas extrañas suceden cuando las dejan abiertas.

“En casa de doña Elizabeth el otro día encontraron toda la alacena tirada e incluso su hija, una niña de tres años, ha dicho que se meten los monstruos en la noche y por eso hasta dejan las luces prendidas”, añadió otro de los vecinos del lugar.
__________________
Tijuana: Mother of Invention
DRAKKO no está en línea   Reply With Quote
Old July 5th, 2005, 09:49 PM   #19
DRAKKO
New City!!!
 
DRAKKO's Avatar
 
Join Date: May 2004
Location: Tijuana,MX
Posts: 3,069
Likes (Received): 6

El inquilino de Otay

Integrantes de una familia coincidieron en haber sentido una presencia; a algunos se les había sentado en la cama mientras estaban acostados, pero sólo vieron sombras

“No quiero dormir en el cuarto de arriba porque ahí vive el monstruo”, esa fue lo que respondió el niño cuando su abuela le asignó la habitación.

Todos se desconcertaron. No era la primera vez que una versión similar circulaba entre los habitantes de la casa de los abuelos, ubicada en una colonia de Otay.

Incluso otra de las nietas había dicho lo mismo en una ocasión en que la mandaron a que buscara una cosa que se había perdido justamente en la habitación de arriba.

“No quiero ir porque luego me sale el monstruo”, fue su respuesta corta y concisa.

“¿Cuál monstruo?”, preguntó a final de cuentas la dueña de la casa.

“Es que nunca lo han visto”, contestaron los dos niños al unísono y uno de ellos decidió describirlo, era un hombre sin cabeza y que tenía sangre en los hombros.

“Además nos molesta”, añadieron.

No era la primera vez que una presencia de este tipo se sentía en la residencia, pero quizás sí la más evidente, hasta que le pasó a María, la mamá del pequeño.

Fue un fin de semana que decidió pasarlo en casa de su madre. Ella estaba dormida y de pronto una sensación de impaciencia la despertó.

Lo primero que vio fue un rostro a escasos centímetros de su cara y se sorprendió, aunque no lo pudo distinguir muy bien.

A diferencia de los niños, María había visto a un hombre que definitivamente sí tenía cabeza y sólo recordaba su mirada perdida.

Otros integrantes de la familia coincidieron en haber sentido una presencia; a algunos se les había sentado en la cama mientras estaban acostados, aunque nunca pudieron ver más que sombras.

La residencia es una de esas casas viejas y grandes con más de tres habitaciones, pero que no siempre fue habitada por la familia.

“Hubo un tiempo en que mi papá le rentó la casa a un hombre que al parecer trabajaba en una línea área”, comentó María.

Por años, este hombre vivió en la casa y la cuidó como si fuera suya, incluso en un tiempo ofreció comprársela al dueño, pero éste nunca accedió.

El inquilino se vio afectado a principios de los ochentas, cuando la línea área en la que trabajaba sufrió una crisis económica muy fuerte.

Entonces su economía era tan precaria que ni siquiera podía pagar la renta a tiempo al propietario de la casa de Otay.

El padre de María le solicitó a su inquilino que abandonara la casa, pero él se negó rotundamente.

“No me pueden sacar de esta casa porque tengo algo muy importante guardado aquí”, alegaba.

Fue necesario un juicio largo y desgastante, pero la familia pudo recuperar su casa no sin antes registrarse un desalojo legal, que fue necesario para sacar al inquilino.

Desde entonces no volvieron a saber de él, hasta que una tarde se enteraron que había muerto en un accidente aéreo.

“Ahora que lo pienso, a lo mejor quien se aparece en la casa es nuestro viejo inquilino que anda en busca de lo que dejó guardado por ahí”, concluyó María, esbozando una sonrisa nerviosa.
__________________
Tijuana: Mother of Invention
DRAKKO no está en línea   Reply With Quote
Old July 5th, 2005, 09:51 PM   #20
DRAKKO
New City!!!
 
DRAKKO's Avatar
 
Join Date: May 2004
Location: Tijuana,MX
Posts: 3,069
Likes (Received): 6

La historia de doña Clodo

Cuando se levantó, el reloj le indicó que aún era de madrugada, pasadita la media noche, pero a Sofía le había dado sed y bajo las escaleras para llegar hasta la cocina.

Todavía somnolienta creyó escuchar que la televisión de la sala, que estaba justo al bajar las escaleras, estaba encendida y que en el viejo sofá mecedora estaba plácidamente sentada la tía Clodomira, que meses antes había fallecido.

Desde luego Sofía sintió que el corazón le dio un vuelco y corrió a encender la luz.

La televisión en efecto estaba encendida y exhibía una vieja película que era de las preferidas de la tía, pero ella, si es que estuvo ahí, ya no estaba; aunque el sofá se movía lento como si alguien se hubiera levantado instantes antes.

Tuvo que sentarse para reponerse de la impresión y al cabo de un rato quiso imaginar que todo había sido un espejismo producto de su somnolencia y prefirió no decirle a nadie.

Doña Clodo, como se le conocía en la colonia Castillo, era una mujer de las de antes, de ésas fuertes y sanas.

Falleció lejos de la tierra que le dio tanto, Tijuana, pasados los noventa años. Murió en Sinaloa en la casa de una de sus hijas y fue enterrada junto a uno de sus yernos, con quien por cierto no llevaba buena relación.

Su deseo era otro y la mayoría de sus familiares lo sabían, que la enterraran en Tijuana junto a su hijo que había fallecido años antes y quien fuera su compañero toda la vida.

Nadie hizo caso
Días después de su supuesta aparición, los eventos extraños volvieron a la vieja casona, porque Sofía recibió una llamada telefónica.

No escuchó mucho, eran voces casi inaudibles que parecían pedirle ayuda, lo tomó por una broma de mal gusto y olvidó el asunto.

Una tarde, cuando Sofía regresó del trabajo fue abordada por un vecino que la saludó de manera muy cordial y luego le dijo que no sabía que su tía había vuelto de Sinaloa.
Sofía se desconcertó.

Entonces el vecino le explicó que había pasado por la mañana frente a la casa y vio a doña Clodo sentada en una de las sillas del patio.

-Hasta me saludó cuando me vio –le comentó.

Sofía se molestó porque creyó que se trataba de una broma de mal gusto e indignada le dijo al vecino que eso no podía ser porque su tía había fallecido hacía un par de meses.

El vecino se impresionó aún más y se disculpó, pero sostuvo la versión de que la había visto.

-No me quedé a platicar con ella, pero clarito la miré cuando levantó la mano para saludarme, yo hice lo mismo y me seguí de largo porque traía prisa -añadió.

Ese mismo día, Sofía tenía en la contestadora varios mensajes inaudibles con la voz aguardentosa pidiendo ayuda.

Comenzó a preocuparse
Pero la gota que derramó el vaso fue otra llamada. Sofía contestó y escuchó la misma estática de las otras llamadas, aunque esta vez reconoció la voz ronca de una mujer que le decía:

- Sofía... ayúdame... soy yo Clodo... ayúdame.

Una extraña sensación le recorrió la piel y comenzó a pensar que algo extraño estaba sucediendo.

Decidió comunicarse a Sinaloa para comentar lo ocurrido y su sorpresa fue mayúscula al escuchar de voz de sus propios familiares que varios fenómenos similares estaban pasando por aquellos terrenos desde que doña Clodo falleció.

Sofía no encontraba explicación y recurrió a un amigo de todas sus confianzas para contarle.

Él escuchó con detenimiento el relato y luego le dijo con voz pausada:

Tú tía pide ayuda porque su deseo es descansar junto a su hijo y lo único que quiere es que sus restos sean traídos acá y sean depositados donde ella deseaba, mientras no sea así va a seguir buscando la manera de llamar la atención.
__________________
Tijuana: Mother of Invention
DRAKKO no está en línea   Reply With Quote


Reply

Thread Tools

Posting Rules
You may not post new threads
You may not post replies
You may not post attachments
You may not edit your posts

BB code is On
Smilies are On
[IMG] code is On
HTML code is Off



All times are GMT +2. The time now is 04:37 PM.


Powered by vBulletin® Version 3.8.8 Beta 1
Copyright ©2000 - 2014, vBulletin Solutions, Inc.
Feedback Buttons provided by Advanced Post Thanks / Like v3.2.5 (Pro) - vBulletin Mods & Addons Copyright © 2014 DragonByte Technologies Ltd.

vBulletin Optimisation provided by vB Optimise (Pro) - vBulletin Mods & Addons Copyright © 2014 DragonByte Technologies Ltd.

SkyscraperCity ☆ In Urbanity We trust ☆ about us | privacy policy | DMCA policy

Hosted by Blacksun, dedicated to this site too!
Forum server management by DaiTengu