SkyscraperCity banner
1 - 3 of 3 Posts

·
En la pura hueva...
Joined
·
932 Posts
Discussion Starter · #1 ·
Andrés Oppenheimer

El potencial médico de México

He aquí una idea para que Estados Unidos solucione simultáneamente su crisis inmigratoria, los problemas de sus servicios de salud, y reconstruya sus lazos con América Latina: un plan que permita a millones de jubilados norteamericanos utilizar servicios médicos más baratos al sur de la frontera

En los próximos treinta años, más de 100 millones de ciudadanos de Estados Unidos alcanzarán la edad de retiro, y muy pocos de ellos podrán seguir pagando una vivienda digna, servicios médicos de alta calidad, o -mucho menos- atención personalizada de enfermeras. Los países latinoamericanos podrían ofrecer todo eso, y mucho más, lo que les daría un empujón tremendo a sus economías, y reduciría la necesidad de emigrar hacia el norte.

Antes de explicar por qué este plan -o cualquier otro que tenga como objetivo reducir la brecha de ingresos entre Estados Unidos y América Latina- es mucho más viable para resolver la crisis inmigratoria que los 1,900 millones de dólares que está proponiendo el presidente Bush para construir un muro y enviar 6,000 tropas de la Guardia Nacional a la frontera, examinemos más de cerca la propuesta de ofrecerle una alternativa geográfica a los futuros jubilados de Estados Unidos.

El inminente retiro de unos 100 millones de estadounidenses nacidos entre 1946 y 1964, conocidos como los baby boomers, resultará en una creciente demanda de servicios de salud, vivienda y recreación para millones de norteamericanos. Muchos de ellos ya se están mudando a México y Centroamérica para vivir mejor, tener atención médica personalizada, y gozar de un clima más benigno.

Tal como lo propone Walter Russell Mead en su reciente libro Poder, Terror, Paz y Guerra, los Estados Unidos deberían negociar acuerdos preferenciales con los países latinoamericanos que así lo quieran, para permitir que los ciudadanos norteamericanos que estén dispuestos a retirarse al sur de la frontera puedan usar su seguro de salud de Estados Unidos en esos países.

Estados Unidos podría ofrecer reembolsos del seguro de salud estatal Medicare para los norteamericanos que se atiendan en hospitales previamente matriculados en América Latina, propone Mead. Dado que estos reembolsos serían mucho más baratos que los que el gobierno estadounidense esté pagando ahora por los servicios hospitalarios brindados en Estados Unidos, Washington se ahorraría miles de millones de dolares, que podría usar para sanear las arcas de su sistema de seguridad social.

Y para América Latina, eso significaría la posibilidad de crear cientos de miles de trabajos bien remunerados en la industria médica, de la construcción, el entretenimiento, y el turismo recreativo. Florida, Arizona y España eran economías somnolientas antes de que millones de jubilados se mudaran a sus territorios, y ayudaran a transformarlos en estados o naciones prósperos.

Algo de eso ya está pasando. Más de un millón de estadounidenses ya están viviendo en México, y muchos de ellos son jubilados, según informo el periódico Dallas Morning News recientemente.

Un marco regulatorio para facilitar los servicios médicos de los norteamericanos en América Latina ayudaría mucho más a resolver la crisis inmigratoria que los planes de control fronterizo anunciados por el presidente Bush. Estos planes están dirigidos a ayudar al mandatario a apaciguar a la derecha Republicana en el Congreso, o a aplacar a comentaristas antiinmigrantes como Lou Dobbs de la CNN, o a distraer la atención de la guerra de Iraq en las próximas elecciones legislativas en noviembre, pero harán muy poco para reducir el flujo inmigratorio.

Mientras la brecha de ingresos entre Estados Unidos y América Latina permanezca a sus niveles actuales -el ingreso per capita de Estados Unidos es de 42,000 dólares anuales, comparado con 10,100 dólares en México y 2,800 dólares en Honduras- los inmigrantes seguirán viniendo a este país.

Si se construye el muro propuesto por Bush, lo único que se va a lograr es que los migrantes busquen nuevos lugares para cruzar la frontera, o lo hagan cavando túneles, o por Canadá.

Y si se envían 6,000 tropas adicionales a la frontera, será una medida igualmente inútil. La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos fue aumentada de 3,700 a 12,000 agentes en los últimos 15 años, y sin embargo la inmigración de indocumentados se duplicó en el mismo periodo.

Mi conclusión: Facilitar el uso de servicios médicos a los jubilados norteamericanos en América Latina -o cualquier otra propuesta que ayude a reducir la brecha de ingresos entre el norte y el sur- sería una forma muy realista de empezar a resolver la crisis migratoria. En cambio, lo que es una locura (a menos que uno trabaje para Halliburton, o algún otro proveedor de las fuerzas armadas de Estados Unidos) es construir un muro que no va a servir de nada, o enviar a miles de tropas para que tomen sol a lo largo de la frontera.

Fuente: http://www.reforma.com/editoriales/internacional/650016/
 

·
Registered
Joined
·
242 Posts
EXELENTE REPORTAJE Y UNA IDEA FANTASTICA OJALA LE ENTRE A LA CABEZA A BUSH QUE ESE WEY TIENE ****** EN EL CABEZA EN VEZ DE CEREBRO OJALA ESA MEDIA NEURONA QUE LE QUEDE LO HAGA REACCIONAR Y PIENSE BIEN LAS COSAS ANTES DE ACTUAR :bash: :sleepy:
 

·
En la pura hueva...
Joined
·
932 Posts
Discussion Starter · #3 ·
Si... a mi también se me hace una idea excelente. Se me hace una manera genial de crear empleos de todos tipos, de alta y baja especialización como doctores, enfermeras, adminstradores de centros de salud o bien de choferes, personal de limpieza, albañiles, etc... o proveedores de un monotonal de srvicios y bienes. He ahí la propuesta de Oppenheimer para el candidote que quiera crear buenas chambas.
 
1 - 3 of 3 Posts
Top