Skyscraper City Forum banner
1 - 1 of 1 Posts

·
Registered
Joined
·
178 Posts
Discussion Starter · #1 ·
alla Porto Alegre. Gremio otorga. Minuto de silencio en el Olímpico Monumental. La hoguera de las vanidades se extingue en portuñol. Se deshace el humo de las bengalas. Se apaga el incendio, el sonar de las perturbantes bombas de estruendo. Gremio quiso ganarlo de adentro hacia afuera. Borrachera colectiva, damajuanas y longaniza. Vale todo. El placar electrónico exige aliento. Se respira violencia, anti Boca, anti argenta. Desde arriba, mean. Allá abajo, sobre un córner, en la arquibancada (bah, la popu Brazil version), ellos, de azul y amarillo, se hacen notar. Se dice que son unos 4.000. No parece. El "somos locales otra vez", de a poquito, le gana al "uh uh uh, argentino, palo en el cú". O algo así de autóctono. La prensa ''visitante'' copa un pasillo de evacuación. La dirigencia y los suplentes sin suerte se agolpan en un palco VIP. Como puede, Boca se adueña de la final, de la capital gaúcha. Y no parece otra cosa que una ciudad sitiada entre tanto helicóptero y celosa custodia policial. Derruida. Lejos de la hazaña tras un 0-3 irremontable. Tampoco parece la venerada San Pablo, megalópolis testigo del mito y realidad de Carlos Bianchi (bien lo sabe Palmeiras, bien lo recuerda Santos), aunque esos espantosos pantaloncitos amarillos —que se subieron de apuro a un chárter por exigencias reglamentarias de última hora— eran del 2003, todavía época del Virreinato... En Río Grande do Sul, en los pastos donde Ronaldinho le empezó a mostrar los dientes al mundo, el Boca de Miguel Russo, otro que no escatima en sonrisitas continuas, le mostró el corazón al planeta fútbol. Quebrando una hegemonía copera —de Libertadores, competición madre de América— que, en las anteriores tres ediciones, trocó en cafetera. Agrio sabor colombiano, en Manizales; doblete con tonada portuguesa en 2005 y 2006, el año en que Boca fue boquita, equipo de cabotaje. Pero en el 2007, la historieta viró. Y dio la vuelta (olímpica) al mundo. Bien lo entiende el Milan que, en la madrugada italiana, debió sacarse el sombrero ante el nuevo Rey de Copas: 17 a 16 y se acabó...

Doblete de Riquelme para certificar el histórico 5-0 global en Libertadores. Y la llave gigante de una Toyota para Román, MVP, uno de los primeros que enfiló para el codito, uniéndose en el pogo con la barra. Y la rondita que se extrañaba reapareció. Como los palitos para la contra. "La Copa Libertadores no se hizo pa'' Gallinas", cantaban... Sí, todo acabó. Como el humo de las bengalas, como el vino acervezado. Como el fantasma de Porto Alegre, tricolor como Almagro, incoloro como pocos. Boca festeja el retorno al champagne. O a la caipirinha, por caso. Ya se escuchan chocar las Copas prometidas, las Copas "que perdieron las Gallinas", tal como se escucha sobre el córner, de boca de todos. Y Gremio aplaude. La alegría no es sólo brasileña. Porto Alegre calla. Calla por Boca...

PORTO ALEGRE (ENV.).
www.ole.com.ar

Que grande boquita. :banana:
 
1 - 1 of 1 Posts
Top