daily menu » rate the banner | guess the city | one on oneforums map | privacy policy | DMCA | news magazine | posting guidelines

Go Back   SkyscraperCity > World Forums > Architecture

Architecture news and discussions on all buildings types and urban spaces
» Classic Architecture | European Classic Architecture and Landscapes | Public Space | Shopping Architecture | Design & Lifestyle | Urban Renewal and Redevelopment



Global Announcement

As a general reminder, please respect others and respect copyrights. Go here to familiarize yourself with our posting policy.


Reply

 
Thread Tools
Old June 3rd, 2008, 07:42 AM   #1
roberto0qs
:D
 
Join Date: Dec 2006
Location: Mexico City
Posts: 2,372
Likes (Received): 130

MONUMENTS, statues, fountains, sculptures, etc in Mexico City (WOOW WOOW)

Hi, I wanna show you the monuments in my city: MEXICO CITY, I will start with the most important and I'll whow you other monuments, but I need posts! I'm sorry about the language but I dont have time for translate it all.


Lets begin with the most important and beautiful monumento of the city, and in my opinion, the most beautiful in America.

Símbolo de libertad: Ángel de la Independencia

Base




El Monumento a la Independencia de México fue propuesto por el Presidente de México Porfirio Díaz, para conmemorar el primer centenario de vida independiente del país. Originalmente, se pensaba construirlo en el centro de la Plaza de la Constitución, y finalmente fue instalado en el Paseo de la Reforma en la Ciudad de México. El concurso para el diseño se convocó en 1877.

La figura principal del monumento es la estatua del Ángel que en realidad no es un ángel sino, según algunos la representación de Niké, la diosa griega alada de la victoria, y según otros, no es esta diosa, sino simplemente la representación alegórica de la victoria alada. Lleva en la mano una corona de laurel en actitud de colocarla, regalo ofrecido a los vencedores, y en la otra una cadena con eslabones rotos representando la ruptura del dominio español. Es de bronce con recubrimiento de oro, mide 6.7 metros de altura y pesa 7 toneladas.

Las esculturas fueron realizadas por el italiano Enrique Alciati. Creada sobre una columna central, con un conjunto escultórico en la base con estatuas en los cuatro puntos cardinales, que representan en figuras femeninas a la Ley, la Paz, la Justicia y la Guerra. Estas esculturas, junto con el Ángel, fueron labradas en yeso en México, y vaciadas en bronce en Florencia, Italia; usando la técnica de la cera perdida.

En el segundo nivel, hay otro conjunto con las estatuas de mármol de Vicente Guerrero, José María Morelos, Francisco Javier Mina y Nicolás Bravo.

La difícil cimentación de esta obra que requirió del hincado de 5.000 pilotes de madera y algunos de concreto a fin de encontrar un estrato compacto de suelo granular hasta 25 metros de profundidad, estuvo a cargo de un grupo de técnicos mexicanos encabezados por los ingenieros Gonzalo Garita y Miguel Gorozpe. De hecho la cimentación original estuvo formada por una plataforma de tres capas de viguetas de acero superpuestas y después recubiertas con concreto, la cual se terminó a fines de 1901.

La primera piedra de la construcción de esta obra se puso una vez terminada la cimentación el día 2 de enero de 1902, hace ya más de 100 años, y la ceremonia fue encabezada por Porfirio Díaz, quién colocó dentro de ella un cofre dorado con el acta y una serie de monedas de cuño corriente de la época.

La obra continuó por varios años terminándose la base, el zócalo y el pedestal para enero de 1906, sin embargo una vez iniciada la construcción de la columna en sí y cuando ya se habían colocado más de 2.400 piedras de cantera en total, el gran peso no fue soportado por la cimentación original y la columna empezó a perder la verticalidad por el hundimiento del cimiento.

Fue entonces cuando el grupo de ingenieros arriba mencionado decidió demoler todo lo construido hasta esa fecha y procedió a diseñar una nueva cimentación formada por un tupido entramado de pilotes de punta, que fueron hincados mediante un martinete de vapor que enterraba los pilotes de madera con un émbolo de una tonelada de peso. Este artefacto producía el clásico golpeteo de aquella época y que persistió hasta los años 50 del siglo pasado y que consistía en el golpe seco del martinete seguido por la expulsión de vapor liberado. Este ruido persistente y monótono tenía que ser soportado día y noche por los vecinos de la zona.

El monumento terminado fue inaugurado por Porfirio Díaz el 16 de septiembre de 1910, con motivo del Centenario de la Independencia de México.

La excelente cimentación del Ángel, aunado al continuo hundimiento de la ciudad, han hecho que el monumento, que originalmente se encontraba a ras de suelo, ahora se encuentre por encima de la Ciudad. Para compensar esta diferencia, a lo largo de la historia del monumento, a su alrededor se han tenido que añadir 17 escalones, un promedio de un escalón cada cinco años y medio.

En el año 2006 se le realizaron trabajos de limpieza y remodelación.

Cabe recordar que en varias ocasiones ha sido remodelada, y más aún, cuando en 1957, un terremoto azotó a la Ciudad de México y el Angel cayó por completo de su columna.




Seguimos con uno de los monumentos más grandes del país...

Obra máxima inconclusa: Monumento a la Revolución






La estructura de este monumento se destinó originalmente para el recinto del Palacio Legislativo, según el concurso internacional convocado por el gobierno en 1897, concurso que ganó el proyecto del arquitecto francés Emile Bernard. El Gral. Porfirio Díaz colocó la primera piedra el 23 de septiembre de 1910. La viguería de hierro se contrató con la empresa estadounidense de los hermanos Milliken, que la edificó casi en su totalidad. La obra fue suspendida el 30 de septiembre de 1911, cuando la Secretaría de Comunicaciones acordó destinar a la apertura y reparación de caminos los 9 millones de pesos que faltaban para la conclusión de esta obra, que, en su momento, habría llegado a ser una de las construcciones más espectaculares del mundo.

La estructura, abandonada por diez años, en 1921 sirvió para instalar, en sus naves laterales, la Exposición Comercial Internacional del Centenario, obra con costo de $600,000 que fue iluminada con 20,000 lámparas. Las columnas de los amplios salones, de estilo azteca, fueron diseñadas para los tres pisos de galerías, un cabaret y un teatro. Esta exposición, obra de la iniciativa privada, se extendía sobre un área de 15,000 metros cuadrados.

En 1932 se empezó a derribar la estructura de lo que correspondía a las naves y, en este mismo año, el Ing. Alberto J. Pani propuso aprovechar el esqueleto metálico para construir el Monumento a la Revolución. Aprobada la idea, en enero de 1933 se creó un patronato y se lanzó la convocatoria para erigir el monumento por suscripción pública. El Arq. Carlos Obregón Santacilia hizo bocetos, proyectos y diseños, y realizó y concluyó la obra cinco años después.

El conjunto mide 65 M. de altura. La estructura principal presenta cuatro arcos de 26 M. de alto por 18.50 M. de ancho, recubiertos en su mayor parte de piedra chiluca, ya que los arranques de las pilastras y sus vértices exteriores lo están de piedra negra. Sobre éstas últimas descansa un gran cubo de piedra chiluca, el que, a su vez, sostiene una doble cúpula, la cual se complementa con otra interior. La cúpula exterior se halla recubierta de láminas de cobre y se remata en linternilla hueca, de piedra negra, que se proyectó originalmente para alojar un haz luminoso que sería guía nocturna para los aviones. (nunca se ha encendido).

Debido a que fu indispensable unir arquitectónicamente los anteriores elementos superiores del monumento, en cada uno de los ángulos del cubo que sostiene la cúpula se instalaron cuatro grupos escultóricos de proporciones heróicas, compuestos de tres figuras: la central de pie, y las otras dos sedentes. Grupos que representan: La Independencia, las Leyes de Reforma, las Leyes Agrarias y las Leyes Obreras. Obra escultórica de Oliverio G. Martínez, quien contó con la colaboración de Ernesto Tamariz y Federico Canessi.

Dispone de dos elevadores para ascender a la cúpula; el primero asciende verticalmente hasta llegar al nivel de las terrazas interiores; el segundo lo hace describiendo una trayectoria curva que sigue la forma de la cúpula y lleva hasta la linternilla o domo. En el tiempo en que fue instalado, el elevador curvo estaba considerado mundialmente como el primero en su género.

Nunca hubo propiamente una ceremonia inaugural, y el primer acto cívico que alojó se efectuó el 20 de noviembre de 1938 en la antigua Plaza de 30,000 metros cuadrados. Pocos años más tarde, los cuatro recintos interiores de las pilastras fueron habilitados como criptas del panteón revolucionario: el 5 de febrero de 1942 se recibieron los restos de Venustiano Carranza y posteriormente los de Francisco I. Madero, Plutarco Elías Calles y Lázaro Cárdenas. El busto del Gral. Cárdenas que ahí se encuentra, realizado en 1971, es obra del escultor Ernesto Tamariz.

En 1986, en el que fuera gran sótano del monumento, se instaló el Museo de la Revolución, obra del Arq. José Rogelio Álvarez Noguera, tres. Ahí reposan los restos de Francisco I. Madero, Venustiano Carranza, Francisco Villa, Plutarco Elías Calles y Lázaro Cárdenas. .

Este sería el Palacio Legislativo, acutalmente Monumento a la Revolución



Oro negro: Fuente de Petróleos
No information:P



Niños mártires de Chapultepec: Monumento a los Niños Héroes





Se encuentra en la Primera Sección del Bosque de Chapultepec. Realizado por Ernesto Tamariz, sirve de homenaje a los cadetes del Colegio Militar que dieron su vida por defender el Castillo de Chapultepec de la invasión norteamericana el 13 de septiembre de 1847.
En esa fecha 200 cadetes del Colegio Militar, que en aquel entonces tenía su sede en el castillo y 632 soldados del Batallón de San Blas, defendieron el castillo del ataque de 8000 soldados estadounidenses, en su avance hacia la ciudad de México.
De los que murieron en combate se recuerda al teniente Juan de la Barrera y los alumnos Agustín Melgar, Fernando Montes de Oca, Vicente Suárez, Juan Escutia y Francisco Márquez, conocidos como los Niños Héroes.
La versión más difundida atribuye a Juan Escutia el haberse lanzado desde lo alto del castillo, envuelto en la bandera de México, cuando se hizo inútil toda defensa. Otras versiones atribuyen este hecho a Fernando Montes de Oca.


Flechadora de la estrella del Norte: Fuente de la Diana Cazadora

La ubicación de esta fuente es envidiable


La Fuente de la Diana Cazadora, una de las obras escultóricas más representativas del arte mexicano, tiene una interesante historia, reflejo de los cambios políticos, sociales y culturales de la Ciudad de México, metrópoli que la ha encumbrado como uno de sus más preciados símbolos urbanos.

La escultura de la Diana Cazadora, cuyo nombre verdadero es el de "La Flechadora de las Estrellas del Norte", inicia su historia en 1942, cuando el entonces presidente de México, Manuel Ávila Camacho, a través del regente del Distrito Federal, Javier Rojo Gómez, inició un programa de embellecimiento de la ciudad que incluía la creación de varias fuentes monumentales en glorietas o esquinas representativas. Entre las que aún perduran se encuentran las de Plaza California en la Colonia Del Valle y la Fuente de Petróleos en las Lomas de Chapultepec. Fue así como se comisionó al arquitecto Vicente Mendiola y al escultor Juan Olaguíbel, para que realizaran la construcción de una de estas fuentes para una glorieta que se localizaba sobre el Paseo de la Reforma cerca de la entrada al Bosque de Chapultepec. El tema que se eligió fue el de Diana, la diosa romana de la caza, pero en esta fuente, esa diosa, en vez de cazar con su arco bestias en los bosques, ahora flecharía las estrellas de los cielos del norte, de ahí el nombre de la escultura. Como modelo para la ejecución de la misma se seleccionó a Helvia Martínez Verdayes, en ese tiempo una joven de apenas 16 años que trabajaba por las tardes como secretaria en las oficinas de Petróleos Mexicanos. La escultura fue elaborada de abril a septiembre de 1942, mes en que finalmente se realizó la fundición en bronce de la misma. Durante todo ese tiempo, Helvia Martínez Verdayes posó desnuda para el escultor sin recibir otra paga que la vanidad de ver su cuerpo inmortalizado en una de las avenidas más hermosas de la ciudad.

La Fuente de la Flechadora de las Estrellas del Norte, fue inaugurada el 10 de octubre de 1942 y desde ese momento se ganó el afecto del pueblo, quien la empezó a llamar "La Diana Cazadora", pero desde esa fecha también se ganó las críticas de los sectores más ultraconservadores de la sociedad mexicana de la época, siendo la Liga de la Decencia quien un año después, tras una serie de actos de protesta que incluyeron la colocación de ropa interior de tela sobre la escultura, lograron que Juan Olaguíbel le colocara un calzoncillo de bronce a su obra. Sin embargo, el artista previendo otros tiempos de mayor libertad, únicamente lo fijó con tres puntos de soldadura, en espera de poder retirarlo más adelante.

Al paso del tiempo la mentalidad de la sociedad mexicana fue transformándose y para aprovechar la celebración de las Olimpiadas de México 1968, el entonces regente Alfonso Corona del Rosal, en respuesta a una petición de Juan Olaguíbel, decidió retirar el taparrabos de bronce de la escultura, sin embargo al realizar esto, la estatua sufrió algunos daños. Para solucionarlo se decidió fundir una nueva pieza sin defectos para que ocupara ese lugar, mientras que a la que resultó dañada fue vendida por el artista al regente para evitar que la pieza fuera destruida, ese pieza fue donada por el político a Ixmiquilpan, su pueblo natal donde permanece desde 1970.

En 1974, a raíz de las obras del Circuito Interior, la Fuente de la Diana Cazadora fue trasladada de su ubicación original en el parque Ariel, a un costado de donde hoy se levanta la Torre Mayor. En ese sitio permaneció prácticamente escondida durante 18 años, hasta que en 1987 un grupo de artistas e intelectuales exigieron la reubicación de la Diana Cazadora a la glorieta que se forma en el cruce de Paseo de la Reforma con la calle de Sevilla. Esta petición fue respaldada a su vez por la ciudadanía, quién logró que el gobierno la recolocara el 5 de agosto de 1992 en su glorieta inaugural donde permanece hasta nuestros días.

De esa manera ha trascurrido la historia de esta escultura, un monumento a la mujer, un monumento a la belleza del cuerpo desnudo, un monumento a la libertad.








Honor al Benemérito de las Américas: Hemiciclo a Juárez








Monumento construido en mármol de carrara, sobre un proyecto del arquitecto Guillermo Heredia, que se encuentra en la avenida Juárez, en la parte sur de la Alameda Central. Fue inaugurado en 1910. De planta semicircular, el cuerpo cuenta con ocho columnas de estilo dórico. Al centro se halla un conjunto escultórico, obra del italiano Lazzaroni, que culmina con la efigie de un Benito Juárez coronado por la Gloria, en presencia de la República.

Camino al Nuevo Mundo: Monumento a Colón





Este monumento localizado en una de las glorietas del Paseo de la Reforma, tiene su antecedente histórico en el gobierno del emperador Maximiliano de Habsburgo, cuando su suegro, el rey Leopoldo I de Bélgica, decidió regalar a México una escultura de Cristóbal Colón para edificar un monumento a este personaje. Dicho proyecto sería construido por el arquitecto Ramón Rodríguez Aragoity con esculturas de Manuel Vilar, sin embargo, este proyecto fue cancelado por los problemas políticos del país y la muerte del emperador tras el triunfo de los liberales.
Posteriormente, el magnate Antonio Escandón propuso retomar la idea y le solicitó su construcción al entonces presidente Sebastián Lerdo de Tejada, quien designó al escultor francés Henri Joseph Cardier para que la llevara a cabo.

Dicho monumento cuenta con una base sobre la que se levanta la escultura de Cristóbal Colón, así como dos relieves llamados "Desembarco de Cristóbal Colón" y "Fundación de la Iglesia". En su base se encuentran cuatro esculturas sedentes de los primeros misioneros del continente americano: Fray Antonio de Marchena, Fray Pedro de Gante, Fray Diego de Ordaz y Fray Bartolomé de las Casas.



Este monumento se encuentra en el lugar que originalmente había previsto Maximiliano de Habsburgo y fue inaugurado en 1877.


Memoria de un gran pasado: Monumento a la Raza

Este monumento adopto la forma de lo que comúnmente en México se llama “pirámide” (sobreposición de varias pirámides truncas, tres en este caso) de 50 M. de altura, sobre cuya plataforma superior se encuentra un pedestal.

En sus cuatro costados presenta sendas placas de bronce con relieves que forman parte de la base destinada a la escultura de una águila metálica en el acto de devorar una serpiente sobre un nopal.

Los taludes de los tres basamentos ornamentados con frisos horizontales que presentan relieves inspirados en las serpientes emplumadas de Xochicalco.

Las cuatro caras de la pirámide tienen paramentos lisos inclinados en el eje central, entre dos alfardas.

Dispone de dos escalinatas: la del sur conduce a la plataforma superior y la del norte a la puerta de entrada al edificio.

Ambas escaleras presentan, en su arranque, grandes cabezas de serpiente que recuerdan las de San Juan Teotihuacan.

Del cuerpo inferior del basamento surgen dos grupos escultóricos monumentales ubicados al oriente (“Grupo de la fundación de México”) y al poniente (“Grupo defensa de Tenochtitlán”).

El proyecto arquitectónico es del Ing. Francisco Borbolla y la realización y los dos grupos escultóricos del Arq. Luis Lelo de Larrea.






Madre, relicario de America...Monumento a la fundación de la Ciudad de México-Tenochtitlán

Ubicado en las inmediaciones de la Plaza de la constitución (mejor conocida como zócalo), conmemora la leyenda sobre la fundación de la Ciudad de México, en la cuál los aztecas (porvenientes de Aztlán) debieran fundar su ciudad en el lugar donde encontraran la señal dada en sueños por un dios (creo q Huitzilopochtli), que sería una águila, parada sobre un nopal y deborando una serpiente. Esa señal se convirtió en nuestro actual Escudo Nacional.

Después de haber viajado por todo el gran "chichimeca" llegan al actual valle de México, sufriendo hostilidades por parte de los grupos que ahi habitaban, hasta cierto punto en que fueron aislados al islote en el centro del gran lago, donde según cuenta la leyenda, encontraron la señal divida, fundando así la ciudad de México-Tenochtilán en el año de 1325.






Nace una nueva ciudad...Las Torres de Ciudad Satélite.




Bajo el mandato del presidente Miguel Alemán (1946-1952) la ciudad de México empezó a crecer desmesuradamente hacia el Estado de México, y fue entonces cuando surgió lo que hoy conocemos como Ciudad Satélite. En 1958 se encargó al arquitecto Luis Barragán una construcción que fuera el símbolo del Banco Internacional Hipotecario, promotor del fraccionamiento. El escultor Matías Goeritz también participó en la obra y el resultado fue el conjunto de las cinco monumentales Torres de Satélite.



En principio se contempló la construcción de siete cuerpos, de los cuales el más grande alcanzaría una altura de 200 metros; sin embargo, por falta de presupuesto se eliminaron dos cuerpos, quedando cinco torres y reduciendo su altura para que la torre más grande midiera 52 metros de altura y la menor 30. La idea original de Goeritz sobre el color de las torres es que fueran todas en diferentes gamas de naranja, pero fue persuadido por constructores y empresarios para que se pintaran en diferentes tonos. Finalmente, se acordó que los colores serían amarillo, rojo, azul y las dos restantes blancas.



Recientemente, se ha propuesto que sean declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad ante la UNESCO.

O sea!! se imaginan en ese entonces un monumento de 200 mts¿?

Regalo de hermanamiento... Fuente de Cibeles.



La fuente, conjuntamente con la plaza, fue inaugurada el 5 de septiembre de 1980 por el presidente José López Portillo, quien estuvo acompañado por el Alcalde de Madrid, profesor Enrique Tierno Galván, quien vino a México ex profeso, y por el Jefe del Departamento del Distrito Federal, Prof. Carlos Hank González. Esta es una réplica al tamaño de la fuente y escultura dedicada a la Cibeles, una de las más características de Madrid, réplica donada por los residentes españoles.



En la escultura, el grupo escultórico, de aproximadamente 12.50 M. de largo, 4.70 M de ancho y 5.50 M. de alto y peso total de 12 Ton., se asienta sobre un gran bloque de concreto que contienen el sistema de rebombeo, no visible para el pasante. En la parte oriental de la fuente se colocó un pequeño zócalo, en cuya superficie se encuentra una placa de bronce con la leyenda siguiente: “Fuente de Cibeles”. La fuente original de la cual es copia, está ubicada en la confluencia del Paseo de la Castellana en la calle de Alcalá, de la ciudad de Madrid. Fue realizada a instancias de Carlos III por el arquitecto Ventura Rodríguez y los escultores Francisco Gutiérrez y Roberto Michel, entre los años de 1777 y 1792. / Esta copia ha sido donada a la Ciudad de México por su comunidad de residentes españoles, contándose para ello con la aquiescencia y concurso del excelentísimo Ayuntamiento y vecinos de la Villa de Madrid. /Siendo uno de los monumentos más representativos de esa ciudad, se erige hoy como símbolo de hermanamiento entre ambas metrópolis./ México, D.F., Septiembre 5 de 1980”. .



El Águila que cae... Monumento a Cuauhtémoc.



El monumento a Cuauhtémoc fue creado a iniciativa del ministro de Fomento del régimen porfirista, Don Vicente Riva Palacio, quien propuso este monumento para honrar al último de los emperadores mexicas. Para ello convocó en 1877 a un grupo de destacados escultores y arquitectos para que dieran su fallo respecto al mejor de los proyectos que se habían propuesto previamente en un concurso público. De esa manera, el ganador fue el arquitecto Francisco H. Jiménez quien había propuesto para el monumento varios elementos de la arquitectura prehispánica de México inspirándose en las antiguas construcciones de Uxmal, Mitla y Palenque, entre otras.



La primera piedra fue colocada el 5 de mayo de 1878 y el monumento inaugurado 9 años después en 1887.



El monumento se encuentra rematado por una escultura del emperador Cuauhtémoc creado por el destacada escultor mexicano Miguel Noreña, quien también creó los demás elementos escultóricos que integran el monumento destacando especialmente los 8 leopardos de bronce con tocados de plumas y las lápidas que conmemoran eventos importantes de la vida del monarca.




Tributo al Arte funcional... El Caballito de Sebastián





Para Enrique Carvajal Sebastián autor del Monumento El Caballito, con esta obra se decantó el hecho de haber tomado conciencia de mi tradición, desde lo prehispánico hasta el Caballito de Tolsá; es decir que se unió mi conciencia acerca de que toda nuestra historia es parte de mi cultura plástica.

Así, puedo afirmar que haber tenido el honor de entender lo que es Tolsá en nuestra historia y lo que significaba este espacio a nivel urbano, a nivel de carga de significados para la sociedad mexicana que habita esta enorme ciudad; y haberlo solucionado con un elemento absolutamente moderno, con un elemento de mi época, es una experiencia definitiva de mi carrera como artista plástico.

Aparentemente, haber encontrado la solución al caballo de Paseo de la Reforma pensando en Tolsá fue sencillo, porque lo que hice fue pensar en un paralelo de las fuentes del propio Tolsá. Y como él viene del mundo grecolatino y llega a ser una de los máximos exponentes del neoclásico, es atacado en su momento porque rompe esquemas y hubo gente que en aquel momento dijo: "Esa escultura es una porquería porque no cumple con las normas y las reglas de lo establecido". En mi opinión esto es magnífico: revela que Tolsá fue un visionario que transformó los cánones de su época y creó una obra de arte que es una de las cuatro esculturas ecuestres más importantes que existen en el mundo en términos de solución plástica y técnica.

Ante el ejemplo de Tolsá yo planeé hacer un paralelo. Y ¿qué hice? Beber de los estruscos, quienes fueron los iniciadores de esta tradición. Estudié las cabecitas de caballos, establecí nexos para saber quién o quiénes de los modernos habían bebido de esa fuente grecolatina para transformar esa concepción mediante soluciones modernas y encontré que Braque bebió de los etruscos y de los griegos arcaicos y así, yo mismo me alimenté de las tres.

Al hacerlo, reflexioné y me dí cuenta de que tenía la necesidad de incorporar todo este sentimiento y toda esta tradición a mi lenguaje. Lo hice y obtuve un paralelo perfecto de la cultura grecolatina, pasando por mi formación como mexicano universal, con mi conciencia prehispánica y el resultado es un caballo moderno, la cabeza de un caballo geométrico, que es un símbolo y un hito de la Ciudad de México y del cual estoy muy orgulloso. .




El antiguo "Caballito"... Estatua Ecuestre de Carlos IV de España.



El Caballito es una estatua en bronce construida en honor de Carlos IV de España. Fue diseñada por escultor y arquitecto Manuel Tolsá y se encuentra en la Ciudad de México adornando la Plaza Manuel Tolsá.

La iniciativa del proyecto perteneció a Miguel de la Grúa Talamanca, Marqués de Branciforte quien era Virrey de la Nueva España. Una vez que se obtuvo el permiso para el monumento se nombraron responsables de la obra y se puso en marcha su construcción. Para tal fin, se limpió la Plaza Mayor (el Zócalo) y se colocó una balaustrada elíptica con cuatro rejas de acceso.




Con motivo del sentimiento anti hispánico manifiesto por la Independencia de México, surgió el deseo de destruir el monumento (para fundir cañones o monedas con el bronce). Fue un agravante el hecho que bajo uno de los cascos del corcel se encontrara un carcaj azteca en (quizá) señal de vasallaje. Fue salvada por don Lucas Alamán quien convenció a Guadalupe Victoria de conservarla en virtud de sus cualidades estéticas. Como resultado, la estatua fue reubicada en 1824 en el patio de la antigua Universidad. Una vez pasados los años y calmados los ánimos, se trasladó al cruce del Paseo de la Reforma y Paseo de Bucareli. En 1979 fue colocada en su actual lugar, la Plaza Manuel Tolsá, frente al Palacio de Minería. Actualmente, como vestigio de tal polémica, el pedestal de la estatua muestra una placa que señala que México la conserva como un monumento al arte.



Poco a poco ire agregando mas monumentos al thread... espero comments!

Fuente: Wikipedia, Google, Flickr, etc.
__________________
西
roberto0qs no está en línea   Reply With Quote

Sponsored Links
Old June 4th, 2008, 10:47 PM   #2
crossbowman
^Xpande®^
 
crossbowman's Avatar
 
Join Date: Apr 2006
Location: Athens
Posts: 883
Likes (Received): 2

An English translation could be quite useful!
Fuente de Cibeles is just....
__________________
[- ANDROS -]

[- Reunification of the PARTHENON Marbles -]


Life is FULL of rude awakenings...
crossbowman no está en línea   Reply With Quote
Old June 14th, 2008, 01:57 AM   #3
Kikab
Kikab
 
Join Date: Oct 2005
Location: Guatemala City
Posts: 9,941
Likes (Received): 390

Very interesting description and history of the monuments, but as an international forum, it should be in english as a common language. Not all of us speaks spanish. Congratulations.
Kikab no está en línea   Reply With Quote


Reply

Thread Tools

Posting Rules
You may not post new threads
You may not post replies
You may not post attachments
You may not edit your posts

BB code is On
Smilies are On
[IMG] code is On
HTML code is Off

Related topics on SkyscraperCity


All times are GMT +2. The time now is 06:04 AM.


Powered by vBulletin® Version 3.8.11 Beta 4
Copyright ©2000 - 2017, vBulletin Solutions Inc.
Feedback Buttons provided by Advanced Post Thanks / Like (Pro) - vBulletin Mods & Addons Copyright © 2017 DragonByte Technologies Ltd.

vBulletin Optimisation provided by vB Optimise (Pro) - vBulletin Mods & Addons Copyright © 2017 DragonByte Technologies Ltd.

SkyscraperCity ☆ In Urbanity We trust ☆ about us | privacy policy | DMCA policy

Hosted by Blacksun, dedicated to this site too!
Forum server management by DaiTengu