SkyscraperCity banner
1 - 1 of 1 Posts

·
Registered
Joined
·
4,119 Posts
Discussion Starter · #1 ·
El organismo señala que los mercados emergentes recibieron 491 mil millones de dólares en inversiones



AFP


Tokio, Japón (30 mayo 2006).- Los inversionistas acudieron en masa en 2005 hacia los países en desarrollo, donde se benefician de rendimientos más elevados que en los países ricos, aunque este flujo apenas benefició a las economías más desfavorecidas, según un informe del Banco Mundial (BM).

Las inversiones en los países emergentes llegaron el año pasado a la suma récord de 491 mil millones de dólares, gracias al fuerte crecimiento económico de estos Estados, a la mejora de su reputación como deudores, y a una serie de atractivas privatizaciones, revela el documento divulgado en Tokio, durante una conferencia anual del BM.

Una cuarta parte de estas inversiones procede de los propios países emergentes.

Pero este maná de dinero privado benefició sobre todo a un "club de estrellas", integrado por países con ingresos medios y considerados buenos pagadores, como Chile, México, China, Turquía, Hungría, Malasia o Tailandia.

En cambio, benefició muy poco a los países más pobres del planeta, especialmente los del África Subsahariana, que siguen dependiendo de la ayuda de las instituciones públicas para intentar reactivar su economía.

En 2005, los países en desarrollo obtuvieron sumas sin precedentes en el mercado de obligaciones: 131 mil millones de dólares contra 102 mil millones en en 2004.

El flujo de títulos de créditos privados hacia estos países se duplicó en dos años (192 mil millones contra 85 mil millones de dólares en 2003) debido a "una abundante liquidez mundial, a la creciente mejora de calificación crediticia de los países en desarrollo", pero también a "la disminución de los rendimientos en los países ricos", explica el BM.

Esta tendencia "refleja un aumento de la confianza en el futuro económico de varios países en desarrollo", afirmó el primer vicepresidente y economista jefe del Banco Mundial, François Bourguignon.

En 2005, el mundo en desarrollo tuvo un crecimiento económico mucho más dinámico (6.4 por ciento) que el del mundo desarrollado.

"Este fuerte crecimiento se mantendrá en 2006 pese a los elevados precios del petróleo", aseguró en conferencia de prensa Hans Timmer, uno de los principales economistas del Banco.

"Pero, al mismo tiempo, el entorno será mucho más duro, y los países en desarrollo se volverán más vulnerables", matizó Timmer, citando la volatilidad de las tasas de cambio, las presiones inflacionarias y la tendencia mundial a aumentar las tasas de interés.

El informe del BM asegura que "las posibilidades de un suave aterrizaje entre los países en desarrollo son grandes, pero también es probable un aterrizaje brusco".


Hora de publicación: 9:58
 
1 - 1 of 1 Posts
Top