SkyscraperCity banner
1 - 20 of 237 Posts

·
Registered
Joined
·
2,179 Posts
Discussion Starter · #1 · (Edited)




Avances WEBCAM: http://201.226.144.146/




MUSEO DE LA BIODIVERSIDAD

Primera Obra diseñada por el Famoso Frank Ghery en América Latina


FRANK GEHRY

Se podría decir que Frank Gehry es uno de los arquitectos vivos más famosos del mundo. El Sr. Gehry estableció su propia práctica profesional en Los Ángeles en 1962, después de terminar sus estudios en la Universidad de Southern California y después de estudiar en la Universidad de Harvard. Gehry ha recibido extensos reconocimientos y numerosos premios por su trabajo, entre los que se destacan el Premio de Arquitectura Pritzker y la Medalla Nacional de Bellas Artes.

El idioma arquitectónico de Gehry se basa en el desarrollo de formas esculturales y en el uso de materiales poco comunes, especialmente materiales de uso industrial, tales como el metal corrugado y la madera contrachapada, al igual que materiales más refinados, que incluyen el titanio y el vidrio curvo. Aunque su forma es indudablemente compleja, la función es la verdadera base del idioma arquitectónico de Gehry.

El Museo Guggenheim de Bilbao, terminado en medio de grandes elogios en 1997, es el edificio más conocido de Gehry y posiblemente uno de los edificios más famosos del mundo. La revista Time designó el Museo Guggenheim de Bilbao como uno de los edificios más importantes del siglo y el incremento de 500% que registró el turismo en Bilbao se le atribuye directamente al edificio en sí. Otros de sus edificios famosos incluyen el Museo de Diseño Vitra en Weil-am-Rhein, Alemania (1987-1989), el Museo de Arte Weisman en Minneapolis, Minnesotta (1990-1993), el Proyecto Experiencia Musical en Seattle, Washington (1996-2000), y la Sala de Conciertos Walt Disney en Los Ángeles, California (1989-2002).



El Museo Guggenheim en Bilbao, diseñado por Gehry, ha sido nombrado el edificio más importante del siglo por la revista Time.




Antecedentes: ¿Cómo Nace la idea?


Fue hace 7 años que Choza y Roberto Eisenmann iniciaron aquel esfuerzo por convencer para que este renombrado arquitecto construyera un proyecto Gehry para Panamá, la tierra de su querida esposa Berta. Él se resistía con muchos argumentos: "Panamá es para mí una vacación anual; no quiero que sea otro país ‘de trabajo’ decía; allí la paso bien porque nadie me conoce más allá de la familia de Berta"; aún así, insistíamos. Le hicieron un "tour" por las áreas revertidas buscando un edificio que quizás se prestara para una reconversión Gehry.

Seguía resistiéndose; entonces se logro una carta personal de la presidenta Moscoso en aquella época, invitándole a hacer el diseño en Amador, y viajamos a entregarte la carta personalmente. Sólo así accedió, pero con condiciones parecidas a las que aplica a todos tus trabajos a través del globo terráqueo. "No contrato con gobiernos. Este debe ser un proyecto de Estado contratado por un ente privado. No debe ser un "designer building". Debe tener un contenido importante para la nación panameña y, finalmente, si es un edificio de 40 millones de dólares (Bilbao costó 120 millones) debe estar disponible todo el dinero, ya que a su edad (tenías 72 años) no hacía planos para edificios que no se construyen".




El equipo de trabajo 100% Panameño



El grupo de arquitectos e ingenieros formado por Patrick Dillon, Oscar Ramírez, Jorge Kiamco y George Berman ha sido seleccionado como contraparte de la firma de arquitectos Gehry Partners, en la construcción del Museo de la Biodiversidad de Amador.

La selección fue dirigida por el propio Gehry e incluyó inicialmente la preselección de cinco empresas panameñas de arquitectura: Edwin Brown y Asociados, Holzer y Narbona, Mallol y Mallol, Cambefort y Boza y Patrick Dillon, de EnSitu S.A, que debieron enviar a las oficinas de Gehry en Santa Mónica, California, el curriculum vitae del equipo, sus portafolios de trabajos y una propuesta financiera.

El 13 de mayo de 2002, el presidente de la Fundación Amador, Rodrigo Eisenmann, recibió una notificación de Frank Gehry informándole de que el equipo seleccionado era el coordinado por el arquitecto Patrick Dillon.


Patrick Dillon


Dillon, nacido en Panamá en 1952, cursó sus estudios de arquitectura en la Arizona State University y en 1978 obtuvo una maestría en arquitectura y diseño urbano de la Rice University en Houston, Texas. En 1978 entró en el Taller de Arquitectura del arquitecto catalán Ricardo Bofill, donde estuvo nueve años encargado de grandes obras de viviendas sociales. Fue también responsable por el diseño y construcción de la nueva sala de la orquesta sinfónica de Metz, Francia. En 1988 funda en París la empresa Architects Asociés, destacándose sus bodegas vinícolas, en particular las nuevas instalaciones para el Chateau Lynch–Bages y Chateau Pichon–Longueville (Baron), en Pauillac, Francia, como resultado de un concurso patrocinado por el Museo Georges Pompidou de Arte Moderno de París, donde fue expuesta su obra en 1989 como parte de la exhibición “Chateaux Bordeaux”.

En 1995 Dillon regresa a Panamá, donde labora como arquitecto y urbanista. Ha colaborado con la firma Urbio, S.A., en el Plan Maestro para Sherman- San Lorenzo, a petición de la ARI. Adicionalmente ha sido consultor ad honorem del MIVI para el proyecto de cintas costeras; así como para la UNESCO y la Oficina del Casco Viejo para la elaboración de propuestas de estacionamientos y equipamientos públicos. Ha sido profesor de arquitectura en la Rice University y en la Tulane University y es arquitecto registrado en Nueva York y Panamá. Actualmente es presidente de la firma de arquitectura EnSitu, S.A.



Oscar Ramírez


es presidente de la empresa O.M. Ramírez y Asociados. Cursó sus estudios de ingeniería civil en la Universidad Tecnológica de Panamá, donde obtuvo su diploma en 1985. En 1987 obtuvo su Maestría en Ciencias de la Universidad del Estado de Nueva York y en 2001 obtuvo su Doctorado en Filosofía en la misma universidad.

Actualmente, es profesor titular de Mecánica Estructural de la Universidad Tecnológica de Panamá y director del Centro Experimental de Ingeniería de la UTP. Ha sido ingeniero consultor y diseñador en numerosos proyectos de cálculo estructural en Panamá; así como analista estructural con especialización en análisis sísmico para el Gobierno de Turquía. Es autor prolífico de publicaciones técnicas y miembro de la Sociedad Panameña de Arquitectos e Ingenieros (SPIA), del American Society of Civil Engineers (ASCE) y del National Council of Tall Buildings and Urban Habitat (NCTBUH).

George Berman es gerente de la empresa Ingenieros Geotécnicos, S.A. y cursó sus estudios de ingeniería civil y geotécnica en la Georgia Institute of Technology, en Atlanta, Georgia, donde obtuvo su maestría en ciencias en 1978. Anteriormente, obtuvo su bachiller de ciencias en Ingeniería Civil en 1973 y su bachiller de ciencias en ingeniería química en 1972 de la University of Arkansas. Antes de integrarse a INGEOTEC, Berman laboró durante 22 años en la Comisión del Canal, donde ejerció como autoridad técnica para asuntos geotécnicos. Miembro de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA) y de su Comité de Reglamento Estructural, así como fundador de la Pan–American Academy of Engineering.



Jorge Kiamco

es fundador y socio en la firma J.E. Kiamco y Asociados. Obtuvo su bachiller de ciencias en Ingeniería Mecánica Industrial de la Universidad de Panamá en 1975. Durante los últimos 26 años, ha trabajado en proyectos en Panamá, América Central y el Caribe, incluyendo oficinas, centros comerciales, hoteles, laboratorios, centros educativos y de investigación. Es miembro de la Sociedad Panameña de Arquitectos e Ingenieros.



EL PROYECTO, CONCEPTO, DATOS Y OBJETIVOS.

Costo: 40 Millones de Dolares pagados por El Estado Panameño.


Panamá Puente de Vida: Museo de Biodiversidad, es una singular obra arquitectónica que entrelaza el conocimiento científico y la creación artística para expresar el significado que el surgimiento del Istmo de Panamá ha tenido sobre la vida en el planeta y en nuestras tierras y mares. Este futuro icono de nuestra cultura e identidad nacional está siendo diseñado por el renombrado arquitecto canadiense-estadounidense Frank Gehry; los contenidos interiores están siendo creados por el reputado comunicador gráfico canadiense Bruce Mau, utilizando el singular guión que a los panameños y panameñas nos ha regalado la naturaleza y la historia.


La transcripción del guión científico de la obra es el resultado de aportes de muchas disciplinas científicas y mentes experimentadas que, desde hace más de dos años, están contribuyendo a recapitular la historia sobre la diversidad natural y cultural que ha evolucionado en el Istmo de Panamá, que en forma coherente y secuencial se exhibirá en el museo Puente de Vida. Sobre esto último, es importante resaltar que el diseño del museo está, en gran parte, influenciado por los contenidos de las exhibiciones haciendo que el concepto arquitectónico sea único en esta rama de la creatividad artística. En suma, el diseño arquitectónico está concebido en gran medida por la historia que se relata en su interior.

El proceso de intercambio científico para concebir los contenidos del museo se inicia a finales del año 2000, cuando el Dr. Rodrigo Eisenmann, Director Ejecutivo de la Fundación Amador, convocó a reuniones de intercambio de ideas a científicos de la Universidad de Panamá y del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, a representantes de otras entidades como el Ministerio de Educación, la Autoridad de la Región Interoceánica, el Instituto Nacional de Cultura, el Museo del Canal Interoceánico, Patronato Panamá Viejo, la Autoridad del Canal de Panamá, Fundación Natura, y a otros profesionales del ámbito científico, tecnológico y cultural del país.

En esa primera etapa de este proceso, se desarrolló el concepto del museo (la diversidad de la vida y el impacto del surgimiento del Istmo sobre la misma); los objetivos (educación, conservación y recreación); su misión, proporcionar una aventura del saber sobre la historia geológica y de la formación del Istmo de Panamá hace tres millones de años y los eventos que ocurrieron en el clima mundial, en el mar al separarse los océanos, Atlántico y Pacífico, y en la tierra, al unirse los dos continentes formando el puente para el Gran Intercambio Biótico Americano; y la visión, concienciación al ser panameño de que la historia natural del Istmo y la historia cultural que sobre ella se desarrolla constituye el sustrato ancestral de sus valores y de su nacionalidad.

Concluida esta primera etapa, los diseñadores de Bruce Mau elaboraron los bocetos de las exhibiciones. En este proceso, nuevamente, se produjo un intercambio entre científicos y diseñadores que culmina con la definición de ocho galerías, coherentemente articuladas. Éstas son: La rampa de la vida (origen, evolución, diversidad planetaria y local, su clasificación), panamarama (los ecosistemas o moradas de la rica flora y fauna del Istmo presentados visualmente a través de 14 pantallas de cine), el surgimiento del Istmo (escultura modelada de este singular evento), el encuentro entre dos mundos (las migraciones de animales del norte y del sur del continente americano después de la formación del puente de tierra que unió a éstos), cultura y naturaleza en el Istmo (recinto que recopilará la historia del ser humano en Panamá y su interacción con el medio natural), los océanos divididos (dos acuarios, uno que representa el Mar Caribe y el otro del Océano Pacífico, productos de la separación de los mares cuando se erigió la barrera terrestre que los separa), la galería de la interdependencia (alegoría y exposiciones cuyos contenidos expresan que la interdependencia de los organismos vivos es un atributo esencial para la conservación la vida sobre el planeta) y la galería Panamá es el Museo, que mostrará a los visitantes la ubicación de nuestras riquezas: de mares y tierras, de grupos étnicos, de parques naturales, de lugares para recreación y esparcimiento, de museos, entre otras ofertas nacionales

Debido a la necesidad de revisar los temas y los mensajes, objetivos y contenidos de las galerías, el intercambio entre diseñadores gráficos y los científicos se intensificó en los últimos meses. En esta etapa, la Dirección Ejecutiva de la Fundación Amador convocó recientemente, a científicos, diseñadores arquitectónicos y gráficos, educadores, e ingenieros constructores, entre otros profesionales, para realizar un intercambio amplio que permitiera lograr consensos sobre los productos realizados. En este ejercicio académico se produjo un rico flujo de información e ideas entre los diseñadores, científicos y otros profesionales. En este último, pero no final, intercambio no se produjo una nueva Torre de Babel, todo por el contrario, este singular ejercicio constituyó un valioso esfuerzo intelectual para hacer efectiva la sinergia entre ciencia y creación artística, cuyo producto final será Panamá Puente de Vida: Museo de Biodiversidad.


Proyecto Arquitectonico



Panamá Puente de Vida/ Museo de la Biodiversidad estará ubicado en una estrecha franja de tierra entre la Bahía de Panamá y el Canal de Panamá, en la antigua base militar de Amador. El sitio tiene una superficie de aproximadamente 35,000 m2, de los cuales aproximadamente 4,100 m2 estarán ocupados por el museo propiamente dicho y sus dependencias en el antiguo club de oficiales, en donde estarán ubicadas las oficinas administrativas del museo. En el resto del sitio se construirá un parque público cuyo principal característica será una profusión de especies autóctonas de árboles y plantas terrestres y acuáticas. El parque ha sido concebido no solamente como un lugar de ocio, sino como una proyección del contenido didáctico de las exhibiciones del museo hacia el exterior.

Los diversos componentes del museo están dispuestos sobre dos ejes de circulación. Sobre un eje longitudinal que se extiende en un sentido paralelo al canal, un conjunto de pabellones de diversas formas y colores están colocados alrededor de un atrio monumental e interconectados por un ensamblaje de techos metálicos pintados de colores primarios vivos. Los pabellones alberguen las diversas salas de exhibiciones, una tienda, una sala de exhibiciones temporarias y una cafetería.

El eje transversal esta constituido por dos grandes rampas que atraviesan el atrio central y unen el lado de la bahía al lado del canal. Este atrio central ha sido concebido como una plaza publica cuyas cubiertas se elevan a casi treinta metros por encima del nivel del suelo. Será un espacio de congregación y comunicación y constituye el punto de entrada y salida de las exhibiciones.



Proyeccion economica


En julio de 2002, la firma KPMG produjo un Estudio de Proyección Económica sobre el futuro impacto el museo traería a la economía del país. Los resultados del modelo desarrollado por KPMG estimaron que los beneficios para Panamá podían alcanzar 277 millones o 6.9 veces la inversión original de 40 millones durante sus primeros cinco años de operaciones, desde su inauguración en adelante.

Proyección para un período de 5 años:

El Museo recibirá 2.69 millones de visitantes (538,000 cada año) 29% de Panamá y 71 % de extranjeros.

El Museo dará la bienvenida a 1.89 millones de visitantes extranjeros (378,000 cada año). Esto representa el 29% del mercado turístico panameño.

269,000 visitantes extranjeros vendrán a Panamá exclusivamente a visitar el Museo

El Museo contribuirá con 10.4 millones al Tesoro Nacional y 3.0 millones al Instituto Panameño de Turismo en recaudación de impuestos y los gastos de los visitantes, hoteles y tarjetas de turismo.

10,800 trabajos suplementarios se generarán en hotelería, restaurantes y actividades turísticas, que representarán 33.5 millones en salarios.

El mayor impacto económico del museo será en los gastos que generen sus visitantes en la economía local (213.8 millones) fuera del Museo.

El Museo recogerá 16.2 millones (3.2 millones cada año) en ventas de boletos de entrada, membresías, ventas en sus tiendas y en consumo de bebidas y alimentos.



RENDERS


EL EDIFICIO






El edificio en contexto


El edificio Puente de Vida va a estar localizado en el área de Amador de la Ciudad de Panamá, en la punta de un causeway en la entrada Pacífica del Canal de Panamá. Ésta localización privilegiada está a pocas cuadras del principal puerto de cruceros en Panamá, y está a minutos del Parque Nacional Soberanía, un suntuoso bosque lluvioso inmediatamente adyacente a la Ciudad de Panamá.

Ésta área es rica en historia; estaba originalmente compuesta por una serie de islas que fueron unidas por un causeway, creado por rocas dragadas durante la construcción del Canal de Panamá. El Instituto de Investigaciones Tropicales del Smithsonian (STRI) tiene un centro de investigaciones marinas en una de las islas, y hay una hermosa marina, además de tiendas y restaurantes. Un nuevo centro de convenciones, terminado de construir en el 2002, fue la sede del concurso Miss Universo 2003.

Amador ofrece a los visitantes a Panamá una oportunidad única de experimentar lo mejor que el país tiene para ofrecer. Con la creación del museo Puente de Vida, también va a ofrecer un vistazo de la rica vida natural que hay en Panamá.







Plano del edificio


Estos son algunos de los dibujos preliminares del edificio Puente de Vida. Tome nota de que estos dibujos no están a escala.









El parque Botánico


El área del parque presenta una oportunidad única para crear una extensión viviente de la arquitectura del museo, sus exhibiciones y programas. Como un espacio público en una ubicación popular, brindará un hermoso y atrayente oasis para una variedad de experiencias: sombra y cobijo, un lugar seguro para observar la naturaleza, un lugar para aprender y un lugar para celebrar.

Un cruce entre un típico parque urbano de césped y árboles y un parque de bosques naturales, será una novedad para Panamá. Más que tratar de recrear la naturaleza, los elementos del parque presentarán una selección de plantas nativas panameñas, 287 variedades de ellas, en dos hectáreas de estilizados parajes para enfatizar la belleza individual de los árboles, arbustos y cubresuelos apropiados para un jardín urbano.

Cada planta será escogida por su belleza natural, su adecuación al sitio y la leyenda que tiene que contar. Leyendas sobre la historia de Panamá, alimentación, vivienda, relaciones simbióticas, frutas y flores. Atraerán la vida silvestre. Invitarán a la gente.






Responsable de este Parque: Edwina von Gal




Desde que estableció su firma paisajista en 1984 en Nueva York, Edwina von Gal, ha sido responsable de numerosos proyectos comerciales y residenciales, dentro y fuera de los Estados Unidos. Ha recibido varios premios por sus diseños de jardines y paisajes, como los Premios al Mérito de el AIA y el ASLA, y también el Premio Quill & Trowel de la Asociación de Escritores de Jardines de América en 1998. Su trabajo ha sido publicado en las más pretigiosas revistas dedicadas a la arquitectura y el diseño de jardines tales como Architectural Digest, Garden Design, House Beautiful, House and Garden, Martha Stewart Living, NY Times Magazine, Vogue, NY Style y Gardens Illustrated, entre otras. Es la autora del libro Fresh Cuts con fotos de John M. Hall- Artisan Press-Abril 1997. Última edición: primavera de 2004.
Fue seleccionada por el arquitecto Frank Gehry para diseñar el parque botánico de Panamá Puente de Vida con programación educativa y ecológica en colaboración con ambos, Frank Gehry y el diseñador de las exhibiciones Bruce Mau, para la integración del paisaje con el museo.



Las exposiciones


Encargado: Bruce Mau



BMD colabora con algunos de los principales arquitectos, artistas, escritores, curadores, académicos, inversionistas, negocios e instituciones. Desde sus inicios en Toronto en 1985, Bruce Mau Design ha obtenido reconocimiento internacional por sus innovadoras propuestas en una amplia variedad de proyectos.



1.Rampa de vida
2.Panamarama
3.Construyendo el puente
4.El gran intercambio
5.La huella humana
6.Océanos divididos
7.Hall de la interdependencia
8.Panamá es el museo



Rampa de Vida

La primera galería de exposición introduce tanto los conceptos fundamentales como el enfoque del diseño del museo. Es sendero y exposición al mismo tiempo. Los visitantes son iniciados en el proyecto de Ciencias Naturales – nuestros esfuerzos por entender la Vida – y son introducidos a la gloriosa riqueza y belleza de la Vida en Panamá.

El Mecanismo de asombro lo compone, en cierta forma, todo el espacio pero, específicamente, un espectacular mural de vidrio de colores vistosos que mide 14 metros de largo por 8 metros de alto, y que representa el derroche de vida en Panamá. El mural plantea la pregunta central de la narrativa del museo, la misma que fuera expresada por el propio Charles Darwin durante su primera exploración del Neo-trópico:

He experimentado un deleite tan intenso … una plenitud tan grande de formas, colores, comportamientos – ¡una multitud tan grande de vida! ¿Cómo se puede explicar semejante derroche?

En una edición original del Origen de las especies de Darwin, la introducción está dedicada a la práctica de las Ciencias Naturales. En su diálogo con este “derroche”, el visitante se encuentra con tres instalaciones a medida que desciende por La rampa de vida:

* Un recuento de los esfuerzos de la ciencia por identificar y ordenar todas las formas de vida en la Tierra – el Proyecto de todas las especies.
* El proyecto para entender los Orígenes de la vida y su diversidad.
* La perenne tarea de entender nuevas formas de vida, y el papel primordial de Panamá como hábitat único y vital de las ecologías más diversas del mundo.

A medida que los visitantes descienden por La rampa de vida, van viendo escenas fugaces de las galerías subsiguientes, que lo invitan a continuar.




Panamarama

Al final de La rampa de vida hay un pasadizo acústico que bloquea la luz y desemboca en un espacio de proyección de tres pisos de alto con 14 pantallas. Los visitantes caminan sobre un piso de vidrio y quedan inmersos en una presentación audiovisual de las maravillas naturales de Panamá, desde la profundidad de sus océanos hasta sus bosques nubosos.

El Panamarama orienta a los visitantes hacia las áreas de contenido de las galerías del museo, y va dándole el tono de asombro que debe prevalecer durante toda la experiencia en el museo. Los mensajes clave incluye una introducción al concepto de “biosfera”, una gira de rebosante vitalidad a través de las ecologías de amplia variedad y asombrosa biodiversidad que se encuentran a lo largo de las tierras y los mares de Panamá, la estética de la vida en todas sus formas y colores, y una imponente animación de la formación del Istmo de Panamá y los efectos de este extraordinario acontecimiento a nivel mundial.

El programa de cine presentará una película que se repetirá en ciclos de cinco minutos. En medio del espectáculo, habrá una proyección de tres minutos para facilitar el flujo de visitantes a través del espacio y para que el museo pueda tener un movimiento escalonado de las visitas. El espacio de proyección está diseñado para acomodar de 30 a 40 personas sobre el piso de vidrio y otras 20 a 30 personas en el camino de circulación adyacente.




Construyendo el puente

Después de haber experimentado la presentación animada de la formación del Puente de vida como una experiencia visual, la pregunta sigue siendo, “¿cómo sucedió todo esto?” La galería Construyendo el puente muestra una expresión tangible y vigorosa de las fuerzas dentro de la Tierra que se unieron para producir la formación del Istmo.

Tres composiciones de roca de 14 metros de alto explotan hacia arriba sobre una superficie de techos irregulares. Cada composición consiste de “muestras de sondaje” recolectadas a lo largo del Istmo que describen vívidamente las fuerzas ocultas de subducción, volcanismo y sedimentación que se juntaron para crear el Istmo.

En cada composición, hay vitrinas cristalinas que contienen artefactos, muestras y fósiles. La experiencia táctil y el examen físico son las formas principales de exploración en esta galería. El concepto de roca como “vida cristalina” – su composición de billones de criaturas aún sin descubrir – es un mensaje clave. A los visitantes se les presentará evidencia física y explicaciones paleogeológicas de cómo la tierra se mueve y de los cambios que crearon el Istmo.

A medida que los visitantes descienden gradualmente a través de formaciones tectónicas, van escuchando un relato explicativo y cronológico de los eventos geológicos que recubren las superficies de la pared arquitectónica que los rodea.





El gran intercambio

Al salir de la escultura tectónica, la galería se abre dramáticamente para revelar una estampida de esculturas de animales de todas las formas y tamaños, que corren hacia y en dirección opuesta al punto de vista de los visitantes. Arriba en lo más alto, las aves vuelan alrededor de un tragaluz ocular, mientras que las curvas panorámicas de las paredes están cubiertas de mosaicos de plantas e insectos. Este es El gran intercambio biótico.

La teatralidad de la exposición expresa el mensaje fundamental de la galería – cuando el Istmo se cerró, dos mundos chocaron y todo cambió. Las especies, representadas con detalles gráficos y a escala natural, ya están extintas o han evolucionado como resultado de los cambios ecológicos producidos por Panamá. Las historias de cada animal están incrustadas en podios entrelazados. Los visitantes podrán moverse entre y alrededor de las esculturas, encontrar relaciones entre las historias y apreciar la belleza de las formas de estos animales perdidos.

El Intercambio es la historia de dos enormes continentes, pero la historia de Panamá en sí y de sus ecologías tropicales emergentes y únicas es la otra parte del cuento. Inspiradas en las ricas colecciones de los tradicionales wunderkammers, las paredes de la galería están llenas de especimenes, muchos propios de Panamá, que narran la historia de cinco millones de años de formación de la diversidad biótica de Panamá.

Por último, el salón es sobrevolado por aves migratorias que conmemoran los efectos del Puente de vida que todavía persisten hoy, cuando en cada temporada millones de aves e insectos vuelven a tomar la misma ruta del Intercambio.




La huella humana

A medida que los visitantes salen de El gran intercambio biótico, abandonan el clima controlado del interior y descienden a un gran recinto semi-exterior lleno de columnas iluminadas. Este espacio cumple dos funciones. Es un espacio social, un área de desahogo del museo donde los visitantes pueden relajarse, esperar a sus compañeros y reunirse como grupos. Los grupos escolares se formarán aquí y las demostraciones serán presentadas en el centro de este espacio. Su otra función es la de exhibir la fascinante historia conformada por capas de capas de presencia humana en el Istmo.

El arreglo del espacio distribuido entre 16 columnas se ideal para relatar esta historia multifacética. Organizado por cronología y región geográfica, cada columna y, a su vez, cada grupo de cuatro columnas, componen escenarios históricos, en los que se recoge información arqueológica, etnobotánica, mitológica, sociológica e histórica acerca de las interrelaciones de la cultura humana y los paisajes naturales de Panamá. Los visitantes pueden tejer su propia ruta a través de la historia, encontrando conexiones y yuxtaposiciones.

Cada una de las cuatro grandes paredes alrededor del perímetro representan episodios de la llegada y la habitación de los humanos en el Istmo – el segundo choque de mundos – desde su evidencia más antiguas, hace 15,000 años, hasta el día de hoy.



Océanos divididos

El surgimiento del istmo tiene una historia terrestre – presentado en El gran intercambio biótico – y una historia acuática – la separación del Pacífico del Caribe. La forma y organización de la galería acuario Océanos divididos es una expresión de esta división.

El principal Mecanismo de asombro lo constituye un par de acuarios semicilíndricos de dos pisos de alto. Los ambientes de los océanos Pacífico y Caribe diseñados dentro de cada uno revelarán dramáticamente los ambientes acuáticos divergentes. Especies de peces, crustáceos, moluscos y plantas han sido seleccionadas para demostrar claramente las diferencias entre los dos ambientes marinos. Los buzos podrán sumergirse en los tanques para hacer presentaciones en vivo a los visitantes vía enlaces de audio/video.

A lo largo de las paredes ondulantes, se incrustarán tres grandes tanques gema y varias cajas de exposición interactivas para presentar otros aspectos de la vida marina en Panamá. Un tanque pelágico del Pacífico, un tanque de corales vivos del Caribe y un tanque de manglares costeros compararán y contrastarán cada uno los diferentes ambientes marinos.

Las cajas interactivas presentan los efectos globales que sigue teniendo Panamá sobre el clima y las corrientes del océano, y los lentos efectos de la evolución tras dividir la flora y fauna de los dos océanos: El gran experimento de la naturaleza.




Hall de la interdependencia

Formas que se enrollan y se doblan, ligeramente familiares pero a una escala enorme, se extienden hasta los últimos rincones de la galería Océanos divididos. Esta es la introducción de los visitantes a Hall de la interdependencia, una galería donde la pirámide de vida está invertida y los humanos están en el fondo.

Los visitantes se suben por una corta escalera a un vasto volumen vidrioso prismático que contiene una enorme composición escultural blanca entretejida, parte animal, parte planta, parte insecto, parte microbio. Esta es el tejido interdependiente de la vida. Cada forma representada depende de alguna forma específica de las otras. La armazón de la composición es un árbol higuerón panameño (Ficus) y sus socios en la coevolución: dos avispas y un nematodo. Pero incontables otras plantas y animales comparten relaciones interdependientes con o en el árbol higuerón. Varios ejemplos claves de estas relaciones completan la composición de la escultura. La escultura también contiene varias cajas de estudio y una pequeña instalación interior y un espacio para narrar la historia.

Recorriendo el perímetro de la galería hay mesas de estudio que relacionan las formas de la escultura con las vistas desde las ventanas. La interdependencia, el tejido de la vida y el papel primordial de la humanidad en su protección se narran en el contexto de las propias ecologías del parque, el Canal, la Bahía de Panamá y las interdependencias urbanas de la Ciudad de Panamá.




Panamá es el museo

El centro de la red insta a los visitantes del museo a explorar la relación entre Panamá y el mundo, utilizando información interactiva, reacciones en vivo y conexiones con ambientes virtuales y físicos.

Esta exposición es un espacio amplio y envolvente de resplandeciente luz, color y textura, que crea un derroche de información para recibir al visitante. Cuenta con hileras traslapadas de grandes paneles y monitores que producen un mosaico de imágenes. Colocadas en diferentes ángulos y en hileras alrededor de la superficie de la pared a la izquierda y a la derecha, las pequeñas y brillantes pantallas interactivas cuelgan de brazos flexibles fijados a las paredes entre los paneles.

Los paneles y las pantallas invitan al visitante a descubrir y a sumergirse en la información que ofrecen sobre Panamá y su relación con el resto del mundo. Se incluye una proyección en vivo de un webcam sobre El efecto Panamá, conectando Panamá es el museo con otras áreas del museo, y a visitantes virtuales de museos asociados vía el Internet.



Biodiversidad en Panamá

Panamá no es el lugar más diverso del planeta. Brasil, Colombia y Venezuela cuentan cada uno con mayor biodiversidad. Sin embargo, la biodiversidad de Panamá es única debido a su compleja distribución y a la intensidad que manifiesta a cada escala. La vitalidad de esta biodiversidad tan especial es importante para la futura riqueza económica y cultural del país.

El surgimiento del Istmo de Panamá ha resultado en la creación de un ambiente único en el mundo, en el que especiación, extinción, ecologías delicadamente balanceadas, y sobrecrecimiento incontrolable chocan violentamente. En Panamá, las intersecciones de geología, clima, evolución y acción humana han creado la nación más rica del mundo, cuya influencia se extiende mucho más allá de sus fronteras.

Algunos datos …

* El Istmo de Panamá es el centro principal de diversidad vegetal en el planeta. La densidad de vida vegetal en Panamá es mayor que la de China, Brasil o Colombia.
* La abundante flora de Panamá es también fuente de alimentos y medicinas, y sus árboles son utilizados como materiales de construcción para casas, canoas, herramientas y artesanías.
* Panamá es el paraíso de los observadores de aves. Las aves del país representan aproximadamente 10% de las variedades del mundo: 930 especies de un total de 9,672.
* Los océanos que rodean a Panamá son ricos en recursos marinos.



Ya empieza a ser famoso sin ser construido

Brad y Angelina en las oficinas del Museo de La Biodiversidad, Pitt es fanático de las obras del arquitecto Frank Gehry, por eso en su pasada visita a Panamá no desaprovecho la ocación, para ver la maqueta de la obra.






http://i12.photobucket.com/albums/a205/scott9409/PittGhery.jpg[/IMVi

Video del Museo

[MEDIA=youtube]YGOVaCVDNuo[/MEDIA]

[/LEFT]​
 

·
*DJ*
Joined
·
5,814 Posts
Hola amigos foristas, aki les traigo avances de esta obra (fotos del Domingo 30 de Marzo)










**algo de Ñapa**









La construcciòn avanza a muy buen ritmo. Saludos!! =)
 

·
Clod21_pa
Joined
·
2,219 Posts
Entrevista de la Revista Mosaico a Patrick Dillon, arquitecto coordinador del proyecto "Museo de la Biodiversidad".

Un Museo al 20%



El proyecto a un costo de 35 millones de dólares tiene como meta ser una de las joyas arquitectónicas del siglo XXI.

Dillon: "Es la obra más complicada que se está haciendo desde el sur de Texas hacia abajo"

La exactitud es la clave y debe ser el equivalente a un cabello humano. Ese es el reto que afrontan los que construyen el Panamá: Puente de Vida - Museo de la Biodiversidad. Aunque los primeros pasos para crearlo datan del año 2001, es desde mayo de 2006 cuando el gigante está decidido a levantarse en Amador, en la entrada pacífica del Canal de Panamá.

Se trata de una construcción marcada por años de tira y afloja, que sigue adelante a pesar de tres gobiernos que no siempre han estado a la altura de las circunstancias para albergar lo que promete ser una joya arquitectónica del siglo XXI.

Visto desde afuera, pareciera que va a paso lento el poner de pie este monumento diseñado por el arquitecto Frank O. Gehry, como que el tren expreso todavía no ha salido de la estación, pero el equipo coordinado por el arquitecto Patrick Dillon prefiere la precisión milimétrica que un apuro irresponsable.


Los hilos de la naturaleza

En la sala de exhibición del proyecto, ubicada en el antiguo Club de Oficiales, están las maquetas de cómo será el Museo de la Biodiversidad cuando esté terminado. En sus paredes hay colgadas enormes láminas que muestran sus interiores con el material informativo a exhibirse, que van desde pabellones interactivos hasta un parque botánico, pasando por dos acuarios.

El arquitecto panameño Patrick Dillon, criado en Gamboa y de padre estadounidense, tiene un entusiasmo contagioso cuando comenta que el objetivo principal será mostrarle al visitante la importancia del istmo en la evolución del planeta de una manera didáctica y entretenida a través de ocho salas de exhibición: “Rampa de vida”, “Panamarama”, “Construyendo el puente”, “El gran intercambio biótico”, “La huella humana”, “Océanos divididos”, “Hall de la interdependencia” y “Panamá es el museo”.

Como pasa en muchos proyectos de Gehry, habrá un espacio central que recogerá a la gente y desde ese punto la dispersará. “En el museo serán rampas que llevarán a exhibiciones que están organizadas de forma secuencial. Primero te explican qué es la biodiversidad, luego te hablan de los ecosistemas panameños, después cómo surgió el istmo del fondo del mar, cómo se dio el intercambio biótico luego de que el istmo conectó al continente americano, y los acuarios hablarán de los océanos que se crearon con el puente. Científicos del Instituto Smithsonian trabajan en sus contenidos y el diseño está a cargo de Bruce Mau Design”.

La última exhibición confirmará que Panamá es un museo viviente. La idea es que luego de ver cómo surgió todo, los convidados a este banquete científico vayan a verlo con sus propios ojos. Por eso se creará una red educativa aprovechando la cercanía del museo con el Centro de Exhibiciones Marinas de Punta Culebra el Observatorio de Aves en Gamboa, el Parque Nacional Soberanía y el Monumento Natural de Barro Colorado. “Queremos sensibilizar sobre la biodiversidad natural y cultural, y que los visitantes sean colaboradores para que no los sigamos alterando”, dice el presidente de la firma de arquitectura EnSitu, S.A.

Vista general de la obra, con los acuarios al fondo y la plaza elevada del atrio en el centro. Se llegará al atrio por rampas desde la avenida principal del Causeway y desde el paseo peatonal.

El “Panamarama” a la izquierda y los acuarios a la derecha. En el primer plano se aprecian las formaletas usadas para la construcción de las paredes de concreto arquitectónico.


Esfuerzos y logros

-¿A partir de cuándo los trabajos del museo mantuvieron una continuidad?

-La fase de diseño fue ininterrumpida desde 2001 hasta 2005 y acto seguido se inició la fase de construcción. Esta fase fue interrumpida al cambiar el gobierno en 2005 e iniciamos de nuevo la construcción en mayo de 2006. Desde entonces no ha habido interrupción.

-¿En qué nivel está el proyecto?

-Muy optimista, diría que en 20%.

-¿Qué áreas están más avanzadas?

-Los elementos más terminados son el “Panamarama” y los dos acuarios, pero en términos prácticos el conjunto completo se levanta más o menos simultáneamente.

-¿Cuándo será inaugurado?

-A principios de 2010. Hemos pasado por tres gobiernos y seguimos para adelante, que no es lo usual. Ya no hay manera de pararnos.

-El presupuesto es de 35 millones de dólares. ¿Con ese monto lo terminan todo?

-Puede fluctuar por el aumento de los materiales, quizás hasta 10% más. Definitivamente el paso del tiempo lo encarece todo. El precio del acero se ha disparado no sé cuántas veces, así como el de los techos y la pintura. Prácticamente todo ha subido.

-¿Cuántas personas están trabajando?

-Entre los que están en el campo y en la oficina administrativa somos unos 250 panameños, sin contar, por ejemplo, que el acero estructurado se hace en Pacora, y sin contar los trabajadores que hay en Estados Unidos, China, etc.

-¿Cuál es el horario de labores?

-Al principio era de ocho horas. Ahora ciertas cuadrillas hacen medio turno más, y al inicio trabajábamos medio día del sábado, pero ahora a una parte del equipo se le ha aumentado al día entero.


El “Panamarama” a la izquierda y el muro de las exposiciones “Construyendo el puente” y “El gran intercambio biótico”.

Encuentros y demoras

-¿Cuándo conoció usted a Frank O. Gehry?

-En 1984. En esa época yo trabajaba en Barcelona con el arquitecto Ricardo Bofill y fuimos invitados a Los Ángeles a participar en unos proyectos y nuestro contacto era Gehry. En ese tiempo no tenía exactamente la fama que obtuvo luego del Museo Guggenheim de Bilbao, pero cuando lo conocí sí quedé con ganas de cambiar de trabajo.

-¿Luego se lo encontró en Panamá?

-Gehry está casado con Berta, una panameña. En 1998 fue invitado a participar en un foro sobre turismo y arquitectura. Uno de los temas era qué hacer con las áreas revertidas, tomando en cuenta que la única base militar norteamericana por revertir era la de Sherman. Gehry llegó con un grupo de arquitectos de Holanda, Estados Unidos y España y yo participé en ese grupo. Al final de la actividad, lo invitaron públicamente a que hiciera un proyecto emblemático en Sherman, y Gehry aceptó, pero con una condición: que contrataran a su equipo para crear un plan maestro de desarrollo de Sherman y partir de allí él sabría dónde pondría su edificio.

-¿Cuál fue el resultado?

-Se propusieron tres sitios: Sherman, Colón y Amador, para que fueran una red de infraestructuras. En Sherman sería una estación marítima, en Colón un museo étnico y en Amador un acuario. Entonces la Autoridad de la Región Interoceánica le encargó un primer esbozo de lo que haría en esos tres sitios y Gehry formó un equipo con amigos suyos: el economista Harrison Price, quien colaboró con Walt Disney para hacer el primer Disney World, y Ron Forman, quien fue el promotor del Acuario de las Américas en New Orleans. También estuvieron Jacques Morial, el hermano del en ese entonces alcalde de Nueva Orleans, y Bob Tannen, uno de los vicepresidentes de DMJM-Harris, una firma de ingeniería de EU.

Luego cambió el gobierno de Pérez Balladares y la presidenta Mireya Moscoso lo archivó. El esfuerzo quedó parado hasta que Rodrigo y Roberto Eisenmann convencieron a Mireya de que retomara este proyecto. Es allí donde Gehry vuelve a entrar, muy a su pesar, porque no quería trabajar con el gobierno panameño ni con ningún gobierno en general. Así se creó la Fundación Amador, una organización sin fines de lucro encargada del desarrollo del museo.

-¿Cómo llegó usted al proyecto?

-Se tenía que encontrar a un arquitecto ejecutivo y EnSitu, S.A. fue seleccionada por representantes de Gehry Partners después de haber entrevistado a cinco firmas locales. Luego nosotros participamos con la Fundación Amador para organizar un concurso para escoger a un administrador de la construcción y recibimos tres propuestas y ganó Ingeniería RM, S.A.

-¿Al principio el museo sería financiado por el Estado panameño?

-En ese entonces era un proyecto 100% financiado por el gobierno. Pero después, en el primer año del nuevo gobierno, Catín Vásquez, cuando era ministro de Economía y Finanzas, dijo que el gobierno no podía pagar este proyecto y que la Fundación Amador tenía que buscar otro mecanismo para su financiación, y que el gobierno iba a dar una parte. El gobierno se comprometió con 17 millones de dólares y cinco bancos pondrían lo demás. Este es el primer proyecto de esta importancia que es mixto.

Vista del acuario oeste de lo que será el Panamá: Puente de Vida - Museo de la Biodiversidad.


Un símbolo nacional

-Este museo será uno de los símbolos que identificarán a Panamá junto con el Puente de las Américas.

-Serán un conjunto interesante, aunque sean distintos. No he hablado sobre eso con Gehry. Inevitablemente eso de ser símbolo va a pasar, ya que no veo ninguna otra estructura que pueda quitarle protagonismo al museo.

-¿Cómo maneja semejante presión?

-Nunca he hecho un proyecto tan detallado como este. Todo está hiperorganizado. Me siento muy tranquilo porque no tengo que inventar nada, solo debo mandarle a todo mundo las especificaciones y decirles: “señores, si seguimos esto vamos a llegar al producto”. Si lo hacemos de la manera de siempre, entonces no se logrará y me opongo rotundamente a eso. Mi única salida, si no cumplen con las reglas, es no aprobar un pago hasta que no se cumplan los requerimientos, y si es necesario lo haré.

-¿Qué impresión tenía Gehry antes y después de su última visita a Panamá en diciembre pasado?

-Antes de ir al proyecto llegó, quizás, no sé si la palabra es preocupado, pero sí incrédulo, no seguro de que se iba a hacerse bien, pero después de recorrer la obra estuvo tranquilo. Me dijo: “esto se va a hacer”.

-Es un proyecto querido para Gehry y su equipo.

-Su oficina está en plena expansión, es una cosa alucinante. El señor tiene casi 79 años y no para de recibir proyectos de todas partes del mundo, pero el Museo de la Biodiversidad es el proyecto que más gusta en su taller. Su personal me ha dicho que este proyecto le encanta porque mucho de lo que les piden son proyectos comerciales donde el mercado es el que manda. Pero este museo les ha permitido soñar y además les encanta Panamá y quieren venir a vivir aquí.

Ensayo y error

-¿Cuáles han sido los principales obstáculos para hacer la obra?

-En toda construcción hay lo que se llama una ruta crítica para llegar al fin. Aquí es el concreto arquitectónico, que es aquel que no se repella y su resultado debe ser impecable. En eso estamos teniendo bastantes problemas, porque nadie en Panamá ha hecho antes concreto arquitectónico.

-¿Aprenden sobre la marcha?

-La curva de aprendizaje ha sido brutal en relación al uso y manejo del concreto aceptable al ojo de Gehry. Primero practicamos lo que se pretende hacer en el edificio, al lado de la construcción, para ver cómo está quedando, se inspecciona, se acepta o no. Hemos hecho hasta ahora ocho intentos y ninguno había sido aprobado porque no se lograba la calidad requerida.

-¿Hay otros factores que influyen?

-A veces influye que el concreto no tiene el acabado o el color esperado porque llega con retraso y con los tranques que hay en la ciudad esto sucede bastante, ya que hay un límite de tiempo para que el concreto esté en una concretera. Nos afecta si está lloviendo o hace un sol de 90 grados. Esto ha modificado un poco la programación de la obra. Esa práctica de ensayo y error simplemente no existe en Panamá.

-Todo es exacto y comprobable.

-Sí, los contratistas están obligados a hacer dibujos de taller de lo que van a construir, por más que el proyecto de Gehry esté muy detallado, tienen que hacerlo. Además tienen que someterlos a nosotros y a Gehry o a sus representantes para su aprobación, pues ellos tienen la última palabra. De vez en cuando los mandamos a rehacer los dibujos y es cuando entonces pueden construirlos. Esa es una novedad en Panamá, nadie hace eso, ni siquiera en los edificios de lujo.

-Es control de calidad.

-El 99% de ese control es humano. Los trabajadores están en un proceso de adaptación de unas exigencias muy particulares. Hay que tener un sentido de orgullo por lo que se está haciendo.

-Este museo es una versión de la torre de Babel, pues los materiales que se usan provienen de diversas partes de la Tierra.

-Los paneles de aluminio pintados vienen de Tailandia, los muro-cortinas de vidrio vendrán de China, el metal deck de acero inoxidable, que sostiene los paneles pintados, están fabricados en Canadá, y parte del acero estructural que sostiene el sistema de techos ha sido fabricado en Washington. El acero de refuerzo en el hormigón armado proviene de China, Brasil, Corea y EU.

Dillon estudió arquitectura en la Arizona State University y una maestría en arquitectura y diseño en la Rice University en Houston.

Realidad virtual

-¿Hay un sistema de computadora que les ayuda?

-Este proyecto se ha diseñado con un programa de computadora denominado Catia, que fue desarrollado inicialmente para la elaboración de aviones de guerra. En la oficina de Gehry a partir del programa base crearon su propio sofware, que te permite ver el modelo en tres dimensiones de manera virtual y en tiempo real. Con Catia puedes rotar la obra por completo y adentrarte en el edificio para observar la parte de abajo de los techos, o ver el más mínimo detalle, como el tamaño y la forma de cada tornillo.

-La precisión es esencial.

-La dificultad es cómo ir del modelo virtual de Catia, que es más que perfecto, donde la precisión es de cuatro decimales, menos que el grueso de un cabello humano, a la realidad de hacerlo con una grúa. Ese es el reto.

-¿Es posible que este tipo de medidas se pasen por alto en otros proyectos?

-En el resto de las construcciones de Panamá hay una precisión muy relativa. Lo que se hace en Panamá no es aplicable con lo que estamos haciendo con el museo. Ni aquí ni en América Latina, francamente. Yo no dudo de que esta es la obra más complicada que se está haciendo del sur de Texas hacia abajo. No existe un proyecto similar en su complejidad, aunque se estén haciendo proyectos con inversiones 100 veces más grandes. Sin ánimos de denigrar el trabajo de nadie, uno de los problemas que estamos teniendo, es que estamos intentando construir un Rolls Royce en un país donde se construyen Ladas.

Link a entrevista
 

·
Registered
Joined
·
20,417 Posts
Avanza a paso lento, pero seguro. Esto nos posiciona como capital ecoturistica y cultural de Centroamerica!

Clase de museo al honor de la rica Biodiversidad panameña sera este!!
 

·
CIVILISTA.
Joined
·
3,688 Posts
no me gusta para nada como se ve por fuera, me parece q ya a Ghery se le está corriendo una teja, sin embargo es una gran obra un museo de este tipo, y cuantas ciudades en el mundo se pueden dar el lujo o el reconocimiento de tener un sitio así, sobretodo obra de un ícono de la arquitectura moderna.
 

·
Chitré-Capital Comercial
Joined
·
28,726 Posts
Se dijo anteriormente que este edificio no es facil de construir y aqui esta la muestra, no es lo mismo construir paredes rectas y plancha de losas que esto, por este motivo esta construccion esta tomando tiempo.



 

·
Registered
Joined
·
2,553 Posts
No me lo creo! esta PkM el diseño de este museo, aparte se ve que sus exposiciones de este van a estar espectaculares!. Sin duda un lugar al que no te podras perder cuando visites Panamá!
Me sorprende cada vez más Panamá como esta desarrolando un infraestructura de primer mundo, ojala que aparte de seguir contruyendo montonal de rascacielos tambien se este reduciendo el indice de pobreza de Panamá y mejorando la calidad de vida de las personas afuera de la capital!:eek:kay:
 

·
*DJ*
Joined
·
5,814 Posts
Aqui traigo updates de hoy Domingo 8 de Junio.

Entré a la obra y vi muchos detalles constructivos... Aqui les dejo algunas imagenes:





































 

·
*DJ*
Joined
·
5,814 Posts
Como pueden ver, ya está tomando forma.

les aseguro que este museo será algo fuera de seria y de calidad primermundista.

Definitivamenet que un paso obligatorio a todo turista que quiera visitar nuestro pais.

=)
 

·
Banned
Joined
·
1,199 Posts
Un Gehry en Latinoamerica!! No tenía idea.
 
1 - 20 of 237 Posts
Top