daily menu » rate the banner | guess the city | one on oneforums map | privacy policy | DMCA | news magazine

Go Back   SkyscraperCity > Latin American & Caribbean Forums > SSC México > Metrópolis > Ciudad de México

Ciudad de México Incluye Zona Metropolitana.



Reply

 
Thread Tools
Old December 3rd, 2009, 07:08 PM   #101
anticuario
en el zócalo
 
anticuario's Avatar
 
Join Date: Jun 2009
Posts: 986
Likes (Received): 3

la santa casa profesa en 1924

anticuario no está en línea   Reply With Quote

Sponsored Links
 
Old December 6th, 2009, 03:08 AM   #102
mex_mec
ubi bene ibi patria
 
mex_mec's Avatar
 
Join Date: Nov 2007
Location: Ciudad de México
Posts: 49
Likes (Received): 157

Conde, tus threads son de lo mejor que hay en el foro de la Ciudad de México! Por cierto... alguien tiene alguna mejor imagen de la Purísima Concepción? qué tan cierto será que el rostro de esta escultura lo hizo Tolsá inspirado por La Güera Rodríguez?

Ojalá alguien subiera alguna foto de mejor calidad de la imagen...

image hosted on flickr
__________________
« Les racines, ça n'existe pas.
Il existe n'importe où des endroits.
À un moment donné, on s'y trouve bien dans sa peau... »
mex_mec no está en línea   Reply With Quote
Old December 8th, 2009, 07:00 AM   #103
condedeselvanevada
Conde de Selva Nevada
 
condedeselvanevada's Avatar
 
Join Date: Oct 2008
Location: Ciudad de México - Ciudad de Oaxaca
Posts: 833
Likes (Received): 21

Las vírgenes de La Profesa

Dos devociones del templo poseen imágenes titulares de magnífica belleza. Ambas se presumen de mano de Manuel Tolsá.


Virgen Dolorosa.

Según cuenta la leyenda, la Güera Rodríguez y sus hermanas fueron conocidas como "Las tres gracias". Esta mujer confabuló planes libertarios, amó tan intensamente a sus tres maridos, al "caraqueñito", a Iturbide, a México, que logró mover la voluntad del Padre Matías de Monteagudo, del general realista Iturbide y de varios comerciantes, terratenientes y mineros acaudalados en La Profesa. Es por ello que un fuerte rumor asocia el rostro de esta estatua con el de la Güera.
La Congregación de Nuestra Señora de los Dolores fue instaurada por la Compañía de Jesús desde el siglo XVII y siempre poseyó un altar protagónico en la nave del templo de La Profesa. Una de las congregantes fue la Marquesa de las Torres de Rada.


Otra importantísima congregación fue la de La Purísima, dirigida por el P. Oviedo, el P. Núñez de Miranda, entre muchos varones insignes, predicadores y moralistas ejemplares y confesores de mujeres.
La escultura se menciona como una de las mejores que produjo Manuel Tolsá.
Se admira también el marco de finísimos cristales.
__________________
Conde de Selva Nevada
"Bienaventurado aquel que pueda reírse de sí mismo, por que nunca le faltará motivo de risa."
condedeselvanevada no está en línea   Reply With Quote
Old December 8th, 2009, 07:55 AM   #104
condedeselvanevada
Conde de Selva Nevada
 
condedeselvanevada's Avatar
 
Join Date: Oct 2008
Location: Ciudad de México - Ciudad de Oaxaca
Posts: 833
Likes (Received): 21

Los escudos parlantes de la fachada de La Profesa

Un detalle curioso de la fachada principal de La Profesa es el primer tercio marcado de las cuatro columnas que enmarcan los nichos del segundo cuerpo, a los costados del relieve de "La visión de la Storta".





El tercio está marcado por un jinete a caballo y arriba la cartela reza: "Por pasar la puente me puse a la muerte". Así dejó su huella el Marqués de Villapuente en la construcción que patrocinó, junto a su prima, la Marquesa de las Torres de Rada. Siglo XVIII, Pedro de Arrieta
__________________
Conde de Selva Nevada
"Bienaventurado aquel que pueda reírse de sí mismo, por que nunca le faltará motivo de risa."
condedeselvanevada no está en línea   Reply With Quote
Old December 28th, 2009, 05:34 AM   #105
condedeselvanevada
Conde de Selva Nevada
 
condedeselvanevada's Avatar
 
Join Date: Oct 2008
Location: Ciudad de México - Ciudad de Oaxaca
Posts: 833
Likes (Received): 21

La Guadalupana milagrosa de La Profesa



La Virgen de Guadalupe, la morena, la mexicana, fue cantada, glorificada y entronizada por los ímpetuos de los religiosos criollos; un papel importantísimo en este proceso ocuparon varios miembros de la Compañía de Jesús. El padre Francisco de Florencia, por citar sólo a uno, publicó varias obras respecto al milagro del Tepeyac y Miguel Cabrera, pintor favorito de los jesuitas, escribió un tratado sobre la naturaleza celestial del ayate.

En 1914 la Profesa sufrió un incendio intencional que hizo desaparecer las pinturas que Pelegrín Clavé y sus alumnos de la Academia de San Carlos habían ejecutado al fresco en la cúpula. Sin embargo la inmensa colección de bienes artísticos de La Profesa no sufrió mayor pérdida gracias a la intervención divina de la imagen de la Virgen de Guadalupe en óleo que se encontraba en el templo (según me cuenta el Padre Ávila). Ahora la vetusta y ennegrecida morenita cuelga en la antesacristía, y el 12 de diciembre se exhibe en el altar mayor, para hiperdulía de los fieles y recreación del milagro.
__________________
Conde de Selva Nevada
"Bienaventurado aquel que pueda reírse de sí mismo, por que nunca le faltará motivo de risa."
condedeselvanevada no está en línea   Reply With Quote
Old December 31st, 2009, 02:01 AM   #106
condedeselvanevada
Conde de Selva Nevada
 
condedeselvanevada's Avatar
 
Join Date: Oct 2008
Location: Ciudad de México - Ciudad de Oaxaca
Posts: 833
Likes (Received): 21

De liberales y conservadores o de porqué se perdió la Casa Profesa.

Quote:
Originally Posted by anticuario View Post
es increible lo que hicieron a la santa casa profesa,juarez te odio,y es que era una belleza,y todo lo que le destruyeron,en fin,que bueno que rescatas estos hechos,conde.
Saludos Anticuario:

Siempre es complicado hablar de Juárez y de la conservación del patrimonio arquitectónico eclesiástico en México. Pero creo que es necesario revisitar algunos hechos históricos para tomar la dimensión adecuada de las decisiones de nuestros próceres, que marcaron profundas cicatrices en nuestras ciudades.

Me gusta usar este ejemplo: ¿De qué vivían los veinticuatro conventos de monjas en la ciudad de México? ¿De elaborar yemas de San Esteban, tortitas de Santa Clara, panecitos de Santa Teresa y rompope espirituoso? ¿Cómo se mantenían comunidades de hasta trescientas mujeres por claustro? Muchos conventos femeninos y masculinos eran auténticas ciudades amuralladas que necesitaban de grandes sumas para su manutención. Las monjas pagaban dotes altísimas para entrar, estas dotes en metálico se convertían en un fondo de inversión y muchas veces se emplearon en fincas urbanas y rurales que se rentaban y administraban a modo de obtener rentas saludables y continuar con sus largos rezos y místicos raptos. Las cofradías pusieron terrenos productivos al servicio del pago de aceite para la lámpara perpetua de su altar y el gasto de las fiestas patronales, o para el embellecimiento de los retablos y la manutención de canongías. Así, a fines del siglo XVIII, el uso de suelo habitacional en la ciudad de México estaba en un 80% apañado por las órdenes religiosas, cofradías, archicofradías, congregaciones, hermanos terciarios y hospitales de caridad.

Tras la caída de los virreyes con la firma de los Tratados de Córdoba, dos grandes bandos comenzaron la salvaje disputa del poder y de la ideología que regiría al territorio ex-novohispano. Llegó Iturbide y con él las estructuras político-económicas buscaron su continuidad, la Iglesia seguía teniendo grandes posesiones, se erigía en banco prestamista y en égida moral del pueblo mexicano bajo el ayate juandieguino. El dominico fray Servando Teresa de Mier encabezó una rebelión contra tal régimen imperialista y cayó el emperador, luego vino la Constitución de 1824 y Vicente Guerrero como presidente. Federalistas y centralistas buscaron ganar la silla hasta que Guerrero fue fusilado en Cuilapam, Oaxaca. Luego vino Su Alteza Serenísima y la República se convirtió nuevamente en Imperio, aquello era como dice la expresión, lucha "como gato boca arriba". Los gringos decidieron hechar a andar el Destino Manifiesto y sucumbió Santa Anna y la mitad del territorio mexicano con él. Llegó la invasión norteamericana y humillados, los mexicanos vimos ondear la bandera de barras y estrellas en el antiguo Palacio Virreinal. Durante este período los bienes de la Iglesia no fueron tocados. Fue hasta el enfrentamiento entre Lucas Alamán, al frente de los conservadores, y de José María Luis Mora al frente de los liberales, que la balanza de San Miguel Arcángel se inclinó por los primeros.

Valentín Gómez Farías intentó por primera vez dividir el poder del Estado y el poder de la Iglesia (unidos desde el principio por la corona católica de los reyes Isabel y Fernando), rematar los bienes corporativos de las cofradías y los conventos al servicio de la propiedad privada y sanear la política con un estado laico. Juan Álvarez encabezó el Plan de Ayutla que derrocó a Santa Anna y con ello la entrada triunfal, el 16 de septiembre, de los liberales; (entre ellos Benito Juárez y Melchor Ocampo, exiliados por Santa Anna en Nueva Orléans). Llegó por fin la Constitución de 1857 y se planteó en ella la supremacía del poder del Estado sobre el poder de la Iglesia. Al año siguiente estalló una guerra promovida por el clero y los conservadores contra la Carta Magna y los liberales, la Guerra de Reforma que duró de 1858 a 1860 y devastó el territorio nacional, enfrentó a hermanos contra hermanos y acabó con los pocos bienes de las arcas nacionales, todo en nombre de los privilegios que no querían dejar de ostentar los clérigos y las cúpulas de poder añejas.

Tras estos cruentos sucesos, el Gobierno decretó:

"Que el motivo principal de la actual guerra promovida por el clero es conseguir sustraerse de la dependencia a la autoridad civil;

Que cuando ésta ha querido, favoreciendo el mismo clero, mejorar sus rentas, el clero, por sólo desconocer la autoridad que en ello tenía el soberano, ha rehusado aún el propio beneficio;

Que cuando quiso el soberano, poniendo en vigor los mandatos mismos del clero, sobre observaciones parroquiales, quitar a éste la odiosidad que le ocasionaba el modo de recaudar parte de sus emolumentos, el clero prefirió aparentar que se dejaría perecer antes de sujetarse a ninguna ley;

Que como la resolución mostrada sobre esto por el metropolitano prueba que el clero puede mantenerse en México, como en otros países, sin que la ley civil arregle sus cobros y convenios con los fieles;

Que si en otras veces podía dudarse por alguno que el clero ha sido una de las rémoras constantes para establecer la paz pública, hoy todos reconocen que está en abierta rebelión contra el soberano;

Que dilapidando el clero los caudales que los fieles le habían confiado para objetos piadosos, los invierte en la destrucción general, sosteniendo y ensangrentando cada día más la lucha fratricida que promovió en desconocimiento de la autoridad legítima, y negando que la República pueda constituirse como mejor crea que a ella convenga;

Que habiendo sido inútiles hasta ahora los esfuerzos de toda especie por terminar una guerra que va arruinando la República, el dejar por más tiempo en manos de sus jurados enemigos los recursos de que tan gravemente abusan sería volverse cómplices, y

Que es imprescindible deber poner en ejecución todas las medidas que salven la situación y la sociedad, he tenido a bien decretar lo siguiente:

Artículo 1.- Entran al dominio de la nación todos los bienes que el clero secular y regular ha estado administrando con diversos títulos, sea cual fuere la clase de predios, derechos y acciones en que consistan, el nombre y aplicación que hayan tenido...

Artículo 12.- Los libros, impresos, manuscritos, pinturas, antigüedades y demás objetos pertenecientes a las comunidades religiosas suprimidas se aplicarán a los museos, bibliotecas y otros establecimientos públicos..."

Este conjunto de normas fueron conocidas como la Ley de la Nacionalización de los Bienes del Clero Regular y Secular.

De esta forma, se comenzó a gestar la laicidad del Estado Mexicano, se intentaba asegurar la libertad de culto en un territorio que había visto arder a decenas de connacionales en nombre de Un solo Dios y se mermaba el enorme poder que ejercía la Iglesia Católica. Después llegó Maximiliano, enloqueció Carlota y triunfó Juárez en el Cerro de las Campanas. Mucha sangre ha corrido para asegurar la libertad de pensamiento y de culto en el territorio mexicano, y eso costó también innumerables pérdidas al patrimonio cultural y artístico que no dejaremos de lamentar. Irremediablemente las ideas se confunden con las piedras y muros centenarios cayeron en nombre de la laicidad.
Bellísimas telas y primorosos relicarios fueron brutalmente destruídos para defender el libre pensamiento, ha sido la paradoja de la historia nacional. La Catedral Metropolitana perdió una magnífica escultura de plata de la Virgen María, por órden del Cabildo Eclesiástico, para pagar los sueldos de las tropas conservadoras, por ejemplo.
De manera que odiar a Juárez no es el camino adecuado, tampoco ensalzar a los mártires del conservadurismo nos hubiera llevado a un país mejor. Las consecuencias de ambos movimientos las vivimos en la actualidad, incluso en la arena política. Unos traicionaron a la independencia y a la revolución con su dogmatismo estupidizante durante ocho décadas, otros fosilizaron a los mártires y pugnan ahora por reeleccionismos que a todas vistas acaban con el legado de Madero.

Creo que la mejor postura es defender a capa y espada lo que sobrevive del patrimonio, recuperarlo, restaurarlo, estudiarlo, comprenderlo, hacerlo nuestro, comprender la paradoja inmensa sobre la cual estamos sentados y definir un rumbo de país donde todos seamos incluídos en nuestra diversidad.

Estos sucesos los expongo aquí como mera curiosidad histórica, sin intentar hacer dogma de fe con ellos. Creo que revisitar el pasado nos ayudará a saber quienes somos, pero en ningún momento he tenido la intención de escribir verdades rotundas, todo está sujeto al genio veleidoso del libre albedrío y solo he querido poner a consideración de usted, mi querido Anticuario, y los lectores de este thread, algunos sucesos del pasado que marcaron para siempre la historia de la Casa Profesa de la Ciudad de México.


Sala de Homenaje a Benito Juárez, Guelatao, Oaxaca, México.

En la antigua y siempre verde Antequera de San Marcial obispo, Oaxaca de Juárez, Oaxaca a 30 de diciembre de 2009.
Humildemente, a sus plantas me postro.
El Conde de la Selva Nevada
__________________
Conde de Selva Nevada
"Bienaventurado aquel que pueda reírse de sí mismo, por que nunca le faltará motivo de risa."

Last edited by condedeselvanevada; December 31st, 2009 at 03:59 PM.
condedeselvanevada no está en línea   Reply With Quote
Old December 31st, 2009, 02:42 AM   #107
Bon Vivant
MEXICO 2010!
 
Bon Vivant's Avatar
 
Join Date: Oct 2005
Posts: 5,706
Likes (Received): 1098



Excelsa narración sobre los hechos históricos de la Nación . . . desafortunadamente como bien dices, nuestros políticos no han tenido la visión ni mucho menos la madurez para separar el patrimonio cultural - arquitectónico de las arengas ideológicas y la lucha por la libertad o por otras causas . . .

Yo continúo insistiendo en que es un verdadero crimen que este patrimonio se encuentre prácticamente oculto a los mexicanos y extranjeros . .

De cualquier forma, un renovado agradecimiento por tan interesante thread e imágenes!
__________________
"Donde todos los hombres piensan igual, uno sólo piensa por todos"
Bon Vivant no está en línea   Reply With Quote
Old December 31st, 2009, 04:20 AM   #108
chuchomotas
Registered User
 
chuchomotas's Avatar
 
Join Date: Dec 2008
Location: Toluca de San Jose
Posts: 940
Likes (Received): 2

Quote:
Originally Posted by condedeselvanevada View Post

Creo que la mejor postura es defender a capa y espada lo que sobrevive del patrimonio, recuperarlo, restaurarlo, estudiarlo, comprenderlo, hacerlo nuestro, comprender la paradoja inmensa sobre la cual estamos sentados y definir un rumbo de país donde todos seamos incluídos en nuestra diversidad.


El Conde de la Selva Nevada
sin duda un enorme placer leer al Conde
y como bien dice todo lo explicado anteriormente a cosatado mucho en varios sentidos

es poreso que se deve valorar lo poco o mucho bueno que tenemos

pues como ya se dijo a costado sangre, vidad, patrimonio cultural, etc.

es por eso tambien que vale mucho la pena estudiar la historia

tambien me he puesto a pensar si no hubiera ocurrido la expropiacion todos aquellos tesoros de la iglesia estubieran guardados empolvandose y solo lo podrian disfrutar unos cuantos es por eso que en ese sentido doy gracias a Juarez este tema tiene muchos enfoques gracias por alararnos mas el panorama

saludos al Conde y mis mas MEjores deceos lo mejro para todos mucho exito y feliz año 2010 que sea mas especial d elo que ya es
__________________
ÚNETE a TOLUCA en facebook, puchale aquí. http://www.facebook.com/pages/TOLUCA/366279338819
chuchomotas no está en línea   Reply With Quote
Old January 5th, 2010, 02:18 AM   #109
anticuario
en el zócalo
 
anticuario's Avatar
 
Join Date: Jun 2009
Posts: 986
Likes (Received): 3

felicidades

Quote:
Originally Posted by condedeselvanevada View Post
Saludos Anticuario:

Siempre es complicado hablar de Juárez y de la conservación del patrimonio arquitectónico eclesiástico en México. Pero creo que es necesario revisitar algunos hechos históricos para tomar la dimensión adecuada de las decisiones de nuestros próceres, que marcaron profundas cicatrices en nuestras ciudades.

Me gusta usar este ejemplo: ¿De qué vivían los veinticuatro conventos de monjas en la ciudad de México? ¿De elaborar yemas de San Esteban, tortitas de Santa Clara, panecitos de Santa Teresa y rompope espirituoso? ¿Cómo se mantenían comunidades de hasta trescientas mujeres por claustro? Muchos conventos femeninos y masculinos eran auténticas ciudades amuralladas que necesitaban de grandes sumas para su manutención. Las monjas pagaban dotes altísimas para entrar, estas dotes en metálico se convertían en un fondo de inversión y muchas veces se emplearon en fincas urbanas y rurales que se rentaban y administraban a modo de obtener rentas saludables y continuar con sus largos rezos y místicos raptos. Las cofradías pusieron terrenos productivos al servicio del pago de aceite para la lámpara perpetua de su altar y el gasto de las fiestas patronales, o para el embellecimiento de los retablos y la manutención de canongías. Así, a fines del siglo XVIII, el uso de suelo habitacional en la ciudad de México estaba en un 80% apañado por las órdenes religiosas, cofradías, archicofradías, congregaciones, hermanos terciarios y hospitales de caridad.

Tras la caída de los virreyes con la firma de los Tratados de Córdoba, dos grandes bandos comenzaron la salvaje disputa del poder y de la ideología que regiría al territorio ex-novohispano. Llegó Iturbide y con él las estructuras político-económicas buscaron su continuidad, la Iglesia seguía teniendo grandes posesiones, se erigía en banco prestamista y en égida moral del pueblo mexicano bajo el ayate juandieguino. El dominico fray Servando Teresa de Mier encabezó una rebelión contra tal régimen imperialista y cayó el emperador, luego vino la Constitución de 1824 y Vicente Guerrero como presidente. Federalistas y centralistas buscaron ganar la silla hasta que Guerrero fue fusilado en Cuilapam, Oaxaca. Luego vino Su Alteza Serenísima y la República se convirtió nuevamente en Imperio, aquello era como dice la expresión, lucha "como gato boca arriba". Los gringos decidieron hechar a andar el Destino Manifiesto y sucumbió Santa Anna y la mitad del territorio mexicano con él. Llegó la invasión norteamericana y humillados, los mexicanos vimos ondear la bandera de barras y estrellas en el antiguo Palacio Virreinal. Durante este período los bienes de la Iglesia no fueron tocados. Fue hasta el enfrentamiento entre Lucas Alamán, al frente de los conservadores, y de José María Luis Mora al frente de los liberales, que la balanza de San Miguel Arcángel se inclinó por los primeros.

Valentín Gómez Farías intentó por primera vez dividir el poder del Estado y el poder de la Iglesia (unidos desde el principio por la corona católica de los reyes Isabel y Fernando), rematar los bienes corporativos de las cofradías y los conventos al servicio de la propiedad privada y sanear la política con un estado laico. Juan Álvarez encabezó el Plan de Ayutla que derrocó a Santa Anna y con ello la entrada triunfal, el 16 de septiembre, de los liberales; (entre ellos Benito Juárez y Melchor Ocampo, exiliados por Santa Anna en Nueva Orléans). Llegó por fin la Constitución de 1857 y se planteó en ella la supremacía del poder del Estado sobre el poder de la Iglesia. Al año siguiente estalló una guerra promovida por el clero y los conservadores contra la Carta Magna y los liberales, la Guerra de Reforma que duró de 1858 a 1860 y devastó el territorio nacional, enfrentó a hermanos contra hermanos y acabó con los pocos bienes de las arcas nacionales, todo en nombre de los privilegios que no querían dejar de ostentar los clérigos y las cúpulas de poder añejas.

Tras estos cruentos sucesos, el Gobierno decretó:

"Que el motivo principal de la actual guerra promovida por el clero es conseguir sustraerse de la dependencia a la autoridad civil;

Que cuando ésta ha querido, favoreciendo el mismo clero, mejorar sus rentas, el clero, por sólo desconocer la autoridad que en ello tenía el soberano, ha rehusado aún el propio beneficio;

Que cuando quiso el soberano, poniendo en vigor los mandatos mismos del clero, sobre observaciones parroquiales, quitar a éste la odiosidad que le ocasionaba el modo de recaudar parte de sus emolumentos, el clero prefirió aparentar que se dejaría perecer antes de sujetarse a ninguna ley;

Que como la resolución mostrada sobre esto por el metropolitano prueba que el clero puede mantenerse en México, como en otros países, sin que la ley civil arregle sus cobros y convenios con los fieles;

Que si en otras veces podía dudarse por alguno que el clero ha sido una de las rémoras constantes para establecer la paz pública, hoy todos reconocen que está en abierta rebelión contra el soberano;

Que dilapidando el clero los caudales que los fieles le habían confiado para objetos piadosos, los invierte en la destrucción general, sosteniendo y ensangrentando cada día más la lucha fratricida que promovió en desconocimiento de la autoridad legítima, y negando que la República pueda constituirse como mejor crea que a ella convenga;

Que habiendo sido inútiles hasta ahora los esfuerzos de toda especie por terminar una guerra que va arruinando la República, el dejar por más tiempo en manos de sus jurados enemigos los recursos de que tan gravemente abusan sería volverse cómplices, y

Que es imprescindible deber poner en ejecución todas las medidas que salven la situación y la sociedad, he tenido a bien decretar lo siguiente:

Artículo 1.- Entran al dominio de la nación todos los bienes que el clero secular y regular ha estado administrando con diversos títulos, sea cual fuere la clase de predios, derechos y acciones en que consistan, el nombre y aplicación que hayan tenido...

Artículo 12.- Los libros, impresos, manuscritos, pinturas, antigüedades y demás objetos pertenecientes a las comunidades religiosas suprimidas se aplicarán a los museos, bibliotecas y otros establecimientos públicos..."

Este conjunto de normas fueron conocidas como la Ley de la Nacionalización de los Bienes del Clero Regular y Secular.

De esta forma, se comenzó a gestar la laicidad del Estado Mexicano, se intentaba asegurar la libertad de culto en un territorio que había visto arder a decenas de connacionales en nombre de Un solo Dios y se mermaba el enorme poder que ejercía la Iglesia Católica. Después llegó Maximiliano, enloqueció Carlota y triunfó Juárez en el Cerro de las Campanas. Mucha sangre ha corrido para asegurar la libertad de pensamiento y de culto en el territorio mexicano, y eso costó también innumerables pérdidas al patrimonio cultural y artístico que no dejaremos de lamentar. Irremediablemente las ideas se confunden con las piedras y muros centenarios cayeron en nombre de la laicidad.
Bellísimas telas y primorosos relicarios fueron brutalmente destruídos para defender el libre pensamiento, ha sido la paradoja de la historia nacional. La Catedral Metropolitana perdió una magnífica escultura de plata de la Virgen María, por órden del Cabildo Eclesiástico, para pagar los sueldos de las tropas conservadoras, por ejemplo.
De manera que odiar a Juárez no es el camino adecuado, tampoco ensalzar a los mártires del conservadurismo nos hubiera llevado a un país mejor. Las consecuencias de ambos movimientos las vivimos en la actualidad, incluso en la arena política. Unos traicionaron a la independencia y a la revolución con su dogmatismo estupidizante durante ocho décadas, otros fosilizaron a los mártires y pugnan ahora por reeleccionismos que a todas vistas acaban con el legado de Madero.

Creo que la mejor postura es defender a capa y espada lo que sobrevive del patrimonio, recuperarlo, restaurarlo, estudiarlo, comprenderlo, hacerlo nuestro, comprender la paradoja inmensa sobre la cual estamos sentados y definir un rumbo de país donde todos seamos incluídos en nuestra diversidad.

Estos sucesos los expongo aquí como mera curiosidad histórica, sin intentar hacer dogma de fe con ellos. Creo que revisitar el pasado nos ayudará a saber quienes somos, pero en ningún momento he tenido la intención de escribir verdades rotundas, todo está sujeto al genio veleidoso del libre albedrío y solo he querido poner a consideración de usted, mi querido Anticuario, y los lectores de este thread, algunos sucesos del pasado que marcaron para siempre la historia de la Casa Profesa de la Ciudad de México.


Sala de Homenaje a Benito Juárez, Guelatao, Oaxaca, México.

En la antigua y siempre verde Antequera de San Marcial obispo, Oaxaca de Juárez, Oaxaca a 30 de diciembre de 2009.
Humildemente, a sus plantas me postro.
El Conde de la Selva Nevada
gracias conde,me has dado una buena orientacion respecto a juarez,y te felicito por tus,buenas intenciones sobre el pasado y la casa profesa,un abrazo mi buen conde,y saludos
anticuario no está en línea   Reply With Quote
Old January 22nd, 2010, 06:28 PM   #110
condedeselvanevada
Conde de Selva Nevada
 
condedeselvanevada's Avatar
 
Join Date: Oct 2008
Location: Ciudad de México - Ciudad de Oaxaca
Posts: 833
Likes (Received): 21

Postales de La Profesa.



San Felipe Neri, vestido de amito, casulla, cíngulo y bonete. En las manos sostiene cáliz, patena, cubrecáliz, paños y corporales de seda blanca bordada con hijo entorchado de oro y seda. Colección de la Casa Profesa. Ciudad de México, siglo XVIII.


Detalle de la Sacristía de la Casa Profesa, Ciudad de México.
__________________
Conde de Selva Nevada
"Bienaventurado aquel que pueda reírse de sí mismo, por que nunca le faltará motivo de risa."
condedeselvanevada no está en línea   Reply With Quote
Old January 23rd, 2010, 03:05 AM   #111
condedeselvanevada
Conde de Selva Nevada
 
condedeselvanevada's Avatar
 
Join Date: Oct 2008
Location: Ciudad de México - Ciudad de Oaxaca
Posts: 833
Likes (Received): 21

Mi Jesús, entre tus llagas escóndeme.



"Las cinco llagas de Nuestro Señor Jesucristo", óleo sobre tela, José Fernández de Otaz, siglo XVIII.
__________________
Conde de Selva Nevada
"Bienaventurado aquel que pueda reírse de sí mismo, por que nunca le faltará motivo de risa."

Last edited by condedeselvanevada; June 23rd, 2012 at 07:14 AM.
condedeselvanevada no está en línea   Reply With Quote
Old January 24th, 2010, 06:50 PM   #112
condedeselvanevada
Conde de Selva Nevada
 
condedeselvanevada's Avatar
 
Join Date: Oct 2008
Location: Ciudad de México - Ciudad de Oaxaca
Posts: 833
Likes (Received): 21

La venerable Pinacoteca de La Profesa

Símbolo de la actividad cultural y la responsabilidad ante la salvaguarda de los testimonios de la Historia del Arte Mexicano, la Pinacoteca de La Profesa custodia, exhibe y restaura desde hace treinta y tantos años piezas de incalculable valor dentro de la pintura, la escultura y las artes utilitarias mexicanas.


Pormenor de la Sala Mariana.

Esta colección tiene dos fondos importantísimos, el que patrocinó la Compañía de Jesús y el que patrocinó la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri de México. Ha donado grandes lienzos e importantísimas tablas a la Antigua Academia de San Carlos, a la extinta Pinacoteca Virreinal y al actual Museo Nacional de Arte.


Pormenor de la cuadrería de la sala Tres Siglos.

Es una joya destacada entre las múltipes galerías de pintura mexicana que se conservan dentro de la traza original de la Ciudad de México: están los murales del Palacio Nacional, del Senado de la República, del Antiguo Colegio de San Ildefonso, del Palacio de Bellas Artes y del templo del Jesús Nazareno, más la pinacoteca del Museo Nacional de Arte, la espléndida colección del Fomento Cultural Banamex, la del Museo Franz Mayer, la colección de retratos del Salón de Cabildos del Ayuntamiento de la Ciudad y la horrenda sala de retratos de la Suprema Corte de Justicia, la desconocidísima y breve pinacoteca de La Enseñanza antigua, la novísima Pinacoteca Virreinal del Palacio de la Inquisición, el patrimonio pictórico del Colegio de las Vizcaínas, la Biblioteca Lerdo de Tejada con sus magníficos murales de Vlady y el egocéntrico museo de Cuevas. La Catedral, San Miguel arcángel, Santo Domingo, Regina Coeli, la Vera Cruz, San Fernando, el antiguo Hospital de la Purísima Concepción no compiten en cantidad o calidad con ésta colección.



Cristo de Santa Teresa, firmado por José de Mora, siglo XVIII, colección de La Profesa.

Dentro de sus galerías se puede conocer de antiguos maestros del arte de pintar y sus talleres, de vidas de teólogos, moralistas y confesores de una sociedad del antiguo régimen implantada en un nuevo continente, de movimientos revolucionarios y de ejercicios del alma.


El buen y el mal camino, anónimo, siglo XVIII. Arriba un pormenor de Del cielo cae el maná.

Anímese a conocerla, es gratis. Todos los sábados al mediodía se abre el arca del tesoro y los seglares, pecadores y santos, podemos conocer la afamada Pinacoteca de La Profesa.


Detalle de la sala Antiguo Testamento. Las puertas lucen carbonizadas por el incendio de 1914 y las bóvedas lucen grietas de sismos, hundimientos y el terrible atentado dinamitero de 1931. Los lienzos de esta sala ofrecen un misterio sin develar sobre la técnica de su ejecución. ¿Falso fresco sobre tela?
__________________
Conde de Selva Nevada
"Bienaventurado aquel que pueda reírse de sí mismo, por que nunca le faltará motivo de risa."
condedeselvanevada no está en línea   Reply With Quote
Old January 25th, 2010, 07:58 PM   #113
urbanófilo
Registered User
 
urbanófilo's Avatar
 
Join Date: May 2008
Location: Muy Noble e Insígne, Muy Leal e Imperial Ciudad de México
Posts: 948
Likes (Received): 27


¿Ya está abierta nuevamente la Pinacoteca? Qué bien, se me queman las habas por visitarla otra vez: es bellísimo el acervo.
urbanófilo no está en línea   Reply With Quote
Old January 26th, 2010, 10:14 AM   #114
condedeselvanevada
Conde de Selva Nevada
 
condedeselvanevada's Avatar
 
Join Date: Oct 2008
Location: Ciudad de México - Ciudad de Oaxaca
Posts: 833
Likes (Received): 21

Las pinacotecas

Querido Urbanófilo:

Sí, salvo el próximo sábado 30 de enero de 2010, todos los sábados del año, si usted tiene a bien curiosear por la nave del templo de La Profesa y acercarse a la Sacristía, podrá deleitar su mirada con el cuerpo sangrante de San Felipe de Jesús e iniciar su recorrido gratuito por las galerías de la Pinacoteca de La Profesa.
Algunos tips a los lectores de este thread:

Recuerden SIEMPRE tener el respeto y el cuidado necesarios para apreciar las pinturas y asegurar su conservación.

1.- No tocar las pinturas o los objetos. El ph de las diversas sustancias que portamos en las manos puede alterar la estabilidad de la pintura o el estofado, p ej.

2.- No tomar fotografías con FLASH. Exponer la capa pictórica de una obra de arte antigua a los flashasos equivale decolorarla y resecarla al sol durante un día.

3.- No mascar chicle. El adherente de la goma de mascar puede alterar por completo una obra de arte si entraran en contacto.

4.- No ingresar a las salas con alimentos o bebidas. Intenten poner toda su atención en el acto de la contemplación, del disfrute de los ojos. El festín está en las paredes.

5.- Conservar la distancia y tener cuidado al señalar hacia las obras de arte.

Sin intención, mujer rasga pintura de Picasso en NY

El cuadro El actor resultó dañado cuando una maestra, que ofrecía una clase en una de las galerías del museo Metropolitan, perdiera el equilibrio.

Dpa
Publicado: 25/01/2010 13:01

Nueva York. La mala suerte hizo que una mujer perdiera el equilibrio mientras visitaba el museo Metropolitan de Nueva York y cayera sobre una de las obras de Picasso, El actor, rasgando la tela con un corte de 15 centímetros, informó este lunes el museo que exhibe esta importante pintura desde 1952.

La obra, de destacadas dimensiones (195cm x 114cm), fue realizada por Picasso durante el invierno de 1904-1905 y simboliza el cambio que el artista hizo del período azul al rosa, protagonizado por personajes acróbatas con vestimentas inspiradas en la época de la comedia del arte.

Según un comunicado del museo, el accidente ocurrió el viernes pasado cuando la mujer ofrecía una clase en una de las galerías de recinto. La rasgadura se hizo en la parte derecha inferior del cuadro. "Afortunadamente -reza el comunicado- el daño no ocurrió en la parte principal de la composición, con lo que los equipos de conservación y comisarios del museo esperan que se haya reparado en las próximas semanas".

El museo tiene previsto exponer la obra en la próxima exhibición que dedicará a Picasso entre abril y agosto de este año, y que estará formada por 250 piezas.

La Jornada.
__________________
Conde de Selva Nevada
"Bienaventurado aquel que pueda reírse de sí mismo, por que nunca le faltará motivo de risa."
condedeselvanevada no está en línea   Reply With Quote
Old January 26th, 2010, 10:26 AM   #115
condedeselvanevada
Conde de Selva Nevada
 
condedeselvanevada's Avatar
 
Join Date: Oct 2008
Location: Ciudad de México - Ciudad de Oaxaca
Posts: 833
Likes (Received): 21

¡Robo en La Profesa!

__________________
Conde de Selva Nevada
"Bienaventurado aquel que pueda reírse de sí mismo, por que nunca le faltará motivo de risa."
condedeselvanevada no está en línea   Reply With Quote
Old February 6th, 2010, 04:08 PM   #116
condedeselvanevada
Conde de Selva Nevada
 
condedeselvanevada's Avatar
 
Join Date: Oct 2008
Location: Ciudad de México - Ciudad de Oaxaca
Posts: 833
Likes (Received): 21

Festejos en La Profesa

La cera, los músicos y cantantes, el adorno esmerado del templo, la febril actividad de los sacristanes y el lujo ostentado por los sacerdotes han distinguido con elegancia en todos los tiempos las celebraciones de La Profesa. Desde el estreno del templo el 31 de julio de 1610 con los festejos por la beatificación del futuro San Ignacio de Loyola, las funciones solemnes, fúnebres o de gala en La Profesa han sido recordadas por los habitantes de la Ciudad de México.


image hosted on flickr

Impreso de un sermón predicado en el templo de la Profesa de México por el P. Tomás Escalante. Foto cortesía de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia.



Celebración del dogma de la Purísima Concepción de María en La Profesa, 1855. Colecciòn del Castillo de Chapultepec.


image hosted on flickr

Fiesta de San Felipe Neri.


image hosted on flickr

La Purísima Concepción de María.



Fiesta de Guadalupe.




image hosted on flickr

El Misterio de la Natividad en el presbiterio.






Vista general y detalle del templo en los festejos del tercer centenario del Beato Sebastián Valfré el 30 de enero de 2010.


Pormenor de la ceremonia.
__________________
Conde de Selva Nevada
"Bienaventurado aquel que pueda reírse de sí mismo, por que nunca le faltará motivo de risa."
condedeselvanevada no está en línea   Reply With Quote
Old February 7th, 2010, 04:12 AM   #117
chuchomotas
Registered User
 
chuchomotas's Avatar
 
Join Date: Dec 2008
Location: Toluca de San Jose
Posts: 940
Likes (Received): 2

[QUOTE=condedeselvanevada;51427609]La cera, los músicos y cantantes, el adorno esmerado del templo, la febril actividad de los sacristanes y el lujo ostentado por los sacerdotes han distinguido con elegancia en todos los tiempos las celebraciones de La Profesa. Desde el estreno del templo el 31 de julio de 1610 con los festejos por la beatificación del futuro San Ignacio de Loyola, las funciones solemnes, fúnebres o de gala en La Profesa han sido recordadas por los habitantes de la Ciudad de México.



Celebración del dogma de la Purísima Concepción de María en La Profesa, 1855. Colecciòn del Castillo de Chapultepec.
Vista general y detalle del templo en los festejos del tercer centenario del Beato Sebastián Valfré el 30 de enero de 2010.






pues muy sorprendentes imagenes en especial la primera
todo primoroso el templo
gracias pro compartirlas
se dara otra ocacion en al que podamso apreciar esotos suntuosos adornos ya sea en la Profesa o en la Catedral Metropolitana
es por eso que para este año yo proponia un tedeun en la Catedral Metropolitana quien sav eque nos tengas pereparado
__________________
ÚNETE a TOLUCA en facebook, puchale aquí. http://www.facebook.com/pages/TOLUCA/366279338819
chuchomotas no está en línea   Reply With Quote
Old March 9th, 2010, 07:11 AM   #118
Inkandrew9
Wari wawa ...
 
Inkandrew9's Avatar
 
Join Date: Jul 2007
Location: Lima
Posts: 10,126
Likes (Received): 211

Muy buena recopilación de info e imágenes de este templo, saludos Conde.
Inkandrew9 no está en línea   Reply With Quote
Old April 3rd, 2010, 01:59 AM   #119
condedeselvanevada
Conde de Selva Nevada
 
condedeselvanevada's Avatar
 
Join Date: Oct 2008
Location: Ciudad de México - Ciudad de Oaxaca
Posts: 833
Likes (Received): 21

La Virgen de los Dolores

Este domingo de ramos, en punto de las cuatro y media, se volvió a concelebrar una importantísima tradición de La Profesa.

La Virgen de los Dolores recrea el pasaje en el Templo de Salomón, donde un profeta le auguró a María "Una espada aguda de dolor atravesará tu alma". Esta sentencia se cumplió cuando su hijo fue crucificado. La devoción a esta advocación mariana es de capital importancia en el templo de la antigua Casa Profesa desde su fundación. Una Virgen de los Dolores está esculpida en el remate del nicho de la puerta lateral, en las galerías de la Pinacoteca de La Profesa se admiran variadas y hermosísimas representaciones de esta advocación:

image hosted on flickr

Virgen de los Dolores, Bartolomé Mancine, Italia, segunda mitad del siglo XVII.

image hosted on flickr

Virgen de los Dolores "la Porterita". Anónimo novohispano, siglo XVIII.


Virgen de los Dolores, altar de la Dolorosa. Escultura en madera tallada, encarnada y estofada. ¿Fines del siglo XVIII?

Tanto la Compañía de Jesús como la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri de México profesaron un inmenso amor a María en su dolor. Tanto es así, que los jesuitas regalaron a la Marquesa de las Torres de Rada la dolorosa de Mancine (traída desde Roma para ese fin) y la Marquesa, generosa, devolvió el regalo a su muerte para disfute de los fieles (hoy se encuentra en la Sala Mariana de la Pinacoteca de La Profesa). La pintura llamada "la porterita" estaba en la portería de la antigua Casa Profesa (hoy el lobby del Hotel Gillow). Pero quizá la imagen de mayor devoción en este templo sea la que se ubica en el colateral de la epístola, sobre el presbiterio.



Para la Semana Santa, esta preciosísima escultura se reviste y engalana con esmero. El domingo de ramos sale al presbiterio de la iglesia y cobija a los oratorianos de hinojos frente a ella.


La escultura durante el solemne revestimiento en la sacristía.

En el siglo XIX se imprimió el folleto: "Método/ para celebrar/ las tres horas/ que anualmente se hacen/ la tarde/ del domingo de ramos/ en el Oratorio/ de San Felipe Neri de México,/ en culto de la singular imagen/ de María Santísima/ de los Dolores,/ que se venera en su santa casa/ de ejercicios./ Con licencia del Ordinario y de la Congregación./ MÉXICO. 1823./ Imprenta Imperial del Sr. Valdés./"

Esa escultura sigue presidiendo el rezo de las tres horas. Sin embargo, otra leyenda se adjudica la hermosura de su rostro. Una de las "Tres gracias mexicanas", la Güera Rodríguez, fungió como la modelo para la talla. Tras el velo azul de la Virgen, aparece el bellísimo perfil de la Güera.



Tras el dolor de siete puñales que se clavan en su corazón, tras los pesados velos de terciopelo azul, tras el magnífico vestido de terciopelo carmesí con flores de plata de la décimooctava centuria, tras las lágrimas frescas, cristalinas, se encuentra un gran personaje de la historia mexicana cuya biografía no aparecerá en este flamante y estúpido "bicentenario". La historia de bronce la ha negado, pero la Profesa perpetuará su memoria por los siglos, convertida en Virgen.


El rezo de las tres horas, el domingo de ramos del 2010.
__________________
Conde de Selva Nevada
"Bienaventurado aquel que pueda reírse de sí mismo, por que nunca le faltará motivo de risa."

Last edited by condedeselvanevada; April 3rd, 2010 at 06:55 AM.
condedeselvanevada no está en línea   Reply With Quote
Old April 12th, 2010, 05:12 PM   #120
condedeselvanevada
Conde de Selva Nevada
 
condedeselvanevada's Avatar
 
Join Date: Oct 2008
Location: Ciudad de México - Ciudad de Oaxaca
Posts: 833
Likes (Received): 21

San Luis Gonzaga y el SIDA

image hosted on flickr

San Luis Gonzaga, Sala Compañía de Jesús, Pinacoteca de La Profesa.


SAN LUIS de GONZAGA S.J.
Fiesta: 21 de junio
(1568-1591)
Patrón de la juventud cristiana.

Se crió entre soldados

San Luis Gonzaga, nació el 9 de marzo, de 1568, en el castillo de Castiglione delle Stivieri, en la Lombardia. Hijo mayor de Ferrante, marqués de Chatillon de Stiviéres en Lombardia y príncipe del Imperio y Marta Tana Santena (Doña Norta), dama de honor de la reina de la corte de Felipe II de España, donde también el marqués ocupaba un alto cargo. La madre, habiendo llegado a las puertas de la muerte antes del nacimiento de Luis, lo había consagrado a la Santísima Virgen y llevado a bautizar al nacer. Por el contrario, a don Ferrante solo le interesaba su futuro mundano, que fuese soldado como el.

Desde que el niño tenía cuatro años, jugaba con cañones y arcabuces en miniatura y, a los cinco, su padre lo llevó a Casalmaggiore, donde unos tres mil soldados se ejercitaban en preparación para la campaña de la expedición española contra Túnez. Durante su permanencia en aquellos cuarteles, que se prolongó durante varios meses, el pequeño Luis se divertía en grande al encabezar los desfiles y en marchar al frente del pelotón con una pica al hombro.

En cierta ocasión, mientras las tropas descansaban, se las arregló para cargar una pieza de la artillería, sin que nadie lo advirtiera, y dispararla, con la consiguiente alarma en el campamento. Rodeado por los soldados, aprendió la importancia de ser valiente y del sacrificio por grandes ideales, pero también adquirió el rudo vocabulario de las tropas. Al regresar al castillo, las repetía cándidamente.

Su tutor lo reprendió, haciéndole ver que aquel lenguaje no sólo era grosero y vulgar, sino blasfemo. Luis se mostró sinceramente avergonzado y arrepentido de modo que, comprendiendo que aquello ofendía a Dios, jamás volvió a repetirlo.

Despierta su vida espiritual

Apenas contaba siete años de edad cuando experimentó lo que podría describirse mejor como un despertar espiritual. Siempre había dicho sus oraciones matinales y vespertinas, pero desde entonces y por iniciativa propia, recitó a diario el oficio de Nuestra Señora, los siete salmos penitenciales y otras devociones, siempre de rodillas y sin cojincillo. Su propia entrega a Dios en su infancia fue tan completa que, según su director espiritual, San Roberto Belarmino, y tres de sus confesores, nunca, en toda su vida, cometió un pecado mortal.

En 1577 su padre lo llevó con su hermano Rodolfo a Florencia, Italia, dejándolos al cargo de varios tutores, para que aprendiesen el latín y el idioma italiano puro de la Toscana. Cualesquiera que hayan sido sus progresos en estas ciencias seculares, no impidieron que Luis avanzara a grandes pasos por el camino de la santidad y, desde entonces, solía llamar a Florencia, "la escuela de la piedad".

Un día que la marquesa contemplaba a sus hijos en oración, exclamó: «Si Dios se dignase escoger a uno de vosotros para su servicio, "¡qué dichosa sería yo!". Luis le dijo al oído: «Yo seré el que Dios escogerá.». Desde su primera infancia se había entregado al la Santísima Virgen. A los nueve años, en Florencia, se unió a Ella haciendo el voto de virginidad. Después resolvió hacer una confesión general, de la que data lo que él llama «su conversión».

A los doce años había llegado al más alto grado de contemplación. A los trece, el obispo San Carlos Borromeo, al visitar su diócesis, se encontró con Luis, maravillándose de que en medio de la corte en que vivía, mostrase tanta sabiduría e inocencia, y le dio él mismo la primera comunión.

Fue muy puro y exigente consigo mismo

Obligado por su rango a presentarse con frecuencia en la corte del gran ducado, se encontró mezclado con aquellos que, según la descripción de un historiador, "formaban una sociedad para el fraude, el vicio, el crimen, el veneno y la lujuria en su peor especie". Pero para un alma tan piadosa como la de Luis, el único resultado de aquellos ejemplos funestos, fue el de acrecentar su celo por la virtud y la castidad.

A fin de librarse de las tentaciones, se sometió a una disciplina rigurosísima. En su celo por la santidad y la pureza, se dice que llegó a hacerse grandes exigencias como, por ejemplo, mantener baja la vista siempre que estaba en presencia de una mujer. Sea cierto o no, hay que cuidarse de no abusar de estos relatos para crear una falsa imagen de Luis o de lo que es la santidad. No es extraño que en los primeros años, después de una seria desición por Cristo, se cometan errores al quererse encaminar por la entrega total en una vida diferente a la que lleva el mundo. El mismo fundador de los Jesuitas explica que en sus primeros años cometió algunos excesos que después supo equilibrar y encausar mejor. Lo admirable es la disponibilidad de su corazón, dispuesto a todo para librarse del pecado y ser plenamente para Dios. Además, hay que saber que algunos vicios e impurezas requieren grandes penitencias. San Luis quiso, al principio, imitar los remedios que leía de los padres del desierto.

Algunos hagiógrafos nos pintan una vida del santo algo delicada que no corresponde a la realidad. Quizás, ante un mundo que tiene una falsa imagen de ser hombre, algunos no comprenden como un joven varonil pueda ser santo. La realidad es que se es verdaderamente hombre a la medida que se es santo. Sin duda a Luis le atraían las aventuras militares de las tropas entre las que vivió sus primeros años y la gloria que se le ofrecía en su familia, pero de muy joven comprendió que había un ideal mas grande y que requería mas valor y virtud.

Fue en Montserrat donde se decidió la vocación de Luis.

Hacía poco más de dos años que los jóvenes Gonzaga vivían en Florencia, cuando su padre los trasladó con su madre a la corte del duque de Mántua, quien acababa de nombrar a Ferrante gobernador de Montserrat. Esto ocurría en el mes de noviembre de 1579, cuando Luis tenía once años y ocho meses. En el viaje Luis estuvo a punto de morir ahogado al pasar el río Tessin, crecido por las lluvias. La carroza se hizo pedazos y fue a la deriva. Providencialmente, un tronco detuvo a los náufragos. Un campesino que pasaba vio el peligro en que se hallaban y les salvó.

Una dolorosa enfermedad renal que le atacó por aquel entonces, le sirvió de pretexto para suspender sus apariciones en público y dedicar todo su tiempo a la plegaria y la lectura de la colección de "Vidas de los Santos" por Surius. Pasó la enfermedad, pero su salud quedó quebrantada por trastornos digestivos tan frecuentes, que durante el resto de su vida tuvo dificultades en asimilar los diarios alimentos.

Otros libros que leyó en aquel período de reclusión son , Las cartas de Indias, sobre las experiencias de los misioneros jesuitas en aquel país, le suscitó la idea de ingresar en la Compañía de Jesús a fin de trabajar por la conversión de los herejes y Compendio de la doctrina espiritual de fray Luis de Granada. Como primer paso en su futuro camino de misionero, aprovechó las vacaciones veraniegas que pasaba en su casa de Castiglione para enseñar el catecismo a los niños pobres del lugar.

En Casale-Monferrato, donde pasaba el invierno, se refugiaba durante horas enteras en las iglesias de los capuchinos y los barnabitas; en privado comenzó a practicar las mortificaciones de un monje: ayunaba tres días a la semana a pan y agua, se azotaba con el látigo de su perro, se levantaba a mitad de la noche para rezar de rodillas sobre las losas desnudas de una habitación en la que no permitía que se encendiese fuego, por riguroso que fuera el tiempo.

Fue inútil que su padre le combatiese en estos deseos. En la misma corte, Luis vivía como un religioso, sometiéndose a grandes penitencias. A pesar de que ya había recibido sus investiduras de manos del emperador, mantenía la firme intención de renunciar a sus derechos de sucesión sobre el marquesado de Castiglione en favor de su hermano.

Madrid

En 1581, se dio a Ferrante la comisión de escoltar a la emperatriz María de Austria en su viaje de Bohemia a España. La familia acompañó a Ferrante y, al llegar a España, Luis y su hermano Rodolfo fueron designados pajes de Don Diego, príncipe de Asturias. A pesar de que Luis, obligado por sus deberes, atendía al joven infante y participaba en sus estudios, nunca omitió o disminuyó sus devociones.

Cumplía estrictamente con la hora diaria de meditación que se había prescrito, no obstante que para llegar a concentrarse, necesitaba a veces varias horas de preparación. Su seriedad, espiritualidad y circunspección, extrañas en un adolescente de su edad, fueron motivo para que algunos de los cortesanos comentaran que el joven marqués de Castiglione no parecía estar hecho de carne y hueso como los demás.

Resuelto a unirse a la Compañía de Jesús

El día de la Asunción del año 1583, en el momento de recibir la sagrada comunión en la iglesia de los padres jesuitas, de Madrid, oyó claramente una voz que le decía: «Luis, ingresa en la Compañía de Jesús.»

Primero, comunicó sus proyectos a su madre, quien los aprobó en seguida, pero en cuanto ésta los participó a su esposo, este montó en cólera a tal extremo, que amenazó con ordenar que azotaran a su hijo hasta que recuperase el sentido común. A la desilusión de ver frustrados sus sueños sobre la carrera militar de Luis, se agregaba en la mente de Ferrante la sospecha de que la decisión de su hijo era parte de un plan urdido por los cortesanos para obligarle a retirarse del juego en el que había perdido grandes cantidades de dinero.

De todas maneras, Ferrante persistía en su negativa hasta que, por mediación de algunos de sus amigos, accedió de mala gana a dar consentimiento provisional. La temprana muerte del infante Don Diego vino entonces a librar a los hermanos Gonzaga de sus obligaciones cortesanas y, luego de una estancia de dos años en España, regresaron a Italia en julio de 1584.

Al llegar a Castiglione se reanudaron las discusiones sobre el futuro de Luis y éste encontró obstáculos a su vocación, no sólo en la tenaz negativa de su padre, sino en la oposición de la mayoría de sus parientes, incluso el duque de Mántua. Acudieron a parlamentar eminentes personajes eclesiásticos y laicos que recurrieron a las promesas y las amenazas a fin de disuadir al muchacho, pero no lo consiguieron.

Ferrante hizo los preparativos para enviarle a visitar todas las cortes del norte de Italia y, terminada esta gira, encomendó a Luis una serie de tareas importantes, con la esperanza de despertar en él nuevas ambiciones que le hicieran olvidar sus propósitos. Pero no hubo nada que pudiese doblegar la voluntad de Luis. Luego de haber dado y retirado su consentimiento muchas veces, Ferrante capituló por fin, al recibir el consentimiento imperial para la transferencia de los derechos de sucesión a Rodolfo y escribió al padre Claudio Aquaviva, general de los jesuitas, diciéndole: «Os envío lo que más amo en el mundo, un hijo en el cual toda la familia tenía puestas sus esperanzas.»

El Noviciado

Inmediatamente después, Luis partió hacia Roma y, el 25 de noviembre de 1585, ingresó al noviciado en la casa de la Compañía de Jesús, en Sant'Andrea. Acababa, de cumplir los dieciocho años. Al tomar posesión de su pequeña celda, exclamó espontáneamente: "Este es mi descanso para siempre; aquí habitaré, pues así lo he deseado" (Salmo cxxxi-14). Sus austeridades, sus ayunos, sus vigilias habían arruinado ya su salud hasta el extremo de que había estado a punto de perder la vida.

Sus maestros habían de vigilarlo estrechamente para impedir que se excediera en las mortificaciones. Al principio, el joven tuvo que sufrir otra prueba cruel: las alegrías espirituales que el amor de Dios y las bellezas de la religión le habían proporcionado desde su más tierna infancia, desaparecieron.

Seis semanas después murió Don Fernante. Desde el momento en que su hijo Luis abandonó el hogar para ingresar en la Compañía de Jesús, había transformado completamente su manera de vivir. El sacrificio de Luis había sido un rayo de luz para el anciano

No hay mucho más que decir sobre San Luis durante los dos años siguientes, fuera de que, en todo momento, dio pruebas de ser un novicio modelo. Al quedar bajo las reglas de la disciplina, estaba obligado a participar en los recreos, a comer más y a distraer su mente. Además, por motivo de su salud delicada, se le prohibió orar o meditar fuera de las horas fijadas para ello: Luis obedeció, pero tuvo que librar una recia lucha consigo mismo para resistir el impulso a fijar su mente en las cosas celestiales.

Por consideración a su precaria salud, fue trasladado de Milán para que completase en Roma sus estudios teológicos. Sólo Dios sabe de qué artificios se valió para que le permitieran ocupar un cubículo estrecho y oscuro, debajo de la escalera y con una claraboya en el techo, sin otros muebles que un camastro, una silla y un estante para los libros.

Luis suplicaba que se le permitiera trabajar en la cocina, lavar los platos y ocuparse en las tareas más serviles. Cierto día, hallándose en Milán, en el curso de sus plegarias matutinas, le fue revelado que no le quedaba mucho tiempo por vivir. Aquel anuncio le llenó de júbilo y apartó aún más su corazón de las cosas de este mundo.

Durante esa época, con frecuencia en las aulas y en el claustro se le veía arrobado en la contemplación; algunas veces, en el comedor y durante el recreo caía en éxtasis. Los atributos de Dios eran los temas de meditación favoritos del santo y, al considerarlos, parecía impotente para dominar la alegría desbordante que le embargaba.

Una epidemia

En 1591, atacó con violencia a la población de Roma una epidemia de fiebre. Los jesuitas, por su cuenta, abrieron un hospital en el que todos los miembros de la orden, desde el padre general hasta los hermanos legos, prestaban servicios personales.

Luis iba de puerta en puerta con un zurrón, mendigando víveres para los enfermos. Muy pronto, después de implorar ante sus superiores, logró cuidar de los moribundos. Luis se entregó de lleno, limpiando las llagas, haciendo las camas, preparando a los enfermos para la confesión.

Luis contrajo la enfermedad. Había encontrado un enfermo en la calle y, cargándolo sobre sus espaldas, lo llevó al hospital donde servía.

Pensó que iba a morir y, con grandes manifestaciones de gozo (que más tarde lamentó por el escrúpulo de haber confundido la alegría con la impaciencia), recibió el viático y la unción. Contrariamente a todas las predicciones, se recuperó de aquella enfermedad, pero quedó afectado por una fiebre intermitente que, en tres meses, le redujo a un estado de gran debilidad.

Luis vio que su fin se acercaba y escribió a su madre: «Alegraos, Dios me llama después de tan breve lucha. No lloréis como muerto al que vivirá en la vida del mismo Dios. Pronto nos reuniremos para cantar las eternas misericordias.» En sus últimos momentos no pudo apartar su mirada de un pequeño crucifijo colgado ante su cama.

En todas las ocasiones que le fue posible, se levantaba del lecho, por la noche, para adorar al crucifijo, para besar una tras otra, las imágenes sagradas que guardaba en su habitación y para orar, hincado en el estrecho espacio entre la cama y la pared. Con mucha humildad pero con tono ansioso, preguntaba a su confesor, San Roberto Belarmino, si creía que algún hombre pudiese volar directamente, a la presencia de Dios, sin pasar por el purgatorio. San Roberto le respondía afirmativamente y, como conocía bien el alma de Luis, le alentaba a tener esperanzas de que se le concediera esa gracia.

En una de aquellas ocasiones, el joven cayó en un arrobamiento que se prolongó durante toda la noche, y fue entonces cuando se le reveló que habría de morir en la octava del Corpus Christi. Durante todos los días siguientes, recitó el "Te Deum" como acción de gracias.

Algunas veces se le oía gritar las palabras del Salmo: "Me alegré porque me dijeron: ¡Iremos a la casa del Señor!" (Salmo Cxxi - 1). En una de esas ocasiones, agregó: "¡Ya vamos con gusto, Señor, con mucho gusto!" Al octavo día parecía estar tan mejorado, que el padre rector habló de enviarle a Frascati. Sin embargo, Luis afirmaba que iba a morir antes de que despuntara el alba del día siguiente y recibió de nuevo el viático. Al padre provincial, que llegó a visitarle, le dijo:

-¡Ya nos vamos, padre; ya nos vamos ...!
-¿A dónde, Luis?
-¡Al Cielo!
-¡Oigan a este joven! -exclamó el provincial- Habla de ir al cielo como nosotros hablamos de ir a Frascati.

Al caer la tarde, se diagnóstico que el peligro de muerte no era inminente y se mandó a descansar a todos los que le velaban, con excepción de dos. A instancias de Luis, el padre Belarmino rezó las oraciones para la muerte, antes de retirarse. El enfermo quedó inmóvil en su lecho y sólo en ocasiones murmuraba: "En Tus manos, Señor. . ."

Entre las diez y las once de aquella noche se produjo un cambio en su estado y fue evidente que el fin se acercaba. Con los ojos clavados en el crucifijo y el nombre de Jesús en sus labios, expiró alrededor de la medianoche, entre el 20 y el 21 de junio de 1591, al llegar a la edad de veintitrés años y ocho meses.

Los restos de San Luis Gonzaga se conservan actualmente bajo el altar de Lancellotti en la Iglesia de San Ignacio, en Roma.

Fue canonizado en 1726.

El Papa Benedicto XIII lo nombró protector de estudiantes jóvenes.
El Papa Pio XI lo proclamó patrón de la juventud cristiana.

Bibliografía:

Benedictinos, monjes de la abadía de San Agustin en Ramsgate. The Book of Saints. VI edition. Wilton: Morehouse Publishing, 1989

Butler, Vida de Santos, vol. IV. México, D.F.: Collier’s International - John W. Clute, S.A., 1965.

Sgarbossa, Mario y Giovannini, Luigi. Un Santo Para Cada Dia. Santa Fe de Bogota: San Pablo. 1996.

Fuente: Corazones

A tan insigne hagiografía le falta el último patronazgo. Bajo la mitra de Juan Pablo II la Compañía de Jesús logró que se le reconociera oficialmente a Luis Gonzaga santo Patrono de la gente enferma de SIDA.
__________________
Conde de Selva Nevada
"Bienaventurado aquel que pueda reírse de sí mismo, por que nunca le faltará motivo de risa."
condedeselvanevada no está en línea   Reply With Quote


Reply

Tags
ciudad de méxico, méxico, mexico city

Thread Tools

Posting Rules
You may not post new threads
You may not post replies
You may not post attachments
You may not edit your posts

BB code is On
Smilies are On
[IMG] code is On
HTML code is Off



All times are GMT +2. The time now is 04:33 PM.


Powered by vBulletin® Version 3.8.8 Beta 1
Copyright ©2000 - 2014, vBulletin Solutions, Inc.
Feedback Buttons provided by Advanced Post Thanks / Like v3.2.5 (Pro) - vBulletin Mods & Addons Copyright © 2014 DragonByte Technologies Ltd.

vBulletin Optimisation provided by vB Optimise (Pro) - vBulletin Mods & Addons Copyright © 2014 DragonByte Technologies Ltd.

SkyscraperCity ☆ In Urbanity We trust ☆ about us | privacy policy | DMCA policy

Hosted by Blacksun, dedicated to this site too!
Forum server management by DaiTengu