SkyscraperCity - View Single Post - FLORENCIA | Aeropuerto Gustavo Artunduaga Paredes [SKFL-FLA]
View Single Post
Old December 27th, 2011, 06:34 PM   #1761
juliam
Registered User
 
juliam's Avatar
 
Join Date: Sep 2010
Posts: 598
Likes (Received):

caballeros a continuacion les publico esta reseña acerca de otro mitico y desconocido accidente aereo ocurrido en nuestro territorio y aunque ocurrio en ruta hacia san vicente y sucedio cuando muchos ni siquieran habiamos nacido tiene mucho que ver con nuestro aeropuerto ya que la protagonista de este fue le legendaria TAO taxi aereo opita aerolinea que estuvo ligada por mas de 15 años a nuestro departamento y a nustra aeropuerto....espero no aburrirlos con esta recopilacion

El tao que se trago la manigua

A mediados del siglo pasado la navegación aérea era una empresa en muchos casos de aventureros, quienes desafiaban la difícil topografía colombiana y convertían cada vuelo en una epopeya mas cuando eran realizados a agrestes y regiones como era los indómitos terrenos de la selva caqueteña la cual era omnipresente en todo el territorio ya que a mediados de los años sesenta casi todo el Caquetá con excepción de zonas cercanas a Florencia y los caseríos, estaban cubierto de bosque. Una empresa que se aventuraba a surcar los cielos caqueteños de la época era la empresa TAO, creada en Neiva a finales de los cincuenta la cual fue fundada para unir por vía aérea al Neiva y el Huila con Bogotá (viaje que se hacía en tren en gran parte del tramo y el cual tomaba 18 horas en completarse) así como para unir al Huila con los agrestes territorios de la comisaria del Caquetá, los cuales por motivos de la época de la violencia había recibido las masivas olas de inmigrantes del interior del país y mayoritariamente campesinos del Huila quienes vieron al Caquetá y especialmente el norte en los terrenos de san Vicente como un remanso de paz en medio de la guerra. Pero esta migración se veía fuertemente detenida por la formidable cordillera oriental y sus selvas las cuales separaban a los huilenses de Florencia por una precaria trocha y en el norte la única forma de llegar era por antigua trocha de balsillas-guacamayas-san Vicente la cual tardaba hasta ocho días en concretarse, recordemos también que para mediados del siglo pasado no existía ninguna carretera entre Florencia y el norte del territorio del Caquetá, la única vía llegaba hasta el puerto de Venecia y de ahí en adelante se tardaban seis días en llegar a puerto rico y después se tomaba el rio guayas para luego subir por el caguan, Hacia la nueva frontera agrícola y ganadera en la cual se estaba convirtiendo la zona de san vicente. Es así como los directivos de TAO deciden conectar esta zona con vuelos regulares en diferentes aparatos especialmente DC-3, los cuales empezaron transportaban tanto pasajeros como ganado los cuales se transportaban en aviones acondicionados para cargar reses y marranos y toda clase de animales y carga que se requiriera.

HK 595 DE TAO en planadas Tolima (fuente aviacol)
La mañana del 8 de noviembre del año 1965 transcurría normal en el aeropuerto de Neiva y en el aeropuerto la manguita se esperaba el DC-3 matriculado como H K 1202 el cual tenía como ruta habitual planadas-Neiva- san Vicente-puerto rico-Florencia-Neiva, vuelo rutinario el cual tenía como eventualidad que llegaba de san Vicente del caguan debido a que fue contratado el día anterior por el prestante ganadero Luis Perdomo, con el fin de realizar un vuelo expreso con su familia, así pues aterrizo el DC-3 en Neiva a las 11 a.m proveniente del campo de aterrizaje de san Vicente con solo 5 pasajeros. Y reanudaba así su itinerario regular nuevamente hacia san Vicente. El vuelo era comandado por el experimentado piloto Gustavo izquierdo quien contaba con más de 18000 horas de vuelo en DC-3, como copiloto contaba con Mario luna con más de 3000 horas de vuelo, así como con el ingeniero de vuelo Orlando carrasquilla y como auxiliar a julio herrera quienes después de atender el vuelo expreso de la mañana se disponían a desafiar nuevamente la cordillera. Así como también abordaron 22 pasajeros entre ellos enrique falla solano conocido aventurero de las selvas del Caquetá, el cual había dirigido dos expediciones una al rio guayas y otra a los llanos de yari a principios de los años 50 y hermano del copropietario de TAO Eduardo falla solano quien fue pionero en trazar las rutas de aeronavegación hacia san Vicente y el norte del Caquetá , así y sin más novedades decolo de Neiva a las 11 y 50 de la mañana, esperando realizar el vuelo en los 50 minutos habituales.
A continuación el relato de el vuelo por uno de los sobrevivientes (fuente periódico el espectador de la época)
“Todo transcurría normal en el avión, íbamos hablando y riéndonos con algunos de los pasajeros, como a los veinte minutos pasamos bajito sobre Algeciras, y unos minutos después pasamos el quiebre de la cordillera y empezamos descender, después el avión entro en una nube negra y empezó a llover fuerte y se miraba todo oscuro luego el avión empezó a temblar y se sintió un fuerte vacio, después se fue en picada y el piloto logro enderezar el avión, ya luego de eso empezamos a ver los copas de los árboles y empezamos a descender en medio del cañón hasta que empezó a rozar los arboles y se estrello..”
Ya siendo la 1 y media de la tarde en san Vicente se empezó a tratar de hacer contacto del avión y se pidió confirmación con el radio operador de Neiva quien confirmo el despegue.
De todos modos no se temía lo peor puesto que no era inusual que los aviones aterrizaran en al campo de aviación de guacamayas ya en el Caquetá, o que debido al mal tiempo se desviaran hacia los llanos del yari y aterrizaran, por eso se decidió no dar la orden de búsqueda ni poner en emergencia el avión hasta el final del tarde. Ya sin haber llegado se empieza coordinar un primer grupo de búsqueda con dos aviones de la empresa TAO uno con la presencia del señor Eduardo falla solano quien era gran conocedor de estas rutas quienes despegaron de Neiva hacia el Caquetá siguiendo la posible ruta hacia san Vicente así como sobrevolando guacamayas y los terrenos de aterrizaje en los llanos del yari en los cuales se acostumbraba a recoger ganado. Después de descartar esto se da la alerta general y se suma a la búsqueda el avión de la FAC C 47-654 al mando del capitán sarmiento, ya para entonces se sabía que el HK 1202 había sufrido un leve incidente dos días antes en el aeropuerto de planadas Tolima en el cual un campesino manejando un tractor había golpeado el estabilizador trasero, el cual había sido enviado de Bogotá y cambiado el mismo día. Lo cual descartaba este fallo pero sembraba algo de duda en la confiabilidad de la reparación, así se pasa sin noticias del avión hasta el día 10 en el cual un piloto abordo de un Beaver de la aerolínea taxi aéreo cubriendo la ruta san Vicente- Neiva reporta haber visto los restos del avión así como sobrevivientes quienes movían trapos blancos en el sitio conocido como el cerro del diablo en territorio caqueteño, despertando esperanzas entre los familiares de los pasajeros, sitio al cual la fuerza aérea envía un helicóptero en el cual se encontraba presente Eduardo falla solano sobrevolando nuevamente la zona hasta encontrar los restos del avión y sobrevivientes quienes se divisaban desde la aeronave y a la cual se le dejaron caer provisiones y medicinas.

Foto avión tomada por Eduardo falla solano. (fuente periódico el tiempo de la época)
Los restos de la aeronave se encuentran en las coordenadas 75º14’39’’ O y 2º 27’ 46’’ N
Sitio localizado a 2400 metros sobre el nivel del mar en medio de selva inexplorada hasta ese entonces.
A continuación relato del accidente por el señor Álvaro quintero (periódico el tiempo)
“Después que el avión se estrello se empezó a incendiar desde atrás, en esas nosotros salimos y vimos que la parte delantera no estaba solo quedaba un pedazo del fuselaje así como un pedazo de alerón el cual nos sirvió de refugio contra la lluvia reinante en la zona. Logre sacar a diez personas más las cuales estaban en muy mal estado algunos así como muchos muertos incinerados por las llamas. La primera noche la pasamos muy mal sin nada con que arroparnos luego en la mañana del segundo día un grupo de 4 hombres quienes no habían salido tan heridos decidieron tomar el cañón rumbo hacia la selva con el fin de llegar hasta la vieja via hacia balsillas rumbo a guacamayas y se internaron en la espesura del monte. Durante el segundo día murieron por las heridas tres personas mas, así pasamos dos días mas pero ya cuando desfallecíamos vimos un helicóptero que nos tiro unas cajas con comida, cobijas, fósforos y medicamentos pero como ninguno sabíamos colocar inyecciones nos toco tomárnoslos.”
A Si pues se pone en marcha un operativo desde la base militar de Algeciras para llegar hasta la zona al mando del ejército y guiados por baquianos locales los cuales logran llegar el día 12 hasta el sitio del siniestro y logran auxiliar a los ya seis sobrevivientes, pues cuatro más murieron por las gravedad de las heridas durante el día anterior y por falta de atención médica oportuna.
Durante el día 13 de noviembre se improvisa un helipuerto desde el cual la fuerza aérea rescata a los sobrevivientes así como a los cuerpos de los fallecidos


Foto de helicóptero de FAC rescatando a los sobrevivientes (el tiempo de la época)
Mientras tanto el país entero sigue pendiente por la suerte del grupo de los cuatro hombres que decidieron internarse en la selva buscando una ruta y quienes para la fecha ya llevaban cuatro días desaparecidos, y quienes del grupo inicial de cuatro lograron llegar el día 21 de noviembre solo tres, enfrentando todas las adversidades al poblado de guacamayas Caquetá después de diez días de caminata en la selva.
Relato de señor Pedro Vidal Ortiz uno de los sobrevivientes del grupo de los tres que lograron llegar a guacamayas (periódico el espectador de la época)
“Salimos al día siguiente del accidente porque creíamos que en medio de esa selva nadie nos iba a rescatar y por eso junto con el señor Rubén Ramírez quien había transitado mucho esa zona decidimos buscar el camino, lo único que pudimos sacar del avión fue algo de agua, un plástico y un machete que encontramos en la cabina del capitán quien estaba totalmente calcinado, luego empezamos a descender por el cañón rompiendo monte con el machete la primera noche casi nos morimos del frio porque no pudimos prender candela, el día 11 logramos encontrar un pequeño rio el cual decidimos seguir la corriente, nos alimentamos con cogollos de palma los cuales abundaban, ya durante el día 12 y 13 fue perdiendo ritmo el señor Rafael duran quien era despachador de TAO quien debido a quemaduras que sufrió el día del accidente y quien además perdió un zapato no pudo seguir el ritmo. Luego logramos cazar un armadillo y comer carne por primera vez en 7 días, al día siguiente el señor rafael decidió que no seguía mas y que él se quedaba en el monte esperando a que lo rescataran entonces ya sin el pudimos adelantar el paso y adelantar dos días más, en la noche del día 18 matamos un tigrillo que se acerco donde estábamos atraído por el olor a sangre de uno de los compañeros quien se había caído por un desfiladero y quien se había cortado un brazo y luego de dos noches más en las que ya no pensamos en seguir logramos divisar una caza de colonos en medio de la selva en la cual pasamos una noche y en la cual no habitaba nadie tomamos panela y ya recuperados logramos llegar hasta guacamayas donde sin saberlo nos estaban esperando”

Foto de campesinos llevando en camilla a uno de los sobrevivientes de esta epopeya doble accidente y travesía en medio de la selva y quienes alcanzaron a llegar a guacamayas (fuente el tiempo)
Como causas del accidente se determino que el DC-3 entro en un cúmulos de tormenta y que debido a fuertes vientos descendentes se pierde el control de la aeronave y desesperadamente se intenta un arborizaje, también se determino como causa un posible sobrepeso de 400 libras debido a exceso de carga. así como a la falla del piloto en volar en una ruta sin visual la cual no estaba autorizada para eso.
Julián vela
juliam no está en línea   Reply With Quote