SkyscraperCity Forum banner
3061 - 3080 of 8846 Posts

·
Registered
Joined
·
367 Posts
Fábrica de lejías de Manuel Ramos. Calle Cienfuegos número 20. Lejía los tres Ramos y Viker.

Ya que nos gustó poner un anuncio publicitario en nuestro blog en el artículo de Paraguas Vizcaíno desde hoy en :

Comercios históricos de Valencia

http://comercioshistoricosdevalencia.blogspot.com.es/

La pegadiza canción de la lejía Los tres Ramos.

Fábrica de lejías de Manuel Ramos. Calle Cienfuegos número 20. Lejía los tres Ramos y Viker.

 

·
Nadie en especial
Joined
·
3,911 Posts
Me complace comunicar que el mojón de la N-340, km.0, instalado junto a la Torreta, en el llano de Zaidía, está completamente repintado y lustroso. Lo he visto desde el bus, en cuanto pueda pasar cerca, sacaremos la correspondiente foto. Cabe destacar que el km. 4, en Tavernes también está completamente repintado en la fachada de una casa de pinturas. Buenas noticias!!
Lo prometido es deuda: :)

 

·
gregsc
Joined
·
2,340 Posts


Fotografía del año 1920, del Colegio San José

Aunque yo he estudiado en el Colegio de los Hermanos Maristas de Oviedo, considero al Colegio San José, cómo si fuese también mi Colegio , por todas las fotos que del mismo he subido al foro.

Respecto a la localización de la foto de ayer de Tres Forques , tengo que decir , que el Google Map , tanto de mi I Pad , como de mi ordenador, tienen que estar mareados de tantas visitas que hago con ellos sobre Valencia .

Bona nit, buenas noches y muy buen fin de semana para [email protected]. Gregorio.
 

·
Registered
Joined
·
2,808 Posts
Unas cuantas maderas en el puerto . Años 50 .


decris
Comentar sobre éstos grandes troncos, que en una época viví cerca de una serrería, que recibían troncos como los de la foto, ni imaginarse se puede, de la cantidad de insectos foráneos, que salían de las cortezas, tanto voladores como rastreros. Con lo que durante una temporada, las picaduras estaban a la orden del día. :bash::bash:
 

·
Registered
Joined
·
122 Posts
Comentar sobre éstos grandes troncos, que en una época viví cerca de una serrería, que recibían troncos como los de la foto, ni imaginarse se puede, de la cantidad de insectos foráneos, que salían de las cortezas, tanto voladores como rastreros. Con lo que durante una temporada, las picaduras estaban a la orden del día. :bash::bash:
Además de constituir un refugio perfecto para las ratas. Recuerdo hace años, cuando se podía pescar en La Xità, que incluso nos llegaron a robar, con nocturnidad y alevosía un pulpo acabadito de pescar. También eran muy frecuentes las trifulcas entre ellas con sus correspondientes chillidos.
Muy caracteristico también el olor de estos troncos, húmedo y profundo que embriagaba todo el muelle. Creo que ya se habló de este tema hace tiempo debatiendo a qué especie pertenecían
 

·
Registered
Joined
·
1,030 Posts
Unas cuantas maderas en el puerto . Años 50 .


decris
Al hilo de esta fotografía decir que el Sr. Blasco (de "Ferretería Blasco") se hizo "rico" tras la Guerra con el transporte desde el puerto de estos troncos. Empezando por las inservibles y en carro. Es algo que se comentaba durante la época en la que allí trabajo mi padre los años 60. Aquí dejo una instantánea de tal establecimiento cazada esta mesma mañana en el rastro dominical de nuestra ciudad... Y lanzo el guante al amigo monsalvez como comercio histórico que me gustaría que fuera pormenorizado... :)

 

·
Registered
Joined
·
347 Posts
Relación de la que fue muy regalada presentación del libro La Valencia Desaparecida y recensión del excelso titulo por el que suscribe...

"El tiempo es como un rio en
el que los acontecimientos son como una
corriente impetuosa. Apenas se entrevé
una cosa, ya se ve arrastrada; y también
lo será la que ocupa su lugar".

Marco Aurelio



Estimados y estimadas Conforeros y Conforeras todos y todas:

Después del paréntesis forzoso por causa de un catarro gripal que me ha retenido del compromiso de compartir mis impresiones sobre el aún recién salido de las prensas libro "La Valencia Desaparecida", estoy en condiciones de rellenarlo con estas reflexiones que ahora os participo en este "post".

a) En relación con la presentación en la Feria del Libro, hay que decir que el que escribe esto se vio muy gratamente sorprendido por el reventón de público que acudió al evento. Lamentablemente, creo que ello forzó a los organizadores de la Feria a improvisar de urgencia un espacio con más aforo y ello privó a nuestros autores, "Corduente" y "Yirif" de la oportunidad de tener apoyatura para alguna de sus interesantes reflexiones en material (audio)visual que parece habían preparado con esmero, como se ve, finalmente frustado.
En cualquier caso, sus observaciones fueron harto interesantes, mucho más extendidas en el caso de "Yirif" y muy contenidas en lo tocante al egregio "Corduente".
La verdad es que no pueden ser más dispares los talantes y respectivas disposiciones oratorias de ambos autores. Nuestro querido "Yirif" es bien barroco, en el mejor de los sentidos del término, al fin y al cabo es nuestro estilo "nacional", aquí a orillas del mediterráneo,:) mientras que "Corduente" tiene para el que esto escribe un no se qué herreriano que le lleva a la contención y la palabra medida y directa.

Uno y otro reprodujeron en un formato diferente las consideraciones que la introducción a su libro despliegan como guía cierta al lector sobre sentido, método y modo de su obra, aspectos sobre los que hablaremos enseguida en la segunda parte de este "post".

Al término de sus dos alocuciones, se abrió un breve turno de intervenciones del público, con la característica reticencia que a uno no puede sino chocarle si se tiene alguna experiencia de cómo en el extranjero el público se prodiga mucho más en este aspecto, pues se trata nada más y nada menos que del privilegio de tener enfrente, sin red, a los autores de lo que se le presente al respetable. Entre los preguntantes se encontraba el que os escribe ahora, pero reflotaré lo allí preguntado en la segunda parte de esta pieza, por evitar duplicidades.
El colofón del acto lo puso la acostumbrada firma de ejemplares, donde una concurrida representación del público se apropincuó festivamente con los suyos en mano para recibir las amables dedicatorias de nuestros esforzados autores.

Y ello fue todo.:)

b) Recensión de la obra: Mi primera meditación al sostener la obra entre mis manos vino de mi afición un tanto "freak" por los documentales sobre asuntos cosmológicos que ciertas televisiones temáticas de cable centrifugan cada dos por tres. En uno de ellos se especulaba recientemente sobre los posibles efectos de, digamos, una "ventosidad" cósmica proveniente de nuestro astro más cercano o de otros eventos que pueblan el inclemente Cosmos... Uno de ellos podría resolverse en una destrucción electromagnética que eliminase en un segundo todo el patrimonio acumulado en los soportes digitales, incluido, oh Foreros, este de internet que leéis.:eek:hno::eek:hno:
Pues bien, ante un evento espeluznante de esa naturaleza, [email protected] [email protected] podríamos consolarnos con la resistencia del papel, que nos mantendría quintaesenciado, el espíritu de lo que este foro representa: una indagación inquisitiva, ¿neurótica? de lo de ayer para ponerlo en conexión de sentido con lo de hoy y adelantar propuestas constructivas para lo futuro.

Bromas aparte, es motivo de reflexión la cuestión de la CONSERVACIÓN del patrimonio inmaterial de internet. Nuestra civilización ya ha experimentado grandes pérdidas en el pasado, pensad en la escabechina que supuso la transición del formato del rollo de papiro al "codex" y, francamente, creo que damos en nuestras sociedades por excesivamente sobreentendido que lo que está en las redes sea consistente en aras de la transmisión cultural que le debemos responsablemente a los que nos sigan (si el planeta aguanta, que ese es otro tema).

Por razones profesionales que no son del caso, ODIO los prólogos e introducciones a las obras y suelo acometer directamente la lectura. En este caso, sin embargo, estimados Conforeros, recomiendo encarecidamente leer la introducción escrita a cuatro manos por nuestros eximios autores. Ofrece una cabal exposición de la voluntad de los autores y contiene una propuesta de lectura no vinculante pero sí muy original. Desde luego el que esto suscribe ha "leído" siempre la propuesta gráfica de izquierda a derecha, de la fotografía antigua a la presente y creo que ese será el proceder primero de la mayoría de los lectores, pero el juego intelectual al que se libran los Coautores en su introducción se lee estupendamente.

Tanto en la presentación del libro en la Feria, como puntualmente en la introducción los autores subrayan derecha y acertadamente el principal valor añadido de su obra a la literatura, no amplia pero sí ciertamente existente sobre la materia: la exacta, milimétrica contrastación entre el punto de toma o captación de la estampa antigua y su férreo correlato a fecha de hoy.
Los resultados que provee gráficamente un incansable "Corduente" cámara en ristre son en algunos casos dignos de temerosa y sobrecogida especulación acerca de si obran aquí poderes preternaturales (Iker Jiménez, acuda a la sección Remember, planta cuarta, al fondo).

Por ejemplo: estampa 47, Puerta de la iglesia del Convento Jerusalén, ayer y hoy (pags. 106 y sig.), estampa 74, Molino de les Nou Moles y Acequia de Favara, ayer y hoy (págs. 160 y 161).
Para los frecuentadores del foro, por cierto, nuestros autores ofrecen una elegante y creo que irrefutable prueba de una foto muy discutida en el foro en su momento: la estampa 63, Camino del Grao, ayer y hoy, págs. 138 y siguiente del libro, ¡¡Chapeau, Don Corduente !!

El segundo aspecto que más me ha gustado de la obra es su atención a lo que mi amado Azorín describía como los "primores de lo vulgar", aquí léase, al patrimonio arquitectónico no turistizado/turistizable. Abundan los ejemplos, tanto dentro de la trama del "casco histórico" como, y esto es lo más interesante, de los barrios populares no pertenecientes a él.
Esto es original y, además, atrevido para una obra dirigida al público general. Es una valentía cortesía de los autores y aquí que se agradece.:)
El ejemplo para mí mas llamativo es el de la estampa 79, Orriols, pág. 170 y siguiente del libro, verdaderamente impresionante como documento.

Claro que aquí el que suscribe descubre un auto-indulgente homenaje que se despacha a sí mismo uno de los coautores, nuestro ilustre "Yirif". Un desliz "self-indulgent" para el que el Coautor tiene todo el título del mundo, pues es que éste rescató de las aguas (del olvido) e "in extremis" (en realidad, del contendedor de basuras) el archivo fotográfico del polígrafo Josep Vicent Marqués, de donde proviene una imagen que nos recuerda de dónde venimos (y a dónde podemos volver si siguen ciertas dinámicas que no es aquí del caso referir).

Ahora vienen los "PEROS", constructivos, espero, a la obra.

Mi principal reparo viene del brazo de un elogio. Se suele decir de cierto género de personas que "aman tanto los libros que los perpetran". Aquí es del caso ese dicho, pero, claro, nuestros autores deben ser consecuentes.:eek:hno:
Declaran nuestros Coautores, en los preliminares de su obra, que se comprometen con un perfil discreto en cuanto a opiniones u observaciones propias o particulares cuando abordan el comentario que a cada imagen confrontada acompañan.
Esto, queridos Autores, es un claro y distinto "understatement". La obra está preñada toda ella de "opiniones propias" y "observaciones particulares", que, por lo demás, el que esto firma comparte ampliamente.:)
Colacionemos ejemplos: Estampa 32, Calle Serranos (aquí se editorializa bastante e interesantemente); estampa 84, Cuartel de Ingenieros: los autores se despachan a gusto contra la incuria e ignorancia de los responsables de patrimonio); estampa 92, Calle Eugenia Viñes: aquí el subtexto crítico está menos a flor de piel pero se opina, y bien para mi criterio, mucho. En fin, se pueden multiplicar los ejemplos.

Yo intuyo que nuestros autores, creo que noveles en esto de alumbrar al mundo monografías, han sido excesivamente modestos en este particular. Una obra de esta naturaleza no es un acta notarial y, por eso mismo, transpira una subjetiva intelección personal de nuestro pasado, presente y futuro como urbe, y eso es, afortunadamente, el caso de esta obra. Sus puntos de tesis, caros Coautores, eso sí, han dejado desde este mismo momento de pertenecerles, se siente, y bajan al ruedo de los lectores, más o menos complacientes para ser compartidos o rechazados.:D

Otro elemento crítico, con un contrapunto de elogio inevitable, se le ofrece al que esto escribe en relación con la documentación de elementos arquitectónicos interiores de edificios del ayer que aún existan, cosa naturalmente muy difícil pero en absoluto imposible.

Es cierto que hay algún ejemplo, por cierto particularmente campanudo, como el interior del Café Ideal Room (estampa 29, página 70 del libro), al que se acompaña un comentario muy documentado y ameno de leer. Pero precisamente por eso, el lector se queda con la miel en los labios y ganas de que esta dimensión estuviese más acrecida en conjunto general del libro.

En penúltimo lugar, y tal y como se adelantó a nuestros egregios autores en forma de pregunta al término de la presentación de su libro, creo que hubiera sido un punto de refuerzo a esta lograda obra, una reflexión apoyada en documentos gráficos, que los hay, de las abundantes "recrecidas" de fachadas históricas de edificios históricos, esto es, los famosos "bonetes".

El que esto escribe, se topó con este fenómeno primero en el Reino Unido y Alemania, pero esa para unos peste, para otros mal menor, cobró un acelerón en Valencia desde finales de los noventa y los dos mil y una documentación confrontada ayer/hoy de esas "soluciones" en entornos como la Calle de Colòn o Pintor Sorolla, p.e., habría redondeado su obra, eximios Don "Yirif" y Don "Corduente".

Tanto más cuanto que se cuenta con antecedentes muy llamativos, como el del precioso edificio del antiguo Banco de España en la plaza de la iglesia de San Felipe Neri, recrecido tres pisos con criterio muy respetuoso, que se podría confrontar con recrecimientos criminales que se han hecho a otros edificios históricos.

Bueno, esta recension "río" desemboca en su término. Este lector agradece reverente a los Autores su entusiasta y altruista esfuerzo, así como las horas de lectura que sin duda contribuyeron a su más pronta sanación.:)
Deseando una segunda edición que decante tan nuevos como seguros aciertos, se despide atentamente,

Beo-bachter


Pd. Los autores han hecho en sus comentarios a pie de ilustraciones, y ahora en cuanto a datos objetivos que se aportan, un autoexigente esfuerzo de respaldo de lo que afirman. No obstante, en relación con la estampa 7.ª, Plaza de Emilio Castelar, pág. 26, aflora la afirmación, discutida en este foro "illo tempore", del traslado de una portada del demolido palacio de Jura Real a los Viveros. La verdad es que, como apuntara "Xaedra", no sé si es más cierto que la portada es realmente la que se aprecia en el actual número 5 de la calle de En Llop. En mi ruta dominical en pos del croissant con que me leo el FT paso indefectiblemente por delante de la misma, así que este punto me es muy sensible...:)
Os "copypasteo" aquí lo que en su momento escribió el no menos eximio Conforero "Xaedra":

http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?p=86710633
 

·
gregsc
Joined
·
2,340 Posts
Calle de las Barcas, primera mitad del siglo XX​

Fotografia coloreada de la calle de las Barcas en la primera mitad del siglo XX, con el Teatro Principal y el edificio del Banco de Valencia , para mi uno de los mas bonitos de la ciudad.


Calle de las Barcas, inicios del siglo XX​


El edificio del Banco de Valencia, ocupaba el solar que con anterioridad y desde 1885 , había ocupado , uno de los establecimientos comerciales tradicionales de la ciudad, como fue la Farmacia de la Morera.

La historia del edificio , muy brevemente decir que pasa por distintas vicisitudes y proyectos, desde finales de los años veinte con el triste paréntesis de la guerra civil incluido , hasta que es inaugurado en el mes de Julio de 1942. . Desde el proyecto inicial de Javier Goerlich y C. Borso , intervienen también en el mismo, Francisco Almenar , Vicente Traver y Antonio Gómez Davo.


Monumento a D José Tartiere Lenegre en Oviedo​
.

Como curiosidad y como vinculación entre Valencia y mi tierra asturiana . El primer presidente del Banco de Valencia , que había sido inaugurado en 1900, fue D José Tartiere Lenegre , de ascendencia belga y muy vinculado con Asturias, donde fallecería en 1927 , pues al afincarse allí a finales del siglo XIX, colaboro de forma importante en la industrialización de Asturias. La estatua se asienta en el parque de San Francisco, en el mismo centro de la ciudad.
Uno de sus hijos D Carlos Tartiere , es el que da nombre al campo,del Real Oviedo. Espero que nadie se moleste por haberme tomado esta libertad .

Gracias a P Gascó por la postal.

Bona nit, buenas noches y buen martes para [email protected]. Gregorio.
 

·
Registered
Joined
·
384 Posts
125 ANIVERSARIO MAS UNO



Recientemente AUSIAS desde Mallorca nos recordaba una efeméride en el tren de la vía ancha de Valencia a LLiria. Se me olvidó el año 2013, que el Trenet cumplía también ciento veinticinco años en su conexión Marchalenes a LLiria. El próximo 18 de julio 2014, serán 126. La foto adjunta es de las épocas de mayor esplendor de la Estacioneta de Santa Mónica, de la que partían diecisiete trenes a la hora y llegaban otros tantos. Las salidas, que se anunciaban por los altavoces, nunca estaban exentas de algún tipo de problema. En las horas punta la aglomeración era importante, y cotidianamente se batían records locales de velocidad con obstaculos en aquellas carreras por los andenes. Buenas noches y saludos cordiales.
 

·
Registered
Joined
·
2,808 Posts

Gregorio magnífica fotografía. Y como no, un Sogea presidiendo el centro de la misma.



La Sociedad General de Autobuses, en 1935, absorbe a la Levantina de Autobuses S.L., y compra para su flota,5 autobuses marca Mercedes, que son matriculados en 1938. La verdad, según los expertos, no dieron muy buen resultados sus motores, aunque también es cierto, que sufrieron mucho durante la guerra; siendo remotorizados, en los años 40. Hacían preferentemente el servicio entre la Estación del Norte-Balneario de las Arenas.
 
3061 - 3080 of 8846 Posts
Top