SkyscraperCity banner
Status
Not open for further replies.
1 - 9 of 9 Posts

·
Registered
Joined
·
31 Posts
Discussion Starter · #1 ·
ultimamente he visto en foros que hablan de eso, pero yo jamas he escuchado hablar de que cuandomenos existe la idea.

Algo ke me parecio muy desagradable eran los comentarios de varios paisanos regios algo soberbios.. no se si estar a favor o en contra de eso. sinseramente creo que no es el momento de tomar esa desicion, aparte ke pais seriamos?

yo habia oido sobre republica rio grande ke fue de 1800, pero esto nada que ver y vuelvo a repetir, nisikiera he oido sobre este tema que no sea fuera del foro


psdt: ya no anden d sangrones y prepotentes, si somos un estado de progreso debemos poner el ejemplo y ayudar a nuestros demas paisanos..
 

·
Registered
Joined
·
37 Posts
No es soberbia, es justicia.
Casi 200 años de corrupcion, ineficiencia, centralismo, y muchas otras injusticias ya son mas que suficientes. Dos errores no hacen un acierto.

Aprendamos de la historia señores.
 

·
Banned
Joined
·
367 Posts
1. El nuevo noreste: frontera y poder regional

Los estados de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas y en apoyo a la revolución liberal, la crisis generó un jefe político y militar destinado a imponer -durante una década- un sistema regional de poder: Santiago Vidaurri.

Tras levantarse contra el presidente Antonio López de Santa Anna, en mayo de 1855, Vidaurri ocupó la ciudad de Monterrey y se hizo cargo del gobierno de Nuevo León. Dos meses después, extendió su dominio al vecino estado de Coahuila, al que anexó de manera formal en febrero de 1856. Aunque la pretensión de prolongar su dominio hacia el estado marítimo de Tamaulipas fue obs-truida por jefes locales, la repercusión de sus políticas sobre esta provincia litoral (ángulo septentrional del país, en el Golfo de México), resultó ostensible.

Puede afirmarse que, entre 1855 y 1864, con altibajos, Vidaurri implementó un accionar hegemónico nutrido por dos matices: a) su eficacia para la causa liberal en su conjunto; b) el fortalecimiento de un poder de dimensiones regionales que se negaba a someterse a los gobiernos supremos -incluso liberales- que intentaban consolidarse en la zona central de México.

Como sucedía con frecuencia en la América Latina de estas décadas, el peso político de Santiago Vidaurri se sustentó en la capacidad militar. Más de cinco mil hombres llegaron a ser movilizados en un proceso que simultánea o sucesivamente implicó la rebelión triunfante contra Santa Anna, los aprestos para sofocar los primeros levantamientos conservadores (como el que se suscitó en Puebla a principios de 1856), las incursiones de grupos texa-nos, el combate a muerte que en el norte centro/oriental se libraba contra apaches y comanches, la guerra de Reforma (1858-1860) y el desembarco francés (1862), sin dejar olvidados los choques que solían registrarse entre la mismas fuerzas liberales.

La actividad militar provocó una implacable demanda de recursos. Ya fuere para pagar los abastecimientos que la misma economía regional producía -y en la que participaban propietarios de diversa escala-, o para cubrir las importaciones de gran parte del vestuario y la totalidad de los pertrechos de guerra (armas, municiones, pólvora), Vidaurri acudió a dos fuentes vertebrales de recursos:
1) las rentas que, teóricamente, correspondían al gobierno central/federal, entre las cuales sobresalían los ingresos aduanales y los impuestos a la circulación y/o exportación de metálico;.
2) los créditos y préstamos en efectivo que le facilitaban -amable o forzosamente- los mercaderes del área (algunos del sur de Estados Unidos y otros, los más, de Monterrey y su entorno inmediato).


2. Poder regional y comercio


El cambio de la línea fronteriza -sancionada por el Tratado Guadalupe Hidalgo, en 1848- había alterado de manera radical las expectativas y funcionamiento de comarcas y poblaciones que, inesperadamente, quedaron en el extremo norte de México. Se convirtieron, de pronto, en vecinas directas de una sociedad cuyo sistema productivo crecía con ritmos no comparables en la historia mundial. El extenso desierto, que separaba de Estados Unidos a ciudades como Monterrey, quedó cercenado.

Una influencia inicial y formidable se manifestaría en el comercio. No sólo por lo que iba a significar el futuro desarrollo de Texas (que cubría, por encima del Bravo, todo el norte centro/oriental). La instalación de activos núcleos mercantiles sobre la margen izquierda del río tuvo expresiones inmediatas: habrían de facilitar y estimular los vínculos de este espacio mexicano con el conjunto de la economía atlántica.

Cuando Vidaurri comenzó a imponer su hegemonía, una serie de antecedentes -surgidos entre 1848 y 1855- le indicó el camino a transitar. Antiguo y experto funcionario gubernamental, conocía en detalle -como sucedería también con el general Luis Terrazas, en Chihuahua- las preocupaciones y expectati-vas de los habitantes fronterizos, en especial de comerciantes y propietarios.

Se abocó con presteza a satisfacer dos de ellas: a) la agresiva persecución de los contingentes de indios seminómadas que recorrían el desierto texano-mexicano, y que no dejaban de asediar a los ocupantes de estas tierras; b) la habilitación y sostenimiento de una línea de puestos aduanales sobre el Bravo que -gracias a una complementaria política de bajos aranceles- habrían de liberar el comercio y acentuar las conexiones con la economía atlántica.

Los núcleos de comerciantes locales lograron así ampliar su penetración en mercados alejados de la geografía mexicana. Si el espacio habitual de su dinamismo mercantil comprendía el noreste y estados vecinos del norte centro-oriental (como Chihuahua o Zacatecas), con las rebajas que se les concedía en materia arancelaria prolongaban sus contactos hacia el sur: la ciudad capital, Gua-najuato, partes de Jalisco y Colima, en el Pacífico, recibían mercancías introducidas por la frontera septentrional, además de las que llegaban, en fuerte escala, a San Luis y zonas menos distantes.

Con la base del arancel Vidaurri y los traficantes del nores-te se enlazaban cómodamente con el mercado mundial. El gobernador encontró, así, un claro apoyo en esta burguesía incipiente que, por momentos, llegó a respaldarlo en sus repetidos arrestos autárquicos.

3. La Guerra de Secesión (1861-1865)

La consolidación del poder regional habría de coincidir con otro enorme conflicto militar: la Guerra de Secesión en Estados Unidos, que sacudió con fiereza la economía atlántica. Entre 1861 y 1865 el río Bravo y su entorno quedaron, por ello, singularmente conectados con los más activos sistemas productivos: como el sur de Estados Unidos era el principal abastecedor mundial de algodón, la industria textil inglesa, la francesa, la catalana y la del propio norte del país en guerra, resultaron afectadas de manera extrema.

En abril de 1861, desde el momento en que Abraham Lincoln decretó el bloqueo de los puertos de la Confederación, extraer el algodón por el Bravo se tornó inevitable. Texas, su extremo meridional y el noreste de México se convirtieron en la salida menos arriesgada y más apta para la fibra, cuyas imperiosas demandas impulsaron un gigantesco tráfico por los desiertos que descendían de la porción superior de Texas hasta Monterrey, y desde Piedras Negras/Eagle Pass hasta Matamoros. El algodón, a su vez, se transformó en la moneda de pago de los rebeldes confederados, quienes requerían todo tipo de abastecimientos.

La guerra de Secesión, por lo tanto, permitió a los comerciantes del noreste y a los del sur de Texas operar en gran escala -a través del Golfo de México y estaciones como La Habana- con la economía atlántica. El área que rodeaba al Bravo se transformó en un ámbito que ofrecía generosas oportunidades de enriquecimien-to. La dimensión que alcanzó el tráfico mercantil facilitó la formación de grandes fortunas, propició la veloz adquisición de una experiencia empresarial capaz de operar con los principales ejes de la economía atlántica, y estimuló la producción regional más apta para abastecer las inacabables demandas de la Confederación.

Como esto sucedía a ambos lados del Bravo y se prolongaba tierra adentro, hasta ciudades como Monterrey y San Antonio, es posible reconocer un espacio relativamente homogéneo -en términos de actividades económicas- dotado con las siguientes características: a) el río Bravo, lejos de constituir un elemento separador, actuaba como matriz de una historia económica común que se manifestaba tanto en el sur de Texas como en buena parte del norte centro/oriental mexicano; b) las relaciones económicas que se manifestaban en el interior de este espacio eran más regulares e intensas que las que mantenían ambas márgenes del Bravo con las respectivas economías nacionales; c) el sur de Texas y el noreste de México, por lo tanto, configuraban un espacio regional unido, gestado y acicateado por el Bravo y su condición de límite internacional; d) lo curioso de este espacio regional es que, a la vez, era binacional.

El poder regional, asentado en Monterrey, estuvo entre los grandes usufructuarios de esta coyuntura hasta principios de 1864, cuando el presidente liberal Benito Juárez, a quien urgían los ingresos de las aduanas fronterizas, se vio impelido a enfrentar -y destituir- a Santiago Vidaurri. La lucha contra los franceses, la marcha del propio Juárez (y de los ejércitos que le respondían) hacia el norte, y la necesidad de encauzar y afirmar el Estado-nación obligaron a desmembrar el sistema regional, consumado desde 1855. Sistema que, se ha dicho, había operado con un elevado grado de autonomía y eficacia.
 

·
Banned
Joined
·
367 Posts
NUEVO LEON - COAHUILA - TAMAULIPAS

La proximidad de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas con los Estados Unidos de Norteamérica, los convierte en puntos clave. El cual constituye un mercado integrado de más de 360 millones de consumidores y un PIB combinado que excede US$6 trillones.

El comercio exterior ahora es vital para la economía del noreste de México. Las importaciones hacen industrias más competitivas, y las exportaciones representan parte del motor de crecimiento.

Dentro de estas actividades industriales y comerciales, existen algunas formas de producción que han sido exitosas entre las compañías extranjeras, tales como:

-Maquiladora, plantas de ensamblaje para exportación
-Subcontratación
-Sociedades
-Operaciones cubiertas


NUEVO LEON

La zona urbana de Monterrey, la cual comprende a la misma ciudad de Monterrey y 8 municipios aledaños, es el segundo centro industrial de México después de la zona urbana de la Ciudad de México y representa aproximadamente 10% del PIB nacional, aunque su población de un poco más de 3.7 millones de habitantes es el equivalente a sólo el 4% de la población total del país.


PRINCIPALES ACTIVIDADES INDUSTRIALES

Por más de 100 años, la actividad industrial ha sido la fuente de ingresos más importante en Nuevo León, con varios sectores industriales como centro de su economía.

Sectores %

a) Industria metal-mecánica 41

b) Maquinaria eléctrica y equipo electrónico 13

c) Productos químicos, hule y plástico 11

d) Madera, muebles y electrodomésticos 8

e) Alimentos, bebidas y tabaco 8

f) Vidrio, cerámica y materiales de construcción 7

g) Otros servicios de manufactura 12


Nuevo León es el productor líder de importantes sectores de la economía mexicana. Su participación en muchas industrias es predominante: 75% de la producción nacional de contenedores de vidrio; 60% de la producción de cemento; 60% de fibras artificiales y sintéticas; 50% de la producción de cerveza; 50% de la cerámica y 25% de la producción nacional de acero básico.
Vidrio, fibras sintéticas, acero, cobre y alimentos, son algunos de los productos mexicanos que Nuevo León más exporta; las exportaciones derivadas de la demanda de empresas internacionales incluyen: partes automotrices, partes plásticas, motores de autos, aparatos electrónicos y partes de maquinaria, entre otros.

NEGOCIOS POTENCIALES EN NUEVO LEÓN

Algunos de los negocios con gran potencial de desarrollo en Nuevo León, y también para que las empresas neerlandesas ofrezcan sus productos, tecnología y/o servicios, son:

Telecomunicaciones

Servicios financieros

Electrónicos

Partes para automóviles y vehículos

Desarrollo de software

Distribución comercial

Biotecnología

Procesamiento de alimentos

Servicios médicos y hospitales

Metal-mecánica

Educación


CINTERMEX: CENTRO INTERNACIONAL DE NEGOCIOS

Con el objetivo de promover el comercio de productos y servicios, así como la transferencia de tecnología entre empresarios y compañías internacionales, se creó el Centro Internacional de Negocios en 1991, por un grupo de inversionistas privados y por el gobierno.
Este Centro de Negocios, mejor conocido como Cintermex, ha sido reconocido como el 5o. centro de negocios con mayor actividad en América del Norte .


COAHUILA

Coahuila, el llamado Estado de Mercado, ofrece economía, inversiones de capital, recursos naturales y humanos, infraestructura y acceso a mercados y provee ventajas competitivas importantes para aquellos que buscan materiales, experiencia en manufactura y participación en industrias en crecimiento.
Existen algunos datos importantes acerca de la economía de Coahuila y sus exportaciones:

Inversiones de más de US$2 billones para la producción de autos, motores y partes para autos.

8% de los motores de gasolina que se producen en Norte América, se manufacturan en Saltillo.

La industria textil produce 90 millones de metros de mezclilla al año para la industria de la ropa.

La industria del acero produjo 3,500,000 toneladas en 1996.

Es el primer productor de carbón.

LA REGIÓN LAGUNA

Los centros de negocios de Coahuila ofrecen una fuerte base comercial e industrial. En el área de Saltillo y Torreón/La Laguna se localizan productores de automóviles de clase mundial, tales como General Motors, Chrysler, John Deere y Renault.
Numerosos productores de componentes de autos y productos similares, también se localizan en estas áreas. Con inversiones de capital de más de US$2 billones, el sector automotriz representa el 41% del PIB estatal y el 66% de sus exportaciones.
Torreón/La Laguna es una fuente vital de agricultura diversa, ganado y productos lácteos. Por ahora, esta región es la mayor productora de leche del país. Torreón y Parras prometen convertirse en líderes mundiales en la producción de mezclilla y otros textiles y tienen grandes empresas productoras de cerveza y vino.

REGIÓN CENTRAL DE COAHUILA

La región central de Coahuila es una área carbonífera, rica en carbón y otros minerales. Monclova es uno de los proveedores principales de acero y productos similares del país.

Reconocidas empresas han establecido sus operaciones en Coahuila, tales como:

- Hoogovens
- Gist Brocades
- Chrysler Motors
- John Deere
- General Electric
- Dupont
- Fisher Price
- Kimberly Clark
- Renault

FUERZA LABORAL

Los productos y servicios producidos por los 800,000 trabajadores de Coahuila, se reconocen por su valor y calidad. Una de las razones principales es la misma fuerza de trabajo, la cual está altamente calificada.
La fuerza laboral se apoya en un sistema educativo estatal, en la capacitación intensa en las áreas de trabajo y en la participación del trabajador en programas contínuos destinados al mejoramiento de la calidad.
Empresas con operaciones grandes y pequeñas han recibido reconocimientos por productividad, calidad, seguridad y otros logros.

TAMAULIPAS

Para fines económicos, Tamaulipas se divide en tres grandes zonas: La zona fronteriza, con empresas in-bond; la zona centro, un corredor de manufactura ligera y la zona sur, principalmente químicos, petroquímicos e industria pesada.

ZONA FRONTERIZA

La Zona Fronteriza concentra el 45.3% de la población del Estado, y se caracteriza por un crecimiento dinámico de la economía y de la población. Esto se debe en gran parte al intenso tráfico comercial a través de los puentes internacionales entre México y los Estados Unidos de Norteamérica, lo cual representa 50% de los cruces del país.
Entre las empresas que se han establecido en Tamaulipas bajo la forma de maquiladora, se encuentran: Mitsubishi, Sony, Caterpillar Inc., Fruit of the Loom y otras de prestigio internacional.

ZONA CENTRO

La Zona Centro constituye una región para la agricultura, la ganadería, la pesca y para industrias pequeñas y medianas de manufactura.
Tamaulipas se reconoce, a nivel nacional, por la producción de sorgo, maíz, soya, algodón, trigo, caña de azúcar y cítricos. Por otro lado, 58% del territorio estatal se dedica a la ganadería.
También los productos del mar son de gran importancia y la pesca representa un amplio potencial de desarrollo para el Estado; el volumen total de producción alcanza las 33,000 toneladas anuales.
En cuanto a la selvicultura, más del 93% de los productos son especies tropicales comunes y 60% de la producción aproximadamente se emplea para la manufactura de celulosa y de carbón.

ZONA SUR

La Zona Sur basa sus actividades en aquellas relacionadas con el petróleo y el refinamiento de productos similares. También existen otras actividades importantes tales como puertos, comercio, turismo y pesca.
La refinería e instalaciones petroquímicas localizadas en Madero, tienen una capacidad de procesamiento de 200 mil barriles de aceite por día y se producen: gasolina, keroseno, diesel, asfalto y aceites.
En esta área se ha desarrollado una gran industria química y petroquímica, en la cual se producen fibras y resinas plásticas, tales como PVC, PP, PET y acrílicos, así como diversos hules sintéticos como ABS y SBR.
La zona industrial alberga 18 empresas privadas, químicas y petroquímicas; existen 20 plantas industriales, las cuales producen en conjunto aproximadamente 1,500,000 toneladas de diversos productos químicos y petroquímicos.
Las oportunidades en Tamaulipas van desde textiles a petroquímicos, de pesca a puertos industriales, con un gran interés por parte del gobierno y de los grupos privados de recibir inversionistas potenciales, propuestas y soluciones para estas industrias.

Ricos en recursos naturales, bendecidos con fuertes lazos familiares y gente trabajadora, Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas han contribuído fuertemente a que México fuese de los rangos de nación en desarrollo, a ocupar una nueva posición, como elemento activo en el escenario mundial.
 

·
Banned
Joined
·
367 Posts
La integración del proceso de desarrollo económico-regional de Nuevo León, Coahuila, Tamaulipas y Texas incluye temas de cooperación para el desarrollo y el medio ambiente; la educación, la ciencia y tecnología, y la cultura; así como para la infraestructura estratégica y la energía, entre otros. En consecuencia, se enuncian las principales acciones iniciales que contempla el Gobierno del Estado para impulsar el desarrollo de dicho proyecto estratégico.

Acciones

Establecer en la Administración Pública Estatal una Coordinación Ejecutiva que organice, planifique, instrumente y dé seguimiento a los mecanismos de coordinación institucional para llevar a cabo el proyecto.

Conformar un Consejo para desarrollar un proyecto integral que permita, en un escenario de corto y mediano plazos, construir los mecanismos, los acuerdos, los planes, los programas y las estrategias en torno al proyecto de vinculación regional. En él se contempla la participación de los gobernadores de Nuevo León, Coahuila, Tamaulipas y Texas, así como de funcionarios, representantes de organismos y equipos multidisciplinarios de los sectores académicos, empresariales y gubernamentales.

Firmar con los gobernadores de los estados de Coahuila y Tamaulipas el Convenio para el Desarrollo Integral Regional del Noreste de México, para la vinculación y cooperación en áreas estratégicas comunes, como seguridad pública y lucha contra el crimen organizado; protección civil y procuración de justicia; salud y medio ambiente; educación, ciencia y tecnología, y cultura, e infraestructura estratégica, entre otras.

Establecer un cuerpo de Representantes Permanentes de los estados
involucrados.

Involucrar a los gobiernos federales de México y Estados Unidos, así como a organismos financieros internacionales en la realización del proyecto.

Promover la creación de un nuevo polo de desarrollo en la zona norte del estado de Nuevo León, delimitado por los municipios de Sabinas Hidalgo, Cerralvo, Anáhuac y China; e impulsar la consolidación de Colombia, municipio de Anáhuac, como eslabón fundamental de dicho polo.

Impulsar las actividades de intercambio comercial y el tránsito de bienes y mercancías, por medio de las facilidades fiscales y de transporte asociadas al uso del puente Colombia, así como al de los establecimientos multimodales de carga y ferrocarril de Nuevo León.

Impulsar el aprovechamiento de la explotación de gas natural en la Cuenca de Burgos y establecer un centro sustentable de población para el desarrollo económico de la zona, concediendo gran prioridad a la protección del medio ambiente.

Firmar un convenio de colaboración para el establecimiento de bases para la explotación de la Cuenca de Burgos, a celebrarse entre Petróleos Mexicanos y los gobernadores de los estados del noreste.

Desarrollar infraestructura carretera que facilite el comercio de bienes y servicios en la región; en particular, el tramo de autopista entre Sabinas Hidalgo y Lampazos y, asimismo, la unión de la carretera Parás - Sabinas Hidalgo, para que sirvan de conexión entre Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila.

Utilizar de manera progresiva las líneas de financiamiento del Banco para el Desarrollo de América del Norte.

Promover inversiones conjuntas de empresarios de ambos países en la región, en materia industrial, comercial y de servicios, en el marco del TLCAN.

Impulsar y fortalecer la investigación e inversión para el desarrollo de tecnología e ingeniería de punta en la región.

Diseñar e instrumentar políticas públicas regionales de largo plazo en asuntos económicos, ecológicos y sociales.

Desarrollar actividades conjuntas en materia educativa, cultural, científica, deportiva y de solidaridad social en coordinación con los gobiernos de Coahuila, Tamaulipas y Texas
 
1 - 9 of 9 Posts
Status
Not open for further replies.
Top