daily menu » rate the banner | guess the city | one on oneforums map | privacy policy | DMCA | news magazine | posting guidelines

Go Back   SkyscraperCity > Latin American & Caribbean Forums > SSC Argentina > Foros generales > Tablero de dibujo

Tablero de dibujo Debates de arquitectura y urbanismo argentino



Global Announcement

As a general reminder, please respect others and respect copyrights. Go here to familiarize yourself with our posting policy.


Reply

 
Thread Tools Rating: Thread Rating: 1 votes, 5.00 average.
Old December 17th, 2005, 04:55 AM   #1
koolcity
conoces el ZOO de BA ?
 
Join Date: Oct 2005
Posts: 1,122
Likes (Received): 0

Le Corbusier en BUENOS AIRES

LE CORBUSIER EN BUENOS AIRES

En octubre de 1929 Le Corbusier dicta en Buenos Aires un ciclo de diez conferencias, invitado por la Asociación Amigos del Arte. Aquí se reproducen algunos fragmentos de las mismas donde reflexiona, entre otras cosas, sobre la situación actual de la ciudad, las consecuencias de la expansión industrial, la relación de la técnica con la arquitectura y el urbanismo. El presente texto fue publicado en "Le Corbusier en Buenos Aires 1929" (S.C.A. Separata del N°107, 1979)

Primera Conferencia dictada el 3 de octubre de 1929, en la sede Amigos del Arte (Florida 659)Liberarse de todo espíritu académico

He recorrido a pie numerosas calles de Buenos Aires y eso representa un kilometraje imponente, ¿no es así? He mirado, visto y comprendido…
Debo hablarles de l’ esprit nouveau, a ustedes, que están en el Nuevo Mundo. Y bien, me pregunto si tendría fundamento hacerlo.

Pues Buenos Aires es un fenómeno completo. Una unidad formidable existe aquí: un block único, homogéneo, compacto. Ninguna grieta. Sí: el interior de la casa de la señora Ocampo.

Cómo entonces, osar decirles que Buenos Aires, capital sud del nuevo mundo, aglomeración gigantesca de energía insaciable, es una ciudad que está en el error, en la paradoja, una ciudad que no tienen espíritu nuevo, ni espíritu antiguo, pero simple y únicamente, una ciudad de 1870 a 1929, donde la forma actual será pasajera, donde la estructura es indefendible, excusable pero insostenible, insostenible como todos esos inmensos barrios de ciudades nacidos en Europa bajo el signo de una súbita expansión industrial de fin de siglo XIX, en la más lamentable confusión de fines y de medios. Historia de esas activas ciudades surgidas entre martillo y yunque: Berlín, Chemnitz, Praga, Viena, Budapest, etc., o que sufren el empuje gigantesco del maquinismo: Paris.

Por lo tanto aquí, en el fondo del Estuario del Río de la Plata, existen los elementos fundamentales. Ellos son tres bases eminentes del urbanismo y de la arquitectura:
El mar y el inmenso puerto.
La vegetación magnífica del parque de Palermo.
El cielo argentino…


Pero no se los ve por así decir, ni lo uno ni lo otro, en el interior de la ciudad. La ciudad está desprovista del mar, de los árboles y del cielo. Se descubre también ésta otra realidad que cuenta para una gran ciudad y que hace augurar un destino prodigioso:

El estuario del río, gigantesca puerta por donde entran las cosas del mundo entero, la llanura que se encuentra con el mar y sobre la cual se puede elevar sin tropiezos una ciudad estremecida por lo sublime de la creación humana.
Y esos hinterland inmensos de la pampa, de planicies y de montañas con ríos gigantescos, con terrenos de cultivo, con terrenos para la cría de animales, con terrenos con minerales, con yacimientos. Todo lo que es necesario para que la industria nazca y la arquitectura produzca.

Se comprende que en países que posean semejante topografía y semejante geografía pueda tan normalmente surgir una ciudad que sea un puesto de comando.

Eso que, en el mundo entero, se ha producido al comienzo de la época maquinista no es más que el fruto de una convulsión del espíritu y el efecto de un equívoco: Yo pienso fríamente que todo eso deberá desaparecer.

La fuerza de donde han surgido los monstruos, nuestras villas llamadas modernas, esa fuerza pujante acrecentada por su propio impulso, ella sabrá pronto quitar la incoherencia, destruir esa primer herramienta utilizada y reemplazándola ella introducirá el orden, ella ahuyentará el despilfarro, ella impondrá la eficacia, ella producirá la belleza.

…¿La ciudad? ella es la suma de los cataclismos locales, ella es adición de cosas desapropiadas; ella es un equívoco. La tristeza pesa sobre ellas. ¡Golpeante melancolía en los hechos! ¡Y qué máquina admirable es el hombre que sobre tantas ruinas, que en tal precariedad busca con obstinación un nuevo equilibrio! La ciudad se ha convertido súbitamente en gigantesca: tranvías, trenes de los suburbios, autobuses, subterráneos hacen una mezcla cotidiana frenética. Qué desgaste de energía, qué despilfarro, qué falta de sentido.

He experimentado en una vida desprovista de quietud, en una vida de incesantes inquietudes la enorme dicha del "cómo" y del "por qué".
"¿Cómo?" "¿Por qué?"
Se me tacha hoy de revolucionario. Les voy a confesar que yo no he tenido más que un maestro: el pasado; y que una formación: el estudio del pasado.

Todo; desde hace tiempo; y todavía hoy: los museos, los viajes, los folklores. Inútil ampliarlo ¿verdad? Ustedes me habrán comprendido. Yo he ido por todos lados donde había obras puras –aquellas de los campesinos o de los genios- con una pregunta delante de mí: "¿Cómo?", "¿Por qué?", yo he tomado del pasado la lección de la historia, la razón de ser de las cosas. Todo acontecimiento y todo propósito son "referidos a…". Es por eso que permanezco sin opinión frente a las escuelas y que hasta aquí rechacé las cátedras de enseñanza que me proponían.

Ubicado en la evolución contemporánea fue todo muy simple (¡pero con qué obstinación, qué insistencia, que angustiosa espera!). "¿Cómo?" "¿Por qué?". No se sabrá comprender cuánto ese Cómo y ese Por qué, expuestos con toda simplicidad pero también con coraje hecho asimismo con un candor tan ingenuo como indiscreto o insolente, aportan una respuesta temeraria, insólita, que se revierte, revolucionaria. Es que las causas del problema, la razón del "Cómo" y del "Por qué" son hoy acontecimientos que trastornan mucho más de lo que se cree.

............................................................

Conferencia dictada el sábado 5 de octubre de 1929
Las técnicas son las bases del lirismo.
Ellas abren un nuevo ciclo de la arquitectura

Señoras y señores, comienzo por trazar la línea que en el proceso de nuestras percepciones, puede separar por un lado, el dominio de las cosas materiales, de los hechos cotidianos, de las tendencias razonables; y por el otro, aquello más particularmente reservado a las reacciones de orden espiritual. Bajo esa línea: lo que es; encima: lo que sentimos.

Continuando mi dibujo desde abajo, trazo, una, dos, tres hiladas. Pongo algo en cada una: en la primera: TÉCNICAS, palabra genérica que carece de precisión, pero que califico sin demora con los términos que conducen a nuestro tema: resistencia de material, física y química.

En la segunda hilada escribo: SOCIOLOGÍA, y la califico por: un nuevo plano de casa, de ciudad para una nueva época. El conocimiento de la cuestión me hace percibir a lo lejos algo así como una borrasca inquietante. Me apresuro a agregar: equilibrio social.

En la tercera hilada: ECONOMÍA. Y evoco esos hechos fatales y la hora presente que aún no han tocado el corazón de la arquitectura –y es porque ésta se encuentra enferma y el país enfermo del mal de la arquitectura-; standardización, industrialización, valorización; tres fenómenos consecutivos que rigen sin piedad la actividad contemporánea, que ni son crueles ni atroces, sino que por el contrario conducen al orden, a la perfección, a la pureza y a la libertad.

Traspongo el límite de las cosas materiales y paso al dominio de las emociones. Dibujo una pipa y su humareda. Luego un pequeño pájaro que emprende vuelo, y una hermosa nube rosa, inscribo: Lirismo. Y afirmo: lirismo-creación individual.

Y explico: eso que es drama; eso que es patético. Y agrego: He ahí valores eternos que en todos los tiempos alimentarán la llama en el corazón de los hombres.

La trayectoria ha alcanzado su meta: partiendo de elementos materiales que son el aire del tiempo y por ende móviles y efímeros, pero que no dejan de ser el trampolín de su impulso: esa trayectoria a través de anhelos humanos ha alcanzado los valores eternos: la obra de arte, que es inmortal y nos tocará a lo largo de los siglos.

.............................................................

Conferencia dictada el 14 de octubre de 1929
Las células: una ciudad
Un hombre: una célula


Una ciudad contemporánea de tres millones de habitantes, Buenos Aires, ¿es una ciudad moderna?

Las ciudades, las grandes ciudades del mundo se urbanizan sin doctrina. Ya he definido el fundamento temporal de una doctrina (y entiendo por ello un periodo suficiente, que puede tener la duración de una generación, o sea veinte años). Saber dónde se va, porque se sabe de dónde se viene.

El urbanismo que se practica hoy es más bien estético, de embellecimiento, de jardinería. Es jugar a los moldecitos de arena mientras la casa está en llamas.
Reemplazo la palabra urbanismo por el término equipamiento. Ya he reemplazado el término mobiliario por el de equipamiento. Tal obstinación demuestra que nosotros reclamamos pura y simplemente herramientas de trabajo pues no queremos morir de hambre delante de los parterres bordados del urbanismo estético.

Señoras y señores. ¿He llegado al tema? Es inmenso. Pero las otras conferencias aportarán su luz. Basta con unir las verdades adquiridas.

He escrito un libro sobre ese tema: realicé muchos estudios técnicos preciosos. No puedo recomenzar aquí las demostraciones ya realizadas. Pero puedo resumir todo eso en algunas ideas esenciales. Esto es lo fundamental: El urbanismo es una cuestión de equipamiento, de herramientas. Quien dice herramienta dice buen funcionamiento, rendimiento, eficiencia.
El urbanismo no es un asunto de estética que se pueda sincronizar con un asunto de organización biológica, de organización social, de organización financiera.

El urbanismo estético cuesta caro, entraña gastos enormes, es una terrible carga sobre los contribuyentes. Por lo tanto es desplazado al inconsciente, dado que no ayuda a la vida de la ciudad. El verdadero urbanismo encuentra en las técnicas modernas el medio de aportar la solución a las crisis. Encuentra en los problemas económicos que son la esencia, su propia financiación. Lo demostraré otra vez. De esa financiación automática resulta un beneficio financiero enorme que permite ajustar los gastos de los cuales depende la tranquilidad social. Para que esa financiación exista, surja, es necesaria la intervención de la autoridad suprema.(...)

Todo lo que se desprenda de mis demostraciones va en apoyo de la solución de las crisis de las ciudades. El problema bien planteado –en las células y en la aglomeración de las células- y el llamado de los nuevos medios de la época maquinista, desatan los terribles anillos del meandro, más exactamente atraviesan el meandro de parte a parte y la vida puede reiniciar su largo curso. No hay milagro. Hay liberación, madurez, hay fructificación.

¿Qué tienen que hacer aquí los pensamientos académicos o un artificioso sentimentalismo?

El urbanismo es un fenómeno sintético de composición en el suelo y por encima del suelo. Eso es lo que ha hecho abordar soluciones, es que se ha pensado en superficie y no sintéticamente en extensión y en elevación, es decir en suelo surcado por todos los artefactos de velocidad, y ocupado por cubos de construcción para llenar con hombres en las condiciones óptimas de salud y de alegría.

El ruido debe ser vencido. Una saludable doctrina del urbanismo y una doctrina de la "máquina para habitar" rechazan el ruido.

No imaginamos que nuestras vidas se quieran acostumbrar al batifondo de la vida moderna. Por otra parte no existe batifondo sino donde la solución es burda (mecánica o urbana). La tendencia de la buena mecánica no es hacia el ruido, el ruido es anormal, sus efectos son desastrosos. Pronto los millonarios ofrecerán a sus amigos horas de silencio. A menos que triunfe el urbanismo moderno aportando la paz. Se encontrará una capital que aspirará a la gloria porque se ha convertido en silenciosa.

De todo lo dicho, surge que la ciudad moderna estará cubierta de árboles. Es una necesidad para los pulmones, es una ternura en consideración a nuestros corazones, es el condimento mismo de la gran plástica geométrica introducida en la arquitectura contemporánea por el hierro y el cemento armado.

Someto esta idea a los Ministros de Instrucción Pública: un decreto obligará a todos los niños de las escuelas primarias a plantar cada uno de ellos un árbol, en cualquier lugar de la ciudad o fuera de ella. Ese árbol llevará el nombre del niño. Los gastos serán insignificantes. Pero hay que planificar. Y dentro de cincuenta o sesenta años, una acto de hermosa piedad conducirá a esos hombres y a esas mujeres, ya viejos, al pie de su gran árbol que se habrá ramificado inmensamente. Esto no es más que una pequeña idea, al pasar, para mostrar cómo juzgo indispensable para nuestros cuerpos y para nuestros corazones, la naturaleza, de la que no deberíamos jamás privarnos, la naturaleza en el corazón de nuestras ciudades inhumanas.

http://www.fondationlecorbusier.asso.fr

Last edited by koolcity; December 17th, 2005 at 05:02 AM.
koolcity no está en línea   Reply With Quote

Sponsored Links
 
Old December 17th, 2005, 05:39 AM   #2
Kamuss
______________
 
Kamuss's Avatar
 
Join Date: Nov 2005
Location: Principado de Puerto Madero
Posts: 3,060
Likes (Received): 230



Foto de los bosquejos originales de Le Corbusier para la Villa de Ocampo aqui en el coqueto barrio de palermo chico, estoy buscando fotos de la casa ya subire
__________________
Yo solo discuto con Beckenbauer
Kamuss no está en línea   Reply With Quote
Old December 17th, 2005, 05:56 AM   #3
Kamuss
______________
 
Kamuss's Avatar
 
Join Date: Nov 2005
Location: Principado de Puerto Madero
Posts: 3,060
Likes (Received): 230

Casa Curuchet en La ciudad de La Plata by LE CORBUSIER








En la carta enviada al Dr. Pedro Curutchet el 24 de mayo de 1949 junto a los planos para la construcción de su casa en la ciudad de La Plata, Le Corbusier se extiende en la explicación de los fundamentos de diseño de la misma. En el apartado "1 -Ocupacion del terreno" expresa lo siguiente:

En el nivel de la vivienda (...) se encuentra el hall abriéndose al estar (biblioteca a la derecha de la puerta, después el piano). El estar abre a doble altura del cerramiento, hacia el norte y su nivel continúa directamente con la "terraza-jardín" o "jardín suspendido" concebido para crear la parte más importante de la casa, aquella donde uno se tiende, sea al sol, como a la protección del mismo y al verde. En efecto, un baldaquino apoyado sobre el muro medianero oeste, resguarda del sol y de la lluvia un tercio de la terraza jardín. Una disposición de tablas de hormigón formando el brise-soleil constituyen la fachada norte del jardín que abre hacia el parque y ofrece así un marco eficaz a la bella vegetación de ese parque. La disposición de los maceteros de plantas y arbustos, así como unas pequeñas piedras (al este) permitirán mantener el verde necesario. Un árbol podrá ser plantado (...) en el vacío disponible delante de la fachada de la vivienda; su follaje podrá subir a voluntad; el muro de ese vacío será recubierto de follaje subiendo después (...) hasta lo más alto de la construcción. (1)

De su lectura se infieren una serie de preocupaciones concretas, programáticas, acerca de la necesidad de dar respuestas a una imposición casi incontrastable que surge de la estrecha relación del solar con dos escalas espaciales preexistentes: la inmediata y la universal. La primera dada por la vecindad del sitio con el extenso parque que se extiende exactamente a su frente -Paseo del Bosque--; la segunda, más compleja, es hacer presente mediante el diseño a las fuerzas ambientales y climáticas propias del territorio en el cual se inserta. Le Corbusier ya había manifestado con claridad meridiana su interpretación de la inmensidad de la pampa argentina en el maravilloso prólogo a "Precisions" luego de su visita al país en 1929. De su lectura se desprende una idea-fuerza que se manifiesta de múltiples formas: la potencia increíble del medio natural propia de esta parte del mundo. Veinte años después, y con la oportunidad concreta de construcción de su primera obra en América del Sur, Le Corbusier no olvidó su embriaguez ante la fuerza arrolladora de la naturaleza pampeana y la expuso como piedra angular para definir los perfiles del proyecto. Por otro lado, y no menos importante, es fundamental recordar los deliciosos croquis de viaje que también están presentes en "Precisions" y que habla a las claras del interés de Le Corbusier por las formas arquitectónicas populares bonaerenses, de los que rescata no su formulación lingüística directa sino el subtexto que subyace en las mismas y que denotan su pertenencia al sitio y al paisaje.


Repasando este extracto de la carta es preciso indicar cuidadosamente cuáles son esos aspectos que se enlazan con la experiencia argentina de Le Corbusier del año '29 y que están justamente volcados en la Casa Curutchet:

·La estrecha relación de las habitaciones con el patio, aquí transformado en "terraza-jardín" y entendido como "la parte más importante de la casa".

La aparición del "baldaquino" sobre el muro oeste y como protección "de un tercio de la terraza-jardín" tanto del sol como de la lluvia como una transformación y verificación de las galerías populares.

La particular formalización de los brise-soleil al norte de la casa y como fachada porosa hacia el parque vecino y ofrecer así "un marco eficaz a la bella vegetación de ese parque". En este recurso, sumado al de la terraza-jardín hacia el frente, podemos verificar la memoria de los jardines al frente de las viviendas en las construcciones espontáneas de los suburbios porteños como una forma de dejar huella, a la manera de un registro de territorio.

La aparición del árbol -un álamo- por entre el medio de la construcción como una forma de rescate de las frondosidades de los pulmones de manzana exigidos por los códigos de edificación locales y como gesto de extensión espacial del parque vecino.

La puesta en juego e interacción de estos diferentes recursos, además de dar una clara señal de pertenencia al territorio, precisan de un sofisticado control de las fuerzas proyectuales para dotar al conjunto de equilibrio y coherencia internos. El resultado de la interacción de estos requerimientos tanto entre sí como de ellos respecto a las condiciones físicas propias del solar -entre medianeras y de dimensiones usuales en el ejido urbano- dan por resultado una condición espacial compleja y rica en situaciones por la sucesión de espacios abiertos, cubiertos y semicubiertos. De estas cualidades espaciales se infiere una marcada analogía con los modos populares locales, en donde la sucesión de múltiples espacialidades se manifiesta de modo similar y denotan una marcada razón de ser en cuanto formas de control y adecuación de la vivienda al clima. De esta manera la casa Curutchet se presenta como un complejo aparato proyectual en donde se hace visible un proceso de rescate, revalorización y reformulación de entidades fenomenológicas, más que tipológicas, propias de la casa popular bonaerense. Estos mecanismos dejan como resultado concreto una idea claramente percibida de porosidad espacial en donde los espacios cerrados, las estancias íntimas, pueden abrirse o cerrarse según las demandas de formas de vida acordes a cada época del año o situación climática. Así la casa puede convertirse en una máquina de control energético de las corrientes de aire como una forma natural de ventilación inducida. Sobre todo es remarcable la naturaleza del patio central encerrado entre los dos grandes volúmenes independientes de la construcción y situado hacia el medio del lote que actuaría como una suerte de "chimenea" natural de extracción del aire caliente proveniente de las estancias inferiores. Esta conceptualización de la casa como máquina autorreguladora de las energías térmicas se manifestarán posteriormente en la experiencia india de Le Corbusier a partir de obras reconocibles en escalas extremas como la pequeña Casa Shodan y el monumental Ayuntamiento de Chandigarh.



Es por lo hasta aquí expuesto que la Casa Curutchet, y citando a Le Corbusier, se nos revela como:

Una arquitectura muy construible, muy coordinada en sus aprovechamientos; son los volúmenes y los colores que se ajustan al paisaje del parque que estará siempre presente con las plantas, arbustos y flores que están previstas en los planos. (2)

Aquí nuevamente se hace tangible la importancia que tiene el Paseo del Bosque como uno de los puntos focales desde donde desarrollar el programa arquitectónico. La idea de Le Corbusier es lograr una integración absoluta casa-parque a modo de una relación dialéctica con mutuas señales de pertenencia.
Por un lado el parque debe hacerse presente desde las visuales en casi todos los espacios de la vivienda, de modo que saltando la distancia física entre ellos se expresa como una extensión natural del mismo, dotando a la obra de largos vectores visuales y logrando así una transmutación en la naturaleza de los espacios arquitectónicos por la presencia inmanente de la naturaleza.

Por otro, la vivienda acusa la presencia del parque y devuelve el gesto a partir de la implementación de un par de recursos:

el vacío espacial producido entre sus volúmenes anterior y posterior

la particular formalización de sus brise-soleil.

El primero de ellos se presenta no sólo como el "registro del territorio" -la pampa- presente en la arquitectura, sino que podría interpretarse también como un logrado intento de artificialización de la naturaleza del parque que se repite en la casa a partir de la acción de atrapar, encerrar, una porción del mismo. Podría entenderse entonces como una prolongación espacial del parque y, por extensión, de la pampa dentro de la arquitectura.

Lo segundo requiere para su interpretación de una mirada atenta ya que es la formalización de una mínima señal con un alto grado de significación, y de un mínimo recordatorio de orden teórico. Dentro de los recursos desarrollados por Le Corbusier para dotar a su arquitectura de sistemas de protección climáticos, es sin duda el brise-soleil no sólo el más efectivo sino el que colaboró a definirla desde la forma y el lenguaje. Si externamente los brise-soleil actúan como pantallas protectoras de la acción directa de los rayos solares, desde los espacios interiores se leen como pantallas visuales con un rango que pueden ir desde la negación total de la visión hacia el exterior hasta el obligar el ver sólo en determinadas direcciones. Si se observa detenidamente la formalización física que adquieren los brise-soleil en el frente de la Casa Curutchet, caeríamos en la cuenta que su naturaleza protectora prácticamente se desdibuja y se manifiesta con otras intenciones que surgen de su segunda función.

Primeramente, y a partir de la lectura de las plantas de la obra, se observa con claridad la no ortogonalidad entre línea municipal y medianeras del lote dada la ubicación del mismo sobre una de las tantas diagonales de la ciudad de La Plata. Analizando las plantas de los diferentes niveles de la vivienda, verificamos que las distintas resoluciones internas siguen en su mayoría las directrices dictadas por la geometría propia del solar, por lo que muchos de los muros son paralelos o transversales a las medianeras laterales, salvo contadas excepciones. Siguiendo con este ejercicio podemos señalar que la mayor densidad espacial y constructiva de la obra se recarga hacia el interior del lote, desdensificándose a medida que avanzamos hacia el frente, haciéndose el espacio cada vez más abierto y diáfano hasta alcanzar la vecindad con el parque bajo la forma de espacio semicubierto al nivel del acceso y de terraza-jardín por sobre el consultorio. Es así que si efectuamos una lectura espacial en sentido contrario a la realizada, reparamos en que sobre la calle -lo público- se sitúan espacios de características porosas y difusas -lo semipúblico- antes de alcanzar el nítido volumen que encierra la vida de la familia -lo privado.

Esta rica caracterización de espacios nos permite inferir que el límite entre la calle y la casa es altamente compleja y es donde los límites reales se difuminan, prevaleciendo sólo la línea invisible que señala los mundos legales de lo público y lo privado. Es en este delgado "colchón" espacial en donde descansan algunos artilugios altamente complejos que colaboran activamente a señalar la conflictiva naturaleza de toda frontera, siendo los brise-soleil quienes determinen, en definitiva, su significado.

A partir de lo expuesto e indicando la ubicación de los brise-soleil al frente, observamos que los mismos parten de una caja virtual de hormigón armado conformado por cinco pantallas verticales transversales a la línea municipal y repartiendo cuatro espacios intermedios. Así mismo, está compuesto por otras cinco pantallas horizontales, también ortogonales a la línea municipal, una de ellas, la del medio, invertida, indicando el límite entre el espacio cubierto del consultorio y el semicubierto de la terraza jardín. Todo este compuesto se presenta a su vez como una entidad absolutamente independiente, como un aditamento formal, no sólo en lo constructivo sino en sus relaciones formales y visuales con el resto de la obra. Observando desde el exterior notamos que sus cualidades protectoras de los rayos solares son prácticamente nulas dado que sólo colabora en parte con el frente vidriado del consultorio, mientras que su parte superior se ubica justo al nivel de la terraza-jardín, o sea a un espacio que no precisa mayormente de protección solar.

Entonces ¿cuál es su verdadera función? Básicamente, la de dirigir las visuales desde el interior hacia el parque, ya que su inclinación respecto a los ángulos interiores indican algo que está hacia fuera, en la vecindad: el parque. En concreto, si las disposiciones internas de los espacios son una consecuencia de los ángulos dictados por la geometría interior del lote, el brise-soleil responde no sólo a la línea del frente, realizando una corrección angular respecto a las directrices internas, sino que señala lo que está frente a él: la naturaleza. Esa particular disposición es la que articula la relación entre el parque, la calle, los espacios difusos del frente, el "registro de territorio" con su árbol central y las estancias privadas de la casa; dotando a la Casa Curutchet de una dimensión espacial que va mucho más allá de sus límites físicos.

Se podrá observar que el comedor y el estar abren todas sus ventanas hacia el espectáculo compuesto por la terraza-jardín y el parque... (3)

Pero esta intención de expandir los límites de la vivienda no debe entenderse como un interés meramente espacial sino como un propósito de dotarla de una dimensión poética en cuanto relación entre arquitectura y naturaleza, en donde el clima juega un papel protagónico exigiendo resoluciones espaciales que no son otra cosa que la adaptación a un nuevo sistema arquitectónico, acorde a los tiempos, de aquellos recursos ya presentes en la arquitectura popular local y que encierran las escalas del espacio doméstico en relación con la pampa infinita.

Finalmente, y situándonos para su mejor comprensión en el frente de la vivienda, es preciso destacar el "baldaquino" que Le Corbusier sitúa en la terraza jardín y que, como hemos corroborado en lo hasta aquí analizado en otros aspectos de la obra, también encierra una doble identidad, en este caso la de control climático y la de equilibrio formal. Como Le Corbusier expresa en la carta

...un baldaquino apoyado sobre el muro medianero oeste, resguarda del sol y de la lluvia un tercio de la terraza jardín. (4)

Según lo expuesto esta estructura no guardaría otra función que la de un refugio climático y, por ello, posibilitar diferentes alternativas de uso en un espacio abierto. Sin embargo, analizando su disposición en la obra podemos inferir que sus alcances son mayores. Al estar recostado sobre un muro medianero absolutamente ciego y dejando sus otros tres lados liberados - al frente, sobre el vacío central y hacia la terraza- recompone de modo creativo y novedoso la íntima relación entre espacios abiertos y cerrados mediante ese fuelle espacial que era la galería semicubierta, tan extendida a lo largo y a lo ancho de la pampa y que fuera dibujada por Le Corbusier en 1929 en sus cuadernos de viaje. Si a ello sumamos la inmediata presencia del álamo central nos hallamos ante los elementos constitutivos por excelencia que definen toda una forma de vida en relación al clima en el interior de nuestro país; situación esta que colabora en definir el grado de raigambre de esta obra al territorio y que difícilmente podría encontrarse en otro país que no fuera la Argentina.

Elaboración análoga es la que detectamos en Le Corbusier al proyectar la Ville Savoye un par de décadas atrás. Allí la reconstitución formal, espacial y lingüística operada se efectiviza en la idea de patio central pompeyano devenido en terraza-jardín elevada por encima del suelo natural, otorgándole a esta tipología clásica y profundamente europea un nuevo status arquitectónico.

El último aspecto a analizar contenido en la doble identidad de esta "galería elevada" (baldaquino para la mente europea) es la de colaborar en el equilibrio formal de la obra como objeto en sí y en cuanto a su relación con el entorno construido inmediato.

De su participación en el ordenamiento de la obra existen dos instancias a destacar.

La primera es el diálogo desde lo formal y lo poético que establece con el árbol y que es una operación basada en la dialéctica corbusierana, presente en prácticamente la totalidad de su obra, y nos remite a reflexionar acerca del origen de la artificialidad de la arquitectura en relación a la idea arcaica de naturaleza tal como nos es presentada por el mundo clásico al que se adscribe. Una relación tensa de dos volúmenes, uno natural el otro artificial, que se convierte en toda una declaración de principios de connotaciones filosóficas.

La segunda instancia es la de establecer otro tipo de equilibrio, esta vez entre las dos secciones de la obra, anterior y posterior. Ya hemos referenciado que hacia el fondo del lote se ordena un denso volumen que contiene las estancias íntimas de la vivienda y que se presenta como el de mayor altura a los fines de albergar todas las funciones dispuestas, en contraste con el volumen más bajo del sector delantero del lote. En este caso el desarrollo vertical del baldaquino permite una aproximación de alturas entre ambos, reforzado por la morfología robusta y ascendente del árbol interior. Esto sin perjudicar la fuga de visuales desde el fondo hacia la calle, y viceversa, dado el carácter de virtualidad que esta estructura posee.

En cuanto a la participación del baldaquino respecto a su relación con el entorno construido inmediato, es preciso destacar que no sólo opera en este sentido sino también como un gesto de reverencia y respeto de la obra para con la historia que la antecede. Si procedemos a su verificación en abstracto sobre la medianera oeste, induciríamos nuestro análisis a suponer que esta ubicación es debida a la intención de protección de la obra de la orientación más perjudicial de los rayos solares en el hemisferio sur. Sin embargo si reconducimos nuestro estudio de este aspecto considerando las construcciones preexistentes en los lotes medianeros, notamos que es precisamente la propiedad contigua oeste la que se impone no sólo por su presencia física sino por su peso histórico. Es por ello que el baldaquino se adosa a la misma aunque carente de intenciones de competencia, alcanzando una altura que no sólo no la iguala sino que no pretende señalar ningún elemento clásico de su composición de fachada.

Siguiendo con esta línea de análisis trazada observamos que la propiedad contigua al este es sensiblemente más baja que el volumen posterior de la casa Curutchet aunque ligeramente más alta que el volumen del frente y ligeramente retirada de la línea municipal. Es sobre esta medianera en donde Le Corbusier dispone de un trozo ciego de muro (diferenciando las propiedades) pero que se ahueca en su parte superior recordando las proporciones de vanos del brise-soleil de la fachada y que condice este gesto con el tímido remate de la casa vecina. A su vez este trozo de muro medianero se aproxima al brise-soleil indicándole que su altura será la misma. Finalmente la cubierta plana del baldaquino es paralela a las bandas horozontales del brise-soleil, disponiéndose a una altura que es de medio módulo respecto al total del desarrollo vertical de la caja de brise-soleil.

Esta minuciosidad en el detalle y en el desarrollo de los elementos participativos en la definición de la fachada de la casa Curutchet, baldaquino incluido, nos permite verificar que en cuanto volumen la vivienda no es otra cosa que una estación intermedia entre las propiedades linderas, logrando dotar de equilibrio y armonía a un fragmento de ciudad presumiblemente disperso y polarizado. Desde esta óptica, la casa Curutchet no se impone desde la forma, sino que su grandeza radica en la humildad de saberse parte de ciudad, colaborando a regenerar la historia de la misma al mismo tiempo que declama una incontrastable pertenencia en un determinado y lejano rincón del planeta.

(1) Extracto de la traducción de la carta enviada por Le Corbusier al Sr. Pedro Curutchet el 24 de mayo de 1949. Publicada en Revista 3, N° 8, Año 3, 1996. Buenos Aires. Pag. 20.


Link Corto: http://www.geocities.com/arquique/le...lecorbudr.html
__________________
Yo solo discuto con Beckenbauer

Last edited by Kamuss; June 27th, 2008 at 12:40 AM.
Kamuss no está en línea   Reply With Quote
Old December 17th, 2005, 09:26 AM   #4
Arkhángel
3 Jahre SSC-frei
 
Arkhángel's Avatar
 
Join Date: Sep 2005
Location: lieber vergessen
Posts: 4,639
Likes (Received): 32

1938/40: Plan de Le Corbusier y Pierre Jeanneret
c/ colaboración de Jorge Ferrari Hardoy y Juan Kurchan




En 1929, Le Corbusier realizó un viaje por las capitales de América latina del cual extrajo varias observaciones. En base a estas impresiones fue que elaboró un plan para la urbanización de la ciudad de Buenos Aires.
Bajo las teorías imperantes del racionalismo funcionalista, el plan retoma conceptos modernistas de apropiarse de las fuerzas naturales (y desordenadas) del progreso, para encauzarlas bajo una planificación organizadora.
El plan fue elaborado mientras se desarrollaba la 2da Guerra Mundial y esa afectación por la destrucción de las ciudades europeas se reflejaría en el afán por una revisión urbanística mas armónica con la vida, que Le Corbusier postularía para Buenos Aires. Este plan quedó prácticamente ignorado hasta abril de 1947, cuando la revista "La Arquitectura de Hoy" decidió publicarlo.


Principales propuestas:

• Una concentración de las estructuras urbanas de la ciudad, a la que Corbusier veía "expandida inútilmente". El reordenamiento global urbano preveía una distinción de zonas en función de usos y actividades. Las áreas concentradoras de equipamientos se dividían en:

- Gobierno Nacional
- Gobierno Municipal
- Finanzas
- Ciudad universitaria
- Hoteles y comercios
- Esparcimiento
- Viviendas.

• Amplias vías de circulación concentradoras de los accesos regionales a la Capital, convergentes hacia su área central.

• Subsanar el desequilibrio existente entre las zonas Norte y Sur de la ciudad, cuyo eje está marcado por la Av. de Mayo, abriendo una arteria maestra de circulación Norte-Sur. Un reparto equitativo de las densidades residenciales y el establecimiento de la zona industrial en el Sur a los costados del Riachuelo.

Por ese entonces Le Corbusier veía que la ciudad crecía de espaldas al río, circunstancia que en un fragmento de sus consideraciones expresaba de la siguiente manera: "¡Ay! Buenos Aires le ha dado la espalda al Río de la Plata, no lo ve nunca, no sabe que existe".


Para el frente costero que implicaba a Puerto Madero proponía:

• La eliminación del Puerto Madero, dando lugar a la creación de un amplia área dedicada al esparcimiento público, con usos culturales y deportivos a escala metropolitana. Este sector abarcaba el parque proyectado anteriormente por Briano y el Balneario Municipal. Se ideaba la construcción de un gran estadio Municipal integral, para deportes, desfiles, teatro y fiestas públicas. También se proyectaba un "Museo viviente" para conocimiento de la Argentina.

• Las funciones portuarias estarían divididas, destinando Puerto Nuevo con la ampliación propuesta por Briano como "Puerto Comercial", mientras que las zonas del Riachuelo y Dock Sud estarían destinadas a "Puerto Industrial".

• La idea de afirmar un frente costero como elemento emblemático de Buenos Aires se reforzaba con la prolongación del eje de Av. de Mayo a través de un brazo que se adentraba en el río hasta una isla artificial donde se levantaría la "Cité des Affaires", compuesta por cinco rascacielos. Esta "cité financiera" estaría asentada sobre pilotes y sería la avanzada costera de la ciudad.



Cité inmobiliaria:




Área Puerto Madero:








http://www.puertomadero.com/planes4.cfm
__________________

Espacio verde público por habitante (en m2)
Berlín: 58 -- Nueva York: 23 -- Viena: 20 -- Seúl: 15 -- Madrid: 14 -- París: 12 -- Mínimo habitable: 10 -- Buenos Aires: 3



Idiotas que no podemos construir a 15 km por año
Arkhángel no está en línea   Reply With Quote
Old March 11th, 2007, 06:13 PM   #5
Jota Pe
Netto Fan Club
 
Jota Pe's Avatar
 
Join Date: Nov 2006
Posts: 5,534
Likes (Received): 28

La casa Curutchet es fantástica. No sólo respeta la linea municipal inclinada con respecto a los ejes medianeros, sino que se integra en escalonamiento con sus propiedades lindantes. Una auténtica pieza Le Corbusier. ¡Muy lindo hilo!
__________________
^ Störrisch wie ein Maultier.
Jota Pe no está en línea   Reply With Quote
Old March 11th, 2007, 06:57 PM   #6
danito
Arquitortura
 
danito's Avatar
 
Join Date: Mar 2006
Location: cordoba/jujuy
Posts: 5,892
Likes (Received): 149

LeCorbusiere fue un urbanista muy adelantado a su epoca, miren que ya planificaba un pto Madero para aquellos tiempos, redes de autopistas y grandes espacios verdes, el lograba adaptar a la ciudad para el automovil.

Quote:
Originally Posted by jota_pe_ View Post
La casa Curutchet es fantástica. No sólo respeta la linea municipal inclinada con respecto a los ejes medianeros, sino que se integra en escalonamiento con sus propiedades lindantes. Una auténtica pieza Le Corbusier. ¡Muy lindo hilo!
Aparte sigue sus modulaciones como en la casa Villa Savoye, planta baja libre con acceso a cochera, grandes aventanamientos para lograr la maxima visual y iluminacion, y terrazas jardin.
danito no está en línea   Reply With Quote
Old March 11th, 2007, 08:41 PM   #7
GreenUrbano
BANNED
 
Join Date: Aug 2005
Location: Buenos Aires
Posts: 4,723
Likes (Received): 0

La casa Curuchet es hermosa, yo tuve la oprtunidad de ver tan solo la fachada en persona y me pareció increible que en 1949 haya hecho cosa tan buena (pensando que aún ahora se hacen algunas cosas 30 veces peores)
GreenUrbano no está en línea   Reply With Quote
Old March 12th, 2007, 12:57 AM   #8
DtRc
¬¬
 
DtRc's Avatar
 
Join Date: Jul 2006
Location: Buenos Aires
Posts: 1,488
Likes (Received): 3

y recorrerla es muy interesante y hasta entretenido, esta bastante bien mantenida, salvo la cocina y algunas partes del estar y teniendo en cuenta q los colores originales fueron modificados, pero mas alla de eso, lo unico q no me gusto fue la altura de las aberturas. Entiendo q se hizo a partir de mediciones del cuerpo humano y demas, pero yo siendo mas o menos normal (1,80) me canse de darme contra el dintel cada vez q entraba a un local. Y no culpen a amancio xq su direccion fue genial
DtRc no está en línea   Reply With Quote
Old June 26th, 2008, 01:42 PM   #9
eribourb
BANNED
 
Join Date: Oct 2007
Posts: 542
Likes (Received): 0





Importantísima es la huella que ha dejado en la arquitectura porteña de cierta época el Corbu....


No son solo sus escritos, es la influencia arquitectónica que durante cuarenta años,
ha ido dejando su impronta en algunos de los edificios con una mayor búsqueda plástica,
y que han ido construyendo la identidad de la ciudad....No les sucede a otras ciudades,
ni de Argentina, ni del mundo....




Last edited by eribourb; June 26th, 2008 at 04:18 PM.
eribourb no está en línea   Reply With Quote
Old June 26th, 2008, 02:34 PM   #10
eribourb
BANNED
 
Join Date: Oct 2007
Posts: 542
Likes (Received): 0

"cuando estaba en la facultad las influencias eran :
Le Corbusier, Wright y Mies Van der Rohe.
Eran tres tipos de arquitectura.
En mi caso yo tome a Le Corbusier, eso es evidente..."







Se gradúo como arquitecto en 1948 en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires. Trabajo durante ese año, como dibujante, junto al equipo integrado por Ferrari Hardoy, Vivanco y Bonet, quienes desarrollaron el Plan Regulador de la Ciudad de Buenos Aires.

( Este grupo de arquitectos se habían conocido en 1937 en el estudio de Le Corbusier, cuando trabajaban con el maestro en el Plan de Buenos Aires, luego se unieron y formaron parte del grupo Austral )

De este periodo, Testa siempre recuerda a Ernesto Rogers, arquitecto y urbanista italiano, que actuaba como asesor del Plan Regulador, mantuvo con el una estrecha relación que influyo su visión de las situaciones urbanas.

Last edited by eribourb; June 26th, 2008 at 02:41 PM.
eribourb no está en línea   Reply With Quote
Old June 26th, 2008, 03:12 PM   #11
SottoVoce
Las Cañitas
 
SottoVoce's Avatar
 
Join Date: Feb 2007
Location: Buenos Aires
Posts: 406
Likes (Received): 0

Quote:
Originally Posted by eribourb View Post
edificios con una mayor búsqueda plática
No entendí esta parte, que quisiste decir con "búsqueda plática" no lo podés explicar con otras palabras?
gracias
__________________
Scuderia Ferrari
SottoVoce no está en línea   Reply With Quote
Old June 26th, 2008, 03:21 PM   #12
eribourb
BANNED
 
Join Date: Oct 2007
Posts: 542
Likes (Received): 0

La busqueda plástica de un arqutiecto, cuando proyecta, es lo que hace que un edificio no acabe siendo un aburrido paralelepípedo que se percibe en su totalidad, ya con la primera mirada....Tiene que ver con la formación....con el talento, y con los hue-os del arquitecto.







Y con la cabeza de los clientes, cuando no hay un concurso de anteproyecto
que dirima quien lo va a construir.....


En el caso de los edificios de Testa, como en la obra de Le Corbusier, el hormigón con sus posiblidades precisamente plásticas, les da la posibilidad de generar diferentes planos, colores, sombras..... Recursos plásticos, que hacen a sus obras tan interesantes....

Last edited by eribourb; June 26th, 2008 at 04:20 PM.
eribourb no está en línea   Reply With Quote
Old June 26th, 2008, 04:13 PM   #13
eribourb
BANNED
 
Join Date: Oct 2007
Posts: 542
Likes (Received): 0

Y entre los buenos edificios de Buenos Aires donde se puede leer
la impronta de Le Corbusier, econtramos la interesante obra de Pablo
Beitía. El vaciado de un antiguo caserón para transformarlo en museo :
detalles sublimes....clásicamente corbusieranos.



eribourb no está en línea   Reply With Quote
Old June 26th, 2008, 04:49 PM   #14
SottoVoce
Las Cañitas
 
SottoVoce's Avatar
 
Join Date: Feb 2007
Location: Buenos Aires
Posts: 406
Likes (Received): 0

thanks
__________________
Scuderia Ferrari
SottoVoce no está en línea   Reply With Quote
Old January 19th, 2009, 01:10 PM   #15
Arkhángel
3 Jahre SSC-frei
 
Arkhángel's Avatar
 
Join Date: Sep 2005
Location: lieber vergessen
Posts: 4,639
Likes (Received): 32


LA UNIVERSIDAD DE QUILMES EDITA LA RED AUSTRAL, DE JORGE LIERNUR Y PABLO PSCHEPIURCA


Le Corbusier,
el arquitecto que soñó
la moderna Buenos Aires


La relación entre el famoso teórico suizo y sus discípulos en el país
es el tema de esta investigación.



Por: Carolina Muzi


Se deja leer como una apasionante novela histórica que, desde la arquitectura y el urbanismo, pone una lupa en la sociedad argentina del siglo XX, pero en rigor es el fruto de una investigación académica que llevó treinta años. Publicado por la Universidad Nacional de Quilmes, La red austral: obras y proyectos de Le Corbusier y sus discípulos en la Argentina, 1924-1965, de Jorge Francisco Liernur con Pablo Pschepiurca, revela los hechos, vínculos, intrigas y grandezas de un tramo de la modernidad en nuestro país, tejido a dos puntas, entre París y Buenos Aires. El arquitecto franco suizo Charles Edouard Jeanneret -alias Le Corbusier- mantuvo con la Argentina una larga y fructífera relación, tormentosa por momentos. La red austral aborda el conjunto de obras, proyectos y acciones que Le Corbusier tejió con sus discípulos en Buenos Aires, aún antes de su primera visita en 1929, en medio del debate internacional sobre la renovación de la arquitectura y el urbanismo.

Impactado por el encuentro entre el río y la pampa en una línea infinita de luz -que en su libro Precisiones describió como la "horizontal insignie"- a Le Corbusier lo esperaba en el puerto Victoria Ocampo. Para ella proyectó una casa disparatada que jamás se haría. Le Corbusier venía a difundir su ideario en conferencias, pero su fantasía de la pampa -alimentada en París por relatos de sus amigos Ricardo Güiraldes y Alfredo González Garaño- se potenció cuando notó el ritmo desmesurado al que crecía Buenos Aires, la virginidad del territorio y la ausencia de miradas modernas sobre la planificación. Se entusiasmó entonces con un plan integral para Buenos Aires que, si bien no tuvo jamás una aplicación directa, generó la trama espesa que desanda este libro, que además revela el efecto de aquellos postulados en el largo plazo.

"Creo que este libro le sirve al público no especializado para entender que la arquitectura puede ser otra manifestación de la vocación humanista. A los arquitectos, para ver la arquitectura como un fenómeno complejo de la cultura", dice el arquitecto Liernur. Decano de la escuela de arquitectura de la Universidad Torcuato Di Tella, investigador del Conicet y autor -entre otros libros- del Diccionario de arquitectura en la Argentina -junto a Fernando Aliata- y de Arquitectura en la Argentina del siglo XX, Liernur explica que los jóvenes seguidores de Le Corbusier en el país -los arquitectos argentinos Juan Kurchan y Jorge Ferrari Hardoy junto al catalán Antonio Bonet- que formarían el Grupo Austral tuvieron "el valor de ir cambiando los planes a tono con la complejidad de los cruces y la variedad de las metas. Por eso, si una palabra se elude en este libro, es influencia".

Desde el año 1938 Le Corbusier y sus discípulos locales encararon campañas para hacer realidad sus ideas arquitectónicas y urbanas. La red austral dedica un capítulo al Atelier de Artistas, esa joya de la arquitectura moderna que Bonet, Vera Barros y López Chas construyeron en Suipacha y Paraguay. También se ocupa de la silla BKF, diseñada por Bonet, Kurchan y Ferrari Hardoy, que conquistó el mundo. Este libro revela además los costados menos conocidos del Grupo Austral, como su trabajo con el sindicato de la construcción para elaborar las primeras encuestas sobre el habitat. O el viaje a San Juan tras el terremoto de 1944, para convivir con los obreros y dar una solución al problema de la vivienda.

Del plan frustrado de Le Corbusier para Buenos Aires -solo firmó la Casa Curutchet, en La Plata- algunas ideas se "colaron" en la ciudad varias décadas después. Los rascacielos que Le Corbusier propuso junto al río finalmente florecieron en Puerto Madero. La Ciudad Universitaria hoy ocupa el lugar que tenía en el plan de 1938. La propuesta de una Avenida Norte-Sur se completó entre Retiro y Constitución. Una torre de cristal amplió el edificio del Congreso Nacional. Una red de autopistas comenzó a construírse tal como lo planteó Le Corbusier. Y la idea de trasladar el Aeroparque a una isla o a la costa de Avellaneda -refrescada en 1995 por los políticos de entonces- ya había sido propuesta por Le Corbusier en 1929 y 1938. No parece una casualidad.



Le Corbusier
Básico


Suiza, 1887 - Francia, 1965
Arquitecto, diseñador, pintor

Su verdadero nombre era Charles Edouard Jeanneret y está considerado como uno de los grandes teóricos de la Arquitectura Moderna, por él definida como "el juego sabio, correcto y magnífico de los volúmenes bajo la luz". Le Corbusier aprovecha las nuevas tecnologías y define a la vivienda como una "máquina de habitar". La idea de una vivienda construída sobre pilotes, la terraza jardín, la fachada y la planta libres -que él postulaba- son hoy marcas habituales de la modernidad.



http://www.clarin.com/diario/2009/01...s-01842302.htm
__________________

Espacio verde público por habitante (en m2)
Berlín: 58 -- Nueva York: 23 -- Viena: 20 -- Seúl: 15 -- Madrid: 14 -- París: 12 -- Mínimo habitable: 10 -- Buenos Aires: 3



Idiotas que no podemos construir a 15 km por año
Arkhángel no está en línea   Reply With Quote
Old January 19th, 2009, 07:10 PM   #16
enrique4
Registered User
 
enrique4's Avatar
 
Join Date: Jul 2008
Location: La PLata
Posts: 450
Likes (Received): 0

Chicos prometo solemnemente tener pronto fotos de la curuchet por dentro!!!!!! en este momento no tengo la camara por eso mis demosras en todo.

Les cuento que es una verdadera obra de arte, unica, efectivamente las medidas utilizadas no son las estandar, el corbu utilizo el sistema de medidas creado por el en base a las proporciones humanas, llamado MODULOR, la altura maxima es de 2,26 metros en contraste con los 2,60 metros establecidos por normas legales, por tanto si uno levanta la mano toca el techo, esto es tal vez lo que mas "moleste" cuando uno esta dentro de la casa, pero tiene cosas asombrosas que son dificiles de transmitir por aca; cabe destacar que es un ejemplo sobresaliente de las maximas de la arquitectura moderna pudiendose observar las cinco caracteristicas corbuseanas, a saber: costruccion en pilotis, fachada libre, planta baja libre, parasoles y terraza jardin (toda construccion debia devolver el terreno ocupado a la naturaleza) tambien esta la caracteristica rampa que enlaza todo el sistema, lo que permite crear la PREMONADE ARQUITECTURAL o paseo arquitectonico; en este pequeño terreno entre medianeras (no se exactamente las medidas pero rondan los 8 metros por 20) se levanta una casa con tres habitaciones, un consultorio odontologico con sala de espera y habitacion para internaciones con baño, dependencias de servicio y cochera, una asaña!! en el proyecto tambien intervino Amancio Williams el creador de la casa del puente de Mar del Plata. Debo decir tambien que en las ultimas intervenciones se le han devuelto los colores originales a la casa. En serio es una joya que vale la pena conocer!!!!

Pronto fotos pondre!!!
Abrazo.
__________________
ESENCIAL [FONT="Arial Black"][SIZE="7"][COLOR="Blue"]

http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=796816
enrique4 no está en línea   Reply With Quote


Reply

Tags
le corbusier

Thread Tools
Rate This Thread
Rate This Thread:

Posting Rules
You may not post new threads
You may not post replies
You may not post attachments
You may not edit your posts

BB code is On
Smilies are On
[IMG] code is On
HTML code is Off



All times are GMT +2. The time now is 01:22 AM.


Powered by vBulletin® Version 3.8.8 Beta 1
Copyright ©2000 - 2014, vBulletin Solutions, Inc.
Feedback Buttons provided by Advanced Post Thanks / Like v3.2.5 (Pro) - vBulletin Mods & Addons Copyright © 2014 DragonByte Technologies Ltd.

vBulletin Optimisation provided by vB Optimise (Pro) - vBulletin Mods & Addons Copyright © 2014 DragonByte Technologies Ltd.

SkyscraperCity ☆ In Urbanity We trust ☆ about us | privacy policy | DMCA policy

Hosted by Blacksun, dedicated to this site too!
Forum server management by DaiTengu