SkyscraperCity banner
1 - 20 of 47 Posts

·
Las chulas de America
Joined
·
241 Posts
Discussion Starter · #1 ·
BBC Mundo, México

El príncipe de Sajonia en Alemania.

En 1997, Alexander volvió a Alemania como príncipe heredero.

México tiene un príncipe en Alemania. Encabeza una de las familias reales más antiguas de Europa, le gusta la comida con salsa picante y es aficionado a un popular equipo mexicano de fútbol, las Chivas Rayadas del Guadalajara.

Se llama Alexander de Afif, príncipe de Sajonia, y pertenece a la dinastía Wettin que gobernó esta región durante 850 años.

Parte de la familia real se instaló en Ciudad de México en la década de los '50 para huir del régimen soviético instaurado en la República Democrática Alemana, donde se ubica Sajonia, uno de los 16 estados de ese país.

Vivió en el Distrito Federal durante 40 años. Aquí nacieron tres de sus cuatro hijos y en esta ciudad opera su empresa aduanera, encargada de facilitar la exportación e importación de mercancías.
Sorpresas de la vida

Hijo de padres alemanes, el príncipe nació en Munich pero al emigrar de Europa adquirió la ciudadanía mexicana.

La gente nos veía como piezas de museo, muy extrañas. Se acercaban, pero no se atrevían a abrir la boca

Alexander de Afif


Hasta 1997 era un empresario mexicano común y corriente que padecía los problemas del tráfico de la capital y pasaba apuros por las crisis económicas del país.

Pero ese año la historia cambió. Después de meses de análisis, el consejo de la Casa Wettin nombró a Alexander responsable de la familia real y lo designó "príncipe heredero".

El momento llegó antes de lo previsto, le confiesa a BBC Mundo Alexander de Afif.

"Yo pensaba que algún día iba a ser el sucesor, por lógica, porque soy el único que tiene hijos varones. Pero esperaba que sucediera muchos años después".
Desvelos y champaña

En realidad, la historia empezó a tejerse la noche del 9 de noviembre de 1989, cuando cayó el Muro de Berlín.

(Dresden) Era mil veces peor de lo que jamás me hubiese imaginado: calles destruidas, infraestructura no existente, puentes deshechos, las ruinas de la guerra por todos lados

Alexander de Afif


"Eran como las 2 de la mañana y escuché que tocaban insistentemente el timbre de la casa. Me asomé a la ventana y vi a un amigo alemán con dos botellas de champaña. Le dije: 'aquí no hay ninguna fiesta, todo el mundo está dormido'".

Pero su amigo le convenció que abriera la puerta. Minutos después, observaban por televisión las imágenes de berlineses celebrando en la Puerta de Brandenburgo.

"Destapamos las botellas de champaña, que en ese entonces no era muy común en México, y brindamos".

Fue en ese momento que supo que era posible heredar el "trono".

"Entendí que tenía que hacer algo por mis paisanos, pues aunque nunca había estado en Sajonia ni conocía a nadie, intempestivamente pensé que podía contribuir".
Bichos raros

En diciembre de ese mismo año, Alexander viajó a Alemania Oriental con su esposa y dos hermanos. Fue un "shock".

"La gente nos veía como piezas de museo, muy extrañas. Se acercaban, pero no se atrevían a abrir la boca".

La mayor sorpresa fue caminar por Dresden.

"Era mil veces peor de lo que jamás me hubiese imaginado: calles destruidas, infraestructura no existente, puentes deshechos, las ruinas de la guerra por todos lados".

Veinte años después, el país es otro, dice el príncipe.
Enchiladas y ópera

Al hablar de un heredero real, la primera imagen que viene a la cabeza es de protocolo y extremo formalismo. "Pero no es así", dice el príncipe de Sajonia.

Muchas veces me subo al tren y alguien me pregunta si soy el príncipe de Sajonia, y platicamos durante todo el viaje. Me sale mi lado mexicano

Alexander de Afif


Su vida en Dresden es parecida a la que tenía en México, incluso en la comida.

"Siempre tenemos unas latas de salsa picante y a veces mi esposa me da una sorpresa al cocinar enchiladas y guacamole".

Una vez por semana la familia va al teatro o la ópera, y los fines de semana visitan países vecinos como Polonia.

Varias veces al año viaja a México y el resto del tiempo controla a distancia su empresa, que constituye su principal ingreso, ya que, al contrario de lo que podría pensarse, la casa Wettin no cuenta con muchos recursos.

De hecho, el gobierno alemán se quedó con las propiedades de la familia.

"Ese fue uno de los pocos puntos lastimosos que sucedieron después de la caída del muro, que el gobierno decidiera no devolver a las familias antiguas lo que fueron sus castillos y pertenencias", dice el príncipe.
El lado mexicano

Actualmente, el príncipe de Sajonia es presidente de la Bóveda Verde, un museo creado en 1560 donde se exhiben los tesoros de la dinastía Wettin.

Ya no le pertenecen, claro, pero al menos tiene el derecho a exhibirlos y contar la historia de sus antepasados.

"Hay gente que quiere visitar los castillos de mi familia. Los llevamos, les explicamos y hacemos un poco de turismo con las bellezas que dejaron mis ancestros".

La mayor parte de su tiempo la dedica a promover inversiones en América Latina y Dresden. Le ha ido bien, dice, y el secreto es su lado mexicano.

"Muchas veces me subo al tren y alguien me pregunta si soy el príncipe de Sajonia, y platicamos durante todo el viaje. Me sale mi lado mexicano"



Fuente

Pues la historia de este señor no deja de ser curiosa :nuts:
 

·
Las chulas de America
Joined
·
241 Posts
Discussion Starter · #2 ·
Príncipe Alexander de Sajonia: mexicano y alemán

Es muy probable que le resulte difícil de creer, pero un mexicano es el heredero al trono de Sajonia.

Al término de la Segunda Guerra Mundial y tras la ocupación del Estado de Sajonia por las tropas soviéticas, la familia real sajona tuvo que huir de la dictadura comunista y se estableció momentáneamente en Munich, donde nació Alexander de Afif en 1954.

Sin embargo, al poco tiempo varios miembros de la familia decidieron residir en la Ciudad de México, lugar que se convirtió en su hogar por más de 30 años.

Príncipe con doble vida

Alexander de Afif creció alternadamente en México y en la República Federal Alemana.

Príncipe Alexander de SajoniaEn México pasó sus primeros años y obtuvo la plena nacionalidad mexicana, pero terminó su bachillerato y su licenciatura en Ciencias Empresariales en Munich.

Al concluir sus estudios, Alexander regresó a la Ciudad de México y trabajó en la compañía de exportación e importación que su familia había fundado en 1962 (APYCSA Logistics S.A.) y se hizo cargo de ella definitivamente cuando murió su padre en 1978.

En 1987 se casó con la princesa Gisela de Bavaria, por lo civil en la Ciudad de México y por la iglesia en el monasterio de Andechs en Baviera, y tres de sus cuatro hijos son mexicanos por nacimiento.

Regreso a Sajonia

Pero algo imprevisto estaba por ocurrir: la caída del Muro de Berlín hizo que de la noche a la mañana su vida se transformara radicalmente.

Según palabras del propio Alexander de Afif, en la noche del 9 de noviembre de 1989 él se encontraba en su departamento en la Ciudad de México a punto de dormir cuando escuchó que uno de sus amigos alemanes le gritaba emocionado desde fuera.Dresde, capital del estado alemán Sajonia

El amigo le contó que el Muro había caído y que los controles fronterizos habían desaparecido. Al confirmarse la noticia el llanto fue inevitable, se abrazaron y brindaron con champaña y comenzó la preparación de su primer viaje a Sajonia.

“Después de la noche de la caída del Muro para mí estaba claro que debía hacer las maletas y regresar a Sajonia, que sólo conocía a través de relatos de mis padres”.

En 1997, el consejo de familia de la casa de Wettin decidió que Alexander de Afif sería el encargado de representar a la dinastía del Estado Libre de Sajonia y lo nombró “príncipe heredero”.

Fue entonces que Alexander Prinz von Sachsen y su familia se mudaron definitivamente a Dresden, aunque visitan México al menos cuatro veces al año.

Trabajo real

El reportero de TREFF3 Jordy Meléndez habló con Alexander de Sajonia en DresdeSi bien la familia real representa una institución simbólica, y no así de poder real en Sajonia, el príncipe Alexander es consejero económico del Ministro Presidente del Estado Libre de Sajonia, Georg Milbrandt.

Una de las principales tareas del príncipe, es atraer inversión a hacia la región, función que acompaña con la promoción de la cultura tanto alemana, como latinoamericana en ambos lados del Atlántico.

También es miembro de la mesa directiva de la Sociedad Mexicano-Alemana, y Honorarkonsul (Cónsul Honorario) del Reino de España en Dresden.

Por más increíble que parezca, el príncipe Alexander obtuvo su nacionalidad alemana en 2004 pero conserva su nacionalidad mexicana.





Fuente
 

·
Registered
Joined
·
23,819 Posts
hace algunos años compitio en una olimpiada por mexico...un principe aleman tambien....a lo mejor fue el...
 

·
Savage Blue
Joined
·
2,070 Posts
WOW !!!! Que noticia tan intersante, la nobleza alemana en México. Tambien en Cuernavaca vivió hasta su muerte una de las herederas de la Casa de Saboya, quienes reinaron por mucho tiempo lo que ahora es Italia.

Saludos.
 

·
Registered
Joined
·
3,974 Posts
esta clase de personas me da un orgullo tremendo y no porque sean príncipes ni porque sean rubios ni mucho menos.

Me da un orgullo tremendo ver que mientras en México tenemos miles o millones de personas que desearían ser algo que no son allá afuera hay personas valiosísimas que admiran, quieren y hacen más por este país que muchos de nosotros -y desafortunadamente me incluyo en esos muchos-.

como dato el príncipe al que se refieren que participó en juegos olímpicos de invierno es el Príncipe Hubertus von Hohenlohe
 

·
Chespirito Style!!
Joined
·
8,085 Posts
Que interesante.

El Príncipe Hubertus de Hohenlohe también es mexicano y también es príncipe alemán, nacido en Puebla cuando su padre (el príncipe Alfon de Hohenlohe Zu Lumberburg Yturbe y perteneciente a la casa real de Baden-Baden) era un alto ejecutivo de la planta VW que había sido enviado a México por el corporativo de VW.

Durante muchos años los Hohenlohe fueron como el ideal de amigos para la clase alta mexicana, quienes morian por ser parte de su circulo.

La familia Hohenlohe ahora radica en Marbella, España.
 

·
Registered
Joined
·
7,126 Posts
esta clase de personas me da un orgullo tremendo y no porque sean príncipes ni porque sean rubios ni mucho menos.

Me da un orgullo tremendo ver que mientras en México tenemos miles o millones de personas que desearían ser algo que no son allá afuera hay personas valiosísimas que admiran, quieren y hacen más por este país que muchos de nosotros -y desafortunadamente me incluyo en esos muchos-.

como dato el príncipe al que se refieren que participó en juegos olímpicos de invierno es el Príncipe Hubertus von Hohenlohe
+1 pues es cierto que otros ven oportunidad en Mexico y lo aprecian mas que uno mismo. Pero tambien estamos en un pais que las oportunidades es mas comun que se las den a un extranjero que al mismo mexicano!
 

·
Savage Blue
Joined
·
2,070 Posts
esta clase de personas me da un orgullo tremendo y no porque sean príncipes ni porque sean rubios ni mucho menos.

Me da un orgullo tremendo ver que mientras en México tenemos miles o millones de personas que desearían ser algo que no son allá afuera hay personas valiosísimas que admiran, quieren y hacen más por este país que muchos de nosotros -y desafortunadamente me incluyo en esos muchos-.

como dato el príncipe al que se refieren que participó en juegos olímpicos de invierno es el Príncipe Hubertus von Hohenlohe
Asi es, el Principe Hubertus Von Hohenlohe, participó en los Juegos Olimpicos de Calgary 88 y en Albertville 92, representando a México en las competencias de Descenso Alpino y Slalom.

Saludos.
 

·
Banned
Joined
·
429 Posts
Ya van dos principes alemanes-mexicanos, cuantos mas habra por descubrir? jaja
 

·
Banned
Joined
·
678 Posts
Mi papá era amigo de una princesa de la república Checa (Caya no sé qué), que huyó del comunismo en su país después de la segunda guerra mundial, escapando a través de varios países y terminó asentándose en México donde crió a sus hijos (uno amigo de mi papá). La señora ya era grande pero se enamoró de México y ya no se quiso regresar, murió como en los 80´s y nadie supo lo que era (sólo unos pocos), pero estaba contenta y en paz. Los hijos terminaron casándose con mexicanas y ahora son ciudadanos más a los que no les importa su pasado ni piensan reclamar nada (diiicen ellos), pero quizás se animen después de esto (yo lo haría).
 

·
Esta es mi ciudad...
Joined
·
5,497 Posts
Qué buena nota alentadora, cosas que uno no se imaginaría, y más al ver las ganas y esfuerzo que hace por representar a México.
 

·
Registered
Joined
·
23,819 Posts
Ya van dos principes alemanes-mexicanos, cuantos mas habra por descubrir? jaja
hay varias decenas de gente de abolengo europeo, casada con hijos o hijas de millonarios mexicanos, donde los de aqui cambian su lana por el linaje de estos nobles europeos venidos a menos en lo economico.........:)
 

·
ubi bene ibi patria
Joined
·
1 Posts
Es curioso enterarse de cosillas como estas... hace poco me enteré que Rainier III de Mónaco tenía algo de sangre mexicana... por parte de su padre... (su abuela paterna era una mexicana llamada Susana de la Torre)... no me deja de parecer curioso... hasta en las casas reales europeas hay mexicanos colados...
 

·
Registered
Joined
·
190 Posts
Aquí tenemos herederos europeos, mientras nuestra monarquía vive en Australia, el Emperador Maximiliano Gustav Richard Albrecht Agustin von Götzen-Itúrbide y su heredero Fernando von Götzen-Iturbide
 

·
Registered
Joined
·
23,819 Posts
Es curioso enterarse de cosillas como estas... hace poco me enteré que Rainier III de Mónaco tenía algo de sangre mexicana... por parte de su padre... (su abuela paterna era una mexicana llamada Susana de la Torre)... no me deja de parecer curioso... hasta en las casas reales europeas hay mexicanos colados...
en la historia de mexico hay un expresidente mexicano pero muy mexicano que caso a sus hijas con nobles italianos:)
 

·
WeStErN bOy
Joined
·
1,604 Posts
Orale, que interesante.
 

·
El dueño de tus quincenas
Joined
·
1,992 Posts
woooooooow
 

·
Chespirito Style!!
Joined
·
8,085 Posts
hay varias decenas de gente de abolengo europeo, casada con hijos o hijas de millonarios mexicanos, donde los de aqui cambian su lana por el linaje de estos nobles europeos venidos a menos en lo economico.........:)
De hecho no, los miembros de las grandes casas aristocráticas que buscaron asilo en México se terminaron casando con otros aristócratas o bien con mexicanos bastante comunes y corrientes.

Debe de haber sus casos, pero no son el comun denominador.

Aquí tenemos herederos europeos, mientras nuestra monarquía vive en Australia, el Emperador Maximiliano Gustav Richard Albrecht Agustin von Götzen-Itúrbide y su heredero Fernando von Götzen-Iturbide
Niño, México no tiene monarquía –ni tendrá- y ese “heredero” tiene de mexicano lo que yo de noruego.
 
1 - 20 of 47 Posts
Top