SkyscraperCity banner
1 - 2 of 2 Posts

·
Arquitectura y Ciudad
Joined
·
3,023 Posts
Discussion Starter · #1 ·
Inicio este threead con el fin de hacer de nuestro conocimiento que eventos culturales hay por relizarse en nuestras ciudades, exposiciones de Arte o cualquier noticia relacionada con la cultura en nuestro País y lo abron con dos noticias importantes:


Tendrá Coahuila su museo de las momias​

El descubrimiento, a principios de abril, de cuerpos momificados que conservan no sólo uñas y cabello, sino incluso tienen restos de su vestimenta, ha dado pie al proyecto de edificar un museo en el que, una vez que sean analizadas por especialistas, puedan ser exhibidos.

Las doce momias fueron encontradas en el panteón de San Antonio de las Alazanas, en el municipio de Arteaga, Coahuila.

Los investigadores del Instituto Nacional de Antropología, que llegarán a Arteaga el próximo viernes 28 de mayo, realizarán los estudios científicos correspondientes para determinar su antigüedad, que se cree será de más de cien años. Luego de las investigaciones, los antropólogos las preparan para su exhibición.

El alcalde de Arteaga, Jesús Durán Flores, informó que luego de una reunión con especialistas del INAH, surgió la idea de “sacarlas del cementerio de San Antonio, encapsularlas y llevarlas a la Ciudad de México”.

Las momias se trasladarán en ataúdes especiales para evitar que el viaje les ocasione algún deterioro. El proceso de análisis y preparación se llevaría alrededor de tres meses “y posteriormente se exhibirían en vitrinas”.

El edil comentó que “se tiene un proyecto de edificar un museo en San Antonio de las Alazanas, para exhibir a las momias como se hace en el estado de Guanajuato”.

Griselda Salas Alemán, colaboradora del Archivo Histórico de Arteaga, afirma que los estudios determinarán no sólo la fecha exacta del fallecimiento, sino también la causa de su muerte, como puede ser una enfermedad.

La identidad

Los primeros cuatro cuerpos momificados fueron encontrados cuando la tapa que cubría uno de los mausoleos se cayó.

La identidad de una de las momias ya fue determinada: corresponde a Pedro Nuncio, un agricultor originario de San Antonio de las Alazanas, arriba de su ataúd se encuentra otro más pequeño que contiene los restos de una de sus hijas, cuyo cuerpo también está momificado.

Hasta el momento se tiene conocimiento de que los cadáveres pueden tener más de 100 años de antigüedad, debido a una inscripción que encontraron los investigadores 1828-1905, lo cual revela que Pedro Nuncio Escamilla, uno de los primeros pobladores de la comunidad fue sepultado en este sitio.

Abraham Nuncio, director del Centro de Estudios Parlamentarios de la Universidad de Nuevo León, viajó a San Antonio para narrar parte de la historia de sus antepasados y dar el consentimiento para que la momia de don Pedro sea examinada y exhibida.

Los investigadores del INAH explicaron que para rescatar los cuerpos se requiere realizar una excavación arqueológica. Aunque se desconoce con exactitud la causa de la conservación de los cuerpos, se cree que podría ser gracias a las características climatológicas de la región.

“Este hallazgo ofrece una aportación sustancial en cuanto a la ubicación, categorías y enfermedades que se padecían en el siglo XIX”, señaló Francisco Martínez Pérez, delegado del INAH, en el estado de Coahuila.

Para el historiador Mario Alberto Monjaraz, el descubrimiento representa una puerta clave hacia el pasado del sureste coahuilense.

“Es una de esas sorpresas que tienen mucho impacto, que nos permiten abordar temas históricos, como la Intervención francesa, donde todavía hace falta una buena historia”, dijo.

El panteón de San Antonio de las Alazanas

El panteón de San Antonio de las Alazanas luce desolado a pesar de los alcatraces, las gladiolas y las margaritas de plástico.

Don José, el encargado del cementerio cuenta que el descubrimiento de las momias ha provocado numerosas visitas, no sólo de habitantes de la región, sino de otros municipios. Se desconoce aún por qué los cuerpos están momificados sólo en el área central del panteón.

Las tumbas muestran placas con los nombres de los cuerpos y se puede encontrar a algunos que murieron a principios del siglo pasado. Muchas de las tumbas han sido pintadas con colores llamativos.

La tumba donde yace el cuerpo momificado de Pedro Nuncio Escamilla —tuvo una participación importante en la Revolución mexicana a lado de Venustiano Carranza— se nota muy deteriorada. Se encuentra en el centro del panteón rodeada por otras tumbas que no tienen manera de identificar a sus dueños. Del mausoleo sobresalen los cajones que contienen los cuerpos de don Pedro y sus familiares.

Los restos de una niña enterrada con un vestido rojo y listones yacen arriba del ataúd de Pedro Nuncio. Don José, quien por muchos años ha sido el guardián, afirma que la niña era hija de don Pedro, “dicen que la niña fue muy importante para él, por eso descansan en el mismo sitio”. El cadáver también está momificado.

Las piedras que cubren la tumba están desordenadas; en la parte superior del mausoleo habita un enjambre de abejas. Los visitantes son asediados por las abejas que parecen proteger los cuerpos de la familia Nuncio. “Son buenas vigilantes”, dice don Pedro mientras se quita el sombrero para limpiarse el sudor.

Incómodos por el silencio del lugar, los visitantes apresuran el paso hacia la salida. “Hay que dejar descansar a los Nuncio”, dice uno de ellos.

fuente: http://www.milenio.com/edomex/milenio/nota.asp?id=201367

Buscan recuperar el orgullo azteca

Una docena de danzantes giran, apisonan el suelo en un áspero tramo de pasto junto a una glorieta de 10 carriles alrededor de una ofrenda de maíz e incienso, bajo el latir hipnótico de un tambor solitario. A su alrededor deambulan niños de la calle, suenan las sirenas y los transeúntes se les quedan viendo, pero ninguna distracción puede desviarlos de su dramática evocación de los tiempos en que los aztecas dominaban estas tierras.

“La idea es rescatar nuestra cultura y rescatarnos a nosotros mismos en el proceso”, dice Aurelio, pintor de anuncios que organizó el grupo de danza en los primeros meses del año. “Ha llegado la hora de escuchar el eco de lo que nos dejaron nuestros ancestros para que podamos comprender lo que significa en verdad ser mexicano”.

Funcionarios de la Ciudad de México estiman que hace una década había unos 50 grupos de renacimiento azteca en la capital. Hoy hay casi 300, todos parte de un movimiento que se llama a sí mismo La Mexicanidad, una de las subculturas de más rápido crecimiento en el área.

El atractivo del movimiento es más fuerte entre las clases medias mestizas, afirma Miguel Ángel Adame, antropólogo que ha estudiado el fenómeno. “Es la respuesta mexicana al proceso de globalización y desnacionalización”, dice.

Jesús, un ingeniero de mediana edad que da clases en la universidad, menciona que disfruta la sensación de pertenencia que le brinda el grupo. “La sensación de compartir en el círculo es muy hermosa”, dice después de pasar una tarde practicando la Danza de los Guerreros. Haciendo resonar su vientre rotundo agrega: “también hay beneficios físicos”.

Monserrat, una joven abogada que lleva varios años danzando, dice que las creencias antimodernas del movimiento contrarrestan las exigencias actuales de la vida en la Ciudad de México.

“En el trabajo todo tiene que ver con la eficiencia, con producir resultados”, señala. “La danza es como un oasis en el desierto”.

Los seguidores de La Mexicanidad estudian una versión idealizada del pasado junto con el idioma náhuatl, que todavía hablan hoy los pueblos indígenas. Pero sobre todo danzan. Sin embargo, no se trata de una danza común y corriente: cada paso está imbuido de simbolismo y se repite por horas en cada sesión, con efectos potentes.

“Una vez que rebasas la fase de agotamiento llegas a otro tipo de conciencia”, dice una joven llamada Mapichihuitl, que significa “puñado de plumas” en náhuatl, y que es un nombre tomado de la astrología azteca. Mapichihuitl pertenece a uno de los grupos más grandes del viejo centro colonial, que se construyó sobre las ruinas de la capital azteca. “Para cada quien es diferente, pero para mí, alcanzo un punto en el que soy transportada espiritualmente, y a veces físicamente, hacia atrás, hacia el modo en que fueron las cosas”, resalta.

Después de limpiarse ritualmente con nubes de incienso, Mapichihuitl desaparece en el opresivo círculo sincronizado, bajo el embrujador aullido de conchas de caracol, el sonido rítmico de los cascabeles y los omnipresentes tambores.

Además de reunirse semanalmente en parques y plazas de toda la ciudad, hay muchas ocasiones en el calendario de La Mexicanidad que requieren ceremonias especiales, algunas de las cuales intercalan danzas con baños rituales de vapor, que amplifican los efectos alteradores de la mente.

El más importante es un peregrinaje hacia el supuesto sitio de entierro de Cuauhtémoc, el último emperador azteca, que encabezó el fallido intento final por resistir a los conquistadores.

El evento atrae a miles de danzantes, los hombres vestidos con taparrabos, las mujeres con sayos bordados, todos portando lanzas y escudos decorados, los rostros pintados, las cabezas cubiertas con tocados emplumados, en una épica recreación de las glorias de un mundo perdido.

“Es hora de formar nuevos tipos de guerreros”, dice Ramón, un contador veinteañero. “Los mexicanos estamos despertando. Hay tantas influencias extranjeras, pero esto es realmente mexicano. Es lo que nos dejaron nuestros abuelos”.

Pese a que el número de involucrados aún es pequeño en una megaciudad de 20 millones de habitantes, el gobierno está empezando a notarlos. Y si algunos del movimiento reciben de buen grado la idea de asociarse, otros se resisten a lo que consideran un intento de cooptar su apoyo político para elecciones futuras.

Claves

Viendo al pasado

• Los aztecas o mexicas son recordados por su afición a los sacrificios humanos y por su eficaz maquinaria guerrera que les permitió crear un poderoso imperio.

• Este imperio controló todo el centro del país y fue precisa la fuerza combinada de los conquistadores españoles con varias tribus sometidas para vencerlos.

• Los nuevos aztecas de hoy dicen que la grandeza de sus ancestros nacía de una profunda comprensión del cosmos a la que llegaban rindiendo culto a las fuerzas de la naturaleza personificadas en sus dioses.

fuente: http://www.milenio.com/edomex/milenio/nota.asp?id=201453
 

·
Arquitectura y Ciudad
Joined
·
3,023 Posts
Discussion Starter · #2 ·
Inician en Taxco las Jornadas alarconianas

La presencia de la Compañía Nacional de Danza (CND), del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y el reconocimiento a la dramaturga Sabina Berman, con el premio nacional Juan Ruiz de Alarcón, dieron inicio a las XXI Jornadas Alarconianas, en Taxco, Guerrero, el viernes pasado.

Inaugurado por Nora Elisa Méndez González, directora del Instituto Guerrerense de la Cultura; Alejandro Tarrab, representante de Maria Teresa Franco, directora del INBA; Eunice Sandoval, directora de Animación Cultural del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA) y Ramiro Jaime González, presidente municipal de Taxco, el festival se realizará del 23 al 31 de mayo, en diferentes cedes de la ciudad.

Nieves Paniagua, directora de la CND, dijo que el espectáculo presentado el viernes tuvo que ver con las tradiciones culturales de los diferentes estados de la República: “Uno de los objetivos principales que tenemos en la compañía es mostrarle a la gente, que no puede salir de su ciudad, las diferentes culturas que albergan a nuestro país”.

Dijo que cada vez que se presentan en un lugar nuevo, buscan mostrarle novedades al público. Comentó que una de sus principales motivaciones es enseñar en el centro del país, las tradiciones del norte y sur o viceversa, para que se conozca de alguna forma los lugares de los que habla su ballet.

Con 30 años al frente de la compañía, indicó que a pesar de que culturalmente estamos unidos; las comidas, distancias, latitudes, climas y las circunstancias en las regiones del país son diferentes. Pero, el arraigo al lugar en el que nacimos es evidente, tiene mucha fuerza y se demuestra con cada una de las actuaciones que se tienen. “En México, lo que ves bordado en cada vestido tiene un colorido. Un diseño que atrae las miradas para saber de qué se trata. También, la forma de vivir de la gente que habita en el norte, centro o sur y el respeto que tienen por su trabajo”, aclaró.

Por su parte, la dramaturga Sabina Berman, dijo sentirse muy orgullosa de que sus compañeros la hayan escogido para un reconocimiento como el premio nacional Juan Ruiz de Alarcón, pues “fue algo inesperado. Uno no hace solicitud, ni manda nada. Sólo te llaman para decirte que otros teatristas te han elegido para recibir un galardón. Creo que no hay jurado más exigente que el de los pares, porque suelen mezclarse rivalidades”.

Sobre sus futuros proyectos, la directora de Entre Pancho Villa y una mujer desnuda y Feliz nuevo siglo doctor Freud, indicó que ya trabaja para una película que dirige Carlos Carrera, pues para ella la pantalla grande y la televisión son derivados del teatro.

La edición XXI

Las XXI Jornadas Alarconianas se presentan en Taxco, Guerrero del 23 al 31 de mayo. Con cerca de 80 espectáculos y un presupuesto de 3 millones 750 mil pesos, su objetivo principal es contemporaneizar las costumbres del Siglo XVI, mejor conocido como el Siglo de Oro español.

Mostrar teatro, danza, conciertos y conferencias, dedicados al poeta de la razón, Juan Ruiz de Alarcón, son los principales objetivos. El festival nació el 8 de septiembre de 1987. Un año más tarde estableció la entrega del premio nacional de dramaturgia, para reconocer a los creadores mexicanos dedicados a esta disciplina. Desde ese momento a la fecha se ha convertido en toda una tradición en la entidad.

fuente: http://www.milenio.com/edomex/milenio/nota.asp?id=201653
 
1 - 2 of 2 Posts
Top