SkyscraperCity banner
Status
Not open for further replies.
1 - 3 of 3 Posts

·
MUSE
Joined
·
2,232 Posts
Discussion Starter · #1 ·
Grande, Sampa

Iván Colodro R. y Carolina Vega

En la administración del Parque Tecnológico del Centro Incubador de Empresas Tecnológicas (Cietec), en el campus de la Universidad de São Paulo, están preocupados. La ciudadela que levantaron para albergar a empresas tecnológicas sólo tiene disponibilidad para 110 compañías. Y su capacidad ya está en el límite: ya tienen 109.

La variedad de emprendimientos que ahí se incuban deja boquiabierto hasta al nativo de Silicon Valley. Ahí están desde empresas que desarrollan tecnología para grabar con láser, hasta una fabrica de células que producen energía a partir del hidrógeno. Se suman diseñadores de robots y arquitectos de genomas. Así, los inquilinos del parque son la prueba de que la ciudad más importante de Brasil lleva la delantera en innovación.

Es ésta la principal razón por la que São Paulo recupera el sitial como la mejor ciudad para hacer negocios en América Latina, posición que ostentó en 2002 junto a Miami en la tercera versión de este ranking. Ahora, cuatro años después, vuelve para desplazar a Santiago, que se empinó en el primer lugar durante las ediciones de 2004 y 2005. La fortaleza paulistana salta a la vista. Y es que la edición que tiene en sus manos incorpora un nuevo criterio a su metodología para evaluar el perfil de negocios de las urbes latinas. Se trata de un indicador que busca evaluar el potencial innovador de las ciudades, así como su capacidad para generar nuevos emprendimientos (ver metodología en página 30). Esto se suma a los instrumentos que históricamente se han incorporado en el análisis, como competitividad de las telecomunicaciones, calidad de vida, seguridad, e imagen urbana, sin olvidar el análisis de costos.

Parte del movimiento en la punta del ranking se debe a este nuevo factor de análisis. Mientras que la capital chilena es casi sin discusión uno de los lugares preferidos de las multinacionales a la hora de levantar sus headquarters dadas su estabilidad política, responsabilidad económica y seguridad jurídica –además de calidad de vida–, a la hora de generar nuevos negocios, emprender e innovar, la principal metrópolis de Brasil ofrece algo que no abunda en Santiago: energía creativa. Un activo que le permite enfrentarse con dureza en el actual entorno internacional, en el que la capacidad de generar tecnologías es vista como una ventaja primordial. A este son, São Paulo baila hoy con soltura. Preste atención a una estadística: en 2005 se registraron oficialmente en la principal ciudad de Brasil 1.997 nuevas patentes industriales, más que todas las registradas en Argentina, Chile y Colombia juntos (ver tabla en página 22).

Parte de la fortaleza de São Paulo es también que se trata de una ciudad multifacética, en la que no sólo existe la riqueza cultural más diversa de América Latina. Hay también un profundo mercado financiero, una oferta amplia de servicios y un arraigado y poderoso sector industrial. “La paradoja es que la gran ventaja competitiva de São Paulo en el largo plazo es precisamente la baja velocidad con que se ha desmontado su base industrial”, dice Ricardo Toledo, director del Instituto de Geografía de la Universidad de São Paulo. “Como los movimientos de necesidades son cíclicos, la capacidad de retomar la actividad industrial es una ventaja comparativa para el futuro”.

Pese al buen pie como cuna para emprendimientos, São Paulo aún debe prestar atención a aspectos que le restan competitividad, como su seguridad, un punto al que su ex prefecto, José Serra, dio especial atención. Aunque la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes anotó una caída significativa en el último tiempo, sigue siendo muy superior a la de Santiago, Monterrey y Miami. Mientras que en 2004 ascendía a 30,8, en 2005 disminuyó hasta 23,6.

Santiago, ahora en el segundo casillero, estrenó una nueva estrategia para seducir a la inversión extranjera, como resorte del cambio de presidente en marzo pasado. Mientras que durante los últimos años la capital chilena contó con un plan encaminado a atraer mayoritariamente a grandes compañías para que mudaran sus cuarteles generales a sus tierras, hoy la fórmula está dirigida hacia las pequeñas y medianas empresas de la región.

Los lineamientos en los que está trabajando el Comité de Inversión Extranjera es fomentar los vínculos entre pequeñas y medianas empresas chilenas con sus pares de la región. “Queremos que Santiago sea una plataforma para pymes que no tienen acceso al mercado global, pero que de la mano de socios chilenos pueden abrirse las puertas”, dice Carlos Mena, vicepresidente de comité. La idea es que las pymes locales saquen partido del conjunto de tratados de libre comercio que Chile ha firmado en los últimos años, con Estados Unidos, Europa y Corea, y se asocien a otras firmas de la región que poseen tecnología o productos factibles de exportar.

****************************


Foco tecnológico
En el tercer puesto está Monterrey, la segunda ciudad mexicana por tamaño de su economía, tercera en población y uno de los más fuertes rivales internos del cada vez más resistido D.F. Para cautivar a los inversionistas, los regiomontanos lucen un poder de marca tan bueno como São Paulo, pero con índices de calidad de vida y seguridad muy superiores. Además, desde 2003 que el estado de Nuevo León está trabajando en la iniciativa “Monterrey: ciudad internacional del conocimiento”, un proyecto en el que participan el gobierno local, la comunidad de negocios de la ciudad, las universidades, y que se ha propuesto mejorar la competitividad de la ciudad. En concreto, la iniciativa busca impulsar una reforma en el sistema educativo, levantar centros de investigación de la mano de las tres principales universidades, y equipar a la ciudad con infraestructura para atraer empresas centradas en nuevas tecnologías. “Esta alianza impulsará el crecimiento económico a través de una serie de áreas: nanotecnología, biotecnología, mecatrónica (mixtura entre mecánica y electrónica), TI y salud”, dice Antonio Zárate, presidente del proyecto.

Si de incentivos a la innovación se trata, Miami, la ciudad que ocupara el primer lugar en este ranking entre los años 2001 y 2003 y que en esta versión se sitúa en cuarta posición, ha perdido ventajas. El endurecimiento de las políticas migratorias en Estados Unidos, la polarización política y el levantamiento de restricciones al libre flujo de capitales han mermando la competitividad de una ciudad que se había especializado en albergar industrias creativas de América Latina, como la tecnología y la publicidad. Es, en conjunto, la amenaza que el economista de la Universidad George Mason Richard Florida denominó The fligth of the creative class (El vuelo de la clase creativa). Florida alerta sobre la emigración de suelo estadounidense de la elite más talentosa, la que define como la principal ventaja competitiva de su economía (ver entrevista en página 35). A eso suman otros elementos de Miami, como el costo de vida más alto de toda la región (83,3 puntos en una escala donde Nueva York es 100) o de que se trata de una economía pequeña, con un PIB de US$ 72.000 millones, versus gigantes como Ciudad de México (US$ 245.000 millones) o São Paulo (US$ 121.000 millones), y su posición aparece deteriorada.

Pero la caída de Miami no es sólo resultado de su despotenciamiento, sino también del crecimiento de las ventajas de sus rivales. Por ejemplo, su competitividad en telecomunicaciones (un indicador que evalúa la competencia, calidad y variedad de la oferta, además de considerar la penetración de internet y de telefonía móvil) es equivalente a la que ofrecen São Paulo, Santiago y Ciudad de México. Hace unos años, era líder indiscutido en esta variable.

Nuevos bríos
Aunque aún lejos de los primeros puestos, Buenos Aires parece seguir con su resurrección. Tras la crisis económica de 2002 y 2003, que hizo subir los índices de peligrosidad como espuma en los cien barrios y espantó a los inversionistas, hoy la capital federal ha recuperado su atractivo. Nuestra encuesta a ejecutivos de la región arrojó que Buenos Aires es hoy la segunda opción ante la pregunta de cuál es la ciudad que mejor combina calidad de vida, potencial de negocios y desarrollo profesional, superada sólo por Santiago. Hace cuatro años, Buenos Aires tenía el deshonroso privilegio de ser una de las tres ciudades a las que los ejecutivos afirmaban expresamente no querer ir, sólo por encima de Bogotá y Caracas.

Pese al repunte, nadie en Buenos Aires debe colgarse la medalla, pues éste fue sólo por obra y gracia de la misma ciudad. “Cualquier cosa que esté vinculada a la imagen de Buenos Aires no parece ser producto de ningún tipo de planificación”, dice Pablo Cicolella, director del Departamento de Geografía de la Universidad de Buenos Aires. “Si hoy la ciudad es valorada, tiene que ver con condiciones heredadas de su propia historia, y no, como el caso de Santiago, de proyectarse en el marco de un modelo país”.

Querétaro (13) y Chihuahua (20) son las debutantes en esta oportunidad. Su inclusión y favorable evaluación inicial se deben a que han logrado capitalizar los anhelos de fuga desde la capital mexicana. Aunque son metrópolis pequeñas –ambas están en torno a 700.000 habitantes– están comenzado a atraer inversiones globales. Un caso ejemplificador es el de la canadiense Bombardier, que, tras evaluar la infraestructura aeroportuaria y los servicios disponibles en la ciudad, eligió a Querétaro entre 22 competidores para instalar una planta ensambladora de jets.


*****************************


Esta versión del ranking muestra algunas caídas pronunciadas protagonizadas por ciertas ciudades. De ellas, el caso más dramático es San Juan. La capital puertorriqueña cayó del puesto 17 al 24, arrastrada por una severa crisis fiscal que llevó a la insólita declaración de quiebra del gobierno central y que mantiene 43 reparticiones públicas cerradas y más de 90.000 funcionarios fiscales sin trabajo y sin salario.

La clasificadora de riesgo Moody’s degradó el 8 de mayo los bonos soberanos de la isla, algunos de ellos hasta el nivel de “chatarra”, lo que significa que son considerados inversión especulativa. La agencia señaló que “la difícil situación financiera de Puerto Rico, el conflicto político irresuelto y la falta de acuerdo sobre las medidas necesarias para poner fin al deterioro financiero que ya ha durado varios años” obligaban a la reclasificación de un cierto tipo de bonos, que en total suma US$ 6.000 millones.

Además de San Juan, las principales urbes bolivianas también tropiezan duro. Mientras Santa Cruz cae del casillero 31 al 36, La Paz no logra encaramarse entre las primeras 40 ciudades y queda excluida del análisis. ¿La razón? La decisión del gobierno de Evo Morales de nacionalizar los yacimientos de petróleo y gas a punta de escuadrones militares, y el riesgo de expropiación para las empresas internacionales que no acepten las nuevas condiciones.




_________________________________________________


vuelvo a colocar esta noticia y exigo que algun moderador me explique porque borro esta noticia la primera vez que la puse.....
 

·
Usuario de Honor
Joined
·
2,140 Posts
kamilo said:
vuelvo a colocar esta noticia y exigo que algun moderador me explique porque borro esta noticia la primera vez que la puse.....
Supongo que tu pago oportuno de la suscripción de Skyscrapercity.com te da derecho a exigir una explicación...

Muy bien señor suscriptor, cerré el thread porque no es una noticia es un editorial, el titulo no tiene que ver con el tema tratado y viola la regla sobre noticias sobre un solo pais, además de la regla sobre la publicación de noticias en general al colocar el articulo completo sin link al articulo original

Thread cerrado y no se habla mas del asunto
 
1 - 3 of 3 Posts
Status
Not open for further replies.
Top