Skyscraper City Forum banner
4661 - 4680 of 4712 Posts

·
Quilmes City
Joined
·
13,626 Posts
*lamento tanto que no haya un libro o un archivo de Scian, si tuviera toda su data yo lo haría con mucho gusto, y así difundir su obra.
Yo le hice un thread hace muchos años y me lo "borraron" (había un payaso que se divertía bardeando muchos de mis posts sobre Quilmes y, con desprecio, burlas y casi al borde del insulto, consiguió ese cometido), pero pedí a la moderación poder verlo para recuperar toda la información que había puesto y decidieron recuperarlo. Como no sabía si era libre de seguir posteando, nunca más lo hice, pero sigue ahí abierto y tengo pensado retomarlo en algún momento (había pedido que le cambien el título, pero creo que le dejaron el que le puse originalmente, que fue una de las razones para criticarlo).
Cualquier cosa te consulto.
Yo estuve buscando sus obras por Street View, pero es complicado ver la firma. Algunas se parecen mucho a su estilo, pero no hay nada que lo confirme. Sin embargo, encontré varias, también recorriendo Quilmes y Bernal a pie.

Pude averiguar con un familiar (o alguien cercano a la familia) que fue él quien se encargó de la remodelación del estadio de Independiente en los 60.


En cuanto a Zündt, la mayoría de las casonas de estilo inglés y El Mirador de Paz y Rivadavia son obras suyas. El Mirador era del hermano de mi bisabuelo, tío de mi abuela materna, por lo que mi vieja solía pasar algunas tardes ahí.


Edito: te dejo el link al hilo trunco de Scian, que en algún momento voy a retomar.

 

·
Registered
Joined
·
906 Posts
Si vi tu thread!, muy bueno, estaría copado saber si podemos seguir subiendo capturas de las obras ahí.
La casa de mi bisabuelo es obra del padre de Scian, una casa sencilla, racionalista, en Don Bosco. Mi abuela tiene los planos. Pero eso es toda la documentación que conozco de un Scian.

La segunda casa que aparece en tu thread daba al terreno del edificio donde yo vivía ahí en Quilmes, ver el contrafrente blanco con tejas naranjas era la gloria, mas que nada porque al lado le hicieron otro edificio re pedorro, y era un alivio visual verla, creo que es del 72.

Podría preguntarle a mi abuela, ella sabe cuales son muchas de las casas de Scian, padre e hijo.
 

·
Quilmes City
Joined
·
13,626 Posts
Lamentablemente están haciendo m13rda esta casa:

Pero lo mejor es que será semitorre. Eso significa una gran muestra de respeto a una de mis casas preferidas de toda la vida, en el lote contiguo (una medianera la hubiera condenado):

Ya le reventaron la planta alta y se deja ver una estructura de hormigón, que no sé si será la original o qué.
Cabe aclarar que esta casa está abandonada desde hace años y tiene gente viviendo en ese hueco de la cochera. Actualmente se hicieron prácticamente una casa ahí abajo. No sé si no habrán usado las chapas de ese techo que ya no existe para hacer las paredes.
Es terrible. Era una casa magnífica y única.
 

·
Registered
Joined
·
5,897 Posts
Lamentablemente están haciendo m13rda esta casa:



Ya le reventaron la planta alta y se deja ver una estructura de hormigón, que no sé si será la original o qué.
Cabe aclarar que esta casa está abandonada desde hace años y tiene gente viviendo en ese hueco de la cochera. Actualmente se hicieron prácticamente una casa ahí abajo. No sé si no habrán usado las chapas de ese techo que ya no existe para hacer las paredes.
Es terrible. Era una casa magnífica y única.
Creeria que recuerdo cuando la construyeron. Que desastre Quilmes. Nos estamos convirtiendo en tierra de villas y edificios berretas.
 

·
Quilmes City
Joined
·
13,626 Posts
Lamentablemente están haciendo m13rda esta casa:

Pero lo mejor es que será semitorre. Eso significa una gran muestra de respeto a una de mis casas preferidas de toda la vida, en el lote contiguo (una medianera la hubiera condenado):

Ya le reventaron la planta alta y se deja ver una estructura de hormigón, que no sé si será la original o qué.
Cabe aclarar que esta casa está abandonada desde hace años y tiene gente viviendo en ese hueco de la cochera. Actualmente se hicieron prácticamente una casa ahí abajo. No sé si no habrán usado las chapas de ese techo que ya no existe para hacer las paredes.
Es terrible. Era una casa magnífica y única.
Definitivamente la están demoliendo. Supongo que para evitar okupas, al igual que hicieron con mi casa, que apenas quedó abandonada se empezó a meter gente y decidieron demolerla de una vez para evitarlo y ante las quejas de los vecinos. Ahora es un terreno vacío.
Esta ya tenía prácticamente una casa instalada en el sector del garage, así que habrán tenido que apurar la demolición.
Una verdadera pena. Era única.




Las veces que miré esas baldosas cuando era chiquito, yendo a la plaza del barrio.
 

·
Registered
Joined
·
2,588 Posts
Un par de buenas noticias en Nuñez.


Y a tiempo en esa cuadra ya habian volado una casa antigua que tenia todas las aberturas tapiadas de la decada del 40 y en la esquina con Larralde un local tambien añejo
 

·
Registered
Joined
·
1,782 Posts
La pérdida de los últimos polos de cines barriales, la otra secuela que dejará la pandemia

En Belgrano, entre marzo y abril cerraron dos complejos y se perdieron 11 salas. En Flores, el Atlas no reabre desde marzo de 2020.



El último en dejar de existir fue el cine Arte Multiplex. Y en forma previa, el Cinema City General Paz. Los dos, en Belgrano. Los dos, cerrados en forma definitiva Aunque no se sabe si es para siempre, desde marzo de 2020 no volvió a abrir el Atlas de Flores. La pérdida de los últimos polos de cines barriales de la Ciudad son otra de las secuelas que dejará la pandemia de coronavirus.

Antes, cuando el Covid no era tema mundial, había sido el fin del BAMA Cine Arte, en el centro, y del CPM Cinemas del Parque Shopping (2019), en Villa Del Parque. Todavía antes, del Arte Cinema (2017), en Constitución.

Hoy lo que sobrevive en la Ciudad de Buenos Aires es poco en comparación a otras épocas. Pero además, tiene su programación en pausa después de las restricciones a las actividades en espacios cerrados que dispuso el presidente Alberto Fernández para el Área Metropolitana.

En los barrios, en los shoppings y en los complejos las pantallas están apagadas y las butacas, vacías. Y en ese contexto, aparece una pregunta: ¿quedarán salas de cine en 2021? ¿Cuántas quedarán?

"Nos estamos preguntando cuánto va a durar esta última restricción. ¿Va a ser un mes? ¿Dos meses? ¿Va a ser otro año? Necesitamos saber para tomar decisiones", dice Gabriel Feldman, CEO de Multiplex y vicepresidente de la Federación Argentina de Exhibidores Cinematográficos.

La desaparición de los cines de Belgrano

El 15 de abril, el mismo día en el que en la Ciudad y en la Provincia se anunció el cierre de los cines, Gabriel Feldman comunicó el cese, pero en este caso sin retorno, del Arte Multiplex, un refugio de las producciones menos comerciales en la avenida Cabildo al 2829, junto a la estación Congreso de Tucumán del subte D, en Belgrano.

"El Arte Multiplex cerró el 15 de marzo de 2020 y ya no volvió a abrir. Si hubiéramos tomado la decisión de dejar de funcionar en marzo de 2020 hubiera sido mejor, al final lo hicimos un año después, habiendo enfrentado inútilmente los costos", dice Feldman. Y plantea: "Queremos saber si realmente hay que seguir soportando esta situación o si hoy tenemos que tomar una decisión más drástica y dolorosa".

El cine Arte Multiplex había sido reacondicionado en el año  2013. Foto de archivo / David Fernández

El cine Arte Multiplex había sido reacondicionado en el año 2013. Foto de archivo / David Fernández

El apellido Feldman tiene un capítulo en la historia del cine argentino. El padre de Gabriel, Norberto Feldman, había empezado en el negocio de las películas como boletero del cine Roxi, en Las Heras y Agüero. Crecería después en otros rubros, sobre todo en la distribución.

En una época, para Norberto Feldman era muy común viajar a Cannes, al American Film Market y al Festival Internacional de Venecia para comprar y distribuir films. Más tarde, trabajaría en la exhibición e incluso en la producción, financiando alguna película de Alberto Olmedo. Y luego se haría cargo de varios cines.

"En mi casa, en la mesa, se hablaba de películas, de espectadores, de afiches. Llevo una vida hablando, pensando y sintiendo cosas por esta actividad y, ahora, entrar a un cine vacío es muy difícil", dice Gabriel Feldman y ejemplifica: "Antes, en el momento en el que el cine cerraba sus puertas, uno empezaba a preparar las funciones para el día siguiente y en este momento es entrar y no hay nada para hacer. Hay trabajo administrativo o de mantenimiento, pero no del que hacía antes. Las cosas perdieron sentido. Me encontré con que de un día a otro la función que estaba cumpliendo, para la que me preparé toda la vida, no la cumplo, y es muy raro".

Sólo en Belgrano, los Feldman tenían dos cines y 13 salas: ocho en el Multiplex Belgrano y cinco en el Arte Multiplex que cerró. En la histórica calle Lavalle suman otras siete salas en el único sobreviviente en la peatonal: el Monumental. Y en Provincia, en Canning, tienen seis salas, y en Pilar, nueve. En abril de 2013 habían empezado a alquilar el edificio del complejo Arte Multiplex, pero no pudieron seguir sosteniéndolo.

Con apenas semanas de diferencia, a poco más de una cuadra del cine de los Feldman, había ocurrido también la baja del Cinema City General Paz.

El Cinema City General Paz no pudo resistir a los cambios que impusieron los nuevos protocolos. Tenía seis salas con una capacidad de 1576 butacas.

El Cinema City General Paz no pudo resistir a los cambios que impusieron los nuevos protocolos. Tenía seis salas con una capacidad de 1576 butacas.

Marcelo Harari, miembro de la empresa familiar que dirigía el complejo ubicado en Cabildo y Rivera desde 2011, informó que la decisión se debió a la imposibilidad de adaptar los sistemas de ventilación a las exigencias del protocolo para la habilitación de los cines en pandemia.

Entre el fin de un cine y otro, en 19 días y solo en Belgrano, se perdieron 11 salas y 2.276 butacas. Quedan el Showcase y los otros Multiplex.

A fines de marzo, trascendió un intento por parte del INCAA de recuperar el Arte Multiplex y el Cinemacity General Paz. El Instituto de Cine, que preside Luis Puenzo, había empezado a encarar conversaciones para encontrar la mejor forma de darle una continuidad a estos complejos.

El Ministerio de Cultura de la Nación y el Gobierno de la Ciudad también estaban interesados. Pero aún no hubo avances. Y la avenida Cabildo sigue sin cines, como antes les había ocurrido a la avenida Callao y a la avenida Santa Fe.

Un negocio que se fue transformando

El negocio del cine cambió en los 90. Las cadenas multipantallas se instalaron en shoppings o construyeron sus complejos. El modelo de negocio no terminaba en la venta de la entrada, sino que también abarcaba el consumo de pochoclos, nachos y gaseosas. Y la posibilidad de comer en un patio de comidas, antes o después de la función.

En los 90 aparecieron los complejos de salas de cine con candy bar y patio de comidas. Foto de archivo

En los 90 aparecieron los complejos de salas de cine con "candy bar" y patio de comidas. Foto de archivo

"Los que tardaron en adaptarse, porque creían que era una moda pasajera, ya no están", escribió sobre este cambio en la industria el periodista Pablo O. Scholz en una columna de opinión titulada "Cierre de cines: el coronavirus es tanto o más letal que el streaming". Los espacios que ya no están se cuentan por decenas y muchos mutaron en supermercados, garajes, oficinas, bingos e iglesias evangélicas.

La pandemia impuso nuevas reglas y limitaciones para el sector. "Yo no tengo dudas de que el cine y el resto de las actividades culturales contribuyen al bienestar de la gente. Esto no va a desaparecer, el arte no va a desaparecer pero está golpeado", agrega Gabriel Feldman, que aún no se explica por qué las salas de la Ciudad de Buenos Aires estuvieron casi un año cerradas. El regreso fue en febrero y duró dos meses hasta un nuevo cese.

Feldman dice que en comparación con otros ámbitos, como restaurantes y gimnasios, que se habilitaron primero, el cine es un lugar seguro. Enumera sus argumentos: "Primero, siguiendo el protocolo requerido, instalamos equipos de aire acondicionado que renuevan el aire. Segundo, en el cine no se habla por lo que la emisión de aerosoles es menor y el volumen de aire dentro de una sala, con techos de entre 8 y 10 metros, es alto. Tercero, el público no está enfrentado, sino mirando hacia una pantalla. Cuarto, nadie se saca el barbijo y se pone a conversar. Quinto, las entradas son numeradas y se puede garantizar el distanciamiento".

Las avenidas que perdieron sus cines

El tiempo pasa y el lugar que se pierde ya no se repone. En junio, en la avenida Santa Fe se cumplirán 10 años desde el cierre del último cine. Fue el Atlas Santa Fe, que había inaugurado sus salas en 1986 y era el único que quedaba de los tiempos en los que Santa Fe había funcionado como polo cinematográfico. Es decir, como un circuito, donde en los 80, si no se conseguía entradas para una película se corría a otro cine para consultar. Los cines eran muchos y estaban cerca entre sí.

En junio se cumplirán 10 años desde el cierre de la última sala de cine en avenida Santa Fe, el Atlas. Foto: Martín Bonetto

En junio se cumplirán 10 años desde el cierre de la última sala de cine en avenida Santa Fe, el Atlas. Foto: Martín Bonetto

El Atlas, ubicado en Santa Fe 2015, casi esquina Ayacucho, cerró en junio de 2011. Un cartel impreso en hoja A4 que apareció pegado en las puertas vaivén de vidrio lo anunciaba así: “El cine cerró por tiempo indeterminado”. Piratas del Caribe y Poder que mata, con Sean Penn y Naomi Watts, fueron las últimas proyecciones.

Los cines Atlas, Grand Splendid, Capitol y el complejo Santa Fe 1 y 2, junto con el cine América, sobre Callao, establecían una suerte de entramado cinematográfico, que jamás se recuperó.

Hoy, en tiempos pandémicos, en la avenida Corrientes tampoco la oferta es superlativa. Ahí sólo quedan tres opciones: el cine Cosmos que depende de la UBA, la Sala Lugones del Teatro San Martín y el cine Lorca. Este último fue el único que reabrió en el lapso breve en el que se habilitó la vuelta a las salas.

En el edificio del cine Lorca, ubicado al 1400 de Corrientes, entre Uruguay y Paraná, a metros de la boca de la estación Uruguay del subte B, funcionan dos salas, que como en el resto de los cines del Área Metropolitana hoy están a puertas cerradas por la veda a la actividad social y cultural en espacios cerrados.

En la década del 70, el cine Lorca formó parte de un circuito de cine arte que también estaba integrado por los ya desaparecidos Lorange, Losuar y Loire. Hoy, como el Monumental en la peatonal Lavalle, pero en la avenida Corrientes, es otro sobreviviente.

Flores, de 20 cines a uno solo que no reabre desde marzo de 2020

Roberto D'Anna, un coleccionista, periodista e investigador que impulsó la creación del Museo de Flores, hace un análisis sobre el vínculo entre el barrio y las salas de cine, que en forma histórica también se alteró, hasta llegar a una expresión mínima.

"Entre 1960 y 1970 en Flores había alrededor de 20 cines funcionando a la vez. Después vino la debacle y fueron cerrando hasta que quedó uno: el Rivera Indarte", especifica D'Anna.

Flores pasó de ser un polo cinematográfico a tener un solo cine, que según los vecinos permanece cerrado desde marzo de 2020.

Flores pasó de ser un polo cinematográfico a tener un solo cine, que según los vecinos permanece cerrado desde marzo de 2020
.
Entre Rivadavia y Falcón, el cine que pertenece a la cadena Atlas está subdividido en cinco salas. En su época de esplendor no era un multipantalla: su imponente super pullman se llenaba cada fin de semana, en especial los domingos.

Pero los días de grandeza terminaron hace décadas y el cine Rivera Indarte habría funcionado por última vez en marzo de 2020, cuando se decretó el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio. Desde ese momento pareciera estático, con los estrenos del verano de 2020 en exhibición, como Unidos y Sonic. Aunque un afiche, el del film La mujer en la ventana, estrenado en 2021, desorienta.

Pero D'Anna dice que no, que el Atlas de Flores, no reabrió. Y en la página de Facebook de la empresa, en los anuncios de estrenos de película que se hicieron entre febrero y abril de 2021 en otros complejos, hay comentarios pidiendo el regreso de la sala de Flores.

"Hasta los '80 sólo alrededor del Rivera Indarte había otros 10 cines funcionando en simultáneo. Flores era un polo cinematográfico. Pero las salas fueron desapareciendo y se transformaron en comercios grandes, en Musimundo o Burger King", agrega D'Anna. Y concluye: "Hoy la situación es muy incierta. ¿Va a abrir ese cine?, no da la impresión. Yo me animo a pensar que el cine no vuelve a Flores".
 

·
Registered
Joined
·
1,782 Posts
En honor a su madre ciega donó una imponente mansión de Vicente López y hoy es un instituto modelo para no videntes

La famosa Casona Bignone es parte del patrimonio cultural de ese partido del norte del conurbano. Allí vivieron hasta 1946 los Bignone. Emilia, hija de Santiago y Josefina -que sufrió un desprendimiento de retina que la dejó sin visión- heredó la mansión y la cedió al municipio, que la convirtió en un centro de rehabilitación para trastornos visuales



Imposible no detenerse a contemplar su belleza. La columnas italianas, los arcos romanos, las molduras en cada rincón o el piso de damero. Todo eso forma parte del estilo ecléctico de la famosa Casona Bignone, uno de los íconos de Vicente Lopez construido a principios del siglo XX.

Sobre la calle Martín J. Haedo, rodeando la manzana en un amplio terreno de tres mil metros cuadrados, las antiguas acacias acompañan el esplendor del antiguo edificio. Allí, además, vivió durante casi dos décadas la familia Bignone.

Santiago Bignone era un terrateniente de origen español. Casado con Doña Josefina Colmegna, eligieron instalarse en las afueras de la ciudad. Solo tuvieron una hija, Emilia Angela, que en 1946 decidió donar ese patrimonio a la Municipalidad de Vicente López.





La Puesta en valor del Patrimonio Cultural

En el año 2012 se iniciaron los estudios de situación edilicia que concluyen en un plan integral de rehabilitación y puesta en valor, cuyo eje central fue la mejora y la consolidación de sus partes y el estilo arquitectónico, con la consigna principal de conservar la esencia.

En los últimos meses culminaron las obras de remodelación total, restaurando las fachadas, los revoques, las molduras, se hizo una reparación de las ventanas y celosías existentes, carpinterías nuevas, pintura, iluminación y ampliación de un sector del edificio buscando reconstruir el lenguaje y los ornamentos arquitectónicos propios de la fachada original.

Toda la instalación eléctrica es nueva, incluyendo la provisión de artefactos y el cableado para datos según las nuevas necesidades de los talleres que se dictan allí.

En el interior del edificio se colocaron solados nuevos de mosaico granítico compacto, cielorrasos suspendidos y aplicados de yeso y se ampliaron todos los sectores de circulación para que sea cómoda y fluida para personas con movilidad reducida. Cuenta con una nueva sala para el taller de cerámica y de pintura con equipamiento, núcleos de servicio y áreas de guardado.

Los baños de hombres y de mujeres se remodelaron por completo, se agregó uno para personas con movilidad reducida, conformando así un núcleo de servicios unificado.

La intervención se completó con mobiliario y cortinas nuevas; y en los muros bajo reja, sobre las líneas municipales de ambos accesos al predio, se repararon los revoques en mal estado y se remplazaron las baldosas de las veredas de la calle Haedo y de Melo.

Además se construyó un Salón de Usos Múltiples, logrando un espacio fluido en una planta libre, que no condiciona los usos y se expande hacia el parque arbolado. Con ello, la puesta en valor de este Instituto de rehabilitación para personas con discapacidad visual, ya sea baja visión o ceguera, permite un mayor desarrollo a los pacientes. Tal como lo deseó Emilia Bignone.




 

·
Registered
Joined
·
1,782 Posts
Declararon Monumento Histórico Nacional a las estaciones de tren de Constitución, Once, Lacroze y Retiro

Se trata de edificios que fueron construidos entre finales del siglo XIX y principios del XX, en pleno auge ferroviario



El Gobierno decidió declarar Monumento Histórico Nacional a los edificios de las estaciones de tren de Constitución, Once, Lacroze y General Belgrano de Retiro, todas ellas construidas durante finales del siglo XIX y principios del XX. La distinción fue otorgada mediante el Decreto 315/2021, publicado este lunes en el Boletín Oficial.

Según explicaron las autoridades nacionales, en el período que va desde los años 1880 hasta 1900 “la expansión ferroviaria conformó una nueva imagen arquitectónica dentro del perfil urbano y suburbano” porteño que estuvo “caracterizada por la construcción de las grandes terminales, así como por la renovación de las estaciones intermedias”.

En este sentido, recordaron que uno de los edificios típicos de esa época es el que funcionaba como cabecera de la línea Ferrocarril del Sud, que actualmente es conocida como la estación Plaza Constitución.

A principios del siglo XX esta estación sufrió reformas, conformando “una modificación volumétrica y estilística del proyecto anterior, incorporando nuevas mansardas, un volumen de cúpula mayor en la parte central y mayor ornamentación afrancesada, presentando una clara influencia Beaux Arts, propia del período”.

La cuarta modificación, realizada por los arquitectos Paul Bell Chambers y Louis Newbery Thomas, preveía la total demolición del edificio anterior, junto con el aumento del número de plataformas, pero debido al “crack” financiero del año 1929 el edificio no se demolió y, en cambio, se le adicionaron los actuales cuerpos sobre las calles laterales, el gran vestíbulo y dependencias auxiliares.

Por su parte, la estación General Belgrano de Retiro, proyectada entre los años 1909 y 1912 por los arquitectos Louis Faure Dujarric y Robert Russell Prentice, es la estación cabecera de la empresa Central Córdoba-Extensión Buenos Aires.

Sobre este edificio, el Gobierno señaló que, “bajo un lenguaje academicista, los arquitectos unificaron las distintas alturas que constaban de alas laterales bajas con accesos secundarios flanqueando un cuerpo central saliente de tres niveles”. Tras la construcción del cuarto nivel, se añadieron un acentuado cornisamiento, una mansarda con buhardilla y una cúpula.

“Jerarquizada por el retranqueo de la fachada, una marquesina de hierro de estilo Belle Époque protege al acceso principal a los andenes, cubiertos por una estructura reticular que descansa sobre columnas metálicas con capiteles ornamentales”, agregó el Decreto.



En tanto, la terminal Once de Septiembre del antiguo Ferrocarril del Oeste de Buenos Aires, fue proyectada por el arquitecto holandés John Doyer y constaba de un volumen compacto, de planta baja y dos niveles, con dos fachadas iguales, una hacia la Avenida Pueyrredón, donde se localizaba el acceso principal, y la otra sobre la Plaza Miserere, con un acceso de menor envergadura.

El Gobierno explicó que “en su interior, naves metálicas con ventilaciones e iluminación vidriada cubrían los andenes”, pero en el año 1907 “resultó necesario ampliar la estación cabecera, por lo que se decidió adicionar” el edificio de la Bolsa de Cereales, ubicado en la esquina de la calle Cangallo (actual Presidente Juan Domingo Perón)”. Esta construcción “databa del año 1899 y poseía un gran parecido compositivo y formal con el proyectado por el arquitecto Doyer unos años antes”.

Para completar el conjunto de esta estación se construyó un edificio central, de mayor altura, expresándose de esta manera como centro de la composición. A pesar de haberse ejecutado en varias etapas, el proyecto “supo conservar la unidad estilística en todos sus componentes, debiéndose lamentar la pérdida de gran parte del mismo en la década de 1970″.

Por último, la terminal Lacroze, del ex Ferrocarril General Urquiza, fue construida a mediados de la década de 1950, entre los años 1951 y 1957. Fiel representante de los lineamientos de la arquitectura moderna en Buenos Aires, presenta en su acceso principal un gran frente vidriado que genera una amplia relación interior-exterior a escala urbana.

Las autoridades nacionales señalaron que “lo más destacable de este edificio lo conforma el gran mural del artista Luis Perlotti, ubicado sobre la rampa de acceso de la Avenida Federico Lacroze”, una obra realizada en el año 1957 y “dedicada a las provincias que forman la Mesopotamia argentina, aludiendo a la historia, la leyenda, la tradición, la cultura, el trabajo, la ciencia y el transporte”.

 

·
Quilmes City
Joined
·
13,626 Posts
Esta casa estaba vallada desde el año pasado y, por lo que dicen en Facebook, ya fue demolida. Fue encargada por el alemán Herman Keller y proyectada por uno de los arquitectos más importantes de la historia quilmeña, el también alemán Germán Zündt. Se construyó alrededor de 1926. Tenía un reloj de sol con escudos de Suiza, por lo que tal vez Keller era de ese país, a pesar de pertenecer a la colectividad alemana local.

De ser cierto, es lamentable, no solo por quién era el arquitecto, sino por la casa misma, porque era una joya única en la ciudad. Ese reloj tendría que estar en el museo local, pero lo más probable es que lo hayan molido a golpes.


Fuente

Acá se puede ver la casa en cuestión: Google Maps

Un edificio no pueden hacer ahí, así que lo más probable es que se transforme en un cubo ordinario como el que hicieron para reemplazar esta casona, catalogada por el municipio como patrimonio local.
Tal vez un alma generosa (y pudiente) prefiera recuperarla y modernizarla un poco para que no se pierda, pero eso es casi utópico.

Este proyecto había sido pensado hace diez años para ese lote.

• • •

Edito y agrego:

La casa en venta cuenta con un reloj de sol en el frente, como se puede ver en esta imagen:


Fuente

La foto fue publicada en Facebook, en el año 2011, junto a este texto:

Esta casa estilo Tudor de la esquina de Pringles y Videla

"Tempus Fugit" dice su frente con su " Reloj de Sol".

Tempus fugit es una expresión proveniente del latín con el significado «El tiempo se escapa» o «El tiempo vuela» invitando a no perderlo.

Esta foto se tomo en el año 2010 ,cuando la estaban por demoler y habia comenzado su desmantelamiento.Afortunadamente todavía sigue en pie y por ahora no fue demolida.

Fuente: El parque
Para complementar, es interesante este comentario:

[...] habia una pequeña escultura al pie del reloj, era un oso o un gato que miraba al reloj desde abajo, no se veia a simple vista por que tenia un libustro que lo tapaba desde la calle. [...]
Interesante lo del reloj de sol del post de Quilmeño89. Es solo un detalle pero abajo, donde dice "Tempus fugit" tiene dos escudos. A la izquierda el del canton de Zúrich y a la derecha el de la Confederación Suiza. Esa casa debe haber tenido un dueño suizo...:)
Hoy pasé por esa casa del reloj y saqué un par de fotos:

Acá está ese reloj en detalle (no daba la hora correcta, por lo que supongo que el palo perdió su posición original):




Y esta es la otra fachada visible de la casa (salió movida porque la saqué desde el auto):

Por lo que leí en redes sociales, habrían rescatado el reloj de sol. Lo tiene la familia, pero la Junta de Estudios Históricos de Quilmes ofreció instalarlo en un centro cultural y museo donde actualmente está el aljibe de 1867 que se encontraba en la casa de la familia del Dr. José Antonio Wilde.
De la casa ya queda poco y nada. Solamente los restos de la PB.
 
4661 - 4680 of 4712 Posts
Top