Skyscraper City Forum banner
1 - 20 of 169 Posts

·
La vita è bella
Joined
·
2,945 Posts
Discussion Starter · #1 · (Edited)
La mayor filtración de la historia deja al descubierto los secretos de la política exterior de EE UU

Los documentos de Wikileaks.-

Putin, autoritario y machista.- Las fiestas salvajes de Berlusconi.- Estrecho seguimiento de Sarkozy.- Los movimientos para bloquear a Irán.- El juego en torno a China.- Los esfuerzos para aislar a Chávez


EL PAÍS, en colaboración con otros diarios de Europa y Estados Unidos, revela a partir de hoy el contenido de la mayor filtración de documentos secretos a la que jamás se haya tenido acceso en toda la historia. Se trata de una colección de más de 250.000 mensajes del Departamento de Estado de Estados Unidos, obtenidos por la página digital Wikileaks, en los que se descubren episodios inéditos ocurridos en los puntos más conflictivos del mundo, así como otros muchos sucesos y datos de gran relevancia que desnudan por completo la política exterior norteamericana, sacan a la luz sus mecanismos y sus fuentes, dejan en evidencia sus debilidades y obsesiones, y en conjunto facilitan la comprensión por parte de los ciudadanos de las circunstancias en las que se desarrolla el lado oscuro de las relaciones internacionales.

Estos documentos recogen comentarios e informes elaborados por funcionarios estadounidenses, con un lenguaje muy franco, sobre personalidades de todo mundo, desvelan los contenidos de entrevistas del más alto nivel, descubren desconocidas actividades de espionaje y exponen con detalle las opiniones vertidas y datos aportados por diferentes fuentes en conversaciones con embajadores norteamericanos o personal diplomático de esa nación en numerosos países, incluido España.

Queda en evidencia, por ejemplo, la sospecha norteamericana de que la política rusa está en manos de Vladimir Putin, a quien se juzga como un político de corte autoritario cuyo estilo personal machista le permite conectar perfectamente con Silvio Berlusconi. Del primer ministro italiano se detallan sus "fiestas salvajes" y se expone la desconfianza profunda que despierta en Washington. Tampoco muestra la diplomacia estadounidense un gran aprecio por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, a quien se sigue con gran meticulosidad acerca de cualquier movimiento para obstaculizar la política exterior de Estados Unidos.

Los cables prueban la intensa actividad de ese país para bloquear a Irán, el enorme juego que se desarrolla en torno a China, cuyo predominio en Asia se da casi por aceptado, o los esfuerzos por cortejar a países de América Latina para aislar al venezolano Hugo Chávez.

En ocasiones, las expresiones usadas en estos documentos son de tal naturaleza que pueden dinamitar las relaciones de Estados Unidos con algunos de sus principales aliados; en otras, pueden ponerse en riesgo algunos proyectos importantes de su política exterior, como el acercamiento a Rusia o el apoyo de ciertos Gobiernos árabes.

El alcance de estas revelaciones es de tal calibre que, seguramente, se podrá hablar de un antes y un después en lo que respecta a los hábitos diplomáticos. Esta filtración puede acabar con una era de la política exterior: los métodos tradicionales de comunicación y las prácticas empleadas para la consecución de información quedan en entredicho a partir de ahora.

Todos los servicios diplomáticos del mundo, y especialmente de Estados Unidos, donde esta filtración se suma a otras anteriores de menor trascendencia con papeles relativos a Irak y Afganistán, tendrán que replantearse desde este momento su modo de operar y, probablemente, modificar profundamente sus prácticas.

Intensas gestiones

Tratando de anticiparse a ese perjuicio, la Administración de Estados Unidos lleva varios días, desde que supo la existencia de esta fuga de documentos, realizando intensas gestiones ante el Congreso norteamericano y los Gobiernos de gran parte de las naciones ante los que tiene representación diplomática para informarles sobre el previsible contenido de las filtraciones y sus posibles consecuencias. El Departamento de Estado envió a principio de esta semana un informe a los principales comités de la Cámara de Representantes y del Senado previniéndoles sobre la situación.

La propia secretaria de Estado, Hillary Clinton, ha telefoneado en las últimas horas a los Gobiernos de los países más importante afectados por esta fuga de información, entre otros los de China, Alemania, Francia y Arabia Saudí, para alertarles de lo sucedido y ofrecer algunas justificaciones

En Reino Unido, Israel, Italia, Australia y Canadá, entre otros socios de Estados Unidos, portavoces de sus respectivos ministerios de Relaciones Exteriores confirmaron que habían recibido información de parte de los embajadores norteamericanos, aunque no revelaron detalles sobre los datos precisos que habían sido puestos en su conocimiento. No ha habido, sin embargo, comunicación directa entre la Embajada en Madrid y el Gobierno español acerca de este asunto.

El portavoz del Departamento de Estado, P. J. Crowley, ha reconocido que no conoce con exactitud las informaciones que aparecerán en los papeles filtrados, aunque ha adelantado que "estas revelaciones son dañinas para los intereses de Estados Unidos". "Van a crear tensiones entre nuestros diplomáticos y nuestros amigos alrededor del mundo", declaró este fin de semana.

El Departamento de Estado, que ha negociado con uno de los periódicos que hoy publican los cables algunos contenidos particularmente lesivos para sus intereses o peligrosos para ciertas personas, está especialmente preocupado por el daño que esto puede causar en la guerra contra Al Qaeda en algunas regiones en la que la libran de forma encubierta, como Yemen o Pakistán, así como los efectos que puede tener para las difíciles relaciones con otras potencias, como Rusia y China.

Los dos últimos años

Los documentos -251.287 mensajes que cubren un periodo hasta febrero de 2010 y, en su mayor parte, afectan a los dos últimos años- fueron facilitados por WikiLeaks hace varias semanas, además de a EL PAÍS, a los diarios The Guardian, de Reino Unido; The New York Times, de Estados Unidos; Le Monde, de Francia, y al semanario Der Spiegel, de Alemania. Estos medios han trabajado por separado en la valoración y selección del material, y pondrán a disposición de sus lectores aquellas historias que cada uno considere de mayor interés; en algunos casos serán coincidentes, en otros no.

Ese proceso se ha llevado a cabo bajo una exigente condición de no poner en peligro en ningún momento fuentes protegidas de antemano o personas cuya vida podría verse amenazada al desvelarse su identidad. Al mismo tiempo, todos los medios han hecho un esfuerzo supremo por evitar la revelación de episodios que pudieran suponer un riesgo para la seguridad de cualquier país, particularmente de Estados Unidos, el más expuesto por estas revelaciones. Por esa razón, algunos de los documentos que serán puestos a disposición de nuestros lectores a partir de hoy aparecerán parcialmente mutilados.

EL PAÍS no ha estado en el origen de la filtración y, por tanto, desconoce los criterios con los que se ha llevado a cabo la selección del paquete que finalmente ha llegado a manos del diario. Resulta evidente que los papeles analizados no son todos los emitidos en el mundo por el Departamento de Estado en el periodo de tiempo comprendido, pero ignoramos si esos son todos a los que ha tenido acceso WikiLeaks.

Pese a eso, el lector comprobará el valor que en sí mismo encierra el conjunto de documentos facilitados, al margen de que puedan existir otros muchos que aún se desconocen. Se trata de un material que aporta novedades relevantes sobre el manejo de asuntos de gran repercusión mundial, como el programa nuclear de Irán, las tensiones en Oriente Próximo, las guerras de Irak y Afganistán y otros conflictos en Asia y África.

Terrorismo y radicalismo islámico

También se recogen los movimientos entre Estados Unidos y sus aliados para hacer frente al terrorismo y al radicalismo islámico, así como detalles reveladores sobre episodios de tanta trascendencia como el boicot de China a la empresa Google o los negocios conjuntos de Putin y Berlusconi en el sector del petróleo. De especial interés son las pruebas que se aportan sobre el alcance de la corrupción a escala planetaria y las permanentes presiones que se ejercen sobre los diferentes Gobiernos, desde Brasil a Turquía, para favorecer los intereses comerciales o militares de Estados Unidos.

Entre los primeros documentos que hoy se hacen públicos, se descubre el pánico que los planes armamentísticos de Irán, incluido su programa nuclear, despiertan entre los países árabes, hasta el punto de que alguno de sus gobernantes llega a sugerir que es preferible una guerra convencional hoy que un Irán nuclear mañana. Se aprecia la enorme preocupación con la que Estados Unidos observa la evolución de los acontecimientos en Turquía y la estrecha vigilancia a la que se mantiene al primer ministro, Erdogan.

Y, sobre todo, esta primera entrega revela las instrucciones que el Departamento de Estado ha cursado a sus diplomáticos en Naciones Unidas y en algunos países para desarrollar una verdadera labor de espionaje sobre el secretario general de la ONU, sus principales oficinas y sus más delicadas misiones.

Los lectores descubrirán al acceder a las sucesivas crónicas detalles insospechados sobre la personalidad de algunos destacados dirigentes y comprobarán el papel que desempeñan las más íntimas facetas humanas en las relaciones políticas. Eso resulta particularmente evidente en América Latina, donde se dan a conocer juicios de diplomáticos norteamericanos y de muchos de sus interlocutores sobre el carácter, las aficiones y los pecados de las figuras más controvertidas.

Mañana EL PAÍS ofrecerá detalles, por ejemplo, sobre las sospechas que la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, despierta en Washington, hasta el punto de que la Secretaría de Estado llega a solicitar información sobre su estado de salud mental. El mismo día se darán a conocer algunas de las gestiones que la diplomacia norteamericana ha realizado para repatriar a los presos de Guantánamo, así como la intensa actividad en Asia para frenar el peligro que representa Corea del Norte.

Cables controvertidos

Entre los cables con los que ha trabajado este periódico se encuentran informes extraordinariamente controvertidos, como los mensajes del embajador norteamericano en Trípoli en los que cuenta que el líder libio, Muamar el Gadafi, usa botox y es un verdadero hipocondríaco que hace filmar todos sus exámenes médicos para analizarlos posteriormente con sus doctores, y relatos con meticulosas descripciones del paisaje local, como el que hace un diplomático estadounidense invitado a una boda en Daguestán que sirve para ilustrar el grado de corrupción en la zona.

Hay cables de gran valor histórico, como el que revela la apuesta de la diplomacia norteamericana por el derrocamiento del general panameño Manuel Antonio Noriega o el que detalla ciertos movimientos de Estados Unidos durante el golpe de Estado que destituyó a Manuel Zelaya en Honduras, y cables de enorme interés sobre acontecimientos actuales, como el que precisa la presión ejercida sobre el presidente de Afganistán, Hamid Karzai, para que contenga los abusos de sus allegados y facilite la gobernabilidad del país.

En lo que respecta a España, estos documentos registran el enorme acceso de la Embajada de Estados Unidos a personalidades destacadas del ámbito político y judicial, y su influencia en algunos acontecimientos que han marcado la actualidad de los últimos años. También se descubre el punto de vista que funcionarios estadounidenses tienen de la clase política española, así como el que algunos políticos expresan sobre sus compañeros y adversarios.

En determinados casos, estas revelaciones tienen el estrictamente el valor que tiene la opinión de una persona de posición influyente. En otros casos, se trata de relatos que aportan pistas sobre acontecimientos importantes pero que son narrados por una sola fuente: el servicio diplomático de Estados Unidos. EL PAÍS no ha podido corroborar todos esos relatos y ha prescindido de algunos que ha considerado de dudosa credibilidad. Pero sí ha certificado otros y ha operado de forma responsable con el país objeto de la filtración con la intención de causar el menor daño posible. Entre otras precauciones, se ha decidido aceptar los compromisos a los que The New York Times llegue con el Departamento de Estado para evitar la difusión de determinados documentos.

No todos los papeles obtenidos por Wikileaks han sido utilizados para la elaboración de nuestras informaciones, y solo una parte de ellos serán expuestos públicamente, independientemente de lo que la propia WikiLeaks o los demás medios que han recibido el material decidan hacer. Se han seleccionado tan solo aquellos que consideramos imprescindibles para respaldar la información ofrecida.

Las informaciones han sido preparadas y escritas únicamente por redactores de nuestro periódico atendiendo a nuestras particulares exigencias de rigor y calidad. A lo largo de varios días se irán ofreciendo las crónicas que recogen la sustancia de esos documentos, añadiéndoles el contexto y la valoración requeridos, así como sus posibles reacciones y consecuencias.

Algunas de esas reacciones estarán, seguramente, dirigidas a examinar las causas por las que puede haberse producido una fuga de semejante magnitud. El origen de este problema puede remontarse a los días posteriores al ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001, cuando se detectaron unos fallos de coordinación entre los servicios de inteligencia que recomendaron la necesidad de un modelo de comunicación que permitiera a los diferentes responsables de la seguridad compartir datos extraídos por el Departamento de Estado.

Un sistema de Internet del Ejército

Se extendió, por tanto, a partir de esa fecha el uso de un sistema de Internet del Ejército norteamericano denominado SIPRNET, un acrónimo de Secret Internet Protocol Router Network. Todos los cables que se incluyen en esta filtración fueron enviados por ese medio, como se comprueba por la etiqueta que cada uno de ellos lleva en su cabecera, la palabra SIPDIS, que son las siglas para Secret Internet Protocol Distribution.

Al menos 180 embajadas norteamericanas alrededor del mundo utilizan actualmente ese sistema de comunicación, según informes elaborados por el Congreso norteamericano. Aunque se exigen fuertes medidas de seguridad para el uso de ese sistema, como la de mantenerlo abierto únicamente cuando el usuario está frente a la pantalla, la exigencia de cambiar la clave cada cinco meses o la prohibición de utilizar cualquier clase de CD u otro método de copia de contenidos, el número de personas que ahora acceden a la información ha crecido considerablemente.

A ese crecimiento ha ayudado también la necesidad de ampliar el número de personas trabajando en cuestiones de seguridad y, como consecuencia, la del número de personas a la que se da acceso a documentos clasificados. El Departamento de Estado clasifica sus informes en una escala que va del Top Secret al Confidential. En los documentos facilitados a EL PAÍS no hay ninguno clasificado como Top Secret, aunque sí más de 15.000 situados en la escala inferior, Secret.

Según se puede deducir de datos elaborados por la Oficina de Control del Gobierno, perteneciente al Congreso norteamericano, y otros expuestos recientemente por medios de comunicación de ese país, más de tres millones de estadounidenses están autorizados al acceso a ese material Secret. Eso incluye decenas de miles de empleados del Departamento de Estado, funcionarios de la CIA, del FBI, de la DEA, de los servicios de inteligencia de las fuerzas armadas y de otros departamentos implicados en la búsqueda de información. En Estados Unidos funcionan 16 agencias con responsabilidades de espionaje.

Será muy costoso, por tanto, para ese país reparar el daño causado por esta filtración, y llevará años poner en pie un nuevo sistema de comunicación con plenas garantías. Lo más importante, sin embargo, es el valor informativo que esos documentos tienen actualmente. Estamos ante una serie de relatos, sin precedentes en el periodismo español, que servirán para una mejor comprensión de algunos conflictos y de personalidades que afectan determinantemente a nuestra vida y que pueden abrir a nuestros lectores a una nueva interpretación de la realidad que les rodea.
 

·
Centinela
Joined
·
28,364 Posts
Estos papeles van a dar más que hablar que la primera filtración que hubo. Y lo curioso es que a nivel de secretos de Estado, la primera filtración parecía más sensible. Sin embargo, ésta habla de análisis sociales de los líderes mundiales, o lo que es lo mismo, cotillea sobre ellos. Y por eso es mil veces más jugosa para el mundo mundial que la anterior entrega, porque aquella se ceñía más a temas militares.

Somos asín :D

Y me huele que somos tan importantes que ni siquiera hay análisis sobre Zapatero, Rajoy o el Rey...
 

·
La vita è bella
Joined
·
2,945 Posts
Discussion Starter · #5 ·
Los documentos -251.287 mensajes que cubren un periodo hasta febrero de 2010 y, en su mayor parte, afectan a los dos últimos años- fueron facilitados por WikiLeaks hace varias semanas, además de a EL PAÍS, a los diarios The Guardian, de Reino Unido; The New York Times, de Estados Unidos; Le Monde, de Francia, y al semanario Der Spiegel, de Alemania.

Estos medios han trabajado por separado en la valoración y selección del material, y pondrán a disposición de sus lectores aquellas historias que cada uno considere de mayor interés; en algunos casos serán coincidentes, en otros no.
Siempre se podrá acudir al NYT, Le Monde, etc. si alguien no se fía de El País, pero vamos, que se va a acabar sabiendo todo. Y sí, es cotilleo, a veces no tanto, pero Hillary Clinton se va a tener que tragar unos cuantos marronazos de cuidado xDDD
Puede tener incluso consecuencias en las relaciones internacionales, aún es pronto para saberlo.
 

·
Centinela
Joined
·
28,364 Posts
elmundo.es se refiere a un artículo de opinión publicado en Der Spiegel para hablar del origen y la fiabilidad de la filtración. Lo que dice el propio periódico alemán, lejos de la autocomplacencia por tener en sus manos semejante notición, deja claro que no se puede confiar ciegamente en lo aportado por la desconocida fuente de wikileaks, porque hay al menos un par de detalles básicos no conocidos:

- el volumen de los documentos filtrados respecto al total existente, la importancia de estos respecto a los que no están, y las premisas para elegir los documentos a revelar por parte de la desconocida fuente que ha entregado durante años a wikileaks esta información.

- la falta de documentos de la calificación secreta más alta. De hecho, muchos de los publicados, aunque se gestionaban por un (supuesto) canal seguro, no tenían calificativo alguno de confidencialidad más allá del sistema por el que se movían, esa red privada llamada SIPRNet.

Todo el mundo tiene claro que ahí hay un informe que dice que Merkel es "poco creativa", "siempre evita el riesgo" y "ve la política internacional desde los beneficios que pueda acarrear a la política interna". Como dice elmundo.es en otra noticia, esos datos no van a hacer tambalearse a Alemania, precisamente :| pero como chismorreo son fantásticos. Tampoco parece que sirvan para variar la política USA hacia Alemania. Y lo que yo me pregunto es que se hizo con este informe (y los otros miles). Es decir, que influencia tiene sobre el comportamiento de la diplomacia estadounidense después (ni siquiera se puede asegurar que siempre fuera el propio embajador el informante, o alguien de menor rango). Por que podría ocurrir que en la mayoría de los casos estos análisis no sirvieran para nada. O sí, pero la incertidumbre sobre quien es la fuente que ha filtrado los datos no permite saberlo.

Mucha gente lo va a usar para atizar a EEUU sin valorar el peso de los propios documentos en la política norteamericana. Pero lo único que queda claro es que a todos, a todo ser humano, nos encanta opinar sobre los demás. Si eres un alto funcionario norteamericano en una embajada caliente, con más motivo, porque tienes mucho que analizar y contar... pero escribir sobre los comportamientos de Sarkozy es algo que haríamos cualquiera de nosotros en un puesto diplomático en Francia, más aún si tienes un canal o sistema donde contarlo y alguien que (supuestamente) va a analizar esos informes.

El sistema será secreto, pero en algo tan monstruoso como el aparato de inteligencia estadounidense, los números asustan. Esa red la usan 2,5 millones de funcionarios, es decir, 2,5 millones de personas guardando secretos :| y al rango más alto de confidencialidad, el top secret, podrían tener acceso del orden de 850.000 usuarios :crazy:

Un sistema de comunicación interno podría estar detrás de la filtración de Wikileaks

Un circuito interno de comunicación podría estar detrás de la filtración de más de 250.000 documentos del Departamento de Estado de Estados Unidos que revelan los telegramas confidenciales que durante años han intercambiado los embajadores estadounidenses y que contienen, tanto comentarios en los que se valoran los líderes mundiales, como información sensible sobre terrorismo y proliferación nuclear.

Uno de los diarios que ha tenido acceso a los papeles, el alemán Der Spiegel, ha apuntado a un sistema de comunicación utilizado por los departamentos de Defensa y de Estado del país como posible origen de la difusión de los datos.

Se trata de SIPRNet, (Secret Internet Protocol Router Network), al que tienen acceso unos 2,5 millones de funcionarios estadounidenses y cuyos procedimientos de acceso son modificados cada cinco meses, según informa la cabecera.

Los documentos calificados como 'Top Secret' no se transmiten por SIPRNet, aunque son accesibles para unos 850.000 estadounidenses, añade la publicación.

Sólo un 6% de los 251.287 documentos filtrados, es decir, 15.652, tienen la categoría de 'secretos', de los que 4.330 "no se han comunicado al extranjero". Alrededor de un 40% están clasificados como 'confidenciales', mientras que el resto no está sujeto a ningún tipo de restricción.

Con la excepción de uno de los papeles, que data de 1966, la mayor parte del resto de documentos fueron enviados entre 2004 y finales de febrero de 2010 fecha en la cual, por una razón desconocida, la fuente de Wikileaks dejó de transmitir.

El semanal alemán se muestra prudente sobre la filtración, dado que no conoce "ni las circunstancias en las que la fuente de Wikileaks ha podido copiar" los mensajes, ni si los documentos representan el total de la producción o bien se trata de "una selección de documentos seleccionados según criterios que ignoramos".

De la misma manera, la ausencia de papeles 'top secret' se puede explicar por el hecho de que el informador no tenía acceso a ellos o porque la propia fuente no ha querido desvelarlos y lograr así proteger su identidad.

Der Spiegel también explica que, si bien los despachos diplomáticos son comprensibles para todo el mundo, puesto que no han sido redactados de manera urgente, su exactitud es incierta. "Los autores no dudan en contar el menor 'chisme' o rumor", y los escriben como si los documentos no se fueran a publicar hasta dentro de un cuarto de siglo.
Fuente: http://www.elmundo.es/america/2010/11/29/estados_unidos/1290988410.html
 

·
La vita è bella
Joined
·
2,945 Posts
Discussion Starter · #8 ·
elmundo.es se refiere a un artículo de opinión publicado en Der Spiegel para hablar del origen y la fiabilidad de la filtración. Lo que dice el propio periódico alemán, lejos de la autocomplacencia por tener en sus manos semejante notición, deja claro que no se puede confiar ciegamente en lo aportado por la desconocida fuente de wikileaks, porque hay al menos un par de detalles básicos no conocidos:
Hombre yo creo que la autocomplacencia o el orgullo de haber sido de los pocos "elegidos" lo tienen el Spiegel, El País, y los otros 3 o los que sean. Eso no es incompatible con advertencias acerca de estas revelaciones, por ej. en El País se puede leer:

Todos esos contactos de primer nivel quedan recogidos en detallados informes enviados para su análisis a la maquinaria de Washington (el año cumbre es 2007, con 928 cables, un 80% más que la media anual) y que reproducen conversaciones que los interlocutores españoles no esperaban ver difundidas y cuyo contenido les deja en zonas éticamente fronterizas o comprometidas ante la opinión pública. Así ocurre en los cables sobre los casos judiciales que afectan a intereses estadounidenses. En otros episodios, de índole política y empresarial, se repite el esquema, con el consiguiente deterioro para el interlocutor, muchas veces situado en la cúspide del poder. En este punto no hay que olvidar el sesgo de los informes que, lejos de cualquier neutralidad, valoran los hechos siempre en función de los intereses de la Embajada, un observador que no es independiente ni aséptico, sino un gestor puro de las directrices del Departamento de Estado.
 

·
Centinela
Joined
·
28,364 Posts
^^ Sí, no pretendía decir que sólo Der Spiegel ha hecho un ejercicio de autocrítica con la información que tiene entre manos, sino referirme a que da la impresión de que el mundo periodístico está reaccionando a esta filtración de una forma curiosa, asumiendo que la información es más robarle los papeles al vecino del quinto que ponen verde al presidente de la escalera, que algo que pueda desencadenar la tercera guerra mundial.

Creo que puede existir cierta desilusión tras estas revelaciones en los círculos mundiales antiamericanos, porque aunque revelan un preocupante espionaje a cualquier nivel, o eso parece, tampoco es que esos diplomáticos metidos a espías hagan algo más que contar el día a día de cada uno de los líderes que controlaban.
 

·
Banned
Joined
·
482 Posts
No entiendo que la web de wikileaks dedicada a este asunto vaya soltando la información tan despacio. Ahora llevan menos del 0,1% de la información publicada.

Espero que lo aceleren substancialmente, a este ritmo podemos estar cinco años hasta verlo todo.
 

·
Centinela
Joined
·
28,364 Posts
^^ Vamos, que la propia wikileaks maneja los tiempos cual administración norteamericana, en su propio beneficio. Libre, pecado, piedra, etc... :|
 

·
Banned
Joined
·
482 Posts
No deja de tener su gracia hacer una busqueda en google de "spain" limitado a cablegate.wikileaks.org

muy majos los franceses diciendo en una reunion bilateral con los USA que "si no les vendemos nosotros un Mistral a los rusos, les venderán los holandeses o los españoles algo similar"

Aun debe escocer en los astilleros franceses el asunto Royal Australian Navy.
 

·
Centinela
Joined
·
28,364 Posts
^^ Lo dicho, la situación es similar a que todos los vecinos hayan pillado la carpeta confidential del presidente de la escalera. Por una parte todos miran a todos con desconfianza, y más aún al recopilador de informes, pero todos piensan que tienen una carpeta igual y que se la podían haber robado a ellos. Y que esto de opinar del vecino es tan viejo como la humanidad.

No obstante, sirve para darse cuenta de algunos porques de ciertas cosas ocurridas en ésta nuestra comunid..., perdón, en éste nuestro mundo :D

También demuestra que USA sigue sin conocer las idiosincrasias de los lugares que intenta controlar o al menos vigilar. Yo no veo que las formas de actuar de Cristina Kirchner necesitan un estudio de su salud mental. Simplemente es... argentina, y su verborrea y genio no dejan de ser algo muy argentino xD Que decir de los sesudos análisis de la izquierda española...
 

·
Registered
Joined
·
765 Posts
^^:lol: jajajaja

Yo pensé que el chequeo por su salud mental era por la muerte de su marido - que eso me parecería relativamente lógico.
 

·
Registered
Joined
·
25,151 Posts

·
Super Lopez
Joined
·
1,206 Posts
China no esta cómoda con XIN XAN XUN de C.N., pero eso no es novedad, se sabia ya. Solo hay que ver la reacción de los últimos ataques de C.N contr C del S.
 

·
Centinela
Joined
·
28,364 Posts
El soldado raso que dejó la diplomacia de EE UU al desnudo

"Hillary Clinton y varios miles de diplomáticos de todo el mundo van a tener un ataque al corazón cuando se despierten un día y encuentren un catálogo de documentos clasificados disponibles al público en formato de búsqueda online". De ese modo, el pasado mes de mayo, el soldado Bradley Manning, de 22 años, le confesaba a un completo desconocido, el reputado hacker norteamericano Adrian Lamo, que había robado todo un arsenal de información clasificada que había puesto en manos de Julian Assange y Wikileaks. Manning buscó a Lamo por su fama. Era un pirata informático que en 2002 se había infiltrado en la página de The New York Times y Yahoo, entre otras respetables empresas. Finalmente, se entregó al FBI y fue condenado a seis meses de arresto domiciliario y dos años de libertad condicional. Para Manning, un modelo a seguir.

El soldado Manning aspiraba a hacer algo semejante, algo por lo que se hablara de él. Anhelaba dejar de ser un soldado raso aislado en medio del desierto, en Irak, y ganar notoriedad internacional. El 21 de mayo contactó en un chat con Lamo, y le dijo: "Si tuvieras acceso sin precedentes a redes clasificadas durante 14 horas al día, siete días a la semana, durante más de ocho meses, ¿qué harías?". Al día siguiente le confesó lo que había hecho: descargarse cientos de miles de documentos de las redes secretas del Pentágono conocidas como SIPRNet y JWCIS, incluidos los cables de la diplomacia estadounidense. Alardeó de la información que había recabado de instituciones como "la Santa Sede y su posición sobre los escándalos sexuales del Vaticano". "Es imposible para un ser humano leer un cuarto de millón de documentos y no sentirse desbordado, tal vez desensibilizado", añadió.

Todas estas conversaciones provienen del ordenador de Adrian Lamo, que registró sus interacciones con Manning y posteriormente le delató, al considerar que era un inconsciente que estaba poniendo en riesgo la seguridad nacional de su país. Lamo defiende, y así se lo ha explicado a EL PAÍS, que Manning actuaba al dictado de Assange, y que es la fuente principal de todas las filtraciones recientes de EE UU: los informes de las guerras de Afganistán e Irak, publicados en verano, y los cables del Departamento de Estado, publicados el domingo pasado. Tenía entonces una prueba: un cable de la embajada norteamericana en Rejkiavik, en el que se relata una reunión con dirigentes islandeses y con un asesor del embajador británico. En el cable se decía: "Después de expresar pesimismo sobre el futuro de Islandia, los dos oficiales pidieron ayuda a EE UU". Fue publicado por Wikileaks el 18 de febrero.

Aquello fue un aperitivo, una prueba. En una conversación difundida por Lamo, correspondiente al día 22 de mayo, Manning le decía: "Tengo contacto con Assange, pero no sé nada más de lo que él me cuenta, que es muy poco". En aquel entonces, Manning sabía que a Assange le pisaba los talones el Departamento de Estado. "Trataban de saber cómo había conseguido el cable de la embajada islandesa", dijo el soldado. Entonces Washington no se imaginaba que un topo del Ejército había desviado no sólo uno, sino 250.000, tan reveladores o más que aquel.

Cuatro días después, Manning fue arrestado en Irak. Lamo había informado de sus conversaciones a la División de Inteligencia del Pentágono, temeroso de que las filtraciones pudieran afectar a la seguridad de las tropas en los frentes de guerra y pudieran ofrecer a grupos terroristas información crítica sobre EE UU. Nacido en 1987 en Oklahoma, de padre norteamericano y madre británica, el soldado Manning dividió su infancia entre ambos países, antes de alistarse en el Ejército a los 18 años. Recibió adiestramiento como analista militar de inteligencia en Arizona. Pronto recibió destino: la Segunda Brigada de la 10ª División de Montaña, en Fort Drum, Nueva York. De allí fue enviado al frente de guerra, en Irak.

En sus conversaciones con Lamo, se muestra frustrado, desengañado, resentido con el Ejército, su país, la religión. "He estado aislado demasiado tiempo", dice. "Tomo pastillas como un loco". "Siento que abusan de mí como de una mula de carga". "Quiero que la gente vea la verdad". "Ya no creo que haya gente buena y mala. Hay una serie de países que actúan siempre a favor de su propio interés". No da una razón específica para filtrar toda la información que tiene a su alcance. "Era información muy vulnerable. Y, bueno, se la mandé a Wikileaks. Dios sabe lo que sucederá a partir de ahora. Espero que haya una gran discusión mundial, debates, reformas. Si no es así, estamos condenados como especie".

A día de hoy, Manning se halla aislado en una celda en la base de los Marines en Quantico, Virginia, sometido a una evaluación mental y a la espera de juicio. El Ejército sólo ha presentado cargos por el robo de dos vídeos de guerra y la filtración de 50 cables del Departamento de Estado, aunque se espera que amplíe las acusaciones en las próximas semanas. Jeff Paterson, que ha creado una organización con la que paga sus gastos jurídicos y el desplazamiento de su familia para las visitas en la cárcel, se ha intercambiado mensajes con él. "Le animan las muestras de solidaridad que recibimos, los mensajes que nos mandan personas de todo el mundo, que consideran que lo que ha hecho es trabajar por la transparencia", asegura en conversación telefónica desde Oakland, en California.

Paterson estima, después de hablar con diversos abogados, que la pena máxima que pende sobre Manning es la cadena perpetua y que el juicio tendrá lugar en la primavera del año que viene. A él, como a los activistas que están ayudando a Manning, no le queda ninguna duda de que el Gobierno cree que el soldado es la única fuente de las filtraciones de informes de las guerras y del Departamento de Estado. "Bradley no está colaborando con los fiscales del Ejército. El Gobierno deberá demostrar con todas las pruebas a su alcance que Bradley es culpable. A él le queda una dura batalla por librar, nadie ha dicho que vaya a ser fácil", dice. "Pero el trabajo del Pentágono es demostrar que tiene razón"
Fuente: http://www.elpais.com/articulo/inte.../UU/desnudo/elpepuint/20101202elpepuint_6/Tes
 

·
Registered
Joined
·
765 Posts
^^ Yo en parte estoy de acuerdo, porque como puede una persona o personas sacar tanta información sin quedar registrado que ha accedido a ellas?

Si no, EEUU es un país de ineptos la verdad - y me parece vergonzoso que un ciudadano se preste a sacar secretos o documentos que perjudican a su propio país.

En Israel ocurre a vecesz que la gente al hacer el servicio militar se queda con algún documento - casi por descuido -, que no debería tener. Pero tantos?
Peor en fín, yo no digo nada que ya hay voces diciendo que han sido los Israelíes y de ahí a la conspiración judeo-masónico-sionista hay un paso :lol:

PS: Me pregunto como afectarán comentarios tales como que Erdogan es un corrupto que se enriquecep or su posición, por ejemplo. O como al hacerse público los deseos de los paises del Golfo en cuanto a atacar Irán esto puede hacer a la población iraní mas proclive a aceptar una guerra en la cual se tiren pepinos a estos país en caso de ser atacados por EEUU....
A veces pienso que estas cosas no son mas que unap ieza mas de un plan mayor.
 
1 - 20 of 169 Posts
Top