Skyscraper City Forum banner
1 - 10 of 10 Posts

·
republicano con decisión
Joined
·
2,915 Posts
Discussion Starter · #1 ·
Oficinas Turner Internacional Argentina
Por Mathias Klotz y Edgardo Minond, arqs.

Colaboradores:
Arq. Rafael Hevia
Arq. Hernán Araujo
Mariano Albornoz
Arq. Sofía Alvarez Fourcade


Fotografías: Claudio Manzoni
Dirección de obra: Por estudio de arquitectura: Arq. Hernán Araujo y Mariano Albornoz. Por Turner Int.: Arq. Rodolfo Senet y Arq. Virginia Serpentini
Ingeniería estructural: Ing. Alberto Fainstein
Instalación eléctrica: Ing. Horacio Lichinchi
Instalaciones sanitarias: Estudio Labonia
Instalaciones termomecánicas: Sergio Iuorio
Paisajismo: Arq. Cora Burgin

El proyecto fue el resultado de un concurso a fines de 2005, cuyo desarrollo de documentación y posterior construcción se realizó entre ese año y el 2006. Se ubica en la segunda planta de un edificio, construido en el año 1927, en la esquina de las calles Defensa y México en el barrio de San Telmo, Buenos Aires, uno de los distritos más antiguos de la ciudad, que se caracteriza por su feria de antigüedades y numerosos restaurantes.

El primer uso de este edificio fue el de imprenta, por lo que cuenta con una estructura de hormigón armado con columnas exentas y vigas de gran porte debido a la sobrecarga necesaria en sus comienzos. Esto permitió el desarrollo de un proyecto con pocos cambios estructurales, solo un refuerzo de columnas y algunas vigas de hormigón.

El edificio esta catalogado bajo el área de protección histórica. Por este motivo, el proyecto debió pasar por la aprobación de la comisión de patrimonio arquitectónico del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Las fachadas son de estilo neoclásico, característico de la arquitectura de Buenos Aires en los años 30, con un basamento sólido, un desarrollo de tres niveles, dos de ellos de doble altura cada uno y un remate de cornisa con un gran volado sobre la fachada. Las ventanas del último nivel están flanquedas por cariátides que parecen sostener la cornisa. El acceso es por la esquina y es posible subir a los distintos niveles por un ascensor de madera con cerramientos de reja de hierro y puertas tipo tijera, característico de la época de su construcción.

El interior existente
La planta definida para la futura ubicación de la oficinas es de aproximadamente 2100 m2 ubicada en el 2do nivel. La altura de la misma es de 8 mts, y remata con una cúpula de hormigón y vidrio ubicada en el centro de la misma, cuya dimensión es de 10mts x 12 mts.

El edificio posee otras oficinas en el tercer y cuarto piso, formando una anillo sobre la calle, por lo no existe la doble altura sobre la fachada; solo la hay en la zona central coincidiendo con la cúpula. Las ventanas son rectangulares, están ubicadas de a pares y tienen carpintería de hierro con perfiles y contra vidrios de madera, típico de la época de su construcción.

Resumiendo, es un edificio de gran valor histórico y muy noble tanto por su estructura como por la fachada. Los interiores, especialmente el de la futura ubicación de las nuevas oficinas, son de gran espacialidad. Por todos estos motivos, y teniendo en cuenta que el edificio se encuentra catalogado, se debió preservar tanto su fachada y estilo como su estructura.

Dentro de estos límites es que se realizo el concurso para ubicar las oficinas administrativas y gerenciales de la compañía. El programa pedía: “encontrar la forma arquitectónica que logre el mejor uso del espacio interior de acuerdo a la representación de de la imagen corporativa de la empresa, en sus nuevas instalaciones”. Turner Internacional ya cuenta con oficinas en la Planta Baja del edificio y con la incorporación de estas nuevas funciones el lugar queda completado y todo el conjunto le otorga la identidad que la compañía necesita.

Las funciones a ubicar son:
Presidencia y Gerencias
Áreas Comerciales y de Marketing
Área Administrativa Financiera
Area de ventas
Áreas de reuniones y descanso
Bar
Zona de fotocopiado e impresión

El proyecto
Desde el principio, la intención fue dar una respuesta de arquitectura, no solamente funcional, de planta, en la que la solución pasara por un resultado espacial más que por una mera distribución de lugares de trabajo. Se pensó en crear espacios interrelacionados definiendo áreas funcionales con la distribución de escritorios y archivos.

Otro punto de partida fue no adosar oficinas jerárquicas cerradas sobre el frente que da a las dos calles, para que la iluminación natural y las vistas a las calles de San Telmo sean aprovechadas por todos. Por lo tanto, las oficinas cerradas debían estar ubicadas en el centro de la planta.

Con estas premisas, se trabajó en una distribución que permitiera dejar libre la cúpula para crear una plaza institucional y flanquear este espacio vacío luminoso con las oficinas cerradas de gerencia y de reunión.

Estas salas se apilan en dos niveles, conformando edificios alrededor de un espacio vacío central. Estas construcciones, de piel de vidrio color rojo, tienen las esquinas redondeadas, lo que le confiere una imagen de autonomía respecto del resto. Se podría pensar en esculturas gigantes de color dispuestas en un parque. Los reflejos del entorno, ya sea de las plantas de la plaza como el de la cúpula o los escritorios, dan al lugar una multiplicidad de visuales y transparencias que amplían el espacio y lo hacen muy dinámico.

Uno de los conceptos manejados en el proyecto fue la creación de un paisaje interno, un espacio vació alrededor del cual se articulan los volúmenes vidriados de dos niveles. Estos cuerpos permiten, al estar separados, que las visuales a la plaza se armen y desarmen según se camina alrededor. La plaza aparece y desaparece detrás de los cuerpos rojos creando la sensación de profundidad, apoyado, también por la gran luminosidad de la cúpula, sobre el jardín verde. La vegetación propuesta fue cañas de la india de más de 5 mts de altura.

Esta plaza va a ser usada para reuniones y eventos de marketing. Tiene un solado de madera tipo “deck” en el centro y se completa con piedra suelta en el contacto con los volúmenes.

Ubicación de áreas funcionales y puestos de trabajo
Sobre el perímetro de la calle hay una circulación, más hacia el centro espacios de trabajo con escritorios abiertos y cerrados en forma de cubículos de vidrio, siempre transparentes para permitir una visual permeable desde afuera hacia adentro y viceversa. Luego, otro anillo de circulación, para finalmente ubicar los espacios más cerrados, en dos niveles, sobre la plaza central de doble altura.

Por un entrepiso y con sendas escaleras se accede a la primera planta donde también se encuentran los volúmenes de vidrio rojo, que en este nivel se convierten en salas de reunión y un lugar de estar. Esta planta entrepiso no toca las paredes existentes, dejando pasar las visuales y la luz. La estructura de volúmenes y entrepiso de color gris oscuro es un organismo independiente de la caja existente blanca.

El remate de la plaza es un gran espejo que tapiza el núcleo de circulaciones verticales y multiplica las imágenes de plantas y arquitectura roja, llevando la transparencia visual y profundidad de vistas hasta el infinito.

Estructura
Los volúmenes centrales y el entrepiso están resueltos por una estructura de hierro apoyada sobre la losa y columnas existentes. Cada volumen esta soportado por una serie de tubos estructurales rectangulares de hierro separados 60 CMS entre si que además tienen la función de recibir los paños vidriados, pegados con sellador estructural.

El entrepiso es de perfiles de hierro tomado a la estructura existente con brocas de fijación química y colgada con tensores en los extremos.

Las vigas de hormigón donde cuelgan los tensores se reforzaron con láminas de carbono y luego se revocaron nuevamente.

El piso del primer nivel y el de las salas de reuniones son de entrepiso técnico de 60x60 CMS que dejan una cámara o entrepiso técnico de 30 CMS de altura.
Las barandas son de perfiles de hierro con 5 hilos de cable de acero tensado.
Las escaleras tienen una viga central formada por dos perfiles Nro 24 que corren paralelos en el centro de misma.
Los escalones tienen un volado considerable hacia ambos costados, esto le confiere una imagen muy liviana y permeable a las visuales.

Cerramiento de volúmenes
El cerramiento es de vidrio laminado colocado sin contravidrio, pegado con sellador estructural. Los paños opacos se pintaron con pintura sintética color rojo por el lado interno. Los paños transparentes o ventanas se revistieron con un ploteo micro perforado color rojo, que desde el interior de las oficinas no ofrece impedimento para las visuales.









http://arqa.com/informacion.cfm/n.7713.s.6.cfm
http://www.mathiasklotz.com/folioTurner.htm
 

·
Registered
Joined
·
2,095 Posts
mathias klotz es un maestro.....todos sus proyectos son espectaculares
me encanta el proyecto para la casa ponce en ba
 

·
Registered
Joined
·
1,717 Posts
Muy buena!
El edificio está a 1 cuadra de mi casa, en algún thread de fotos de San Telmo(viejo) lo mostré todavía con el andamiaje. Por afuera lo restauraron medianamente bien pero temo que lo han pintado, ... ni idea de cómo era el interior...realmente me gusta mucho...me encanta como quedan las oficinas en edificios industriales reciclados.
 

·
A.F.R.S.
Joined
·
1,615 Posts
muy muy bueno, realmente eso es arquitectura !
eso es ser arquitecto =P y tener plata para hacerlo =P

muy bueno
 

·
mørke dage, lyse nætter
Joined
·
4,485 Posts
Esta entrevista la puse hace un año en el Foro Chileno (ver),
pero quizá no venga mal refrescarla acá:







Por una arquitectura
de largo aliento



Entrevista con el chileno Mathias Klotz.
Su visión sobre el formalismo, la sustentabilidad y el rol actual del arquitecto.


MIGUEL JURADO



El chileno Mathías Klotz es uno de los exponentes más prometedores de la arquitectura joven latinoamericana. Una sólida formación profesional, una larga carrera docente y una mirada racional y creativa a la vez son algunas de las virtudes de este arquitecto de apenas 41 años (ver Pragmático... en la pág. 7). Invitado hace poco más de un mes a dar una conferencia en el ciclo "Buscando respuestas" que organiza el CPAU, Klotz recibió a Diario de Arquitectura.

—En tu última charla me pareció que el tema de las casas te gusta especialmente.

—Me gustan las casas, pero no es el tema que elegiría. Generalmente a uno le encargan lo que ya ha hecho. Es un círculo vicioso del que cuesta salir.

—¿Qué te gustaría hacer?

—Edificios de servicios. Me gustan porque son más abstractos. El cliente no es una única personalidad y entonces el proyecto te demanda ser más universal y, a la vez, más abstracto. Además, la cantidad de trabajo es el mismo que para una casa y te pagan mucho más. O sea: tiene múltiples ventajas.

—¿Que el cliente no sea una "única personalidad" permite que el proyecto sea más tuyo?

—Uno puede caer en la tentación de hacer un proyecto muy personal. Pero creo que lo lindo es que debés ser mucho más neutral. En una casa se puede "volar" tan lejos como las obsesiones del cliente lo permitan. Hay muchísima más materia para lo subjetivo. Sobre todo cuando hacés casas de fin de semana o una segunda casa, porque tienen algo de excentricidad. Como un auto deportivo o un vestido para el fin de semana. En esos casos, los clientes están con una postura de menor "seriedad" y las obras resultan más lúdicas. En cambio, por más que no haya un cliente a quien responderle directamente, cuando diseñás un edificio tenés que ser más neutral para que el resultado sea universal.

—¿De qué te agarrás para diseñar esos edificios?

—De la potencia del programa, de las cosas que impactan por volumen, y de la materia. Proyectar una casa es muy común, muy ordinario, en el sentido de que es una programa repetitivo. Muchas veces, los edificios de servicios tienen cosas extraordinarias.

—¿Que cosas no le perdonarías a un proyecto?

—Qué no tenga una relación armónica con el entorno, que no resuelva de manera eficiente el programa y que no haga un uso razonable de los recursos. Cuando un tipo tiene que hacer por ejemplo, el Museo de Bilbao, y hace a un lado una especie de torre de docepisos de altura sin nada adentro sólo para que combine con un puente urbano; la verdad, lo encuentro sospechoso.

—¿No te gusta Frank Gehry?

—No, ni Frank Gehry ni el "frankgehrismo".

—¿Qué te gusta?

—Por ejemplo, la arquitectura contemporánea española. Una arquitectura que tiene mucho carácter y sentido común. No es de vanguardia en el discurso. Porque el discurso contemporáneo busca la vanguardia por la vanguardia en sí misma. A eso lo veo carente de todo fondo. A mí me gusta una arquitectura moderna más conservadora.

—¿Cómo es la arquitectura, cuando es conservadora?

—Me refiero a la que busca dar una buena solución a un problema de programa. Al revés de un señor que lo único que busca es llamar la atención con un edificio, sin importarle lo que está adentro o lo que está afuera. O sea: hay arquitectura en serio y arquitectura espectáculo. Y yo, la que está hecha en serio, la considero conservadora pero en sentido positivo. Porque en un mundo como éste, en que todo es imagen y consumo, tratar de hacer las cosas de manera más prudente, a largo aliento, llamando menos la atención, es una actitud conservadora que está bien.

Todo lo que explica Klotz suena claro, didáctico. Se nota su inclinación por la docencia. Su trato es directo y sencillo a pesar de que, en pocos años, ha dejado de ser uno de los arquitectos destacados en su país para ser reconocido y admirado en lugares tan disímiles como la Argentina, Inglaterra, China o Japón. Publicaciones, obras, concursos y una intensa agenda de viajes lo convirtieron en un incipiente arquitecto global. Su método para trabajar en Pekín, Beirut, Punta del Este, Villa la Angostura o Buenos Aires: asociarse con estudios del mismo tamaño que el suyo que compartan la misma filosofía.

—¿Cómo ves la posición actual del arquitecto en la sociedad?

—Me parece que se fue de un extremo a otro. El arquitecto pasó de ser una especie de mesías que podía cambiar el mundo, a ser un personaje del cual se puede prescindir absolutamente. Si uno ve el volumen de cosas que se construyen, en la mayoría de los casos no ve la presencia de un arquitecto. Quizás haya un tipo que se cuelga el título, pero que francamente no es un arquitecto, es un diletante.

—Sí, es cierto que sólo algunos edificios tienen ese "soplo de vida" que da la arquitectura. Ahora, ¿de dónde sale esa vitalidad? ¿Qué es lo que hace que una obra que cumple con el programa y que está hecha seriamente sea o no arquitectura?

—Es una buena pregunta, y bien difícil de contestar, porque hay una distancia que va entre cumplir meramente el programa, las pautas de construcción y sustentabilidad, y la arquitectura en mayúsculas. Es algo más, un plus, un valor agregado que tiene que ver con la expresión final de todo eso, con la luz, con la espacialidad. Una cosa que tiene que ver más con lo perceptivo y con una vivencia antes que con el "checklist". Objetivamente, hay arquitectura que te conmueve. Y eso le pasa a todo el mundo, porque a la gente no le interesa un pepino la arquitectura, pero de vez en cuando entra a un lugar que lo deslumbra. Ahí hay arquitectura.

—Pero eso es como en el ballet, donde la gente aplaude las cualidades circenses del bailarín antes que otras más difíciles de percibir. Digo: mucha gente entra a San Pedro en Roma y se conmueve sólo por su tamaño.

—Bueno, hay niveles de sensibilidad que se van implementando con el tiempo. Pero yo lo he visto en cosas que son mucho más sencillas que San Pedro y conmueven. En Santiago, la iglesia del Convento de los Benedictinos es de fines de los 60 y no conozco a nadie que no haya sido tocado por la espacialidad y la luz de ese lugar. Ese es el tipo de magia que los alumnos de cualquier lugar están buscando aprender.

—En muchos edificios, la sustentabilidad parece sustituir a la arquitectura ¿No te parece que hay mucho verso?

—Me parece que la mejor sustentabilidad pasa por evitar que los edificios se conviertan en un alarido de la moda de los últimos quince minutos. Por otro lado, puede haber mucho verso, pero también hay mucho derroche. Se construyen edificios de oficina forrados en vidrio con la más absoluta desidia. Y el problema no es que sea uno, son todos. No es que sean grandes arquitectos; no, lo hace cualquiera. Son cientos de edificios anónimos dilapidando recursos. Es escandalosa esa falta de conciencia general. Con el petróleo a setenta dólares el barril eso va a cambiar. Porque, al final, las cosas toman peso cuando duelen en el bolsillo.

—Cuando veo tus obras me parece que te valés de lo constructivo para potenciar lo compositivo.

—A ver, como para ejemplificarlo mejor: a la arquitectura de placas de yeso la encuentro repugnante. Hace poco estuve viendo La Ciudad de la Cultura, un proyecto que está haciendo Peter Eisenman en Santiago de Compostela, España. Es un conjunto de pliegues topográficos que en el fondo sólo son columnas y losas tradicionales y el resto es todo placas de yeso. Me enferma esa escenografía. Lo que trato de hacer yo es pensar los proyectos a través de su construcción. No es que los piense primero y después resuelva cómo construirlos o elija el material. Todo va de la mano. La materia con la que trabajo para proyectar es también el sistema constructivo y la estructura.

—Sin embargo, no son pocos los que aseguran que la arquitectura está cada vez más cerca del diseño industrial. Así, las obras podrían tener las cualidades de una tostadora o un automóvil: exhibir sus formas pero no la manera en que están construidas.

—Bueno, a eso no le encuentro nada intrínsecamente bueno ni malo. Afortunadamente, después del posmodernismo, hay muchas arquitecturas. Cosa que antes no era así, había una arquitectura oficial y el resto no existía.





LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD, EN SANTIAGO DE CHILE,
SE LEVANTA EN EL INTERIOR DE UNA MANZANA.
EL EDIFICIO SE DISTINGUE DE LAS CONSTRUCCIONES DE INTERÉS PATRIMONIAL
Y A SU VEZ LAS VALORIZA.





CASA REUTEREN, CACHAGUA, AL NORTE DE SANTIAGO.
LA CASA ESTA EN UN TERRENO CON PENDIENTE Y RODEADA DE ÁRBOLES.
SE LLEGA AL TECHO POR UN PUENTE DE 30 METROS DE LARGO Y SE BAJA AL ESTAR.





COLEGIO. EL ALTAMIRA SE GANÓ POR CONCURSO.
EL PROYECTO ORIGINAL CONSTA DE CUATRO EDIFICIOS EN EL PERÍMETRO DEL TERRENO,
DEJANDO UN PATIO CENTRAL CON VISTAS A LAS MONTAÑAS Y LA CIUDAD,
PROTEGIDO DE LOS RUIDOS MOLESTOS.


*******


Pragmático y poético


Mathias Klotz encara la profesión de arquitecto de una manera muy personal: la conjuga con su vida privada al punto de, en muchos casos, llevar a sus clientes a vivir con su familia unos días. "Mi idea no es sentar al cliente en las rodillas para que dibuje, pero sí interpretarlo todo lo posible", afirma cuando se le pregunta de qué manera participan sus clientes en los proyectos. Pero el objetivo de tanta interacción con el usuario esconde la intención de "evangelizarlo", seducirlo con una forma de vida en sintonía con la arquitectura.

Proyectista pragmático y diseñador poético, sus creaciones destacan siempre una idea central. Cada obra busca relacionarse con el contexto de una manera estimulante. Sus cajas vuelan, flotan, pero nunca pasan desapercibidas.

Klotz reconoce el valor de la teoría como medio para "detonar" situaciones, pero cree que la arquitectura no requiere más explicaciones que "entender el encargo, reconocer las estrategias para abordarlo y resolverlo".

Docente empedernido, cree que vale la pena enseñar a observar en lugar de mostrar. Afirma que muchas veces en las facultades se cultiva la destreza en la cita, en la manera de hablar y hasta de vestir que implica una sorprendente falta de imaginación, que puede, en algunos casos, llegar a la total ausencia de color. Asegura que la profesión corre el riesgo de encandilarse con el render, la animación, la postal, el evento o la réplica, en lugar de ver la arquitectura.



http://www.clarin.com/suplementos/arquitectura/2006/07/04/a-01227241.htm
 

·
Warning!!!
Joined
·
2,487 Posts
Esta es la foto del edificio en cuestion. La foto es de ELV.

 

·
republicano con decisión
Joined
·
2,915 Posts
Discussion Starter · #8 ·
muy bien Tobruk!,esto es trabajo en equipo!.
 

·
Banned
Joined
·
1 Posts
Che, que hermoso diseño interior. Que bueno esto de reciclar dejando intacta la fachada exterior del edificio. Un ejemplo a seguir. A veces se tira abajo cada cosa en Baires, que te dan ganas de llorar.

Muy buen trabajo buythebook y su ayudante Tobruk!!!!!!!!
 
1 - 10 of 10 Posts
Top