SkyscraperCity banner
1 - 2 of 2 Posts

·
VIVÉ TÚ LA VIDA AL 100%
Joined
·
1,720 Posts
Discussion Starter · #1 ·
El Huaylas peruano en Bolivia


02/03/2005
En los tres últimos años se ha visto un aumento de la migración peruana a Bolivia, sobre todo en La Paz, sede de gobierno boliviano. Seguramente podrán haber varias lecturas de este fenómeno social y sus consecuencias, pero sin duda el aporte más generoso de esta nueva ola migratoria es el huaylas, ritmo infaltable en toda buena fiesta de la urbe paceña, que se precie de serlo.
Por Lilia Camacho
Especial para el portal de la Colectividad Peruana


La danza es la mejor celebración de la identidad, es la expresión de un pueblo y en ella refleja sus costumbres y tradiciones. Los migrantes al salir de nuestros países llevamos en nuestras maletas la nostalgia que sólo desaparece al bailar o comer un "plato tradicional" como en nuestra casa.

Puedes estar viviendo el día más deprimente de tú vida, pero de sólo escuchar los acordes musicales del huaylas, ritmo peruano por excelencia, te dan ganas de salir zapateando; aunque en el intento puedas sufrir algún pequeño desgarro muscular en el talón, aunque lo más probable es que no se tenga la resistencia suficiente para el desafío del taconeo. Este habrá sido el motivo para que la gente de la urbe paceña sobre todo de la populosa ciudad de El Alto, haya adoptado el contratar a grupos de huaylas para todo tipo de acontecimiento, ya sea matrimonio, cumpleaños, bautizo y hasta divorcios.

Su ritmo alegre, no es ajeno a los paceños y tal vez es esa voz interna que nos dice que todos somos parte de lo mismo y bailando la misma música podemos decir que somos hermanos.

La ciudad del Illimani, llamada así por su imponente cerro nevado tiene mucho de la cultura peruana debido a que antiguamente ahí estaba una de las principales naciones, la Tiwanacota y luego les seguirían los Incas. Comparte con Perú el lago Titikaka y por favor no discutamos a quien le toca el "Titi" y quien la otra parte.

Orgullosamente peruana

María Flores, es de Trujillo y hace 2 años que llegó a La Paz Bolivia, de lunes a viernes trabaja en un taller textil, ella asegura que su sueldo es de un 40% más que en su añorado Perú. Los sábados y domingos se dedica a ser la cantante de un grupo folklórico peruano al estilo de los "Chicos Mañaneros". Ataviada con la vestimenta típica del huaylas, empieza el espectáculo mientras sus compañeros gritan: ¡was!.

El clásico movimiento de la cabeza y el zapateo atrae a los transeúntes en la Plaza San Francisco, un lugar céntrico de la ciudad de La Paz y la gente por una hora queda hipnotizada por la música. Y por más que intenta María nadie sale a bailar, lo que sucede es que los bolivianos "somos tímidos por naturaleza", es lo que chica mañanera made in Bolivia, todavía no asume y no se da por vencida

Es difícil vivir en La Paz, porque generalmente nos ven a los peruanos como delincuentes, por culpa de unos pocos, se juzga a todos. Pero a nosotros y al resto de mis compatriotas la gente boliviana que nos conoce, nos respeta. Con nuestra música les hacemos sentir que todos somos iguales. Yo y mis compañeros, nos sentimos orgullosos de ser peruanos. Ahora tenemos varios contratos para tocar en fiestas, pero no queremos dejar de venir a la plaza, porque es nuestro contacto con el público y sé que nos esperan, dice María visiblemente emocionada cuando habla de su música y su folklore e invita a la reportera para demostrar que las mujeres bolivianas no son tan tímidas como los hombres.

Sacando la lengua con el huaylas

Está fresca en mi memoria el día que sentí la energía del huaylas, fue cuando vi bailar a Lourdes y Jorge, una pareja de peruanos que formaron su grupo de danzas en Buenos Aires. Al verme emocionada me invitaron a bailar con ellos, después de 15 minutos de "intento" de taconeo, terminé con la lengua afuera y pidiendo agua para que me calmara la sed del cansancio y ahí comprobé que el huaylas no es para ociosos sino para los que quieran probar resistencia. Y sí, al sentir la música andina del Perú, uno puede decir que "tanto lío" con las fronteras y las nacionalidades, si al final todos somos uno.

Espero que mi preferencia por el huaylas no despierte celos en los que prefieren la marinera norteña, alcatraz, carnaval andahuaylino, cajamarquino ó puneño. Pero el huaylas es el huaylas de Huancayo, una ciudad en el centro de Perú.

Un poco de historia

Todo tiene un origen, así que investigando y leyendo las crónicas de los historiadores peruanos aseguran que su origen está en la cosecha. Dicen que los jóvenes del valle del Mantaro trillaban la cebada cantando y bailando sin parar.

El libro Identidades Múltiples de Raúl R. Romero. Afirma que la cosecha del cereal, o waylarsh, era nocturna y que esta se llevó a cabo hasta la década del cuarenta por jóvenes solteros que danzaban y cantaban toda la noche. Mientras bailaban, molían el grano separando la semilla de las cáscaras. Eso explica la fuerza que hay que hacer al bailar.

Pero quién dijo que había una sola verdad sobre el huaylas, pues, resulta que otros dicen que; nadaaaa que ver con moler el grano y separarlo de la semilla, patita. Sino que el huaylas es parte de la cosecha de la papa.

La verdad, parece ser, que no se establecerá si fue la cebada y su semilla o fue la papa. Lo que sí podemos asegurar es que el huaylas nació en el campo, y tiene olor a montañas y ha emigrado a las ciudades desde muchos años. Ahora, se ha ido de su Perú; para expandirse al mundo entero, por más exagerado que suene, ¿verdad?.
 

·
Mieko
Joined
·
11,033 Posts
No se bailar huaylas, me da palta, es muy escenico, he visto concursos de huaylas y la verdad que es bonito...
 
1 - 2 of 2 Posts
Top